Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Día a día del sector
Periodo del 2 al 30 de agosto de 2020.

Bruselas nos desprecia, diga lo que diga Planas

Hoy permítannos que, dada la extensión de las noticias recogidas durante este mes vacacional de agosto, nos limitemos a comentar la noticia, para nosotros, más descabellada propia de la falta de respeto y desprecio que hoy se nos tiene a los españoles en la UE.

Actualizado 3 septiembre 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Comentarios
 “Aunque no se ha hecho efectiva la amenaza de subir al 100% los aranceles, ha mantenido los actuales y toda España ha mostrado su indignación con la postura de fuerza de EEUU al no retirar los aranceles. Desde el Gobierno hasta las CCAA, pasando por las Interprofesionales, empresas, organizaciones agrarias o productores, todo el sector del olivar y del vino han clamado contra unos aranceles que rechazan tajantemente y que tanto daño están haciendo a los sectores afectados.
El Gobierno español ha rechazado este jueves 13 la decisión de Estados Unidos de mantener los aranceles a los productos españoles y ha mostrado su confianza en alcanzar un acuerdo que «revierta la actual dinámica» en las relaciones comerciales entre ambos países.
En un comunicado conjunto de los ministerios de Industria, Comercio y Turismo, y de Agricultura, Pesca y Alimentación, han insistido en que el Ejecutivo seguirá trabajando en favor de una «solución negociada» con EEUU a la disputa en la Organización Mundial del Comercio (OMC). 
Luis Planas, ha sostenido que «el sector agroalimentario se ha visto inmerso en un conflicto comercial ajeno a su actividad” y que “es un error estratégico incluir la alimentación en las represalias comerciales”.
Por su parte, la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB) ha pedido una «intervención firme de la Unión Europea (UE)» con el fin de retomar las negociaciones para que Estados Unidos rompa su estrategia de no retirar los aranceles a los productos agroalimentarios españoles.
La FIAB, miembro de la Plataforma contra los aranceles de EEUU en España, ha mostrado, no obstante, su «alivio» por la decisión del gobierno de Estados Unidos de no incrementar aranceles a productos agroalimentarios españoles, aunque el problema persiste. «El problema no se ha terminado; siguen en vigor los injustos aranceles impuestos a más de un centenar de productos españoles como consecuencia del conflicto Airbus-Boeing», ha recordado en un comunicado.
La Asociación Española de la Industria y el Comercio Exportador del Aceite de Oliva (Asoliva) ha criticado al Gobierno español y a la Unión Europea (UE) por no haber resuelto todavía la cuestión de los aranceles impuestos por Estados Unidos. Tras recordar que el mantenimiento del arancel adicional del 25% para el aceite de oliva producido en España está siendo «desastroso» para su industria y para su imagen, han insistido en criticar al Gobierno español y a la Unión Europea «por no haber resuelto ese tema». Las OPAS también nos hablan del fracaso del gobierno y de la UE y aseguran que «SOLO CELEBRAREMOS LA ELIMINACIÓN DE LOS ARANCELES». (Agroinformación).

Pues bien resulta que días después nuestro propio gobierno celebra la noticia, tildada como histórica, por todos los diarios económicos españoles de que:

 “La Unión Europea (UE) y Estados Unidos anunciaran el viernes 21 de Agosto, que han acordado un paquete de reducciones arancelarias en áreas como las langostas estadounidenses o los mecheros y alimentos preparados europeos, un pacto que permitirá eliminar gravámenes a cientos de millones de euros en exportaciones. 
La Comisión Europea (CE) y el Departamento de Comercio estadounidense informaron en un comunicado conjunto de que estas reducciones arancelarias son las primeras negociadas entre Estados Unidos y la UE en más de dos décadas.
Bajo los términos del acuerdo, la UE eliminará los aranceles a las importaciones de langosta viva y congelada procedente de Estados Unidos, un producto del que se exportaron 94,3 millones de euros (111 millones de dólares) a territorio comunitario en 2017.
La UE aplicará estos aranceles desde el 1 de agosto de forma retroactiva y durante cinco años, e iniciará trabajos para intentar hacer estos cambios permanentes tras ese periodo.
Washington, por su parte, reducirá un 50 % sus tasas arancelarias a una serie de productos europeos entre los que se incluyen comidas preparadas, vajillas de cristal, productos de tratamiento de superficies, cargas propulsoras, mecheros y partes de mecheros.
Las exportaciones comunitarias a Estados Unidos de estos productos suponen una media anual de 136 millones de euros (160 millones de dólares).
EEUU también aplicará las restricciones arancelarias de forma retroactiva, desde el 1 de agosto. El comisario europeo de Comercio, Phil Hogan, y el representante de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer, dijeron en un comunicado conjunto que el paquete de reducciones arancelarias "traerá resultados positivos" a las economías de ambos bloques.
"Esperamos que esto marque el inicio de un proceso que lleve a nuevos acuerdos para crear un comercio transatlántico más libre, justo y recíproco", afirmaron.

Es decir que, para tragarnos las langostas americanas, la UE acuerda exportar vajillas de cristal (suponemos que alemanas de Bohemia), cargas propulsoras, mecheros…. ¡Coño Planas y de lo nuestro qué!. De las producciones de aceite, vino, aceitunas negras…..nada de nada. ¡Qué pintamos en la UE! Qué vergüenza. 

Noticias
-Una encuesta de Harris Poll, realizada para Fortune, encontró que el cambio climático ha caído desde diciembre del primero al penúltimo en una lista de una docena de problemas que enfrenta la sociedad. Will Johnson, CEO de Harris, agregó que estaba "personalmente sorprendido y desanimado al descubrir que nuestra devoción por el mundo que nos rodea está decayendo ".
"Entre los hombres de la Generación X, de hecho, más de un tercio descarta el cambio climático como algo sin importancia", dijo Johnson en una publicación del lunes. 
“COVID-19 y la recesión, por supuesto, han reordenado las prioridades en todo el mundo. El coronavirus no hizo a un lado otros problemas con tanta fuerza como lo hizo con el cambio climático”.
La publicación se titulaba: "En medio de COVID-19, a los estadounidenses ya no les importa el cambio climático".
Mientras tanto, una encuesta de Gallup realizada entre el 1 y el 23 de julio encontró que el cambio climático ocupó el último lugar en una lista de 16 problemas no económicos, con "coronavirus / enfermedades" en primer lugar y "el gobierno / liderazgo deficiente" en segundo lugar, mientras que el crimen y la justicia aumentó en importancia.
Solo el 1% de 1.007 adultos estadounidenses encuestados clasificaron el “cambio climático / medio ambiente / contaminación” como “el problema más importante que enfrenta este país hoy”, frente al 2% en la encuesta del 28 de mayo al 4 de junio, según los resultados de Gallup publicados el 1 de agosto. 5.
Las encuestas vienen como demócratas por inversiones de billones de dólares en energía eólica y solar como parte de una estrategia nacional para combatir el aumento del dióxido de carbono atmosférico. 
El plan climático de la campaña de Biden gastaría $ 2 billones para lograr emisiones netas cero para 2050.
Encuestas anteriores han demostrado que los estadounidenses están preocupados por el cambio climático, pero no lo suficiente como para abrir sus billeteras. Una encuesta de AP-NORC publicada el año pasado encontró que el 68% no estaba dispuesto a pagar ni siquiera un aumento de $ 10 en su factura de electricidad mensual para combatir el calentamiento global.
“¿Hubo alguna cantidad que los estadounidenses estuvieran dispuestos a pagar para combatir el cambio climático? Sí, $ 1 dólar, dijo el análisis del Instituto Cato. "El cincuenta y siete por ciento (57%) de los estadounidenses estarían dispuestos a pagar una tarifa de $ 1 al mes en sus facturas de electricidad para combatir el cambio climático".
Dada una lista de nueve iniciativas de políticas que podrían "combatir el calentamiento global o ayudar al medio ambiente en general", la encuesta de Harris encontró que solo una obtuvo el apoyo de la mayoría: el 51% apoyó "créditos fiscales o reembolsos para una mayor eficiencia energética en los edificios".
“Además, el 13% de todos los encuestados dice que el gobierno no debería hacer nada para mejorar el medio ambiente, una postura que se eleva a casi uno de cada cinco de todos los encuestados en el Sur”, dijo Johnson.
Señaló que la pandemia se ha traducido en una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero. Los viajes en avión se han desplomado y los viajes en automóvil también han disminuido, ya que muchos estadounidenses trabajan desde casa con pedidos de refugio en el lugar.
Sin embargo, cuando la pandemia termina o está bajo control, "los adultos estadounidenses dicen que se comportarán de manera que aumentaría su huella de carbono", dijo Johnson.
“Según nuestra encuesta, manejaremos tanto como lo hacíamos antes, usaremos menos el transporte público, andaremos menos en bicicleta o caminaremos, compraremos más ropa y empacaremos y enviaremos más cosas a nuestros hogares”, dijo. "Y la mayoría de nosotros planeamos conectar el aire acondicionado de la casa y calentar incluso más de lo que ya tenemos".
Will Johnson. 


