Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

Biodiesel : el ministro Soria está hecho un lío.

El pasado 21 de abril el Ministro Soria, "con la previa autorización del, inexistente, –anterior, Vicepresidente tercero del Gobierno", envió al B.O.E, la Orden Ministerial "del Biodiesel". Conocidas sus posteriores manifestaciones seguimos pensando que, el Ministro Soria, está hecho un lío.

Actualizado 17 mayo 2012  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
El señor ministro tiene un serio problema

 BIODIESEL: ¿TRANSPARENCIA O FRIVOLIDAD? ¡LAS DOS COSAS!

En marzo pasado, como continuación a sus continuas demandas de ayuda, desde 2010, la APPA-Biocarburantes, presentó a la Comisión Nacional de la Energía, la CNE, un documento con las diez propuestas regulatorias cuya implantación, por el gobierno de la nación, consideraba necesaria  para sacar de la crisis al sobredimensionado sector español productor de biodiesel.

La primera medida del decálogo trataba sobre la “urgente publicación en el B.O.E de la Orden de asignación de cantidades de producción de biodiesel para que las plantas productoras pudieran  competir en el mercado de una manera justa y leal”. La industria española, frívolamente fomentada por  el anterior gobierno socialista, achacaba todos sus males a las “desleales” importaciones de biodiesel, en particular a las procedentes de Argentina.
Tras casi dos años de espera, Cristina Fernández, Repsol y la frivolidad del nuevo Gobierno español, han hecho posible que, el pasado 20 de abril el Consejo de Ministros aprobase la demandada Orden ministerial, hoy ya Orden IET/822/2012 “POR LA QUE SE REGULA LA ASIGNACIÓN DE CANTIDADES DE PRODUCCIÓN DE BIODIESEL PARA EL CÓMPUTO DEL CUMPLIMIENTO DE LOS OBJETIVOS OBLIGATORIOS DE BIOCARBURANTES”.  

En su parte expositiva leemos: “La presente Orden tiene como objetivo el fomento de la industria de los biocarburantes con fines de transporte”. “Asimismo se pretende contribuir a la seguridad del abastecimiento energético, acrecentar la independencia energética y reducir el coste de las importaciones de petróleo”. Los subrayados son nuestros. Es claro que, el objetivo de la Orden, es un “corralito” para la actividad, de la producción de biodiesel y, de paso,  “asi mimo”… … bla, bla, bla, bla, .

La valoración efectiva del  objetivo básico a alcanzar la iremos viendo en los próximos meses,-¿una patada en nuestros culos?-, pero las pretensiones colaterales del asi mismo de la Orden, las podemos valorar desde ahora mismo; otros ya lo han hecho. Así, en  documentos de la CNE, al informar a finales del 2010 el proyecto de Orden, siendo entonces el actual Secretario de Estado de Energía el Vicepresidente de la Comisión, además de consideraciones de carácter jurídico y competencial,  y de la complejidad de su implementación, figuraban ya múltiples observaciones sobre esas pretensiones colaterales colgadas en la Orden.

Ya entonces se afirmaba que:

• el establecimiento de cuotas, implica restricciones en la oferta, con repercusiones en el nivel competencial e influencia en los precios, en la medida en que desaparece una fuente de aprovisionamiento de energía”. (Recordemos que España ha venido cumpliendo en un 90%, la obligación legal de consumo de biocarburantes, mediante la importación, ¡qué remedio!, del hoy vetado biodiesel; ahora  se necesitará importar mas materias primas para la producción, incluyendo por supuesto la soja argentina).
• la introducción de un sistema de cuotas,-“corralito”-, no implica necesariamente la consecución de un mayor nivel de seguridad en el suministro, ni acrecienta la independencia energética pues, las materias primas necesarias para la producción del biodiesel comunitario, también deben ser importadas. Tampoco se reduce el coste de las importaciones de petróleo pues, lo que se hace es sustituir este por biocarburantes.

Recordemos que durante el pasado año 2011, el precio de los “bios” fue un 30% superior a los carburantes a sustituir y que, ahora, con el nuevo sistema de importar materias primas, transportar y producir biodiesel comunitario resultará, aún más caro, con un mayor consumo energético y consecuentemente, con un peor balance en las emisiones de CO2”. ¡Un chollo¡.

