Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

BIOCARBURANTES 2030 : LA HISTORIA DE UN FRACASO.

Kioto siempre fue visto como una ruina por los expertos

El 22 de enero de este año 2014,con "ambiciones renovadas", los todavía Presidente de la Comisión Europea, la Comisaria de Acción por el Clima y el Comisario de Energía, presentaron, conjuntamente, l"os objetivos para el año 2030 en materia de clima y energía, en favor de una economía competitiva, segura y baja en carbono, para la UE". ¿Y?, pues que bajo tan largo y ambiciosos objetivos se esconde la historia de un proyecto fracasado y generador de graves y cuantiosos daños.

Actualizado 6 febrero 2014  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
En octubre de 2012, la Comisión propuso la modificación de las Directivas 90/78/CE y  2009/28/CE, normativa básica vigente sobre energías renovables horizonte 2020. La propuesta se justificó en aras de preservar la seguridad alimentaria y la adecuada protección del medio ambiente,  y se hizo bajo el eufemismo de una  "reorientación".

Ahora en enero de 2014, el" Paquete Clima y Energía UE 20230", se presenta como una "renovación de ambiciones" y se hace bajo el nuevo eufemismo de una "europeización". "Reorientación", "europeización", "ambiciones renovadas"... ... no se equivoquen ustedes, de verdad lo que se pretende es reconducir un fracaso que viene contaminando a demasiados sectores económicos de la UE.
Ahora, en el marco UE-2030, la Comisión nos propone como piedra angular del nuevo edificio a construir en materia de energías renovables, un "nuevo objetivo vinculante a escala UE".  La Comisión considera que, en este nuevo marco, las energías renovables: "desempeñarán un papel fundamental en la transición a un sistema energético competitivo, seguro y sostenible, favorecido por un enfoque más centrado en el mercado ,que acarreará considerables ventajas en términos de la balanza comercial energética, la dependencia de fuentes energéticas autóctonas, el empleo y el conocimiento". ¡Qué nuevo descaro!

Tras esta nueva declaración, alguien podría pensar que el marco vigente 2020, no es ni competitivo, ni seguro, ni sostenible, que no está enfocado y centrado en el mercado y que acarrea perjuicios considerables a la balanza comercial energética, y, puestos a estimar, se podría pensar también que el marco actual 2020 no fomenta las fuentes energéticas autóctonas, el empleo y el conocimiento....¡y tendría razón!. La nueva declaración de intenciones es un magnífico diagnóstico de las consecuencias que, para España ha tenido, lo hemos reiterado desde estas páginas en multitud de ocasiones desde hace años, la implementación de la política neo-estalinista, disfrazada de ecologismo, dictada por la UE en materia de energías renovables basada en el cumplimiento de objetivos obligatorios para cada Estado miembro.
En una UE en la que no existen políticas comunes, sino más bien todo lo contrario, en materia fiscal y energética, y en la que la libertad es una de sus señas de identidad, no ha tenido razón alguna el ignorar las posibilidades de cada Estado miembro en la contribución de objetivos comunes.

El marco UE 2030 incluye una importante modificación con respecto al actual 2020. El objetivo 2030 vinculante lo será a escala UE y no se traducirá en objetivos nacionales por medio de la legislación comunitaria sino que se dejará flexibilidad a los Estados  para que transformen su sistema energético de un modo que se adapte a sus circunstancias y preferencias. Los objetivos UE se alcanzarán mediante un nuevo sistema de "gobernanza" basado en los planes energéticos nacionales, elaborados tomando como base las indicaciones que proporcione la UE. La nueva hoja de ruta horizonte 2030 da protagonismo al desarrollo de fuentes energéticas autóctonas y va en la misma dirección que la marcada por el Parlamento Europeo que, en su Resolución de setiembre de 2013, al informar sobre la "reorientación" de la Directiva 2009/28/CE,  propuso que "los más de 10.000 millones de euros anuales que han venido recibiendo los biocarburantes deberían reorientarse hacia el consumo de otras energías, como la eólica, la solar, la mareomotriz o la geotérmica, que sí han demostrado ser renovables".
El mandato de consumo obligatorio nacional de energías renovables en el transporte, biocarburantes en casi la totalidad, es el paradigma de una planificación estalinista, muy en especial para España que para atender una demanda artificialmente creada, debe acudir a la importación mayoritaria de unos productos caros, hipoenergéticos, que atentan a la seguridad alimentaria, no protegen el medio ambiente y que además, sus bajas eficiencias energética y f económica, producen resultados dramáticos en la sociedad española.