-Las prioridades geoestratégicas de China se vuelven claras: petróleo, no viento ...
China continúa expandiendo su influencia en el Medio Oriente a través de acuerdos de petróleo e infraestructura, y el último acuerdo con ADNOC es un gran ejemplo de cómo Beijing busca aumentar su presencia en el negocio del petróleo en alta mar.
No sorprende ver que China, nuevamente, figura en otra adjudicación de concesiones en el Medio Oriente, esta vez relacionada con la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dhabi (ADNOC). A raíz de la segunda desastrosa guerra de precios del petróleo de Arabia Saudita contra el sector de esquisto de EE. UU., Prácticamente todas las principales empresas petroleras estatales de Oriente Medio están buscando cubrir déficits operativos diversos y significativos, al igual que sus gobiernos.
En ausencia de un aumento repentino importante en los precios del petróleo, la supervivencia económica en términos prácticos ahora se reduce a una de dos opciones generales. La primera es vender fragmentos de activos estatales en ofertas públicas iniciales (OPI) o participaciones en proyectos de petróleo y gas en curso, lo que ADNOC hizo recientemente con la  venta de una participación del 49 por ciento en sus gasoductos  por poco más de US $ 10 mil millones para inversores internacionales. El segundo es vender los mismos activos a empresas de países para los que el déficit económico inmediato inherente a tales acuerdos palidece en insignificancia en comparación con las ventajas geopolíticas y financieras a largo plazo. En este último aspecto, Rusia tiene sus propias limitaciones financieras con las que lidiar, pero China no.
Específicamente, ADNOC ha anunciado la transferencia de los derechos de propiedad en sus concesiones costa afuera de Lower Zakum y Umm Shaif y Nasr de la participación existente de China National Petroleum Corporation (CNPC) a la subsidiaria de China National Offshore Oil Corporation (CNOOC), CNOOC Limited. Esto lo hará CNOOC adquiriendo una participación del 40 por ciento en la subsidiaria de propiedad mayoritaria de CNPC, PetroChina Investment Overseas (Middle East) Ltd (PetroChina) a través de su sociedad de cartera, CNOOC Hong Kong Holding Limited (CNOOC HK). Después de que la propuesta haya sido aprobada por el Consejo Supremo del Petróleo de Abu Dhabi (SPC), un asunto de sello de goma, CNOOC se unirá al principal consorcio operativo en la concesión del Bajo Zakum, que comprende a ONGC Videsh de India (participación del 10 por ciento), INPEX Corporation de Japón ( 10 por ciento), CNPC de China (6 por ciento), Eni de Italia (5 por ciento), y Total de Francia (5 por ciento). CNOOC también se unirá al principal consorcio operativo en la concesión Umm Shaif y Nasr, que comprende a Total (20 por ciento), Eni (10 por ciento) y CNPC (6 por ciento). ADNOC retendrá una participación mayoritaria del 60 por ciento en ambas concesiones.
Significativamente, aparte de la expansión implacable más amplia de China en el Medio Oriente, en línea con su programa multigeneracional 'One Belt, One Road', este acuerdo marca la primera vez que una compañía china dedicada al petróleo y gas en alta mar se une a cualquier ADNOC. concesión. Estos puntos no pasaron desapercibidos para el presidente de CNOOC, Wang Dongjin, quien dijo: "CNOOC aprovechará nuestra amplia experiencia en el sector offshore y se dedicará a la creación de valor en estas concesiones para nuestro beneficio mutuo".
En este contexto, este último acuerdo sigue a la firma el 22 de julio de 2019 de un acuerdo marco integral entre ADNOC y CNOOC para 'explorar nuevas oportunidades de colaboración' en los sectores del petróleo upstream, midstream y downstream, así como en el gas natural licuado (GNL). Descrito en ese momento por el director ejecutivo de ADNOC, Ahmed Al Jaber, como "de gran alcance", el acuerdo es un movimiento tan significativo de China hacia los intereses centrales de petróleo y gas de uno de los pocos aliados vocales que quedan de Estados Unidos en el Medio Oriente: Emiratos Árabes Unidos, que a la ceremonia de firma del acuerdo asistió en persona el presidente de China, Xi Jinping.
Aunque expresado en los tópicos habituales que se esperan en tales acuerdos, incluso la guía oficial sobre su contenido destacó su vasto alcance y escala. Por operativa en el procesamiento y tratamiento de gas, brindar eficiencia, rendimiento y confiabilidad para la perforación' operaciones y desarrollar planes de desarrollo de yacimientos y campos ejemplo, ADNOC y CNOOC, según las notas oficiales publicadas sobre el acuerdo, 'compartirán conocimientos, mejores prácticas y tecnologías en el desarrollo de gases ultra ácidos para mejorar la eficiencia '.
OILPrice.com

-La opinión generalizada de que los combustibles fósiles son "sucios" y las energías renovables, como la energía eólica y solar y los vehículos eléctricos, son "limpias" se ha convertido en un elemento fijo de los principales medios de comunicación y suposiciones políticas en todo el espectro político de los países desarrollados, quizás con la excepción de Trump.
De hecho, la pregunta fundamental que nos hacen creer es qué, tan rápido como pueden, los gobiernos occidentales ilustrados, liderados por un supuesto consenso científico, “descarbonizar” con energía limpia, emprenden una carrera para salvar al mundo de la inminente catástrofe climática. 
El mantra 'cero neto para 2050', que pide que las emisiones de carbono se mitiguen por completo en tres décadas, es ahora la llamada de atención de los gobiernos y las agencias intergubernamentales de todo el mundo desarrollado, desde  varios estados miembros de la UE  y el  Reino Unido., a la  Agencia Internacional de Energía  y al  Fondo Monetario Internacional .
Minería fuera de la vista, fuera de la mente
Comencemos con el Tesla de Elon Musk. En un logro asombroso para una compañía que ahora ha registrado cuatro trimestres consecutivos de ganancias, Tesla es ahora  la compañía automotriz más valiosa del mundo . 
La demanda de vehículos eléctricos se disparará, a medida que las políticas gubernamentales subvencionan la compra de vehículos eléctricos para reemplazar el motor de combustión interna de los automóviles que funcionan con gasolina y diésel y que poseer un automóvil "limpio" y "ecológico" se convierte en un testimonio moral de muchas virtudes. señalización al cliente. 
Sin embargo, si uno mira debajo del capó de los vehículos eléctricos a batería de “energía limpia”, la suciedad encontrada sorprendería más. 
El componente más importante del vehículo eléctrico es la batería recargable de iones de litio, que se basa en productos minerales críticos como cobalto, grafito, litio y manganeso. Al rastrear la fuente de estos minerales, en lo que se llama "economía de ciclo completo", se hace evidente que los vehículos eléctricos crean un rastro de suciedad de la extracción y procesamiento de minerales aguas arriba.
Un informe reciente de las  Naciones Unidas  advierte que las materias primas utilizadas en las baterías de los automóviles eléctricos están muy concentradas en un pequeño número de países donde las regulaciones ambientales y laborales son débiles o inexistentes. Por lo tanto, la producción de baterías para vehículos eléctricos está impulsando un auge en la producción de cobalto a pequeña escala o "artesanal" en la República Democrática del Congo, que suministra dos tercios de la producción mundial del mineral. Se ha descubierto  que estas minas artesanales, que representan hasta una cuarta parte de la producción del país,  son peligrosas y emplean mano de obra infantil. 
Conscientes de lo que la imagen de los niños escarbando en busca de minerales excavados a mano en África puede afectar la imagen limpia y ecológica de la alta tecnología, la mayoría de las empresas de tecnología y automóviles que utilizan cobalto y otros metales pesados tóxicos evitan el abastecimiento directo de las minas. 
Tesla Inc. TSLA -2,4% llegó a un acuerdo el mes pasado con Glencore Plc, con sede en Suiza, para comprar hasta 6.000 toneladas de cobalto al año de las minas congoleñas de esta última. Si bien Tesla ha dicho que tiene como objetivo eliminar los riesgos de reputación asociados con la obtención de minerales de países como la República Democrática del Congo, donde la corrupción es desenfrenada, Glencore asegura a los compradores que en sus minas mecanizadas no se trata cobalto excavado a mano.
Hay 7,2 millones de vehículos eléctricos con batería o aproximadamente el 1% de la flota total de vehículos en la actualidad. 
Para tener una idea de la escala de la minería de materias primas que implica la sustitución de los coches de gasolina y diésel del mundo por vehículos eléctricos, podemos tomar el ejemplo del Reino Unido, como nos lo ofrece Michael Kelly , profesor emérito de tecnología Príncipe Felipe de la Universidad. de Cambridge. 
Según el profesor Kelly, si reemplazamos toda la flota de vehículos del Reino Unido con vehículos eléctricos, suponiendo que utilicen las baterías de próxima generación más económicas en recursos, necesitaríamos los siguientes materiales: aproximadamente el doble de la producción mundial anual de cobalto; tres cuartas partes de la producción mundial de carbonato de litio; casi toda la producción mundial de neodimio; y más de la mitad de la producción mundial de cobre en 2018.
Y esto es solo para el Reino Unido. El profesor Kelly estima que, si queremos que todo el mundo sea transportado por vehículos eléctricos, los grandes aumentos en el suministro de las materias primas enumeradas anteriormente irían mucho más allá de las reservas conocidas. El impacto ambiental y social de la extracción enormemente expandida de estos materiales, algunos de los cuales son altamente tóxicos cuando se extraen, transportan y procesan, en países afectados por la corrupción y los malos antecedentes de derechos humanos, solo se puede imaginar. La imagen limpia y ecológica de los vehículos eléctricos contrasta con la realidad de la fabricación de baterías.
Cero emisiones y todo eso
Los defensores de los vehículos eléctricos podrían contrarrestar diciendo que, a pesar de estos evidentes problemas ambientales y sociales asociados con la minería en muchos países del tercer mundo, el caso sigue siendo que los vehículos eléctricos ayudan a reducir las emisiones de dióxido de carbono asociadas con los motores de combustión interna que funcionan con gasolina y diesel. 
Según la narrativa reinante sobre el cambio climático, después de todo, las emisiones de dióxido de carbono son las que amenazan con una catástrofe ambiental a escala mundial. Por el bien de salvar al mundo, los defensores del clima de las naciones más ricas podrían estar dispuestos a ignorar la contaminación local y las violaciones de los derechos humanos involucradas en la minería de minerales y tierras raras en África, China, América Latina y otros lugares.
Si bien uno podría cuestionar la inequidad inherente al imponer tal compensación, las supuestas ventajas de los vehículos eléctricos al emitir menos emisiones de carbono son exageradas según un estudio de ciclo de vida revisado por pares que compara vehículos convencionales y eléctricos . 
Para empezar, aproximadamente la mitad de las emisiones de dióxido de carbono durante la vida útil de un automóvil eléctrico provienen de la energía utilizada para producir el automóvil, especialmente en la extracción y procesamiento de las materias primas necesarias para la batería. Esto se compara desfavorablemente con la fabricación de un automóvil a gasolina, que representa el 17% de las emisiones de dióxido de carbono durante su vida útil. Cuando aparece un nuevo vehículo eléctrico en la sala de exposiciones, ya ha causado 30.000 libras de emisión de dióxido de carbono. La cantidad equivalente por fabricar un automóvil convencional es de 14.000 libras.
Una vez en la carretera, las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos eléctricos dependen del combustible de generación de energía utilizado para recargar su batería. Si proviene principalmente de centrales eléctricas de carbón, producirá alrededor de 15 onzas de dióxido de carbono por cada milla que recorra, tres onzas más que un automóvil similar a gasolina. Incluso sin hacer referencia a la fuente de electricidad utilizada para la carga de la batería, si un vehículo eléctrico se conduce 50.000 millas durante su vida útil, las enormes emisiones iniciales de su fabricación significan que el vehículo eléctrico habrá puesto más dióxido de carbono en la atmósfera que un vehículo de tamaño similar. automóvil de gasolina recorrió la misma cantidad de millas. 
Incluso si el vehículo eléctrico se conduce durante 90.000 millas y la batería se carga mediante centrales eléctricas más limpias que funcionan con gas natural, provocará solo un 24% menos de emisiones de dióxido de carbono que un automóvil a gasolina. 
Como el ecologista escéptico Bjorn Lomborg lo dice, "Esto está muy lejos de 'cero emisiones'".
Dado que la mayoría de la gente común, consciente de mantenerse dentro de los presupuestos modestos, elige automóviles asequibles que funcionan con gasolina o diésel, los expertos y asesores de políticas de todo el mundo se han sentido obligados a inclinar el campo de juego a favor de los vehículos eléctricos. 
Los subsidios a los vehículos eléctricos son regresivos: dado su alto costo inicial, los vehículos eléctricos solo son asequibles para los hogares de altos ingresos. Es atroz que los subsidios a los vehículos eléctricos sean financiados por el contribuyente promedio para que los ricos puedan comprar sus vehículos eléctricos a precios subsidiados. 
La determinación de no saber o de apartar la mirada cuando los hechos asaltan nuestras creencias es una fragilidad duradera de la naturaleza humana. La tendencia al sesgo de pensamiento y confirmación grupal , y la voluntad de afirmar el “consenso científico” y marginar a los escépticos, abundan en las consideraciones de los llamados expertos comprometidos con la defensa de su causa favorita. En el caso de los vehículos eléctricos, los sucios secretos de la “energía limpia” deberían parecer evidentes para todos, pero, por desgracia, no hay nadie tan ciego como aquellos que no verán.
GWPF.