En este escenario, los argentinos estiman que el año 2012 será magnífico para sus exportaciones de soja y biodiesel a la UE,  ya que, el veto español a todo biodiesel  extra-UE, solo hará variar el flujo de sus exportaciones pues, guste o no, la UE las necesita para poder cumplir con el nefasto y diabólico plan de fomento  de biocarburantes que ella misma se ha impuesto. ¡Cuanta estupidez¡. Es posible que incluso doña Cristina nos demande ante anta la OMC

Y… … en estas estábamos cuando, el Ministro Soria,no solo no nos explica las “bondades” de su Orden, sino que no guarda “silencio”, como sí lo hace la APPA-BIOCARBURANTES,-¡el silencio es oro¡-, y se lía dando explicaciones ,  que nos confirman que no conoce en profundidad lo que ha firmado.

El pasado 24 de abril, hace poco más de veinte días, ante la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso de los Diputados, el ministro decía:

“Lo que ha hecho esta Orden Ministerial es suspender la preferencia por el biocarburante argentino, ¿?, no estableciendo una restricción a su importación, sino exigiendo el cumplimiento de la Directiva Comunitaria,¿?,que obliga a que esos combustibles,-(los fósiles)-,tengan una mezcla de biocombustible y éste, por tanto,¿?,a partir de la Orden sea suministrado por fábricas comunitarias, sean de España o de otros países comunitarios. Esto es lo que se establece en la Orden y, por tanto, eso tendrá un efecto en las importaciones Argentinas. Sin perjuicio de que quién quiera seguir importando biocombustible pueda hacerlo, en eso no hay ninguna restricción es cierto que, según la Directiva Comunitaria,¿?, sólo computación, a los efectos de mezclas con gasóleos y gasolinas que se fabriquen es España,¿?, aquellos biocombustibles que sean fabricados por fabricantes españoles o en fábricas del resto de la Comunidad Europea”.  Las interrogaciones son nuestras, ¿ y de doña Cristina?.

Sr. Ministro, su doble e indefinida referencia a Directivas Comunitarias ,- que suponemos son las Directivas 2009/28 y 2009/30-, no es  afortunada y es, poco respetuosa con la verdad en lo que respecta a suspensiones, restricciones y “corralitos”. La normativa comunitaria es, ¡faltaría más!,un campo abierto a todos los biocarburantes sostenibles pero está muy alejada de un sistema regulador cerrado como se impone en su Orden, y que rechazan doña Cristina y otros.

Sr. Ministro, no está usted nada afortunado cuando, para justificar su Orden, echa mano de Directivas europeas;  sería mucho más sencillo deci: “la presente Orden tiene como objetivo el fomento de la industria de los biocarburantes con fines de transporte y, para ello, se establece que solo el biocarburante producido en la UE, será computable EN ESPAÑA, para el cumplimiento de los objetivos,-ESPAÑOLES-, obligatorios de biocarburantes, que hoy gozan de una milmillonaria bonificación anual, sea cual sea su origen o el de sus materias primas, mayoritariamente foráneas”. Déjese de circunloquios… que si Directivas, que si Argentina… ….¡qué no cuela!. En Bruselas ¿si?

La verdad. Sr. Ministro en su pasada comparecencia, añadió que:” Existe otra particularidad, que en España hay cuarenta y ocho fábricas de biocombustible, por lo tanto, esta medida va a impulsar una actividad para unas fábricas que ahora mismo, no están produciendo ni siquiera al 10% de su capacidad. Por lo tanto, la Orden también va a tener efectos beneficiosos sobre esta industria”. Sr Ministro “esta particularidad”, es la única razón, ( de difícil justificación por otro lado), de la Orden, es el intento de minorar la tragedia de la industria española;  Industria faraónica, sobredimensionada, con una capacidad instalada tres veces superior al máximo y esperpéntico objetivo español de consumo obligatorio de biocarburantes que, por cierto, no tiene posibilidad  significativa de abastecerse con materias primas nacionales.