Si Alemania o Francia tiene mucha colza y muchos cereales, y expectativas de poder tener más, pues que contribuyan ellos con biocarburantes en el objetivo comunitario de energías renovables; pero si España  no tiene ni colza ni cereales, ni posibilidades razonables de poder cubrir ni su autoconsumo básico alimentario en estas materias primas,  y por el contrario, le sobra sol y viento, pues que, en nuestro caso, sean estas energías renovables  las que cubran, de forma razonable, el objetivo común.  

Nos parece oportuno recordar las respuestas que, el Dr. Hartmut Michel Premio Nobel de química por determinar el fundamento detallado de la fotosíntesis, y "aficionado" a los biocarburantes, daba  en el Diario El País del 12 de setiembre del 2007. Nos decía, entre otras muchas "píldoras", que: "Con los biocarburantes no se ahorran emisiones de CO2. La biomasa es más eficiente y ahorra más emisiones usando directamente los cultivos para calentarse. Puestos a cultivar, el mayor ahorro lo obtendríamos usando la madera para calefacción en lugar de petróleo o gas natural. El petróleo se debería dejar solo para los coches, pues así se triplicaría o cuadruplicaría la eficiencia" . Estos elementales principios han sido intencionadamente ignorados, creando situaciones esperpénticas y dramáticas llegando incluso a vulnerar derechos fundamentales.
Y para terminar, y volviendo al tema concreto de los biocarburantes como energía renovable en y para el sector del transporte,. ¿que nos propone el Paquete Clima y Energía UE 2030?
La respuesta nos la da la Comisión en su documento MEMO 14/40 del pasado 22 de enero titulado: "Preguntas y respuestas sobre el marco 2030 en materia de clima y energía".
....Pregunta nº 12,  "¿ Por qué no se ha establecido un nuevo objetivo en relación al transporte?

Respuesta: " El futuro del desarrollo del transporte en la UE deberá estar basado en el uso de carburantes alternativos sostenibles, como parte integrante de una aproximación más global en el sector del transporte. Por ello la Comisión no ha propuesto nuevos objetivos para el sector más allá del 2020, (el objetivo vigentel es el 10% de energía renovables en el sector del transporte; el porcentaje de renovables en el transporte pasó del 1,2 % en el año 2005 al 4,7% en el año 2010). Basado en lo aprendido del objetivo actual y valoración de cómo han disminuido las emisiones por el cambio indirecto en el uso de las tierras, el ILUC, está claro que, los biocarburantes de primera generación tienen un limitado papel en la descarbonización en el sector del transporte . Por lo tanto, para abordar los retos del sector de los transportes para el año 2030 y más allá, es necesario disponer de un abanico de carburantes alternativos renovables  así como de un mix de medidas políticas concretas basado en el " White Paper del transporte", ( el subrayado está en el original).
 

Concluimos:

Tanto en el Protocolo de Kioto 2008-2012, como después en el  diseño, y  puesta en vigor e implementación en España, de la Directiva 2009/28/CE, un auténtico escuadrón de incompetentes alentó y asumió que a España se le asignaran objetivos obligatorios, claramente perjudiciales, no equitativos, ni justos, ni razonablemente compartidos , para alcanzar los objetivos comunes, en materia de emisiones de gases de efecto invernadero y en la contribución de las energías renovables, en particular en el sector del transporte.
 Aprendidas, a sangre y fuego, las lecciones, y considerando la flexibilidad que ahora propone el marco 2030, en materia de energías renovables, es de esperar que, en la elaboración del "Plan Español de Energías Renovables 2020-2030 no se vuelva a plantear ningún mandato de consumo obligatorio de energías renovables para el transporte, y que de, una vez por todas, los biocarburantes ocupen, por fin en nuestro país, el lugar que siempre debieron ocupar. NINGUNO.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

La depuracion de aguas, un negocio floreciente

El sector porcino reduce un 28% el uso de agua por kilo producido

SIGRE o como reducir el consumo de materias primas 

Green Cycles obtiene el Certificado de Biodegradabilidad Marina

La bioindustria de la celulosa y el papel reporta resultados

La introducción de gases renovables reduciría las emisiones de gases

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.