-Una investigación, que se realiza actualmente en el seno de El Centro de Estudios Avanzados en Olivar y Aceites de Oliva de la UJA, está categorizando la olivicultura jiennense en seis grupos para determinar qué estrategia, basada en la potenciación de eficiencia o diferenciación, o combinación de ambas, le resulta de utilidad en su aplicación.
Se trata de un trabajo de la doctoranda Laura Moreno, codirigido por los profesores Alberto Moya y Juan Vilar, que tendrá una duración de 5 años, y cuyo objetivo fundamental será potenciar la mejora competitiva del olivar de la provincia.
Este trabajo parte de unas reflexiones iniciales: la superficie de olivar moderno en Jaén representa el 19,7% (19,1% olivar en copa y 0,6% en seto), siendo predominante el olivar tradicional, con 80,3% de superficie ocupada, es decir, 471.298 hectáreas.
Este trabajo tendrá una duración de 5 años, y su objetivo fundamental será potenciar la mejora competitiva del olivar de la provincia
De este total de hectáreas, existen 194.000 que además de disponer de agua, ostentan una pendiente inferior al 20%, es decir, serían susceptibles de transformación o modernización, lo cual potenciaría la eficiencia de las mismas, y por ende la competitividad y renta neta.
Dicho de otro modo, más del 41% del total de la superficie de olivar que cubre la provincia de Jaén resultaría modernizable, en función de las circunstancias orográficas, disponibilidad de agua, y disposición del terreno, el único hándicap sería el tamaño de la explotación media, pues de la superficie descrita, tan solo 52.000 hectáreas estarían compuestas por explotaciones cuya superficie es igual o superior a 10 hectáreas, por lo tanto, la estrategia de modernización en parte, debería de ir acompañada de estrategias de cultivo compartido, cultivo asistido, cooperación en la explotación o concentración parcelaria.
Dentro de este paquete de estrategias de modernización, y diferenciación, con la simple transformación de estas 52.000 hectáreas iniciales, de las 194.000 potencialmente viables para ello, la renta neta de la provincia se incrementaría en unos 200 millones de euros por campaña, generando empleo estable y directo para más de 15.000 personas, e indirecto para otras 5.000, con lo que ello, junto con otras acciones recogidas en el citado estudio en curso, supondría para la fijación de población rural.
Olimerca.

-Cuando el ministro Luis Planas se reunió con las CCAA para tratar el acuerdo sobre sobre el Fondo de Recuperación y el Marco Financiero Plurianual les pidió unidad para cerrar el nuevo Plan Estratégico Nacional. Cuando Planas se reunió con las organizaciones agrarias, también les pidió unidad para poder cerrar un acuerdo. lLs mismas organizaciones agrarias le pidieron unidad, pero en la defensa de los intereses de los agricultores y en no caer en las presiones de las CCAA. Y ahora llega una nueva definición de unidad: la que ha lanzado Andalucía para lograr  que no se cambien los conceptos y criterios de reparto de los fondos de la PAC “de forma que beneficie a otros territorios en detrimento de Andalucía” y para mantener su definición de agricultor genuino como un agricultor  «pluriactivo «.
En comisión parlamentaria, la consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo ha sido contundente a la hora de rechazar la reducción en 40.000 millones de euros de los fondos de la PAC decidida por la Unión Europea. “La PAC ha sido utilizada como moneda de cambio”, ha asegurado la consejera, quien ha señalado que “no es justo que Andalucía, una de las principales regiones europeas receptoras de la PAC, vea reducida unos fondos que han sido utilizados por agricultores y ganaderos para avanzar en sostenibilidad, tecnificación y fijación de la población”.
DEFIENDE LA FIGURA DEL AGRICULTOR PLURIACTIVO Y SU IMPORTANCIA SOCIAL Y ECONÓMICA PARA EL DESARROLLO DE LAS ZONAS RURALES
La titular de Agricultura ha afirmado que el debate sobre el futuro de la PAC “sigue abierto en Europa” y que, por lo tanto, aún hay margen para poder actuar. En este sentido, Crespo ha incidido en que el Gobierno debe persistir ante Bruselas por una PAC justa que responda al extraordinario esfuerzo del sector agrario para garantizar el abastecimiento de los mercados durante el estado de alarma decretado por la Covid-19.
“El Ministerio debe defender ante Europa los intereses de los agricultores y ganaderos que han dado el do de pecho en la pandemia”, ha sostenido la consejera en el Parlamento, antes de apuntar que el campo “ha sido, es y será colchón de la crisis”.
A este respecto, la titular de Agricultura ha dejado claro que Andalucía “no va a permitir” que se cambien los conceptos y criterios de reparto de los fondos de la PAC “de forma que beneficie a otros territorios en detrimento de Andalucía”. En concreto, Crespo ha remarcado el rechazo de la Junta a que se establezca una “tasa plana”, lo que perjudicaría de forma severa a sectores clave de la economía andaluza como el olivar. “No podemos aceptar -ha añadido- una reducción drástica de las regiones productivas, porque conllevaría la pérdida de muchos recursos económicos para nuestros agricultores”.
Asimismo, la consejera ha vuelto a defender la figura del agricultor pluriactivo y ha subrayado su importancia social y económica para el desarrollo de las zonas rurales y evitar el despoblamiento.
Agroinformación.

