Martes, 14 de julio de 2020    
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

¡UN CAMINO DISPARATADO!

Aunque hace unos meses parecía imposible, la UE con los franceses a la cabeza de la manifestación ha logrado, permitiéndolo, socializar de forma total, el sector de la leche de vacuno. En nuestra vecina Francia otrora, nos decían todos, defensora de todas las libertades, han decapitado con la guillotina administrativa que les inunda, la libertad del mercado lácteo.
Actualizado 9 mayo 2013
Redacción Agrolibre

El "Mediador de Contratos francés" apoyado públicamente por su Ministro de Agricultura, el mismísimo Primer Ministro, Jean Marc Ayrault e incluso, alguna cadena de distribución francesa ha anunciado, hace unos días, una propuesta oficial para subir el precio de la leche al ganadero en 3 céntimos por litro. En España ya se alzan las voces de siempre para copiar el modelo francés y ya, todas las Organizaciones Profesionales de izquierdas, han reclamado al ministro Arias, esperemos que tenga la decencia de negarse, la inmediata creación de la figura del "Mediador".
A mediados del pasado mes de abril el "Mediador" propuso ya una subida del precio de la leche al ganadero hasta el verano, sobre la base teórica de que éste estaba vendiendo leche por debajo de su precio de coste, de 25 euros por 1000 de leche, subida aplicable a toda la leche entregada o por entregar en los meses de abril, mayo y junio y que el gobierno francés no dudó en aceptarla.

Ahora, nuestro indeseable personaje, nos referimos al "Juez de la Horca" mercantil, al "Mediador"  incide aún más sobre la libertad del mercado de la leche e impone que la subida de los tres céntimos al ganadero, subida denominada por el gobierno vecino como "esfuerzo financiero", sea repartida entre la Transformación y la Distribución y que, aunque este acuerdo se retrase, la aplicación de la subida sea inmediata, abonada por la Transformación e independiente de las negociaciones y acuerdos que posteriormente se decidan.

La citada subida de precios será de 3 céntimos sobre la leche fresca, destinada al consumo y parece ser que de dos céntimos de la leche destinada a la transformación, ¿?, y de los céntimos que se correspondan con la decisión del "Experto Técnico", que determine los coeficientes de transformación de leche por cada uno de los productos lácteos transformados que se destinen al consumo.

El tema es de una gravedad extrema su aplicación constituye un atentado contra la libertad de mercado y la libertad empresarial que modifica radicalmente todas las normas de convivencia de nuestro mundo occidental.

El "Mediador", figura creada y eliminada cuando proceda por el gobierno de turno,   decide ya, en el sector de la leche de vaca, el precio de venta en origen del ganadero según destinos, fija los márgenes comerciales de todos los componentes de la cadena y decide incluso, fijándolo,  el precio que debe pagar el consumidor... ... y ¡todos tan contentos!

Es que nadie entiende que, en ninguna circunstancia,  los costes de producción, cada productor siempre tiene uno distinto a todos los demás, jamás pueden decidir los precios de compra por el consumidor. Nadie intuye que siempre es al revés, que lo que el ciudadano-consumidor quiere comprar y al precio que lo quiere comprar son los datos que deben determinan lo que los productores deben producir y al precio que lo deben hacer. Siguen, el gobierno de la UE, nuestros gobernantes y todos los dirigentes agrarios sin concebir que, el consumidor es siempre el único soberano en sus decisiones de compra.
Recuerdan todos que, en todos los países del mundo, incluidos los países del denominado socialismo real, Cuba... ..., los precios gubernamentales, los precios fijados por sus correspondientes "Mediadores", incluso en artículos de primera necesidad, no se cumplen jamás y que, cuando se establecen, siempre se producen o bien "mercados negros" ,"colas" y "cartillas de racionamiento", ", cuando los precios establecidos desde el poder central son bajos o se producen ingentes cantidades de bienes, recuerde Europa hace unas décadas, enormes excedentes de productos que hay que malvender o destruir.

¡Qué desastre, qué disparate... ... y todos tratando además de imitarlo!. ¿Es este el destino que van a tener todas las producciones agrarias europeas, todos los sectores en crisis?