Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Firmas > Agricultura

Biocarburantes: ¡supriman la Fao!, y ¿la Comisión?

A mediados del último mes de abril el Consejo de Seguridad de la ONU debatió, con participación de numerosos países invitados, sobre cual era el foro adecuado y competente para ocuparse del cambio climático, del problema energético y de la seguridad alimentaria. La mayoría de los miembros permanentes, líderes en un desequilibrado, insolidario y desenfrenado desarrollo, eran del criterio de que esos temas caen bajo la ?su- competencia del Consejo, dado que un aumento de la presión sobre ellos pondría en peligro la paz y la seguridad internacional, y estos asuntos son claramente de la competencia exclusiva del Consejo.

Actualizado 4 mayo 2007  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Isidro García
  
A mediados del último mes de abril el Consejo de Seguridad de la ONU debatió, con participación de numerosos países invitados, sobre cual era el foro adecuado y competente para ocuparse del cambio climático, del problema energético y de la seguridad alimentaria. La mayoría de los miembros permanentes, líderes en un desequilibrado, insolidario y desenfrenado desarrollo, eran del criterio de que esos temas caen bajo la ?su- competencia del Consejo, dado que un aumento de la presión sobre ellos pondría en peligro la paz y la seguridad internacional, y estos asuntos son claramente de la competencia exclusiva del Consejo. China, miembro permanente del Consejo pero menos desarrollada que la mayoría, a la cabeza de decenas de países en desarrollo, que no se fían de los debates en ese marco tan cerrado y poderoso, exclusivamente político, abogaban porque esos debates tuvieran lugar en órganos competentes, a los que pudieran acceder todas las partes afectadas, y que contasen con capacidad técnica para hacerles frente, situación que no se da en el Consejo, en el que los grandes países imponen limitaciones a sus responsabilidades. En los tres factores cruciales que socavan la seguridad alimentaria, -la biodiversidad, el cambio climático y la bioenergía-, la agricultura siempre ocupa lugar preferente y más en los últimos meses por su implicación en el desarrollo incontrolado de los biocarburantes, ya que: - representa el 40% de la superficie terrestre, consume el 70% de los recursos hídricos y es vital en el mantenimiento de la biodiversidad. - las prácticas agrarias y forestales originan alrededor del 25% de las emisiones de G.E.I., reducen las zonas de absorción de carbono y cambian los ciclos hidrológicos, agravando los efectos del cambio climático y - algunos gobiernos ya indican proyecciones hasta el año 2050 de que las fuentes de bioenergía podrían suministrar entre el 10% y el 25% de la demanda total de energía. Con estas premisas, en una época de flujos mundiales, parece claro que la agricultura energética, tal como propone China y los demás países en desarrollo y subdesarrollados, no debería planificarse ni ejecutarse de manera aislada. En medio de esta polémica sobre las posibles consecuencias y foros de debate de la producción en masa de agroenergía, que podría socavar la biodiversidad, la seguridad alimentaria y el cambio climático, llegaba una bocanada de aire fresco. Los mayores especialistas a nivel mundial se iban a reunir en Roma, en la sede de la F.A.O., para analizar el estado actual de los conocimientos sobre la materia e indicar la hoja de ruta a seguir en el futuro. Estaban llamados a evaluar el potencial de la producción de bioenergía e identificar la manera de producir biocombustibles de forma sostenible en términos medioambientales y de seguridad alimentaria. ¡Cuantas esperanzas puestas para que, por fin, un órgano competente, dicen de tanto prestigio y con medios técnicos suficientes, se alejase de la retórica y de la política y definiese una ruta agroenergética concreta que discurriera por criterios técnicos precisos!. Hemos conocido el documento de la F.A.O., ?Comité de Agricultura. El Medio Ambiente y la Agricultura?, período de sesiones 25-28/04/07 y es un auténtico fiasco. ¡Que bochorno de propuesta, una hoja de ruta que no conduce a ningún destino, salvo a mantener magníficos pesebres, y que ingenuidad la nuestra al confiar en un teórico órgano competente, de teórico carácter técnico, con teórica independencia de criterio, incluso aunque sólo fuese formalmente. ¡Ni competente, ni técnico, ni independiente, ni para salvar las formas!. ¡Nos han engañado como a chinos!. Veamos: Mandato de la F.A.O.: 62.