-La recuperación del coronavirus de China impulsa el auge masivo de las plantas de carbón.
China tiene 249,6 gigavatios de capacidad de energía a carbón, ya sea en construcción o en planificación, que es más grande que las flotas de carbón actuales de los Estados Unidos o la India.
Lejos de tratar la pandemia de coronavirus como una oportunidad única en la vida para acelerar la descarbonización y asegurar los objetivos climáticos, hay indicios de que China está recurriendo a su antiguo libro de jugadas de inyectar crédito barato en proyectos de energía con combustibles fósiles para ayudar a su economía que se recupera con una contracción histórica del primer trimestre de este año.
Tras una caída dramática en el consumo de energía y las emisiones de gases de efecto invernadero a principios de año, el sector energético de China está volviendo a la vida. El consumo diario de carbón,  petróleo y gas en junio estuvo a la par del año anterior, según el gobierno, y los analistas dicen que las emisiones de carbono se han recuperado a los niveles previos al coronavirus.
Todavía puede ser demasiado pronto para decir hacia dónde se dirigirán el uso de energía y las emisiones en 2020, pero la desintoxicación ambiental que siguió a meses de bloqueos radicales parece haber terminado.
China tiene 249,6 gigavatios de capacidad de energía a carbón, ya sea en construcción o en planificación, según Global Energy Monitor y el Centro de Investigación sobre Energía y Aire Limpio, que es más grande que las flotas de carbón actuales de los Estados Unidos o la India.
Solo en este año, China permitió 17.0GW de energía a carbón para la construcción, más que en los dos años anteriores combinados, y el sector eléctrico ha propuesto unos 40GW de nuevas plantas de carbón, dijeron los dos grupos en un informe en junio.
El aumento en las nuevas aprobaciones de centrales eléctricas de carbón está siendo impulsado en gran parte por un exceso de proyectos de infraestructura del gobierno local facilitados por el fácil acceso a préstamos bancarios y el apoyo del gobierno central para el gasto de estímulo.
South China Morning Post

-Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos ha revisado los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, INE, sobre el consumo de agua en el sector agrario y destaca la notable reducción de su  consumo durante los últimos veinte años, en un 22%.
Unión de Uniones ha analizado estos datos y se hace eco de que, mientras los agricultores y ganaderos empleaban 22.200 millones de m3 para la actividad agraria en el año 2000, en el año 2018 utilizaron 17.300 millones de m3, un 22% menos de agua.
El informe revela particularmente la reducción del uso de agua por parte de sectores como el frutícola (-17,2%), el olivar y viñedo (-21,8%) y el hortícola (-20,9%), mientras que a nivel de CC.AA. se destaca el desempeño realizado en este sentido por Cataluña (-67,7%), C. Valenciana (-31,0%) y Aragón (-23,7%).
Por su parte, según los datos del censo agrario y Encuesta sobre Superficies y Rendimientos Cultivos, ESYRCE, la superficie de regadío ha pasado de 2,3 millones de hectáreas a 3,8 millones, lo que supone un aumento del 64% en el mismo periodo con un 21,1% con sistemas de aspersión desde 2009, un 19,2% de automotriz y un aumento del 27,7 % de goteo.
 
. En este sentido, la organización señala que estos datos no hacen sino demostrar la notable mejora en la eficiencia en el uso de agua por parte del sector, sustentado en buena parte por las inversiones realizadas por agricultores y ganaderos, que confirman su compromiso medioambiental a la hora de hacer un uso sostenible de los recursos hídricos.
A la espera de medidas concretas para el riego
El Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC) prevé una inversión por parte del Estado de 929 millones € en el periodo 2021-2030 para, entre otras cosas, modernizar las instalaciones de regadío existentes. Dicho plan también contempla el desarrollo el autoconsumo con renovables vinculado a las instalaciones de riego. Sin embargo, todavía no se conoce la forma en que el Ministerio pretende articular estas medidas y ejecutar los fondos asignados

“Ahora que encima se ha confirmado la reducción del presupuesto de la PAC en términos reales para el periodo 2021-2027, es clave contar con esos recursos y emplearlos de la manera más apropiada para apoyar al sector” señalan desde la organización.
Unión de Uniones reclama al Ministerio que haga público lo antes posible una hoja de ruta que recoja y concrete las inversiones que pretende acometer en materia de gestión pública de aguas y de apoyo al desarrollo de sistemas eficientes de regadío, así como el calendario y los plazos previstos para acometer dichas medidas y abordar así la gestión sostenible de los recursos hídricos estatales.

-La eliminación de los derechos históricos y la reducción de las regiones en España a efecto del cálculo de las ayudas, medidas anunciadas por el ministro de Agricultura, el valenciano de nacimiento y cordobés de adopción Luis Planas, anuncian un vuelco muy importante en el reparto del dinero entre comunidades autónomas cuando llegue la negociación «hispano-española» de la nueva PAC. Con los datos disponibles a fecha de hoy, Andalucía será la región más perjudicada desde el punto de vista económico y está por ver las que resultarían más beneficiadas. Evidentemente, eso va a suponer un problema económico para los agricultores y ganaderos de esta región, que tendrá también repercusiones sociales y, por supuesto, políticas. Andalucía es hoy la principal potencia agraria en España y la que más dinero recibe de la PAC; en ella coexisten sectores muy dependientes de las ayudas que llegan de Bruselas, como el olivar, y otros como el de frutas y hortalizas que son punteros y que se benefician muy poco de los apoyos comunitarios.
Desde el punto de vista político, el Gobierno popular de Moreno Bonilla tiene un importante problema porque cuenta con todas las papeletas para perder dinero en ese proceso negociador. Pero siempre podrá culpar de ese «hachazo», porque eso va a ser, al Gobierno central y, en concreto, al ministro de Agricultura, diputado por Córdoba. La batalla política entre socialistas y populares andaluces de cara a las próximas elecciones que se desarrollen allí, bien sean autonómicas o generales, va a ser de órdago. Ambos partidos deberán jugar bien sus cartas. Moreno Bonilla y la consejera Carmen Crespo se la juegan. Pero Luis Planas y Susana Díaz, íntimos enemigos, también. Pero, los que de verdad se la juegan son los agricultores y ganaderos andaluces.
Cesar Lumbreras.

- Uno de los grandes caballos de batalla para hacer cumplir la Ley de la Cadena para que el productor cobre por encima de coste es cómo se fijarán estos costes. La Unión de Campesinos de Castilla y León (UCCL) ha propuesto este martes 4 acordar con la industria y la distribución un método estadístico que permita fijar los costes de producción oficiales y que sirva de referencia para fijar los precios en el sector primario. El coordinador regional de la agrupación agraria, Jesús Manuel González Palacín, ha reclamado en rueda de prensa esta medida para afrontar una crisis de precios «estructural», ante la cual también ha pedido establecer un marco estable de negociaciones en la que «ninguna parte esté por encima de otra e imponga los precios».
Otra petición de UCCL pasa por establecer un código de buenas prácticas que «potencie» a las industrias que «se portan bien» y evite las que buscan la «especulación pura y dura». Por último, han insistido en que se intente que las exigencias de compromisos medioambientales en Europa «sean las menos posibles», ya que eso conlleva un aumento de los costes; y por otro lado, que se remarque la «mayor calidad y menos residuos» de los productos frente a los importados de fuera de la Unión Europea.
O HAY UN ACUERDO O SALDRÁN DE NUEVO A LA CALLE PORQUE «LA SITUACIÓN ES IGUAL PEOR QUE EN FEBRERO»
Respeto a la PAC, ha exigido que se destine al agricultor genuino, que al menos un 25 por ciento de sus ingresos sean agrarios, y que esté además dado de alta en la Seguridad Social y en el régimen agrario.
De no tenerse en cuenta las peticiones de UCCL para fijar los costes de producción, tras haberse reunido ya con los Grupos Popular, Socialista y el consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, han argumentado que estarán «obligados» a movilizarse de nuevo ya que la situación es «igual o peor» que cuando salieron a la calle en febrero.
Respecto a la cosecha de cereal de 2020, ha señalado que es «de las mejores de los últimos años», pero que ha sufrido unos costes «bastante más altos de lo normal», con unos 100 euros por hectárea, lo que supone un incremento del 20 por ciento respecto a un año normal.
Además, los precios se han «desplomado» con un 10 por ciento menos que la media del último lustro y hasta un 16 por ciento inferior en referencia al mes de febrero.
En forrajes ha sido un año «excepcional», aunque ha lamentado que la lluvia de primavera ha mermado su calidad en buena parte.
El ganado ha sido de los sectores más afectados por la pandemia según González Palacín, quien ha reseñado que le ha afectado el cierre del canal HORECA y las pérdidas por la falta de actividad turística y de la hostelería. Ha detallado pérdidas del 15 por ciento en novillos y vacas y hasta del 70 por ciento en ovino, un sector «en crisis estructural desde hace mucho tiempo».
Respecto al marco presupuestario plurianual de la Unión Europea ha criticado que se destine un 10 por ciento menos al sector agrario después de «demostrar ser esenciales y estratégicos», y ha indicado que a pesar de doblar el presupuesto para apuntalar los efectos de la crisis, del dinero extra la agricultura «solo se lleva el 1 por ciento».
«Están desmantelando la agricultura en la Unión Europea», ha advertido, pues además el presupuesto va ligado a medidas agroambientales, lo que genera más costes de producción y baja la productividad según ha alegado el representante de los agricultores.

