Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

Biocarburantes: el I.L.U.C asfixia Singapur

Malasia ha declarado el "estado de emergencia" por la contaminación medioambiental generada por la quema de los bosques indonesios, incendios provocados para destinar las tierras "liberadas" al cultivo de palmeras. El aceite de palma, con una producción media de 3,5 toneladas por hectárea, es la materia prima más rentable para la producción de bio e hidrobiodiesel.

Actualizado 4 julio 2013  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Estamos en un mundo globalizado, y eso se nota
Los orangutanes se extinguen y Singapur se asfixia por el I.L.U.C.
En el año 2011,la super-ecológica Unión Europea, la UE, importó 1.087.518 toneladas de biodiesel indonesio; España fue líder en la importación de biodiesel, hidrobiodiesel y aceite de palma indonesio y malayo y, en el año 2012, estos volúmenes se han multiplicado por 1,3.
 
Por imperativo legal, y clamor universal, en octubre de 2012, la Comisión Europe publicó una propuesta de "reorientación" profunda de la Directiva 2009/28/CE, sobre Energías Renovables, (DER), intentando evitar reconversión mundial de tierras con miras a la producción de biocarburantes, tratando de minorar los patentes perjuicios de todo tipo que ya se estaban produciendo y, en especial, en la protección del medio ambiente y desarrollo sostenible, por las emisiones de gases de efecto invernadero, GEI, consecuencia del cambio del uso indirecto de la tierra, el I.L.U.C.
 
En las últimas semanas, varias Comisiones del Parlamento Europeo, PE, vienen debatiendo la propuesta de la Comisión de reorientación de la DER, con vistas a la posición que debe votar el Pleno en el próximo otoño. Antes de referirnos a estos debates, parece oportuno recordar algo sobre el I.L.U.C , algo de lo que nos hemos venido ocupando en docenas de artículos anteriores.
Finalizaba el año 2009 cuando la revista Science publicaba dos trabajos firmados por 20 prestigiosos científicos y economistas, de la Universidad de Princeton y California, del Massachusetts Institute de Technology, del Laboratorio de Biología Marina de Woods Hole, del austriaco International Institute for Applied Sistems Analysis, de la Universidad de Sao Paulo y de la china School of Public Administration de Zhejiang. Según estos trabajo, las emisiones de CO2 en la obtención de biocarburantes estaban mal evaluadas pues todos los protocolos ignoraban las emisiones derivadas del I.L.U.C, lo que, decían, "será pronto un poderoso instrumento para la deforestación del tercer mundo".
De los numerosos datos contenidos en aquellos trabajos, merece la pena recordar algunos:
.  la tierra firme del planeta tiene 133 millones de kilómetros cuadrados (M.Km2), 42 de ellos, el 32%, son ya de uso agrícol: 16 de cultivos y 26 de pastos.
 
las previsiones hablan de que, al final de este siglo, la tierra dedicada a producir biocarburantes superará a la de todos los cultivos alimentarios del mundo, que deberá duplicarse para poder atender la demanda de la toda la población.
todos los protocolos han obviado, hasta la fecha, el CO2 emitido para producir biocarburantes, incluso cuando supone quemar un bosque para convertirlo en cultivos energéticos.
si los cultivos destinados a la producción de biocarburantes desplazan a los alimentarios, las emisiones directas no aumentan, pero sí lo hacen las indirectas porque implica ganar nuevas tierras al bosque y tierras fértiles, para sembrar los alimentos y pastos perdidos.
las emisiones de CO2 indirectas duplican a las directas, según los nuevos modelos.  y por tanto, "cualquier proyecto global de estímulo a los biocarburantes, tanto de primera como de segunda generación, sobre tierras, tendrá siempre el efecto de aumentar las emisiones de CO2 y de otros gases peores".
 
