Miércoles, 20 de enero de 2021    
Está usted en: Gastronomía > Copas

Las tardes son para la tónica 

Mientras tratamos de adaptarnos a las nuevas restricciones horarias impuestas a la restauración madrileña, Schweppes, se mantiene firme en su cruzada a favor de la hostelería y en la apuesta por aquellos formatos que responden al adelanto de los tiempos de disfrute. 
Actualizado 24 octubre 2020
Redacción Ocio
No en vano, la marca de tónicas y mixers líder en nuestro país lleva años vaticinando la tendencia del consumo de día, que si bien algunos asumen a regañadientes por el contexto actual, se alinea con los hábitos europeos y tiene más sentido si lo que se busca es una copa más adulta, relajada y consciente. Su última iniciativa responde al nombre de Tardes Schweppes, un concepto que aúna cócteles de autor, música en directo y luz de día en Perrachica  uno de los locales del sello hostelero Larrumba. Desde sus inicios y como los demás restaurantes pertenecientes al grupo, Perrachica ha destacado por ofrecer diversas experiencias adaptadas a las distintas franjas horarias —desde las más clásicas, enmarcadas en los servicios propios de un restaurante tradicional, hasta las más innovadoras en concepto all in one de ocio— y siempre en línea con el servicio continuo, de la mañana a la noche. 

Vinos, cervezas y refrescos tienen nuevos competidores en barra al caer la tarde: los cócteles y las copas tempranas, que tratan de ganar horas al día a base de recetas clásicas, sencillas y suaves, pensadas para beber despacio. En este sentido, la experiencia se completa con una propuesta de mixología diseñada por Carlos Moreno, Head Bartender de Grupo Larrumba, quien propone una exclusiva carta de cócteles disponible solo mientras dure la acción. La integran seis combinados elaborados con la gama premium de Schweppes, entre los que se incluyen Moscow Mule —el combinado de moda, que encuentra su mejor aliado en el Ginger Beer & Chile de la marca por sus notas picantes y su llamativo retrogusto de jengibre— y su versión más exótica, Mule Oriental, también elaborada con el mixer y con ginebra, jalea de yuzu y zumo de lima. Con la referencia más emblemática de la firma, Schweppes & Toque de Lima, se ofrecen un gin tonic clásico, popular y sin florituras, y Appletonic, un giro de la receta a favor de la manzana que incorpora también vodka y jengibre. Para aquellos que optan por sabores más dulces y afrutados, la carta se completa con Burbujas de Pasión —a base de ginebra, fruta de la pasión, zumo de lima y Schweppes & Hibiscus, una tónica suave, fresca y frutal inspirada en las flores salvajes de Hawái y en su exuberancia— y Recuerdos del Pasado, con ginebra, mango picante, zumo de lima y Schweppes & Pimienta Rosa, un mixer seco y especiado, ya un clásico del portfolio por su versatilidad y su sabor intenso y sutil al tiempo.
 
Por último, la acción se completará con las actuaciones en vivo de Blackjacks, un proyecto artístico que nace de la agrupación de cuarenta grandes músicos, procedentes de diversas partes del mundo pero asentados en Madrid desde 2014, que abarcan multitud de géneros en clave de elegancia: jazz, swing, tango, bossanova y hasta electrónica. Schweppes continúa así la estela de música en directo que inició el año pasado con sus Yellow Plans, iniciativa creada junto con la plataforma Wegow por la que se han ofrecido ciclos de conciertos exclusivos en localizaciones muy especiales de la capital, y que se adaptó al streaming durante los meses de confinamiento. Son nuevos tiempos para el ocio y así es como la firma se adapta a ellos, tratando de satisfacer las tendencias y al consumidor pero sin perder de vista en ningún momento a la hostelería, sector que le da su razón de ser.

Perrachica 
Eloy Gonzalo, 10