Martes, 1 de diciembre de 2020    
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

Fuerza Soria (aunque nos tememos que ya durarás poco)

Las grandes compañías eléctricas ante el lío energético actual generado por la nefasta política seguida, desde hace décadas, por todos los gobiernos que nos han presidido, apuntan la idea, para intentar romper el "nudo gordiano" en el que nos encontramos, de la creación de un gran fondo para pagar, de una vez por todas, todos los pufos que quedaron colgados de las sinrazones seguidas.
Actualizado 18 junio 2015
Redacción Agrolibre
Se trata de volver a una cierta normalidad, de tapar las heridas económicas producidas que siguen sangrando nuestros presupuestos e impiden que los españoles accedamos a la modernidad de unos sistemas de generación eléctrica que en dos años han revolucionado todos los mercados mundiales.

Es claro que los costes de la electricidad, tanto para los hogares como para el resto de los consumidores nacionales son excesivamente altos, todos los usos están excesivamente cargados, tanto en la generación como en el transporte y la distribución y no digamos nada de la imposición estatal que es "albarda sobre albarda" y todos los flecos que cuelgan sobre los consumidores. Así es imposible  seguir, así estamos incapacitados para competir por mucho que aumentemos la productividad, así no podremos cumplir ni con los objetivos medioambientalistas fijados por la UE para el 2030.

Se afirma que la electricidad ha subido en los últimos 8 años en nuestra España más del 40% por la carga fiscal de unos gobiernos absolutamente insaciables y los "añadidos " decididos "porque sí" por los gobiernos que hemos padecido.
Necesitamos urgentemente limpiar el recibo de la luz,-( no se trata solo de que el consumidor pueda leerlo)-, de todo aquello que no está relacionado propiamente con el suministro, hay que retirar de los pagos mensuales del usuario, los aún permanentes "déficit de tarifa", (cerca de 3.000 millones de euros anuales), las primas a las "renovables y las subvenciones a la cogeneración,( más de 6.500 millones de euros anuales), los sobrecostes extrapeninsulares , (1.000 millones  de euros), las eternas subvenciones  a la utilización del carbón nacional, (compra obligada de carbón  420.000 t y falsos pagos medioambientalistas 90.000 euros por megavatio instalado), porque la supresión todo lo anterior dividiría por dos la factura de electricidad, es decir todos los usuarios, hogares y empresas, pagaríamos la mitad de lo que actualmente estamos pagando. ¡Bueno no!, pagaríamos menos de la mitad porque el IVA sería inferior al actual, al girar su % sobre una cantidad inferior.   

Pero el problema actual no se reduce, con ser gravísimo, al inasumible coste de las tarifas que padecemos.
Más grave aún es que, tal como hoy estamos fundamentalmente en el campo de la generación eléctrica, , estamos incapacitados como estado para participar y utilizar los enormes adelantos técnicos experimentados en el mundo de la energía.
Hoy nos dicen todos los expertos, todas las compañías energéticas, tenemos una capacidad de producción del 130 % de nuestras necesidades lograda a base del talonario nacional, presupuestos, a base de regar con subvenciones sin cuento la creación de unidades productivas. ¿Y? pues que se quiera o no, anualmente tendremos durante muchísimos años una carga totalmente inasumible para un desarrollo normal de nuestra economía.
Cada Megavatio de "capacidad" que intentemos meter en el sistema eléctrico nacional para aprovechar la revolución productiva actual, para posibilitar la modernidad de nuestro sistema eléctrico,  debería sustituir a otro ya existente pero, dada la "capacidad"  existente y los compromisos económicos y de todo tipo que nos inundan todo quedará pendiente salvo que de una vez por todas rompamos con el intervencionismos estatal que nos ahoga y preside.
Para que lo entendamos más fácilmente sepan que, tras haber pagado el MW de renovables fotovoltaicas a cerca de 400 euros, intentando ser los "Robinsones" del tema y haberse comprometido y seguir comprometidos a rentabilidades enormes, (actualmente 7,5%), en estas inversiones, hoy, tres años después,  la oferta de estos Megavatios, sin compromisos adicionales por parte de los posibles Estados adjudicatarios baja de los 40 euros, es decir se pagan diez veces menos.

El petróleo ha caído, el carbón ha caído, las "renovables" aire y luz, son competitivas e incluso la energía nuclear empieza a no ser competitiva y nosotros seguimos, ¡qué desatino!, pensando en patrocinar un "mix" que nos resuelva el tema para los próximos 20 años, ¿es que no nos damos cuenta de la imposibilidad de que se acierte alguna vez con la programación y el intervencionismo que nos ahoga?. ¿No somos capaces de entender las posibilidades técnicas y creativas del hombre en libertad?

Porque además, según nos dicen el gobierno erre que erre en su manía regulatoria, el gobierno está a punto de aprobar los nuevos estándares para las inversiones en este área pero no se espera que la propuesta suponga un gran cambio sobre la situación actual sino una mayor concreción de las inversiones a realizar.

El gobierno sigue sin ser consciente de la burbuja energética en la que, con sus intervenciones, dudas y falsas soluciones, nos ha metido.
La entrada de energías renovables en el sistema, tema denunciado por nosotros con reiteración en los últimos doce años, ha provocado una situación hoy ya insostenible, se generaron con unas primas desproporcionadas y como se trataba de fomentar estúpidamente y no tuvo limitación en la instalación se generó una burbuja de la que es necesario salir.
¿Y ahora qué? ¿Cómo vamos a resolver, por ejemplo, sin dejarnos "los pelos en la gatera" el fenomenal avance que representaría el ya preconizado tema del "autoconsumo eléctrico"?. Recordemos que ya, la Plataforma para el Impulso de la Generación Distribuida y el Autoconsumo Energético (integrada por AIFOC, ASECE, APPA, FENIE, SERCOBE y UNEF) ha pedido al Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, que promueva el autoconsumo mediante una correcta regulación, que elimine barreras, como el peaje de respaldo, que impedirían su desarrollo.  
¿Puede ser la creación del Fondo anunciado y patrocinado por las grandes compañías eléctricas, junto con la limpieza de la factura eléctrica, la solución del lío energético en el que nos encontramos?.
Nosotros creemos que por lo menos podría ser una magnífica iniciación a la solución definitiva del problema.
¡Fuerza Soria, aunque nos tememos, créenos, que ya durarás poco!