Miércoles, 21 de abril de 2021    
Está usted en: Secciones > Economía
LAS CIFRAS SON LAS UE SON

La compraventa de viviendas cambia de tendencia

La compraventa de viviendas creció un 1,9% en noviembre, en relación al mismo periodo de 2019, hasta sumar 39.653 operaciones, su mayor cifra desde el pasado mes de febrero. Además, frente a octubre se incrementó un 5,4%, su mayor repunte en un mes de noviembre desde 2017, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.
Actualizado 20 enero 2021
Redacción

 TURISMO: no se recuperara hasta 2023  

 Hostelería: otros 100.000 locales cerraran este año

 Hostelería termina 2020 como el sector que peor paga

 2021: los gastos de los hogares se  incrementan en unos 1.600M€

Con el avance interanual de noviembre, que contrasta con la caída del 13% experimentada en octubre, la compraventa de viviendas rompe con una racha de ocho meses consecutivos de tasas interanuales negativas. No obstante, según la 'Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad', las compraventas de viviendas acumulan todavía, sin embargo, un retroceso del 19,3% en lo que va de año, con caídas del 20,8% para las operaciones sobre viviendas usadas y del 13% para las viviendas nuevas.
Este repunte fue consecuencia del aumento de las operaciones sobre viviendas usadas en un 2,2%, hasta 31.906 transacciones, y del incremento, en un 0,6%, de las operaciones sobre viviendas nuevas, hasta las 7.747 operaciones. El 91,7% de las viviendas transmitidas por compraventa en el penúltimo mes del año pasado fueron viviendas libres y el 8,3%, protegidas. La compraventa de viviendas libres subió un 2,4% interanual en noviembre, hasta las 36.346 operaciones, mientras que la de protegidas descendió un 3%, sumando en total 3.307 operaciones.

Hoy también se ha conocido el dato del Consejo General del Notariado. Según los notarios, las operaciones de compraventa subieron un 4,9% en el tercer trimestre de 2020 en tasa interanual, rompiendo con la tendencia de "acusados" descensos de los dos trimestres previos, tras realizarse 194.630 compraventas en el primer semestre de 2020, lejos de las 290.136 de la primera mitad de 2019. Asimismo, el tercer trimestre de 2020 registró un aumento del 6,6% interanual de los préstamos destinados a la adquisición de vivienda a nivel nacional.

Desde el portal inmobiliario pisos.com, su director de Estudios,  Font, destaca que “el sector vuelve a la senda del crecimiento y el número de operaciones registradas crece interanualmente por primera vez desde el inicio de la pandemia”. “Las casi 40.000 transacciones cerradas significan la mejor cifra mensual desde el pasado febrero y permiten crecer no sólo respecto a octubre sino también respecto al 2019. La actividad acumulada de todo el 2020 también recibe el impacto positivo de estos datos siguiendo con la tendencia a la recuperación, y por primera vez es inferior al -20%”, subraya el experto.

En Nestlé contexto Font señala que “La vivienda usada, que recupera las 30.000 operaciones mensuales previa a la crisis, vuelve crecer después de ocho meses de caídas y sigue liderando esta estadística. Por otro lado, la obra nueva continúa con su lenta recuperación y también vuelve a situarse en la senda del crecimiento con un moderado aumento del 0,6%. Territorialmente, Andalucía, Catalunya y la Comunitat Valenciana lideran la estadística. De estos principales mercados hay que destacar que tanto Catalunya como Madrid vuelven a crecer después de 10 y 12 meses de descensos, respectivamente. Ya son 11 las comunidades que crecen interanualmente, aunque como vino siendo habitual durante el 2020, el comportamiento sigue es muy irregular. Mientras siguen registrándose caídas de más del 15% en Baleares, en Asturias o Castilla- La Mancha el crecimiento es superior al 30%”.

Asi que el balance empieza a ser optimista: “Con estos datos se vuelve a la tendencia de lenta vuelta a la normalidad que se inició el pasado mes de mayo, cuando se registraron las peores cifras, y el sector va asumiendo el impacto irregular de la pandemia. Las próximas cifras seguirán condicionadas por la realidad de cada territorio y sobre todo del impacto de la COVID-19 en la economía en general y de la situación económica de la demanda de vivienda. El papel de las administraciones públicas en generar estabilidad es una de las claves para analizar las cifras de cierre del 2020 y una recuperación más consolidada”.