Martes, 25 de febrero de 2020    
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes

¿Un Tse Yang en La Moraleja?

Pues aunque parezca extraño, si, y además desde hace bien poco, lo cual no quiere decir que no responda a la filosofía del grupo Saigón , sino que quizás sea la avanzadilla de una nueva formula, mas fresca, centrada en una línea de cocina pensada para disfrutar, dirigida a un publico muy concreto, que, además conoce de que se trata, incluido el manejo de los palillos que a otros muchos nos trae a mal traer.
Actualizado 3 agosto 2013
Redacción Ocio

Y todo ello es posible tras analizar y saber que la especialidad más demandada del chino de lujo del Villamagna, son los Dim Sum Gourmet, . Por lo tanto, porque no centrar el grueso de la carta  de un nuevo Tse Yang en esa deliciosa especialidad.
Así surgió la idea del Tse Yang Dim Sum Club.  Si a ello le sumamos que un grupo como el Saigon no puede no estar en el, probablemente,  mayor núcleo gastronómico de Madrid, ya tenemos, el porque   y el como de este nuevo chino , marca Tse Yasng que, a pesar de llevar abierto semanas, ya esta a rebosar.
Para los que  no se hayan dado cuenta, estamos comentando que en la ya abarrotada  plaza de la Estafeta de  La Moraleja, una de las mayores concentraciones de restaurantes top por metro cuadrado en Madrid,  ha encontrado un hueco una nueva dirección gourmet. Tse Yang Dim Sum Club el nuevo concepto de restaurante asiático

La primera sorpresa es la decoración. Nada que  ver con el clásico ambiente oriental que todos hemos visto en otros locales del grupo. y la segunda, una carta, inusual, distinta, pero maravillosamente explicativa  y que recomendamos a nuestros lectores que contemplen en el "pdf" adjunto, porque merece la pena. Porque, estamos ante la mayor oferta de "dim sum" del territorio nacional y la elección de los que formen nuestro almuerzo requiere un cierto conocimiento. En efecto, .su carta recoge más de 30 referencias de Dim Sum, bocado típico de la cocina cantonesa que, más que una comida constituye todo un acto social y cuyo nombre evoca, en el antiguo idioma de Cantón, lo que consigue su degustación: “tocar el corazón”. Un formato que, al igual que la tapa española o el sushi japonés,  permite probar en una misma comida y en diferentes bocados toda la riqueza gastronómica del cuarto país más extenso del mundo.
Elaborados de forma artesanal en el propio restaurante con masa de huevo o de trigo y en forma de rollitos, empanadillas o ravioli, los Dim Sum se cocinan fritos o al vapor y se sirven en las típicas cestas de bambú o en divertidas mini sartenes en raciones de tres piezas, pensadas para compartir diferentes platos en la mesa, por un precio que oscila entre 4,50 € y los 12 € del pato con foie. “Pequeños corazones” que aquí se rellenan a la manera tradicional, con langostinos y bambú, cerdo con jengibre, verduras y setas chinas o pato Szetchuan y con novedosas combinaciones de propio cuño con ingredientes Premium  como langosta con jengibre y huevas de pez volador, gambas y vieras, pato con foie o boletus o pollo con trufa. Saladas, picante, agridulces e incluso dulces como el de crema con coco.

Los Dim Sum se completan con una amplia carta de especialidades chinas entre rollitos, ensaladas y sopas como entrantes, carnes y aves selectas en diferentes versiones, hasta cuatro recetas con lubina y otras tantas de rape, langostinos y vieiras a la plancha o al vapor con distintas salsas y arroces y noodles para acompañar. Entre ellos destacan, por ejemplo, el pato crujiente,  -desmenuzado y servido con crépes, pepino, puerro y salsa Hoishin-, la brocheta de solomillo con pimienta negra, la lubina Szetchuan, los langostinos con salsa de judías negras o las vieiras a los cinco perfumes.


Con todos esos prolegómenos , no es de extrañar que siguiendo los  consejos de un servicio mas que profesional, dirigido por una mas que eficiente, jefe de sala, Juncal, tuvimos la suerte de degustar un buen numero de estos deliciosos elementos . Empezamos eso si, con unos rollitos Nen, en los que no debe olvidarse de la menta, porque si cree que le sobra, se equivoca. La lechuga la menta y el rollito regado con salsa e soja deben de enrollarse formando un solo cuerpo. 
A continuación, un desfile de "dimsum" de pato con boletus, langostino con punta de bambú,  de gambas y cangrejos, de pollo y trufa y de verduras chinas con gambas y huevo. Ha decir verdad ninguno de los dos comensales fuimos capaces de valorar, de hacer un ranking de cual era el mejor de todos. Quizá habria que darle un ocho al pollo con trufa, pero solo porque sus sabores son algio mas parecidos a los que nuestro paladar esta acostumbrado, no porque fuese mejor o peor y no nos atrevimos a puntuaciones mas latas por que todavía nos quedaban muchos mas por degustar y puede que entre esos este la matricula de honor.
Tras el festival llegaron unos estupendos "noodles crujientes" que nos hicieron relajarnos entre otras cosas porque hay qusaberlos entremezclar muy bien y resulta un tanto complicado sino quieren romper los crujientes y extrafinos fideos que le dan, precisamente su sobrenombre, "crujiente".  Sin solución de continuidad la exquisita camarera nos dejo en la mesa una lubina, que por cierto recomendamos  porque resulta un cierre apropiado a un almuerzo lleno de sabores no habituales para muchos de nosotros para los que los platos orientales son una excepción como mucho mensual.
Para nuestra sorpresa Juncal se empeño qn que probásemos la "Bomba frita" y se lo agradecimos. La "bomba" no es mas que un curioso postre de helado, recubierto por un bizcocho que esta frito. La conjunción de frio y caliente resulta refrescante y muy apetecible estos días de calor.

Ni que decir tiene que acompañamos el almuerzo con un verdejo ecológico,  Menade., un vino blanco joven elaborado por Bodegas Menade del grupo Sitios de Bodega. La variedad de uva utilizada es Verdejo proveniente de viñedos de cultivo ecológico. que le dan una ligereza  y frescura que en estos dias de calor resulta muy agradable  al paladar.


Tse Yang Dim Sum Club
Calle Estafeta, 2. Plaza de la Fuente. La Moraleja.
91 625 23 70
.


Horario: de lunes a domingo de 13:00 h. a 16:00 h. y de 20:00 h. a 24:00 h.
El local, con capacidad para unos 60 comensales, presenta un diseño cosmopolita con un sutil toque oriental, recreando una atmósfera  impregnada de la luz que atraviesan sus grandes ventanales. Aunque la gran protagonista del restaurante es la privilegiada terraza de verano, con capacidad para 40 personas.