La propuesta de recoger en la Ley de la Cadena Alimentaria que se obliga a vender siempre por encima de costes de producción está teniendo cada vez más voces en contra.
Si primero fue Cooperativas Agroalimentarias de Andalucía la que dejó muy clara su oposición a esta medida, a la que se ha sumado la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería, COEXPHAL, ahora las voces en contra de este precio mínimo llegan desde Asaja Cádiz,  donde su secretario general, Luis Ramírez, asegura que es una medida “que no tendrá efecto porque es un sinsentido. Hay que ajustar los precios que reciben los agricultores y ganaderos, pero sin alterar las normas del mercado”.
En su comparecencia para presentar la campaña de cereales de la provincia, Luis Ramírez, ha planteado además una cuestión clave en esta propuesta. Quién será el encargado de determinar cuál es el coste de cada producción.
Por el momento, el Gobierno no ha querido posicionarse al respecto y ya hay algunas voces que señalan que ante el silencio gubernamental deberán ser las CCAA las que lo determinen. Ante esta situación, el secretario general de Asaja Cádiz señala que esta cuestión “es plantear quién le pone el cascabel al gato y puede crear muy malos precedentes, ya que cada CCAA puede ir marcando un precio distinto provocando un caos y que, al final, se tenga que decir que hay un coste inferior para poder ser competitivo. Y eso sin olvidar que, si se disparan los precios, se comprará fuera, por lo que al final todo va a ser peor”.
Sobre una solución a esta medida de precio mínimo y a la vez el grave problema de precios que sufre el campo, Luis Ramírez exige al Gobierno “que busque soluciones, aunque en mi opinión, ahora mismo, estas deben pasar por inyectar dinero y que el Gobierno apueste por el sector”.
En este sentido, ha destacado que el recorte de la PAC un 9%, la propuesta europea por la Biodiversidad y ‘De la Granja a la Mesa’, que el dinero para la Recuperación de la UE solo deje 15.000 millones para el sector, “aunque la realidad dice que de todo ese dinero muy poco llega realmente a las manos de agricultores y ganaderos”, y otras decisiones administrativas “están dando la puntilla a un sector que ha demostrado que no solo es esencial, como se ha visto en esta pandemia, sino que ha respondido como ningún otro en los momentos difíciles y al que n se le debe dar la espalda ahora”. 
Agroinformación

- Olimerca.- Parece mentira que con todos los problemas que tiene el sector del aceite de oliva, desde el campo a la mesa; problemas muy urgentes de abordar y sobre todo de resolver, todavía tengamos que seguir escuchando en muchos foros de debate, en programas de radio y de televisión que la mayor preocupación en estos momentos sea el fraude que hay en el aceite de oliva, de los problemas del etiquetado, de si es virgen, virgen extra o vete tú a saber.
No sé si aquellos que se pasan la vida culpando a otros de la mala imagen de la calidad del aceite de oliva se han parado a pensar que el daño no se queda en el tintero, y que esos comentarios desprestigiando a nuestro oro líquido, no sólo perjudican al conjunto de operadores que comercializan en nuestro país y en el exterior, sino que también, y es lo más importante, dejan una importante huella en el consumidor que cuando llegue al lineal se planteará ¿y cuál es el aceite que no es fraudulento?
Vamos a borrar de nuestro lenguaje aquellos términos descalificadores, sobre todo cuando los mismos llegan al consumidor final
Estamos de acuerdo que la valoración organoléptica es un problema de inseguridad jurídica importante para las empresas, que no de salud pública para el consumidor, y al que se le está buscando soluciones alternativas. Por todo ello, porqué en vez de hablar de fraude, que es una palabra con unas connotaciones muy negativas de cara al consumidor, hablamos de la gran calidad que tienen nuestras producciones, de las grandes marcas que copan los lineales en nuestro país y en el exterior, reforcemos la imagen de que somos líderes en producción y calidad, reforcemos nuestro posicionamiento en el exterior, etc., porque con esa estrategia de hablar siempre de lo malo y no de lo bueno lo único que vamos a conseguir es generarnos un nuevo problema de caída del consumo y de tirar por tierra la imagen de los aceites de oliva de España.
Vamos a borrar de nuestro lenguaje aquellos términos descalificadores, sobre todo cuando los mismos llegan al consumidor final, porque cuesta creer que sea el propio sector el que se tire piedras contra su propio tejado.
Cabe destacar también que, lo que no es contrario a todo lo dicho anteriormente es que, si aparece algún caso de fraude, la actuación de las Administración es deba ser siempre rapidísima e implacable.

- Es más importante el reparto que el recorte
Una de las primeras enseñanzas escolares cuando nos enfrentamos a las matemáticas es comprender, en la más tierna infancia, que en sumas y multiplicaciones el orden de los factores no altera el producto. Una máxima atribuida a Pitágoras que viene al pelo, pero justo en sentido contrario, cuando reflexionamos sobre los horizontes que se están abriendo en el campo español tras los acuerdos de la cumbre europea del mes de julio.
Por muy manido que esté, que lo está y mucho, el adjetivo “histórico”, esta cumbre sí lo ha sido, debemos reconocerlo. Porque históricas son las circunstancias de un mundo paralizado por un virus incontrolado, con consecuencias extremas para la salud, el trabajo y la economía de cada rincón del planeta.
Una cumbre europea histórica que, con sus luces y sus sombras, ha demostrado una vez más que los países europeos están felizmente obligados a entenderse y encontrar soluciones comunes a problemas comunes, superando falaces egoísmos nacionales, de posición histórico-geográfica e incluso de pretendida superioridad moral o cultural.
Un continente autodestruido una y otra vez a lo largo de la historia en sangrientas guerras interminables, cuna de los Estados-nación, que afortunadamente ahora cuenta con el sólido entramado de la suma de Estados que es la Unión Europea, para hacer frente a virus que afecta a la salud de todos y a los efectos terribles que genera para el bienestar de la población.
Visto desde nuestra óptica, la de la agricultura familiar en España, cuando analizamos estos grandes acuerdos históricos no podemos evitar una mezcla de satisfacción y preocupación. Contentos por ver un camino positivo en la reconstrucción apoyada por Europa. Pero muy inquietos por saber cómo encajará la gestión de la nueva PAC en el periodo que se abrirá en 2021. La cuestión es que, al final, todo forma parte del mismo paquete. Porque Europa se construye a base de grandes acuerdos políticos, pero, sobre todo, de gestión presupuestaria, cuyos límites se aprueban en común pero después se distribuyen con un gran margen de discrecionalidad en cada Estado.
Por eso, aunque nos inquieta que el límite presupuestario para la PAC de los próximos años tenga un recorte frente al periodo anterior, lo que verdaderamente nos preocupa es cómo se vayan a repartir esos recursos en España. En definitiva, es más importante el reparto que el recorte, que debe decidirse en el Plan Estratégico nacional que presentará el Gobierno español en los próximos meses, tras consensuarlo con organizaciones agrarias y comunidades autónomas.
Y aquí es donde vuelve a aparecer Pitágoras, porque el orden de los factores solo derivará en un buen producto si todo el sistema político y territorial defiende con firmeza la trascendencia histórica de sostener a la agricultura familiar, concentrando ayudas, políticas y prioridades donde más esenciales son y más sentido tienen.
Editorial del número 280 de La Tierra del Agricultor y Ganadero.

