Viernes, 20 de septiembre de 2019    
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

LA COMISIÓN OBSTACULIZA EL COMERCIO AGRARIO

De nuevo estamos ante una guerra de las denominadas "comerciales", para nosotros estéril y estúpida y que en esta ocasión puede hacernos un daño real, daño ciertamente importante para nuestra balanza comercial para nuestras exportaciones de vino y de aceite de oliva.
Actualizado 13 junio 2013
Redacción Agrolibre

Desde el pasado año veníamos denunciando la sinrazón de que, para mantener en la UE la industria de paneles solares y defender nos dicen, insistimos en toda la Unión, unos 25.000 puestos de trabajo, el Comisario de Comercio Karel de Gucht, había decidido investigar la posible existencia de "dumping" en el comercio de paneles solares entre China y la UE.

Hablábamos ya entonces de sinrazón porque, el gravísimo problema del coste de la energía eléctrica que padecemos en España debido fundamentalmente a la obligatoria utilización de la  carísima e innecesaria energía fotoeléctrica se vería muy minorado con la nueva utilización de los paneles chinos, y esta posibilidad se quería cercenar con la prohibición de importar estos elementos. por razones de dumping¿? Y qué, decíamos y decimos nosotros.  Porque sepan ustedes que, si toda la energía fotovoltaica que hoy se produce y se consume en España  de forma obligatoria, por una aberrante política de fomento de renovables, se pagase al precio al que hoy se produce, tras la utilización de los nuevos paneles solares más baratos ( un 88% menos), se rebajaría la factura electrica de nuestros hogares en un 5%, no se olvide que el coste de esta energía ha bajado casi un 50% en los últimos cuatro años.

Como resultado de su propia investigación ¿?, la UE ha roto la, aparentemente, buena relación comercial con China, imponiendo unilateralmente  un gravamen a las importaciones de paneles solares de China, que será del 11,8% hasta el 6 de agosto y  del  47,6%  a partir de dicha fecha si los asiáticos no elevan sus precios. La UE sigue pensando, como nuestro indeseado Tribunal de la Competencia, que si nuestros competidores comercian con precios bajos hacen "dumping", pecado absolutamente imperdonable origen de toda ineficiencia futura y si funcionan con precios altos, se trata de un inadmisible abuso de "posiciones de monopolio"; menos más que últimamente al menos, nuestro T.C se ha opuesto a la fijación de precios y márgenes comerciales tal como se pretendía con algunos productos, la leche por ejemplo, en la nueva ley de la cadena alimentaria. La verdad del cuento es que la UE está defendiendo, erróneamente por supuesto, de forma interesada o inconscientemente no lo sabemos con certeza  aunque lo sospechemos,  la posición de la industria europea de producción de paneles, 25.000 personas según el propio Comisario, contra los intereses económicos  de millones de ciudadanos europeos.

En total concordancia con lo acaecido y como era de esperar, al día siguiente del anuncio de la UE en relación a los paneles, el Ministerio de Comercio Chino, nos ha anunciado que investigará si " se dan tácticas desleales, como el subsidio y el "dumping", tras el importante incremento en las importaciones de caldos, vinos y aceites, europeos".  El portavoz Shen Danyang, afirmó quela UE "insiste en tomar medidas injustas contra la industria china de paneles solares tema que nos resulta inadmisible". Es decir, que el problema de la industria solar europea, cuando España estaba introduciéndose en el infinito mercado chino va a terminar, de la mano de una irreflexiva Comisión, con nuestras exportaciones de vino y aceite. ¡Qué les parece!

El problema nos afecta primordialmente  a nosotros los españoles que somos el segundo país exportador de vinos de la UE hacia el mercado chino. En el pasado año 2012 exportamos vinos  a China por  valor de 89,2 millones de euros y en el primer trimestre de este año de 2013 aduanas nos confirma la exportación de 9,7 millones de litros con un valor de 22,2 millones de euros.
El gran mercado chino demanda cada vez más cantidad de vino y vinos de más de más calidad por lo que para los productores europeos en general y para los españoles en particular, su mantenimiento es una grandísima necesidad, es el futuro de una parte importante de nuestras producciones. Según los datos del Observatorio Español del Mercado del Vino, se confirman cada vez más los intercambios con China  de vinos de calidad con incrementos del 49,6% en volumen y del 53% en valor, con un crecimiento de precios del 2,2%. Por el contrario, la exportación de vino a granel, ha sufrido una fuerte desaceleración durante los tres primeros meses de 2013.

En España, aunque con cierta laxitud ya se han levantado las primeras voces y así la FEV, Federación Española del Vino, ha manifestado, " la gravedad del anuncio del Ministerio de Comercio chino, que terminará, si la UE no corrige con urgencia sus decisiones iniciales sobre los paneles, con la imposición de tasas antidumping y antisubvención  a las importaciones de vinos procedentes de la Unión Europea y lamenta que el sector del vino se vea amenazado por unas represalias comerciales que tienen origen ajeno al sector". La FEV recuerda que el sector del vino europeo renunció al sistema de intervención del mercado, mediante ayudas comunitarias, mucho antes de la reforma de la Política Agrícola Común y desde 2008 la Organización Común de Mercado del vino obliga al sector a una verdadera orientación a un mercado libre y sin apoyos a los precios.

Por su parte la Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos denuncia que, una vez más, la agricultura, en este caso el sector del vino, se ve inmersa en un posible veto como represalia a un conflicto entre la Unión Europea y otro país como sucede en la actual guerra comercial con China, “siempre estamos metidos los agricultores, queramos o no, como moneda de cambio de los conflictos políticos y guerras comerciales de la Unión Europea. Ahora es el caso de China y anteriormente lo ha sido con otros, como por ejemplo en las negociaciones con Marruecos”.

Ningún comisario UE debe ni puede tomar medidas tan poco "proporcionales" como la presente, en la defensa de unos pocos en base a no se sabe muy bien el por qué, contra el ataque a un sector , en este caso el vitivinícola en pleno desarrollo de sus potencialidades comerciales.  Se argumentará, como causa de la decisión tomada de la imposición de aranceles, en  la necesidad de controlar la posible existencia de "dumping"... ... pero, ¿ es que  la UE, economía hoy en plena decadencia, pretende seguir siendo la guardiana de unas esencias absolutamente erróneas y periclitadas en nuestro mundo globalizado?. ¿De qué dumping se habla?, ¿alguien cree que algún país emergente, de los que a corto plazo van a desplazar incluso a los EEUU como cabeza en la economía mundial, por ejemplo China, cumple o va a cumplir con las infinitas y estúpidas normas, de todo tipo,  existentes en nuestra vieja Europa, propias de una organización administrativa que a todos nos encadena y empobrece?.
Seamos sensatos y pongamos los acentos donde proceden.