Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
Bla,bla

BLA; BLA; BLA

Un local muy especial, para un público distinto

En pleno centro de Madrid ha abierto sus puertas Bla, Bla, Bla, un local que nos traslada al meatpacking district de Nueva York, pero con el punto canalla que caracterizaba a los bistrós de la bohemia parisina del siglo XIX La formula esposible porque el mexicano Reynaud ha pasado por toas esas experiencias y ha sabido sacar lo mejor y lo mas brillante de cada ua de estas cocinas

Actualizado 21 octubre 2011  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  

Así, se toman recetas del bistró Balthazar de Nueva York, se preparan con ingredientes biológicos, se les añade toda la esencia del bistró parisino Le Chateaubriand, se ponen a hervir en un universo reciclado, se aderezan con elementos decorativos transgresores y se emplatan....
 
....el resultado, Bla, Bla, Bla, este nuevo restaurante ubicado en pleno centro de Madrid, que nace con el objetivo de “dar bien de comer a precios populares”, asegura Nacho Charrabe, el artífice visible del local. Pero Bla, Bla, Bla pretende ser algo mas y por eso es uno de los primemos en iniciar  la batalla de lo  bistronomic. Esta tendencia no es otra cosa que, comer alta gastronomía en su versión más democrática, con precios que apenas superan los 20 euros. De esta manera, el local  se ha convertido en el nuevo punto de encuentro de la gente con espíritu joven, desde bohemios estudiantes, hasta políticos o ejecutivos de la zona, con un punto el común: el gusto por la comida aderezado de una buena conversación.
Abierta desde la una de la tarde, la cocina de este auténtico bistró se caracteriza por su sencillez: “Con nuestras recetas no se adulteran ni las texturas, ni los colores, ni los sabores de los alimentos” explica su chef  Reynaud. Se trata por todos los emdios de aplicar la doctrina” kilometro 0” que además,  “se alimenta de recetas en base a las tradicionales de París pero más ligeras, platos influenciados de Nueva York y un toque mexicano”. Si hablamos de cocina francesa, las ostras y los quesos tienen que tener un sitio especial. Además, destacan otros platos como el Entrecote Café de Paris, con una salsa elaborada con 29 especias rescatada del Barroco; la Hamburguesa con queso de cabra al estilo libanés; el Parmentier, crema de patata con la que se alimentaban las tropas napoleónicas o los mejillones en cuatro versiones distintas (vapor, Normandie, Provençal y del chef). Tampoco faltan especialidades americanas como los Huevos Bénedictine o los fried calamary. Además, ofrecen un menú en el que cada día se pueden disfrutar algunas de estas propuestas por 17 euros. Bon appétit!
Para la elaboración de sus platos  sólo utilizan materias primas biológicas. Los huevos son 100% orgánicos, cultivan  ingredientes como el comino y la rúcula en un pequeño huerto ubicado en el restaurante, el atún se pesca en almadraba en temporada y sirven vinos biodinámicas como el Telmo Rodriguez. Pero, todavía el local va aun mas allá. En Bla, Bla, Bla no se utilizan manteles ni servilletas de tela, evitando el uso de detergentes para su lavado y casi todos, efectivamente,  sus proveedores son Km. 0, desde el panadero hasta el frutero.
La estética de este local no deja indiferente a nadie. Aquí, cada elemento decorativo tiene su propia historia: mesas y sillas de madera que el propio Nacho ha construido con materiales reciclados como palets y sillas traídas de un antiguo bistró parisino, que se mezclan con las de aluminio de cafetería de principios de los 90. Una turbina del Titanic sirve como pie a la gran mesa redonda del privado, los tubos de las calderas recorren el techo a la vista de sus comensales y los quesos se sirven en auténticos platos de los años 40 adquiridos en un mercadillo de París. De sus antiguas paredes sin encalar cuelgan espejos rotulados con los platos de la carta, fotografías de Jhon Manson que muestran a algunas de sus musas como Carla Bruni o Kate Moss y un mural aún sin acabar del artista hispano-holandés Miguel Ybáñez, que en una noche de canalleo en Bla, Bla, Bla, empezó a pintar y que promete ir terminando cada vez que pise el local. Si las paredes hablaran…

Ambiente boho-chic, trastos viejos y Bla, Bla, Bla…
En este local se cuece todo de puertas para adentro. Al acceder, su barra da la bienvenida al cliente, invitándole a tomar un picoteo rápido a cualquier hora o a comenzar la noche con una cop a y a la que en poco tiempo se añadirán las ostras fresacs y listas para tomar.  . Tras ella, se suceden varias salas, la primera más luminosa, para dejarse ver y ser visto, una segunda en la que la luz se vuelve más tenue, perfecta para evadirse del exterior en pareja o acompañada de un libro, y al fondo una especial para celebrar cualquier tipo de evento.  Y en sus aledaños, un salón privado en el que se empiezan a mover los hilos de la política.
Y ya, cuando cae la noche el restaurante adquiere un sabor especial, el de los cócteles que su bartender brasileño, Andy, prepara para sus clientes. Una carta de 10 cócteles de creación propia en los que predominan las frutas de temporada. La estrella es el Mojito Bla, Bla, Bla elaborado con Pussy, bebida naturalenergy  y  guaraná. Además, cuentan con una cuidada selección de destilados Premium y una carta de vinos blancos, tintos y champagnes escueta pero selecta..

BLA, BLA; BLA
Prim, 13. Madrid.
 915 234 466.


Horario: 13:00 h.  a 1:00 h.
Viernes y sábados: El horario se prolonga hasta que el cuerpo aguante.
Precios:
Menú del día: 17 €
Precio medio a la carta: 25 €

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

Levél veggie bistro. Alta cocina vegana con sello de autora

La cuchara llega a las alturas de "Somos"

De terraceo por las cercanías del Retiro

Diurno objetivo superar la cuesta de enero

La trufa negra regresa a la cocina de Maria Luisa

Puerros, kale y lombarda: reyes de la huerta Roostiq

Cobo Estratos, el nuevo proyecto de Miguel Cobo abre sus puertas

Burger Shack: la clásica americana

Cuatro cenas de NocheVieja en el ámbito de Gran Via

Tumbarello y los sabores de Italia

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.