Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Firmas > Agricultura

?Asesinato en el lino? la trama y el desenlace

I.- Primer Acto. LA TRAMA.

Actualizado 18 mayo 2007  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Isidro García
  
I.- Primer Acto. LA TRAMA. Cuando la Sala Cuarta de lo Penal de la Audiencia Nacional reunió a los sospechosos para hacerles saber la solución de ?La Trama de Lino? había evidente tensión para conocer si la política, que había intentado legalizar la difamación, había convertido a la justicia en difamadora, según el nuevo principio progresista de ?aplicar la justicia en función de lo que dicte el poder político en cada momento?. Todos expectantes. Voz clara. Fallo preciso: ?No ha quedado en absoluto acreditado en la larga investigación la existencia de acuerdos o convenios?. (Entre los imputados) En pocas palabras se ratificaba que efectivamente había existido ?La Otra Trama del Lino?, y también se desenmascaraba a sus cabecillas, que, como en toda trama que se precie, no eran los de los numerosos imputados sentados en el duro banquillo sino el ortodoxo triángulo de poder: Sheriff, Juez y Cacique. - El sheriff de la villa, fiscal de profesión, sectario por vocación, que acusa de ilícito enriquecimiento patrimonial a ciudadanos para llevarlos ante - Un juez nada estulto, de mediático pico largo, de excedentes piernas largas, más destructor que instructor, factoría de ?best sellers? de consumo rápido donde la calidad no se cuida, y que con el sheriff se confabularon con - El político de fenotipo bonachón, cacique durante decenios de un magnífico cortijo poblado por gente noble y sencilla, y que con diabólica oculta vanidad aspiraba a mayor proyección, por lo que no dudó en intentar, en el momento oportuno de las elecciones europeas, derribar las altas murallas de un rocoso ?Palacio?, (q.e.p.d.), hecho heroico que le facilitaría cruzar el Tajo y conquistar Madrid. Existió ?La Trama del Lino?, ¡vaya si existió!, urdida y ejecutada por tres mediáticos generales, con mando en plaza, a la cabeza de un ejército de obedientes asalariados, económicos y políticos. ?La Trama?, sin piedad, con el mayor de los desprecios, torturó en la plaza pública y arruinó durante ocho años, la salud, la vida profesional, económica, social, en definitiva el buen hacer de honradas generaciones de muchas familias. II.- Segundo Acto. EL DESENLACE. Como investigadores queremos Identificar a los responsables del ?Asesinato en el lino?. Durante años navegamos en un turbio río, pero ahora, con el desenlace sobre ?La Trama?, se nos han abierto nuevas pistas. Un oportunista alto cargo agrario decía tras el fallo que puesto que no ha existido fraude en el lino, Bruselas no puede exigir al Reino de España una multa o corrección financiera de 135 millones de euros por un fraude que no existió. ¡La pela es la pela!, aunque el cultivo del lino a proteger ya no se pueda resucitar. Esta pista nos llevaba a la patria y razonamientos del genuino Hércules Poirot ¿Quién había asesinado 91.400 has. de lino que generaban riqueza complementada con imprescindibles subvenciones comunitarias de 720 ?/ha., asesinando también puestos de trabajo e industrias en áreas rurales, que ahora podrían ser alternativa al arranque de miles de hectáreas de viñedo?. ¡La Comisión Europea, y a la P.A.C, que recibían una jugosa herencia!. ¡Eran los únicos que respondían la básica pregunta ¿a quién beneficiaba el asesinato?!. Pero, ¿la Comisión y la P.A.C asesinas? ¡No, no podía ser!. Ni tampoco los otros países de la U.E. indirectamente beneficiados. Volvimos sobre nuestros pasos, y aunque no tenía ningún sentido, llegamos a la conclusión de que, por necio que pareciese, en el asalto al ?Palacio? se había asesinado al lino con fuego amigo, con la colaboración de sesudos irresponsables con plena vocación orgánica y sin elasticidad que pudiera quebrar su disciplina económico política. El asesino era ¡LA TRAMA!. Desconocemos si es agravante o atenuante la enorme estulticia origen de tan disparatado asesinato del familiar del pueblo a quien todos decimos querer y apoyar. En todo caso conocidos los verdaderos autores ¿intelectuales?, ¡ni eso!, del ?Asesinato del lino?, merecerían la reprobación, al menos política, de toda la Sociedad española, de la Agraria muy en particular, y de la Castellano-Manchega muy, muy en especial.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Agricultura

Oportunidades en el sector agroalimentario

La Deuda Pública necesita reducirse

Los Bosques en la FAO

Exportar a China, asignatura pendiente

LA HORA DEL PLANETA

ALGO ESTÁ CAMBIANDO

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (y 5)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (4)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (3)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (2)

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.