Estos trabajos, y sus conclusiones, no hacían sino reiterar otros similares de prestigiosas Instituciones y de diversos Premios Nobel galardonados por sus investigaciones en estas materias. La Comisión, no pudiendo ignorar avisos tan cualificados, se vio obligada a introducir en el texto de la DER un punto 6 en el artículo 19 por el que se adquiría el compromiso de presentar, al 31 de diciembre de 2010, un Informe al PE y al Consejo, en el que se revisaría el impacto del I.L.U.C en las emisiones de GEI, (ver nuestro artículo de 29 de setiembre de 2011 "Biocarburantes: fauna de ciénaga", en Agrolibre).
 
Cuando a finales del 2010 la Comisión debía presentar el Informe citado, los Comisarios de Energía y de Acción por el Climá, pretendiendo quitarse el "muerto" de encima, acordaron proponer retrasar 7 años todas las medidas en las que se considerase el I.L.U.C y, en paralelo, para lavar esta "sucia " propuesta, decidieron elevar, con carácter general, el porcentaje mínimo exigible en la reducción de GEI establecido en la DER. Esta tosca frivolidad de olvidar el I.L.U.C fue contestada por el Comité Científico de la Agencia Europea de Medio Ambiente, AEMA, órgano descentralizado de la UE, que, en Informe de 15 de setiembre de 2011, desautorizaba la pretensión de excluir el I.L.U.C en el cálculo de las emisiones de GEI de los biocarburantes (ver "Biocarbrantes : Porca Miseria", artículo de 20 de octubre de 2011 en Agrolibre).
 
Contra el criterio de la Comisión de "proteger los ingresos de los agricultores y las inversiones del sector", olvidándose que uno de los tres objetivos básicos de la política europea de biocarburantes es la protección del medio ambiente y  desarrollo sostenible y, olvidándose incluso de su propio criterio de que esa política en ningún caso estaría condicionada por políticas agrícolas o industriales, el Informe de la AEMA concluía que " la política de la Comisión sobre biocarburantes debía ser modificada en profundidad" y, llegaba a más diciendo que ,"las emisiones de GEI de los biocarburantes obtenidos de aceite de palma, soja y colza,-más del 98% como materias primas del biodiesel e hidrobiodiesel-, si se considerasen los efectos del I.L.U.C, son más elevadas que las emitidas por los carburantes fósiles". El Informe valoraba en 105 gramos, 103 gramos y 95 gramos, las emisiones de CO2 eq/mj para la palma, la soja y la colza, respectivamente,  y en 87,5  gramos para la gasolina.
 
Con tanta  numerosas, y precisas llamadas de atención, la Comisión, en el punto 4.7.1 de su doc. SWD (2013/102) final, afirma que los ahorros brutos de emisiones de CO2, por el empleo de biocarburantes, pueden ser incluso negativos si se tienen en cuenta las emisiones generadas por el I.L.U.C .A los Comisarios de Energía y de Acción por el Clima, antes citados, no les ha quedado otra alternativa que proponer la "reorientación" de la DER.
 
Nada más publicarse la propuesta de "reorientación", los desbocados jinetes de la apocalíptica agrofuelmanía reinante, pusieron el grito en el cielo porque, si la Comisión introducía la corrección por el I.L.U.C, se producía la práctica desaparición de la industria europea,- industria que nunca debió promoverse y que en el caso español es una tragedia-, con destrucción de enormes inversiones y de, al menos, 100.000 puestos de trabajo directos creados por el sector en la UE, y, además, se pondría en peligro la mejora de la autosuficiencia de la UE en materias primas , existen muchas más, para la alimentación animal pues, según ciertos agricultores, gracias a la producción de biocarburantes la superficie de la UE de colza se ha incrementado, en el periodo 2000/2011, desde 2 millones de hectáreas a más de 6 millones.
 
Tras reiterar que las políticas agrarias e industriales nunca deben anteponerse al objetivo de la protección medioambiental y desarrollo sostenible de los biocarburantes, merece la pena detenerse sobre la cifra de 100.000 empleos directos citados anteriormente en la producción de biocarburantes y en lo de que la producción de colza se ha triplicado gracias a los biocarburantes.
En lo que se refiere al empleo, en el punto 7.4 del Reglamento UE 490/2013, la Comisión precisa que, la industria comunitaria de biodiesel no requiere mucha mano de obra en el proceso de producción y evalúa,  para el año 2011, en 2061 los efectivos a tiempo completo, los ETC.
 
