Martes, 31 de marzo de 2020    
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
La taberna del lio

Una taberna con mucho lio

Los alrededores de la opera madrileña, del Teatro Real es un núcleo de culto a todo lo bello: la danza, la opera, el canto, la música y claro está, alrededor de todo ello es evidente que el buen vino, la comida rápida y cuidada, tienen su espacio, su hábitat en el que desarrollarse y crecer.
Actualizado 27 enero 2012
Redacción Ocio

Si hace algunos años, en ese mismo barrio, era complicado encontrar un local en el que disfrutar, la realidad es que se podían contar con los dedos de la mano, excepción hecha de la Taberna del Alabardero y algún que otro local en la plaza de la Marina Española que daba “servicio” a los senadores de la joven democracia española. Es mas, el hoy afamado Club Allard tenía grandes problemas para poder cubrir gastos, porque los comensales lo encontraban un tanto lejano de los circuitos habituales. Mas alla  ya se encontraban los clásicos Cuenllas y Los Porches.
Hoy ya no es necesario cruzar hacia el Paseo de Rosales, junto a ese remozado y exitoso Teatro Real han proliferado pequeños locales que, han elevado el nivel y la calidad gastronómica de la zona que se encuentra entre el escenario y el convento real.
Uno de estos es esta taberna, que mas que taberna es un local recargado de decoración, pero justo en ese punto en el que te encuentras perfectamente ambientado para disfrutar y sentir el placer de la bebida. Porque la gran aportación del local es la facilidad para degustar una gran cantidad de buenos vinos por copas. Y es que la idea de sus propietarios es que no hay porque destrozar el bolsillo del cliente, para que este lo pase bien probando un buen vino, que luego es convenientemente cerrado al vacio para que otro cliente, distinto pueda también beber otra copa.
Pero además, La Taberna del Lio ha elevado a un nivel mu alto la tapa. Porque eso es lo que la carta, la breve carta te ofrece. Pero ojo, no se engaña, con esas tapas es mas que suficiente para comer mucho y bien,  Siguiendo los consejos de José Mª Magdaleno, el maitre de esta taberna elegimos cuatro de ellas:
• Bocata de sardinas con cebolla
• Mejillones en escabeche de lima y curry
• Croquetas e jamon
• Bacalao frito en adobo
• Callos a la madrileña
Les aseguro que con excepción de la besamel de las croquetas, que a algunos nos gusta mas blanca, y mas consistente, de los otros cuatro solo se pueden hacer alabanzas. Delicioso y crujiente el bocata de sardinas que sorprende muy agradablemente; los mejillones estupendos y con un sabor distinto; los lomos de bacalao se redescubren y potencian gracias al adobo y los callos, sorprendentemente en su justo punto de sabor, y fuerza, sin que el picante moleste.
Para terminar nos decidimos por un poco de queso. La tabla de cuatro quesos, manchego, de cabra, ingles y torta del Casar, resultaron un cierre perfecto de un almuerzo en toda regla

La Taberna del lio
Arrieta, 5  915 591 014