Miércoles, 3 de marzo de 2021    
Está usted en: Secciones > Economía
EL COSTE DE LA ENERGI EN LA PICOTA

Podemos exige al PSOE reformar ya el mercado eléctrico 

La subida de la factura de la luz ha abierto una nueva grieta en el Gobierno de coalición. En las filas moradas llevan días mostrando su malestar y, tras las declaraciones de la portavoz del Ejecutivo, elevan la presión sobre su socio exigiendo que se impulse ya la reforma del mercado eléctrico en la línea de lo pactado entre ambos partidos antes de la investidura.
Actualizado 13 enero 2021
Redacción y Agencias

 El precio del gas natural se dobla en España 

 Ribera y Abalos descartan una intervención del mercado eléctrico

 La CNMC estudia si debe actuar ante la subida

 Nucleares: al 100% de potencia durante la ola de frío

Fuentes de Unidas Podemos insisten en que no se puede "seguir manteniendo este sistema por más tiempo" reiterando que "es necesario reformarlo, tal y como contempla el acuerdo de coalición".
En el lado morado del Ejecutivo consideran que el Gobierno "debe abordar ya medidas que terminen con la sobrerretribución que hoy reciben en el mercado mayorista las centrales nucleares e hidroeléctricas". Se trata de los denominados "beneficios caídos del cielo" que, se plantea eliminar en el texto del acuerdo, y que los de Iglesias creen que se deben destinar a reducir directamente el coste del suministro eléctrico. En el partido achacan el reciente aumento de la factura eléctrica al "defectuoso funcionamiento del sistema de 'subastas marginalistas' creado por el gobierno de Aznar", asegurando que los precios finales de la electricidad "poco tienen que ver en ocasiones con los costes de su generación".
Montero se escuda en Europa

Pero en el PSOE rechazan la presión de su socio. En el lado socialista del Gobierno aseguran que ha habido un "esfuerzo importante "y que "siguen trabajando para mejorar el funcionamiento del mercado y la protección del consumidor" dentro del marco regulatorio europeo, cumpliendo su "compromiso social y ambiental" y "el máximo respeto a la legalidad europea", 

El mensaje que transmiten desde el ejecutivo es que la subida del precio de la luz es "puntual" y que a final de año, el consumidor notará en la factura una rebaja importante gracias a las reformas en las que trabaja el Gobierno. Es mas, para el Gobierno la subida del precio de la luz es "puntual" y, a final de año, el consumidor notará en la factura una rebaja importante gracias a las reformas en las que trabaja el Gobierno. Ese fue el mensaje que lanzó este martes la portavoz, Montero, en medio de la presión de Unidas Podemos para que se cumpla el "acuerdo para eliminar los beneficios caídos del cielo", que es lo que reclamó en las redes sociales Pablo Echenique.

En medio de este debate, el sector socialista de la coalición se esfuerza en destacar que ya han se han producido "cambios regulatorios muy importantes, muchos de ellos incluidos en el acuerdo de coalición, que inciden positivamente en el consumidor y en la confianza de los inversores", aseguran esas fuentes, que citan la eliminación del impuesto al sol, las subastas de renovables, la promoción del autoconsumo y el autoconsumo compartido, la eficiencia energética, la protección del consumidor y la promoción del ahorro en la parte fija de la tarifa y la creación del fondo de sostenibilidad del sistema eléctrico. Según la portavoz Montero, en los dos últimos años, los gobiernos de Sánchez han facilitado un abaratamiento del 40% en la factura de la luz.

Mientras la factura sigue subiendo
Dia a día la factura de la luz no deja de incrementarse. Ayer subía  un 2% con respecto a los precios de lunes, alcanzando los  84,25 euros el coste del megavatio por hora.  Hoy esa cifra  ronda ya los 90 €. En lo que llevamos del mes de enero, el precio de la luz ha crecido más de un 30% con respecto a los costes de hace un año. Una subida con diversos antecedentes y marcados, especialmente, por la liberalización del sector en el año 1996 y la introducción de lo que se conoce como el "déficit de la tarifa" en el año 2000. Desde ese momento, el precio de la luz no ha hecho más que crecer hasta alcanzar en enero precios históricos.

Uno de los primeros cambios fue en el año 1986, momento en el que el Gobierno del entonces presidente Felipe González aprobó introducir el IVA sobre la factura eléctrica. Durante los diez años siguientes a esta decisión, el preció de fijó de forma anual en el Boletín Oficial del Estado (BOE). Por aquel entonces, el Gobierno pagaba a las empresas privadas la producción, el transporte y la distribución con la única excepción de la empresa pública Endesa.
No fue hasta el año 1996 cuando se produjo una liberalización masiva del sector con el expresidente José María Aznar. Los próximos ocho años hubo una caída de los precios de la electricidad hasta alcanzar un 11% menos en el año 2004 gracias a esta liberalización del sector eléctrico.

Sin embargo, en el año 2000 se implantó lo que conocemos como "déficit de la tarifa", lo cual es la diferencia entre los ingresos que percibían las empresas eléctricas españolas por los pagos de sus usuarios y los costes que la normativa reconocía por suministrar la electricidad. En otras palabras, la diferencia entre lo que reciben las empresas y lo que gastan en generar esa electricidad. Una nueva medida que supondría el alza de la luz en los próximos años.
Durante las dos legislaturas de Rodríguez Zapatero el precio de la luz se disparó casi un 80% por el déficit de la tarifa. El siguiente gran cambio llegó con Mariano Rajoy, cuando en el año 2013 sacó adelante una nueva reforma con el único objetivo de tapar el agujero que existía en el mercado eléctrico, que por aquel entonces estaba creciendo a un ritmo de 4.500 millones de euros anuales. Hubo nuevas subidas, se eliminaron las primas a las energías renovables y hubo cambios en la forma de calcular las tarifas de luz.
De hecho, con Pedro Sánchez al frente del Ejecutivo, el martes la subida fue de  un 2,18% y el miércoles sube un 6,7% hasta rozar los 90 euros de media por día por MWh (89,94 euros), según los datos del Operador del Mercado Ibérico de la Electricidad (OMIE) con un precio máximo de 112,84 euros y el mínimo en 61,35 euros. El pasado viernes se alcanzaron los 95 euros que supusieron la segunda mayor cifra histórica, solo después de los 114,02 euros en el pico máximo que costó ayer la electricidad para los españoles.