Al margen de lo anterior, Sr Ministro, ¡qué tratamiento tan diferente al dado a las autóctonas y renovables energías eólica y solar!. ¡Cuanta frivolidad!, antes y ahora¡.

Cuando el 22 de febrero de, 2012, en sesión de la Comisión de Industria, Energía y Turismo, una diputada popular decía que, el debate sobre el biodiesel debía tratarse dentro de un debate más amplio sobre energía.-¿quizás con motivo de la convalidación del Real Decreto-Ley 13/2012?-, se nos abrió el rayo de la esperanza con que, por fin, tema tan importante sería tratado y analizado en profundidad, pero… … de nuevo,¡una nueva esperanza frustrada! En la sesión del pasado 24 de abril, un diputado de la citada Comisión, calificó la decisión de aprobar la Orden  como “ desproporcionada  y cargada de testosterona patriótica”, ¡qué gráfica es la izquierda¡.

¿Hemos acabado con el lío del Sr. Ministro?;  ¡en absoluto!., ahora la confusión es medioambiental, tema que todo lo justifica,

En entrevista al Sr. Soria, publicada en el Diario El Mundo de 30 de abril, el Ministro responde:
Ahora hemos firmado esa Orden que obliga a las empresas españolas de productos refinados a utilizar biocombustibles producidos en fábricas europeas o españolas, con lo cual, se puede seguir importando biodiesel  de Argentina ¿,-(para qué sr. ministro)-,? pero quien lo importe, no puede computarlo a efectos de las emisiones de CO2

Pero Sr. Ministro, permítanos recordarle que la Orden Ministerial, no tiene nada que ver con ningún cómputo a efectos de emisiones de CO2. Es más, con esa Orden, el balance español de emisiones de CO2 será peor que sin ella. La Orden que usted firmó, el “corralito industrial”, solo se refiere al cómputo del cumplimiento, cuantitativo, de los objetivos españoles obligatorios de biocarburantes, establecidos para España, en nuestro frívolo Real Decreto 459/2011, de 1 de  abril, por el que se fijan esos objetivos para los años 2011,2012 y 2013.

 Para finalizar, por hoy, un “toque” diplomático al lío del biodiesel. Nuestro Ministro Soria nos decía, el pasado 24 de abril, en la citada reunión de la Comisión de Industria, Energía y Turismo del Congreso de los Diputados, “ y, desde luego, continuar con la intensa actividad diplomática que en distintos foros internacionales, pero también con otros países, viene desplegando el Ministro de Asuntos Exteriores y toda la red de embajadas de España en el exterior”. ¿Tendremos  que llamar “a respuestas” al embajador en Brasil?  

Veamos. Bajo el titular “El biodiesel brasileño quiere reemplazar al argentino en España”, la prensa brasileña informa que, sus productores nacionales de biodiesel, están buscando acuerdos de exportación con los fabricantes españoles de combustibles para tratar de sustituir a las exportaciones argentinas que alcanzaron en el pasado año 2011, la cantidad de 720.000 toneladas con un valor de 750 millones de euros.
Los brasileños así parecen interpretar lo anunciado por el embajador español, tras la reunión con su ministro de Minas y Energía, respecto al interés de España en cooperar, en el campo de las energías renovables en general y del biodiesel en particular. Suponemos que, desde Madrid, habrán informado a nuestro embajador que no es posible que el biodiesel brasileño, como cualquiera otro producido fuera de la UE, tenga a España como destino. La operación no “encaja” en el “corralito” regulado en la Orden del Ministro Soria, por lo que los brasileños deberán buscarse otros destinos iniciales para llegar a España 

Suerte Sr. Embajador para  explicar lo inexplicable en un mundo, como el actual, globalizado y comunitario.

 

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

SIGRE o como reducir el consumo de materias primas 

Green Cycles obtiene el Certificado de Biodegradabilidad Marina

La bioindustria de la celulosa y el papel reporta resultados

La introducción de gases renovables reduciría las emisiones de gases

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

Un millón de personas viven en zonas de inundación recurrente

50 años del embalse de Iznájar, el más grande de Andalucía

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.