- ?Aunque la F.A.O. hace contribuciones a los principales acuerdos ambientales multilaterales, las decisiones sobre las prioridades agrícolas y ambientales concretas son adoptadas por las diferentes partes interesadas. El mandato general y los instrumentos de planificación de la F.A.O. propician programas y actividades integradas siempre que los elementos dispersos existentes se agrupen en un marco único?. ¡¡Para este viaje no se necesitan alforjas!!. ¿Esta vaciedad puede calificarse de ?MANDATO?? ¿Para quién?. No es de extrañar que con este Mandato y esta hoja de ruta los EE.UU, la U.E. y otros países como Brasil tiren por su calle de en medio. Recomendación del C.O.A.G. de la F.A.O. 69.- ?Un marco estratégico tal debería considerar los principales desafíos ambientales con inclusión de la biodiversidad, la bioenergía y el cambio climático, (y otros en caso necesario)!!!, que influyen en la seguridad alimentaria a nivel mundial. Brindará análisis de la interdependencia de diferentes sectores, los impedimentos, las oportunidades y las compensaciones de ventajas y desventajas en diferentes zonas ecológicas con distintos niveles de desarrollo?. ¡¡Sublime estrategia!!. Esta multifuncional Recomendación de un ?marco único estratégico? creemos que nos habilita para hacer nuestra propia estratégica Recomendación. Si toda la aportación de la F.A.O. es siempre de esta precisión, y puesto que no es de recibo que también los técnicos de cualquier nivel se conviertan en sumos pontífices políticos, debe suprimirse la F.A.O., creada en el año 1945 finalizada la segunda guerra mundial ¡Con New York, sus políticos y unos grupillos externos técnicos, con conocimientos de inglés e Internet, ya es suficiente!. Cuando creíamos que la Comisión de la U.E. estaba menos contaminada por imprecisiones en sus Reglamentos, Directivas, Decisiones y Recomendaciones que la F.A.O., nos hemos llevado un gran disgusto ya que las decisiones de la Comisión son, en su caso, más ejecutivas y peligrosas que las vaciedades de la F.AO. que a nadie obligan y, salvo los pobres y estudiosos, todos ignoran. Dice una última referencia de prensa titulada, ?Temores de la U.E. sobre biocarburantes?, que la Comisión quiere ¡garantizar! que el uso obligatorio de un 10% de biocarburantes en el sector de transportes en 2020, que pactaron los Jefes de Estado y de Gobierno los días 8 y 9 de marzo último, no provoque daños colaterales en el medio ambiente por culpa de una explotación inadecuada de las tierras. Para conjurar este peligro, tras decenas de años estudiando el problema, la Comisión ha lanzado ¡el 30/Abril! una consulta pública ?hasta el 4 de Junio- ¡35 días! -en la que se pregunta ¡a todos los interesados!- (¿son pocos?) como concebir un sistema que garantice la viabilidad a largo plazo de los biocarburantes, como controlar su incidencia global sobre la utilización de las tierras, como impulsar la utilización de biocarburantes de segunda generación, y que otras medidas son necesarias para alcanzar la cuota del 10% en 2020. ¡¿Sublime improvisación??!. Puesto que en un mismo año el 30 de abril es siempre posterior al 8 y 9 de marzo, fechas en las que en 2007 los Jefes de Estado y de Gobierno de la U.E pactaron, a propuesta de la Comisión, lo del empleo obligatorio del 10% de agrocarburantes, ¿recomendamos también suprimir la Comisión?. En esta ocasión sería demasiado pedir, pero si se le podría exigir un poco más de rigor en asuntos de tantísimas trascendencias de alcances no sólo comunitario y agroenergético. ¡¡Los experimentos mejor con gaseosa!!. Salvo que la Comisión tenga una oscura y maquiavélica hoja de ruta en favor de la energía nuclear, no se entiende su apuesta a tumba abierta en favor de la agroenergía. En próximo comentario reflexionaremos sobre la gran esperanza agroenergética, la panacea de los agrocarburantes de segunda generación, de biomasa ?agua suelos- cuantitativa y cualitativamente, dicen, sin problemas, hoy válvula de escape que a todos satisface en el tiempo y en el espacio, ya que los transitorios agrocarburantes de primera generación empiezan a ser calificados como ?un peligro para el planeta?, y a los que nosotros venimos calificando como ?armas de destrucción masiva?, con consecuencias permanentes irreparables.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Agricultura

Oportunidades en el sector agroalimentario

La Deuda Pública necesita reducirse

Los Bosques en la FAO

Exportar a China, asignatura pendiente

LA HORA DEL PLANETA

ALGO ESTÁ CAMBIANDO

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (y 5)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (4)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (3)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (2)

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.