Jueves, 25 de febrero de 2021    
Está usted en: Seguros > Seguros

Las aseguradoras tendrán cinco años para dotar los 1.726 M€ de déficit

Las compañías aseguradoras dispondrán de cinco años para acopiar la provisión neta extra de 1.726 millones de euros que será necesaria para actualizar las tablas que se usan para estimar la esperanza de vida y diseñar, conforme a ella, las pólizas de sus clientes en los ramos de vida y decesos.
Actualizado 1 diciembre 2020
Redacción y Agencias
Dicho déficit es el impacto neto del efecto fiscal estimado por la dirección General de Seguros y Fondos de Pensiones, tras realizar un análisis en el sector coincidiendo con la futura regulación que se prevé que esté lista para finales de año, según detallaron fuentes al corriente de los desarrollos. Se trata de las conocidas en el argot financiero como las llamadas tablas biométricas y que se usan en el sector asegurador para calcular las primas en las pólizas de vida y fallecimiento, de acuerdo a la esperanza de vida real. Tienen en cuenta las probabilidades de mortandad para un colectivo de personas en función de parámetros como la edad o sexo, y las últimas datan de hace más de dos décadas, sin que hubiesen sufrido actualización.

Para evitar desfases así el nuevo sistema incluirá una especie de "mecanismo de monitorización de la longevidad", que ayudará a su actualización progresiva conforme a la supervivencia real de la población. La normativa fija unos estándares de cálculo y medición, con los criterios para el diseño de las tablas a partir de la propia experiencia de las compañías con dichos productos.

La longevidad incide en el diseño y fijación de los precios tanto en los productos de decesos y en los de ahorro a largo plazo, como son los destinados a la jubilación y que miden las probabilidades de superviviencia para colectivos definidos en razón de edad y sexo, entre otros factores.

La revisión de las tablas biométricas se hizo más urgente al cambiar además el marco regulatorio de capital para las compañías, lo que invitaba a tener en cuenta los parámetros cuantitativos, de gobierno y transparencia establecidos en el marco de Solvencia II.
La cifra de 1.726 millones de provisiones técnicas netas del efecto fiscal estimadas supone en torno al 5,5% del patrimonio propio contable y del 21% de los beneficios distribuidos por el sector asegurador en el último trienio, según recoge la memoria de análisis de impacto que acompaña a las circulares que las regularán. La actualización de las tablas se lanzó a finales de 2018 con una consulta pública ad hoc con las principales instituciones del sector, el ámbito académico y las principales reaseguradoras activas en reaseguro de vida. A lo largo del 2019, la autoridad de seguros mantuvo distintas reuniones técnicas y elaboró el estudio de impacto con una cobertura aproximada del 95% del sector asegurador, que prevé completar con la ley este mismo año.