Sábado, 8 de agosto de 2020    
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
La Casona de Pizarro

Reabren Los Bravos bajo el nombre de La Casona de Pizarro

La Casona de Pizarro coge el testigo del antiguo Los Bravos, un restaurante que sirvió durante años al público de la Sierra occidental de Madrid, y lo hace con la ilusión de brindar al espacio una segunda juventud. Un espectacular edificio declarado Edificio Protegido que fue sede de una fábrica de harina y que se ha reformado parcialmente para presentarse con una oferta culinaria, bajo el sello de un nuevo asesor gastronómico Pepe Rodríguez Rey
Actualizado 29 abril 2011
Redacción Ocio

 Acompañado de su jefe de cocina Dani Pérez, el chef de El Bohío propone para el lugar una cocina de mercado donde el producto sea el gran protagonista, “una cocina que entra por los ojos y dónde siempre vas a saber qué estás pidiendo”.
Este local, servirá como restaurante abierto al público , pero  gracias a sus dimensiones, también será utilizado para eventos privados, para los que el Grupo Fuentepizarro es un referente. Lo hará con una estética rústica en piedra y madera, con alfombras de la Real Fábrica de Tapices y seis espacios renovados, entre los que se encuentran  el Salón Pizarro, la Sala Taurina, con elementos propios de la Fiesta Nacional en una localidad -Valdemorillo- sede la segunda feria de toros de España, o el Salón de los Espejos, sito en el que fuera almacén principal de la fábrica y que ahora viste con lámparas de araña de Guadarte y espejos barrocos. Llama la atención al acceder al restaurante su gran fachada; su espectacular terraza cubierta –ideal para disfrutar de las noches cálidas de verano entre pinos y madera-, y su “lounge” con barra en la recepción, al estilo de los grandes hoteles. Allí, una menina, obra de Manolo Valdés nos recibe con elegancia; un retrato de Felipe III, del pintor renacentista Juan Pantoja de la Cruz, nos recuerda la proximidad de El Escorial, y un camarero atento siempre nos saludará, invitándonos a degustar un buen vino mientras esperamos mesa.

Cocina española y “bohíense”
Ya sentados, la propuesta de un chef consagrado sorprende y agrada. Presenta una carta de temporada, donde encontramos cocina tradicional bien ejecutada, bien presentada pero sin alardes, “para que todo el mundo se sienta a gusto”. No es una reproducción de El Bohío, ni lo pretende. Sí que recuerda al restaurante de Illescas en la búsqueda del producto, el punto de cocción y la técnica de elaboración, simplificándose en platos entendibles “que parten de la mejor materia prima”. Son cocidos, guisos, carnes, platos trabajados con mimo como la ensalada de pollo en escabeche, las judías con mano de cerdo, las cocochas en salsa verde o cualquier fritura, platos básicos pero de calidad excelsa que se completan con una carta de postres típicos de la zona, siempre bajo el sello de Pepe Rodriguez Rey.

La de La Casona de Pizarro es una propuesta divertida, apta para todo el mundo, para disfrutar desde un enclave privilegiado de la brisa de la Sierra mientras degustas una carta con “estrella” en compañía de tu pareja, tus amigos o formando parte de una celebración dirigida por uno de los grupos especializados en grandes eventos más dinámicos del país. Fuentepizarro gestiona cuatro espacios para celebraciones en la Sierra madrileña y otro en Alcázar de San Juan (Ciudad Real), y para todos ellos ha “fichado” como asesor gastronómico a Pepe Rodríguez Rey, quien ha dejado especialmente patente su sello en La Casona: un restaurante diferente, acogedor; un espacio con buena “estrella”.

La Casona de Pizarro
Calle San Juan, 30,
Valdemorillo (Madrid)
Teléfono: 918 990 183


Horario: de 13.30 a 16.00h y de 21.00 a 23.30h. Cierra lunes y domingo noche
Precio medio: 30-35€
Servicios: Parking privado para 150 vehículos, guardarropa y menú infantil.