Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

BIOCARBURANTES : LA EXCAVADORA NUNCA LLAMA DOS VECES

John Muyiisha, campesino de Kalangala -Lago Victoria- Uganda, se levantó un día por la mañana y se encontró con varias excavadoras arrasando sus cultivos.

Actualizado 10 mayo 2012  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
Este peculiar "fpanis" puede sustiruirse por un "fuels"

Wilmar Internacional y Bídico, gigantes en biocarburantes y oleaginosas, con el apoyo y la financiación de organizaciones internacionales, como el Banco Mundia, l y la complicidad del gobierno ugandés, decidieron sustituir cultivos alimenticios  y selvas tropicales por plantaciones intensivas para obtener aceites de palma con destino a la producción de biocarburantes.

Falsas promesas de empleo y ridículas compensaciones por la “expropiación” de unas tierras, en gran parte sin títulos de propiedad, han obligado a John, su familia y a la comunidad indígena, a cambiar su tradicional forma de vida. A partir de ahora, el alcoholismo, el desarraigo familia y la desesperación, sin derecho humano, económico, social y/o cultural alguno, serán su nueva forma de vida.

Recordarán ustedes que, hace un año, OXFAM INTERNATIONAL, denunció los devastadores efectos producidos por el acaparamiento en África de millones de hectáreas para cambiar el uso de la tierra y dedicarla a producir materias primas con destino a la producción de biocarburantes. Etiopía, Mozambique y Tanzania, estaban comprobando como los antiguos colonizadores, los Leopoldos, Carlos, Victorias… …eran desplazados por los bio-colonizadores arco iris, los Green, Sun, Flawers, Ecos… … ahora este  mismo proceso le toca soportarlo a Uganda.

Pero el motivo de este artículo, no es reiterar lo ya conocido por todos, pero que nadie quiere poner coto; el motivo real de este artículo, es denunciar la frívola respuesta que dan al tema los grandes depredadores BIO de esta tragedia humana. Nos dicen:

• “Condenamos cualquier forma ilícita de acaparamiento de tierras y respetamos la propiedad de las mismas”
• “Creemos que todo este debate muestra una alarmante tendencia hacia el descuido de los desafíos reales, a los que muchos países africanos se enfrentan, en los que hay un exceso de tierras cultivables que están infrautilizadas”
• Es demasiado simple creer que, el acaparamiento de tierras, dejaría de existir si la UE desechara su demanda de biocarburantes”


¡Qué descaro, qué desfachatez cuánto desprecio a la dignidad humana!

Los Johnes, sus familias, las comunidades indígenas, no acaban de comprender la compleja situación que “justifica” que les echen de sus tierras y de sus vidas; son tan “necios” que no agradecen y reconocen que Bruselas, el Banco Mundial… …, velan día y noche por ellos, siendo uno de los objetivos prioritarios del fomento de los biocarburantes, precisamente, la protección del medio ambiente y de un desarrollo rural sostenible;¡ definitivamente los “Johnes”, ahora ya arrasados, son unos ingratos y unos ignorantes que no ven más allá de sus cultivos y de su tradicional forma de vida!

Visto lo visto y la actitud occidental, fundamentalmente de la UE y de España,  proponemos que, el logo de la FAO-ROMA, siempre tan discreta y en el que figura una espléndida espiga de trigo rodeada por la leyenda “Fiat-Panis”,se sustituya por la de “Fiat-Fuels” .

Los dos términos eran una premonición de un futuro progresista de la agricultura. El término “Fiat” sigue siendo válido pensando en Turín, pero… … manteniendo el término “Panis”, nos quedaríamos en los primeros eslabones de la nueva cadena del destino de la espiga de trigo, por lo que nos parece más coherente llegar hasta el final y sustituir “Panis” por “Fuels”. Casi no se notaría el cambio y de verdad … … se ajustaría mucho más a la realidad.


 

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

Un millón de personas viven en zonas de inundación recurrente

50 años del embalse de Iznájar, el más grande de Andalucía

La UE impone aranceles de hasta el 18% al biodiésel indonesio

Las emisiones de CO2 de los coches empeoran por la caída del diésel

El gasto industrial de protección medioambiental, crece

La UE insta al Gobierno a revisar la cogeneración en el pniec

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.