En lo que se refiere a la espectacular evolución de la superficie de colza en la UE, el Copa-Cogeca, que no parece saciarse con los 50.000 millones de euros anuales  que la UE destina a la PAC, hace una trampa cronológica pues la cifra de superficie de colza, unos 3 millones de hectáreas del año base 2000, estaba referida  a una UE a quince, mientras que la cifra correspondiente al año 2011, lo es a una UE a 27 países, es decir una UE con doce países más que ampliaron en tres millones de hectáreas la superficie inicial del año2000 de colza. El caso español es muy singular pues, a pesar de la necia y agresiva política de fomento de cultivos energéticos, la superficie de colza pasó de unas 30.000 hectáreas en el año 2000 a ... 30.000 hectáreas, sí las mismas, en el año 2011, de las que 11.000 fueron energéticas. En marzo de 2011 un desnortado CIEMAT, coordinador del Proyecto Singular Estratégico, "PSE On.Cultivos", tras despilfarrar decenas de millones de euros en I+D+i, durante más de cinco años de "investigación"¿?, llegó a la conclusión de que, "la implantación comercial de cultivos de colza y de cereales para producir biocarburantes no era posible".(Ver "Los Biocarburantes: Nota Necrológica", artículo de 18 de noviembre de 2010. Agrolibre).
En lo referente a considerar o no el I.L.U.C la "sucia" posición española estuvo defendida por ¡¡el IDAE¡¡ compartiendo  criterios malayos e indonesios.(Ver "Los Biocarburantes: el ILUC, la UE, el PNUMA...¿y el MARM" artículo del 29 de setiembre de 2011 en Agrolibre?.
 
Volvamos al núcleo de este artículo. Sin argumentos en qué fundamentar su rechazo al ILUC en el balance de emisiones GEI, los productores de biocarburantes y el sector agrario de la UE, dan una patada a la puerta y, unívocamente, afirman que los métodos existentes para evaluar el alcance del ILUC no son fiables. ¡Y se quedan tan ricamente!
Llegamos a junio 2013, mes en el que las Comisiones del PE de Agricultura, Energía y Comercio, corresponsables s con la Comisión en la tragedia en que nos encontramos, intentan buscar soluciones de compromiso, inclinándose por elevar al 6,5%, el 5% de cultivos alimentarios, y promover los biocarburantes de residuos, algas,...    ...Será el 10 de julio cuando la Comisión de Medio Ambiente del PE decida en este asunto; su ponente reconoce ya, que en toda su vida parlamentaria, es la primera vez que siente, tan fuerte, la presión de los lobbies en relación con  un texto discutido en la UE. Sra. Lepage, no debería extrañarse de esa  presión pues, la necia y frívola política de biocarburantes diseñada por la Comisión, y amparada por ustedes, desde el PE, ha mandado a muchos sectores comunitarios y no comunitarios al corredor de la muerte, bien por motivos medioambientales, bien por intereses económicos depredadores de derechos fundamentales; en esta tragedia es lógico que la defensa sea la de un condenado a muerte.
Por nuestra parte, quedamos pendientes de conocer la posición española, la posición de nuestro ministro Arias, multidisciplinar en la materia, en tan importante asunto, aunque visto lo visto hasta ahora, nos tememos que se repita un episodio de trastorno bipolar con síntomas evidentes de deficiente discernimiento, intentando, como siempre, lo imposible, compaginar  obligación con libertad, interés agrícolas, industriales, sociales, medioambientales, de derechos humanos... ..
(Ver en Agrolibre el artículo del cuatro de abril de 2013 " Biocarburantes: ¡una locura!").
Y... ... mientras tanto : el I.L.U.C asfixia  SINGAPUR.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

SIGRE o como reducir el consumo de materias primas 

Green Cycles obtiene el Certificado de Biodegradabilidad Marina

La bioindustria de la celulosa y el papel reporta resultados

La introducción de gases renovables reduciría las emisiones de gases

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

Un millón de personas viven en zonas de inundación recurrente

50 años del embalse de Iznájar, el más grande de Andalucía

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.