-Manu Garro / Director de agroinformacion.com
Pese a la dilatada carrera política que tiene el ministro Luis Planas a sus espaldas, sorprende su insistencia en mostrar su enfado con todo el mundo estas últimas semanas. No tanto por el tono, siempre comedido, sino por hace patente su disconformidad con todas las críticas que pueda recibir sobre los fondos de la PAC o, si se prefiere, sobre el Marco Financiero Plurianual acordado en Europa. Y podrá tener razón o no en su defensa de estos presupuestos, pero se equivoca en el fondo.
Hay razones de peso para pensar que el acuerdo alcanzado (y que, pese a que aún debe tener el visto bueno del Parlamento Europeo, no va a cambiar especialmente) es muy favorable para España y para el sector agrario, pero también hay motivos para no estar de acuerdo con él. 
Teniendo en cuenta el punto de partida que había antes de la pandemia, es obvio que se ha logrado mucho más dinero y menos recortes de lo que se preveía. Y ahí puede estar satisfecho el ministro. Pero también debe asumir que habrá recortes. Y, como diría el meme de Julio Iglesia, «Y lo sabes». Y si hay recortes es lógico que el sector se enfade y proteste.
Acusar a las organizaciones agrarias de «despotismo ilustrado» (es decir, de aferrarse a un concepto de poder absoluto), no es un insulto (de hecho, una gran mayoría hemos tenido que echar mano al diccionario para recordar qué es exactamente) es absurdo, porque su papel es reclamar todo lo que puedan para el campo y solo cumplen con lo que tienen que hacer. 
El problema de fondo («Y lo sabes») no es solo el dinero que llegará o no de Europa, sino que desde que se paralizaron la protestas no ha cambiado nada pese a todo lo que el ministro cree que ha cambiado.
Se han dado pasos, es cierto, pero parafraseando al ministro en sus alusiones históricas todo ha acabado con un «todo debe cambiar para que nada cambie» que se recogía en el Gatopardo. Y eso es lo que notan los agricultores y ganaderos de este país (aunque también tengamos que mirarlo en el diccionario). 
Que se hacen y cambian cosas (Ley de la Cadena Alimentaria, ayudas a los sectores afectados por Covid, a la vendimia que ahora empieza, …) pero todo sigue igual. Los precios en origen en el campo no mejoran mientras que los costes se disparan, las industrias marcan precios de forma injustificadamente a la baja, las acusaciones sobre el papel de los especuladores son casi diarias, las ayudas que se prometen son escasas, y buscan casi siempre más el titular que solucionar un problema, la distribución sigue haciendo lo que quiere sin que nadie le frene y se amenaza con proyectos europeos sobre biodiversidad que solo traen compromisos, pero no medios.
Y si a esto se le añade que se va a perder dinero de la PAC («Y lo sabes»), lógico que los ánimos no estén tan positivos como los del ministro por lo conseguido en Europa. 
Luis Planas tiene motivos para estar satisfecho por todo lo logrado por Pedro Sánchez en Bruselas y está justificado que quiera sacar pecho por todo lo logrado. Tiene razón. Pero se equivoca al enfadarse con el mundo. O más bien, al enfadarse porque nadie les felicite. Mientras no cambie la realidad del campo, la de esa tierra que tan pocas veces pisa y que da la impresión de no acaba de conocer tan bien como él cree, nadie va a estar contento. Se enfades o no. Y lo sabes.

-¿Existe MALTRATO ADMINISTRATIVO con la DEHESA en la PAC?
A la vista de los malos resultados económicos obtenidos desde que se empezó a aplicar la PAC en España (pérdidas de hasta 200 euros/hectárea/año), y de la crisis medioambiental en la que se encuentra (pérdida de hasta 1 árbol/hectárea/año)… se puede decir que SI… y lo malo es que si se sigue por este camino corre serios riesgos de desaparición, ya que a la falta de rentabilidad económica existente se une el consiguiente abandono que se está produciendo, por los ganaderos, de las buenas prácticas agrarias que son imprescindibles para su adecuado mantenimiento y conservación.
Hablamos de MALTRATO ECONÓMICO porque no hay ninguna duda de que los ganaderos de extensivo en general, y los de la Dehesa en particular, han sido los grandes perjudicados desde que entramos en la Comunidad Económica Europea (C.E.E), hace más de 30 años, y España empezó a aplicar la PAC (Política Agraria Común) primando siempre la productividad sobre la extensividad, ignorando conceptos básicos europeos como la calidad diferenciada y la conservación medioambiental, e implantando una injustificada y errónea distribución de las Ayudas a la Renta (Pagos Directos de la PAC) que llegan desde Bruselas para que se pueda compensar económicamente la Renta Agraria de los agricultores y ganaderos, no solo para mantener vivo y activo el campo sino además, y muy especialmente, para primar a aquellos agricultores y ganaderos que realizan tareas adicionales voluntarias que son extraordinariamente beneficiosas para el Clima y el Medio Ambiente, y que no se ven reflejadas en el precio de venta de sus productos. Este es el caso de la ganadería extensiva, y muy especialmente, de la Dehesa, ya que estos ganaderos actúan más como conservadores medioambientales del ecosistema, que como productores de carne…, que también lo hacen, y de una forma excepcional (productos de la Dehesa como el jamón ibérico puro de bellota). Sin embargo, es desalentador observar cómo, en vez de primarlos por su labor medioambiental, se les perjudica, consciente o inconscientemente, haciendo un injusto reparto de estas Ayudas europeas, ya que:
Los ganaderos que más cobran de la Dehesa están recibiendo de media, de la PAC, como Ayuda total a la Renta (Pagos Directos) unos 100 euros/hectárea admisible/año (Sumando Pago Básico, Componente Verde y Pagos Asociados), mientras que los demás agricultores españoles están recibiendo de media, unos 275 euros/hectárea admisible/año.
Esta injusticia o maltrato económico que está padeciendo la ganadería extensiva en general, y muy especialmente la Dehesa, se ve agravada además por lo que podríamos denominar MALTRATO LEGISLATIVO, ya que hay promulgadas una serie de Normas Legales que le afectan muy directamente, y que se han elaborado sin tener en cuenta las características especiales de manejo del ganado en extensivo, ni tampoco la especificidad y valor ecológico de los ecosistemas en los que se encuentran, como es el caso de la Dehesa. 
Con el fin de argumentar este hecho, se exponen algunos ejemplos en los que queda de manifiesto que existe una Normativa Legal que perjudica claramente a los ganaderos de la Dehesa:

1.El R.D. 4/2014, por el que se aprueba la Norma de Calidad de los productos del Cerdo Ibérico es la última modificación del R.D 1083/2001, en el que se autoriza a llamar indebidamente CERDO IBÉRICO a un animal que está cruzado (50%) con la raza extranjera Duroc. A partir de aquí se empieza a generar una normativa que va concatenando una serie de errores, que año tras año ha ido mermando el prestigio global de nuestro tradicional CERDO IBÉRICO PURO (animal indisolublemente unido a la Dehesa), y provocando una gran confusión en el mercado, ya que con el nombre de IBÉRICO se están comercializando diariamente piezas y carnes de animales muy diferentes desde el punto de vista genético, de alimentación y de manejo. Esta situación, independientemente del uso que se haga actualmente de las bridas, colores y etiquetas, incita a una competencia desleal en el mercado en el que bajo el mismo nombre de IBÉRICO se están vendiendo en los establecimientos productos curados y carnes frescas procedentes de animales cruzados, alimentados con piensos y encerrados en naves, que nada o muy poco tienen que ver con un CERDO IBÉRICO PURO DE BELLOTA integrado en la Dehesa, lo que perjudica gravemente a este último, pues la abundancia de cerdos ibéricos en el mercado no permite alcanzar el precio justo y verdadero de estos animales en la Dehesa, que hoy por hoy son superiores a 60 euros/arroba. Este importantísimo error no solo causa un gran daño económico a la Dehesa, sino que las grandes posibilidades de réplica de los ibéricos de pienso en otros países ponen en riesgo el prestigio internacional de nuestro producto estrella, en la excelencia de la gastronomía mundial, el Jamón Ibérico Puro de Bellota.
2.El R.D. 1075/2013 sobre la gestión de los Pagos Directos de la PAC en España, hace una interpretación restrictiva errónea del Coeficiente de Admisibilidad de Pastos (CAP) que daña enormemente a la Dehesa, pues administrativamente se ha considerado que debajo de las encinas y alcornoques no hay hierba (¿tampoco bellotas?) y, por tanto, como los animales no pueden acceder a comer, estas partes del terreno tienen que ser descontadas de las hectáreas que van a recibir los Pagos Compensatorios de Bruselas (hectáreas admisibles). Es decir, a las Dehesas incomprensiblemente se les ha quitado, a nivel nacional, de media, alrededor de un 25% de todas sus hectáreas a la hora de percibir los escasos e injustos Pagos Directos que reciben de la PAC, malinterpretando la legislación europea sobre el concepto de hectáreas admisibles prevista para el pastoreo de pastos forestales.
3.El Programa Nacional de Erradicación de la Tuberculosis Bovina (PNETB), también la perjudica de forma notable, pues tras la entrada de España en la CEE en el año 1987, se presenta en Bruselas un Programa de Erradicación Acelerada de la Tuberculosis Bovina al amparo de la Directiva 381/77/CEE. Este programa tras 32 años de funcionamiento, deja mucho que desear, especialmente por el planteamiento de aplicación erróneo que se ha hecho para la Dehesa y la ganadería extensiva, como se puede apreciar perfectamente en la relación abundante de mapas estadísticos de Prevalencia de la Tuberculosis en rebaños, que el propio Ministerio de Agricultura envía todos los años a Bruselas, donde va quedando patente que el Programa de Erradicación aplicado homogéneamente en todo el país no da el resultado mínimamente exigido en la Dehesa, ya que los porcentajes de rebaños positivos alcanzados en algunas comarcas llega al 40% de las explotaciones. Esto ha supuesto para la Dehesa el sacrificio de alrededor de 150.000 animales, que son más del 50% de todas las vacas sacrificadas en España a lo largo de la aplicación del Programa, con unas pérdidas directas para estos ganaderos de aproximadamente 300 millones de euros.
4.La ley 43/2003 sobre aprovechamiento de los montes, es una mastodóntica legislación, varias veces modificada, que condiciona gravemente a la Dehesa, pues la encorseta al principio de la misma (Artículo 2) en la definición de Superficie Forestal junto a montes, eriales o tierras abandonadas, y además de que no vuelve a acordarse más de ella durante todo el texto legislativo, provoca y da lugar a que administrativamente se haga  una grave tergiversación del lenguaje de los pastos, y deje a la Dehesa muy mal situada en la PAC, colocada en el grupo de los Pastos Permanentes, que está dispersado injustamente por varias regiones de toda España y es el más heterogéneo, débil y peor tratado económicamente en la superabundante división comarcal (50 regiones) que nuestro país ha hecho para distribuir las Ayudas a la Renta (Pagos Directos).
Como se puede deducir de lo expuesto con anterioridad, no es muy arriesgado poder asegurar que la Dehesa está siendo MALTRATADA, tanto desde el punto de vista ECONÓMICO (pérdidas cuantiosas que ponen en riesgo su mantenimiento), como desde el punto de vista LEGISLATIVO, pues queda enredada en un sinfín normativo regulatorio que burocráticamente también contribuye al ahogo definitivo de los ganaderos.
En vistas a esta malísima situación y puesto que estamos atravesando un momento crítico para todo el sector agrario, y existe tiempo de reflexionar para hacer las cosas mejor, y corregir injusticias, nos dirigimos a todas aquellas instancias técnicas y administrativas que tienen responsabilidad en la elaboración del Plan Estratégico Nacional para la Nueva PAC (2021-2027), con el fin de que corrijan esta grave e injusta situación que lleva muchos años sin ser abordada, y que puede acabar con uno de los ecosistemas más genuinos y valiosos de nuestro patrimonio nacional, dándose además la paradoja de que la Dehesa puede ser la “joya agraria medioambiental” que España puede aportar al PACTO VERDE DE LA UNIÓN EUROPEA (GREEN DEAL) y a las dos grandes Estrategias sobre la Biodiversidad para el año 2030 y “de la granja a la mesa”, que son los pilares básicos en los que va a descansar medioambientalmente la próxima PAC. 
María Pía Sánchez Fernández. Presidenta de FEDEHESA.

