Miércoles, 21 de abril de 2021    
Está usted en: Secciones > Opinión

EE UU: vuelve a la normalidad

Lo mas llamativo de la toma de posesión del 46ª presidente de los Estados Unidos es la normalidad y la tranquilidad con la que ha trascurrido la ceremonia de toma de posesión, en la que, además, se ha agradecido la ausencia del presidente saliente, y ya por tanto ex presidente.
Actualizado 20 enero 2021
Alfonso Vidal
En efecto, no se sabe quien le ha recomendado o si ha sido una decisión personal, pero  tras los últimos acontecimientos y dada la peculiar personalidad del ex,  quizá lo mejor haya sido, precisamente, su ausencia. ¿Se imagina alguien cual habría sido su postura, su actuación, sus gestos?
Con toda seguridad, su afán de protagonismo hubiese terminado con la paz con la que ha trascurrido el evento, por otra parte absolutamente medido y cuidado para cumplir con las normas que la pandemia aconseja.

En otro orden de cosas, el discurso del nuevo presidente ha contenido todos los elementos que una tradicional toma de posesión requiere. No ha habido, pro otra parte, ninguna frase titular, porque Biden, como viejo político cambia los mensajes con tomas de decisiones – y para ello ha firmado unos cuantos decretos que modifican las actuaciones  de su predecesor - que es lo que mejor entenderán sus votantes. 
Eso si ha insistido con contundencia y claridad a la necesidad de recuperar la unidad, y la unidad de todos, con unos “estados Unidos” de verdad marchando al unísono para recuperar el liderazgo del país. 

Ahora solo queda esperar y ver si las esperanzas  levantadas de pacificación y unidad se cumplen. Estados Unidos saldrá ganando y el resto de los países lo agradeceremos.