¿Por qué no vemos el contrasentido de la proposición? 

-China es el mayor ganador del auge de las energías renovables en EE. UU.
A medida que el cambio a la energía renovable comienza a cobrar un gran impulso, Estados Unidos se enfrenta ahora a otro enigma: ser demasiado dependiente de China para los minerales utilizados para construir sistemas de energía limpia.
 

China representa alrededor del 80% del suministro de tierras raras de EE. UU., Materiales utilizados en muchas energías renovables y bienes de alta tecnología.
Desde los días del presidente Jimmy Carter y la crisis del petróleo de la década de 1970, Estados Unidos ha perseguido sin descanso la utopía de volverse independiente de la energía. Pero con las persistentes crisis del petróleo y los severos choques de los precios del petróleo, se ha vuelto flagrantemente obvio que Washington nunca logrará una verdadera independencia energética al depender únicamente de los combustibles fósiles, incluso si Estados Unidos  finalmente se convierte en  un exportador neto de petróleo. La mayoría de los ciudadanos estadounidenses también sienten que  el gobierno debería  "... centrarse en el desarrollo de fuentes alternativas de energía en lugar de la expansión de fuentes de combustibles fósiles " en un intento por aliviar el cambio climático.
Ya sea en la búsqueda de la independencia energética o en un intento por mejorar el cambio climático, hay  un cambio innegable hacia las energías renovables  en los EE. UU., Con la energía renovable representando el 11,4% del consumo total de energía de EE. UU. En 2019 en comparación con solo el 4% en dos décadas. hace.
Pero a medida que el cambio hacia las energías limpias y renovables comienza a cobrar un gran impulso, Estados Unidos se enfrenta ahora a otro enigma: ser demasiado dependiente de China para los minerales utilizados para construir sistemas de energía limpia.
China suministra ~ 80% de los elementos de tierras raras (REE) utilizados por Estados Unidos para fabricar molinos de viento, paneles solares, baterías de automóviles eléctricos, teléfonos celulares, computadoras, equipos médicos, sistemas de defensa nacional e incluso en tecnologías de petróleo y gas.
Fuente: EIA

Dependiendo de China
En 2018, el Departamento del Interior publicó una lista de 35 minerales que clasificó como `` críticos '' para la economía de EE. UU. La parte alarmante: Estados Unidos depende completamente de las importaciones de China para 14 de estos minerales e importa el 75% de al menos otros diez. 
Esas cifras no son exageraciones: según el Servicio Geológico de EE. UU., China suministró el  80% del REE de EE. UU. En 2019 . Otra estadística preocupante: aunque EE. UU. Extrajo 18.000 toneladas métricas de sus propias tierras raras en 2018 y 26.000 toneladas métricas en 2019, el Servicio Geológico de EE. UU. Ha revelado que  toda la producción nacional de concentrados minerales se exportó . Hace solo tres décadas, EE. UU. Era el principal productor mundial de estos minerales, pero ha caído al séptimo lugar.
El control similar a un vicepresidente de China sobre la cadena de suministro REE de EE. UU. Se volvería tan claro como la luz del día si el candidato presidencial demócrata Joe Biden asciende a la Oficina Oval y comienza a implementar su  plan climático de $ 5 billones. 
Biden ha presentado una propuesta climática muy ambiciosa de más de $ 5 billones que, según él, sería necesaria si Estados Unidos quiere igualar a la UE al convertirse en un país con cero emisiones netas de carbono para 2050. Biden ha propuesto la asombrosa cantidad de $ 1.7 billones en gasto federal, durante el la próxima década, para lograr este objetivo, y se espera que el sector privado contribuya con el resto. Biden dice que los costos de los contribuyentes pueden recuperarse derogando la generosa bonanza fiscal que Trump otorgó a las corporaciones estadounidenses y también eliminando los subsidios a la industria de los combustibles fósiles.
Convertirse en autosuficiente
Dado que China alberga casi la mitad de los depósitos de REE conocidos en el mundo, Estados Unidos no tendrá más remedio que aumentar sus importaciones de estos minerales del Reino Medio a medida que pasa a las energías renovables, algo que no se facilita por el hecho de que todo el mundo está en la misma carrera para cambiar de combustibles fósiles a energías más limpias. Además, el espectro de que China utilice su control estratégico de los REE en  una guerra comercial  sigue siendo muy real

-Recortes de la PAC, recortes del agua. Golpe al agro español
miciudadreal - 17 agosto, 2020 .Ricardo Chamorro. Diputado Nacional de VOX por la provincia de Ciudad Real. Portavoz en la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación.-
Los recortes para España en la Política Agraria Común son un hecho, da igual que PSOE o Podemos trate de engañar a los españoles, también es irrelevante que el consejero de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha, Martínez Arroyo, califique de éxito una negociación que realmente es un rotundo fracaso.
La realidad es que el recorte será del 9,6% de media por agricultor y que afectará a cerca de 700.000 explotaciones en las que las ayudas de la PAC representan el 20% o el 25% de sus ingresos.
La PAC, una política necesaria
La Política Agrícola Común ha supuesto una gran parte de los Presupuestos de la Unión a lo largo de las últimas décadas. Para muchos analistas, que se guían por las grandes cifras y sus apariencias, es un gasto excesivo en un sector económico que no es el que mayor peso tiene en el PIB. Para algunos economicistas de izquierda a derecha, es un caso de evidente ineficiencia del sector público. Para muchos políticos, considerando el escaso peso electoral de los agricultores y ganaderos, el desprecio hacia la agricultura es una realidad.
El resultado de que el mercado agrícola europeo no haya sido absolutamente abierto durante décadas ha sido que Europa ha conseguido volver a una autosuficiencia alimentaria que abandonó durante las décadas más librecambistas del siglo XIX. Durante las dos guerras mundiales los europeos pasaron hambre; la PAC fue concebida por hombres que habían vivido esa experiencia y querían evitarla en el futuro. El problema ahora mismo es más bien que ni nuestros políticos, ni nuestros periodistas, ni nuestros economistas tienen presente esa causa de la intervención pública en la economía.
Preferencia agrícola, preferencia nacional y preferencia europea no son límites a la libertad. Son tres consecuencias de una experiencia histórica: en relación con cuestiones prioritarias de interés general, como el sector agroalimentario, es necesario la regulación para evitar la competencia desleal y para garantizar la alimentación de los europeos, más allá de los beneficios a corto plazo de unos pocos, muy pocos.
La evolución de las políticas de la UE está suprimiendo de facto el mercado europeo, sustituyéndolo, con o sin disimulo, por otro mundial, favorable a los países del norte de Europa que comercializan en el mercado global sus productos industriales, dejando entrar productos agroalimentarios de países terceros que no cumplen con los mismos controles fitosanitarios ni las mismas exigencias de protección al trabajador que, por ejemplo, en España impactan en nuestra economía arruinando el sector agroalimentario a través de una competencia desleal.
No tener una política agrícola y abrir sin límites nuestros mercados a la producción extranjera es tanto como dejar en manos de grandes productores internacionales nuestra seguridad alimentaria. Tener una agricultura potente no es algo que afecte sólo a los agricultores. Todos comemos, todos vestimos, todos nos calentamos, estas necesidades han quedado más claras aun ante la crisis sanitaria mundial del COVID19; y aunque en cada una de esas necesidades podemos ser más austeros, no se trata de consumos prescindibles.
Los recortes de la PAC, las concesiones globalistas a la entrada de productos de países extracomunitarios y las exigencias hacia una demagógica transición ecológica por parte de Bruselas, ponen cada vez más difícil la supervivencia de las explotaciones agrarias y agravan la despoblación de nuestro mundo rural.
La crítica al agricultor y al ganadero
Desde la propaganda oficiosa progresista, de izquierda y derecha, se está retratando al agricultor y al ganadero como malvados receptores de ayudas públicas, empresarios privilegiados en un mundo en crisis, eternos pedigüeños, contaminantes e ineficaces gestores de su propia tarea.
El campo español ha hecho un esfuerzo modernizador mayor que el de cualquier otro sector a lo largo de las últimas décadas. Las explotaciones han hecho inversiones varias veces superiores a su valor actual en el mercado, se han adaptado a costes más altos y a precios cada vez más bajos. Se ha llegado a un límite: en muchas regiones de España la presión para que se avance más en esa dirección supone ya el abandono de los campos y el avance de la despoblación.
Nadie se atreve a valorar cuánto cuesta eso, y cuánto habrá que pagar para que otros hagan lo que los agricultores no podrán hacer ya. Unos y otros se llenan la boca de ecología, pero no se dan cuenta de que el gestor medioambiental más eficiente, el conservador de patrimonio más económico, el vigilante y montero más eficaz y el mejor conocedor de las llamadas energías renovables –lo que llaman biomasa, por ejemplo- es el agricultor.
Recortes en el agua
Emiliano García Page anuncia a bombo y platillo el fin del trasvase Tajo-Segura como un logro regional frente a Murcia, el Ministerio de Transición ecológica anuncia el fin de todos los trasvases. Lo que no dice Page es que, el argumentario que justifica el fin del trasvase, es la criminalización de todos los agricultores y ganaderos españoles con razones absurdas.
El objetivo del PSOE, y la agenda global que obedecen, es poner fin a los nuevos regadíos y a la tensión que provoca la expectativa del derecho al agua para la agricultura. Esto es un problema para todos los agricultores españoles, no solo para determinadas regiones, que no se engañe a los agricultores con demagogias regionalistas populistas. Si los políticos del consenso progre estuvieran realmente preocupados por la despoblación, no criminalizarían constantemente el regadío que asienta y arraiga población en el mundo rural.
Debe quedar claro, de cualquier manera, que el agua no es un problema de la agricultura. En medios urbanitas y privilegiados se está deslizando la idea de que los excesos de la España rural están convirtiendo el agua en un problema; y no es así. La agricultura y la ganadería consumen cada vez menos agua por unidad de producción, y representan un porcentaje decreciente del consumo de agua. Están cambiando, es verdad, el modo, el tiempo y el lugar de ese consumo agrícola, pero si los campesinos españoles fuesen tan egoístas como quienes los quieren convertir en chivos expiatorios podrían conformarse con un porcentaje fijo del agua de España, seguros de poder demostrar así, con el tiempo, que el problema no está en ellos.
España dispone de agua sobrada para sus necesidades presentes y futuras, pero eso requiere una adecuada gestión del recurso. Una verdadera política hídrica nacional, como pide VOX, que piense en la cohesión de España, que tenga en cuenta al mundo rural, que acabe con desigualdades regionales, que fomente el regadío como fuente de riqueza y de repoblación, que rompa el egoísmo localista y piense en el futuro del conjunto nacional. 
Si no se afronta la situación con energía -la crisis agrícola y la crisis del agua, entrelazadas, pero no identificadas- los campos se abandonarán; los pueblos callarán; los bosques arderán; y se hará cierta la predicción dolorosa de José María Pemán, “sobre los campos yermos / se arrastrarán, sin lana, las ovejas / y será, contra el sol, ojo de espanto la soledad desnuda de las eras”.
Defensa desde VOX de la agricultura
Desde VOX vamos a defender tres cuestiones básicas en el ámbito agrícola.
Por un lado, que el sector vuelva a ser tratado con la dignidad y el respeto que merece, es decir con un rango institucional de preferencia nacional que reconozca la importancia primaria de su tarea, como se ha visto estos meses de crisis sanitaria. Primaria, porque al fin y al cabo comer no es una opción mientras que el ocio sí lo es, por ejemplo. Rechazamos rotundamente los recortes a la PAC, y no toleramos el engaño de los partidos del consenso y de quienes viven del tinglado, arruinando el mundo rural y acelerando la despoblación. La política hídrica nacional basada en un Plan hidrológico Nacional, que piense en el mundo rural, en las provincias, y en el sector Primario, será por lo tanto prioritaria para estructurar y cohesionar la nación.
En segundo lugar, como ya lo hicieron los fundadores de la Comunidad Económica Europea, garantizar la preferencia comunitaria frente a países terceros y que Europa mantenga un sistema agrícola productivo capaz de cumplir por sí mismo todas las tareas (alimentarias, energéticas, medioambientales y de control del territorio) que le corresponden, y que pague por ello.
En tercer lugar, si la UE no lo consigue, o si prefiere renunciar a ello a cambio de concesiones en otros sectores o al comercio global en favor de los países del norte y en detrimento de nuestra agricultura e intereses, España tendrá que ser capaz de tener a su disposición un sistema agrícola propio, una Soberanía Alimentaria que garantice nuestra independencia, con los instrumentos necesarios que haya que crear en beneficio e interés de los españoles.





-Después de que los líderes europeos acordaran en julio pasado el nuevo presupuesto comunitario, que incluye los fondos de la Política Agraria Común, se ha abierto un proceso que culminará con la entrada en vigor de la reforma de la PAC en enero de 2023. Hasta esa fecha aún queda un largo calendario de negociaciones de toda índole, ya que deben darse todavía distintos pasos, que en los próximos meses estarán marcados por la negociación en Bruselas de las normas que configuran la nueva política agrícola y por la elaboración de los planes estratégicos a escala nacional.
«Esta PAC entrará en vigor con dos años de retraso, provocado por el retraso del Consejo Europeo y también por la pandemia, que ha afectado a los calendarios», resume en declaraciones a Efeagro el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, quien viene avisando que «no habrá un problema de dinero, sino unas reglas que van a ser diferentes«.
ACUERDO LEGISLATIVO EN LA UE
Tras despejarse la duda del presupuesto de la PAC para el periodo 2021-2027, que en precios corrientes supera los 400.000 millones de euros (47.682 millones irán a parar a España, según el Ejecutivo), falta por acordar la reforma de los reglamentos comunitarios que fijan las reglas de aplicación de la PAC.
El paquete de reformas se compone de un reglamento sobre los planes estratégicos de la PAC; otro sobre la financiación, la gestión y el seguimiento de la política agraria; y un tercero sobre la organización común de los productos agrarios.
TRANSICIÓN ENTRE 2021 Y 2022
Asimismo, en el calendario las instituciones europeas ya acordaron en junio de manera provisional y parcial un reglamento de transición que permitirá a los productores seguir cobrando las ayudas, sin que cambien las condiciones, entre 2021 y 2022. En octubre se procederá a su aprobación definitiva, una vez que se han acordado los fondos de la Política Agraria Común, integrados en el Marco Financiero Plurianual.
Según Planas, está prevista la aprobación del planteamiento global de todas las enmiendas a nivel político en el seno del Consejo Europeo a mediados de octubre, mientras que el Parlamento Europeo hará lo propio en su segunda sesión de ese mismo mes.
Será a principios de noviembre cuando el Consejo y el Parlamento, inicien una negociación con la intención de llegar a un acuerdo legislativo final en los siguiente meses, previsiblemente, a principios de 2021.
PLAN ESTRATÉGICO ESPAÑOL
La Comisión Europea presentó en mayo pasado sus estrategias sobre biodiversidad y la referida a «De la granja a la mesa», elemento del Pacto Verde Europeo centrado en la transición hacia una producción más sostenible de alimentos, con medidas como el aumento de la superficie ecológica o la reducción del uso de fitosanitarios y antibióticos.
Esos requisitos ambientales guiarán la aplicación de las nuevas ayudas comunitarias, para lo que cada país de la Unión Europea elaborará un plan estratégico exponiendo cómo se propone orientar la financiación de la política agraria y satisfacer sus necesidades específicas en consonancia con los objetivos generales de la UE.
El Gobierno está trabajando en el plan estratégico español con las comunidades autónomas, las organizaciones agrarias, las cooperativas y los grupos ambientalistas, de acuerdo a Planas.
Actualmente, se encuentra en la etapa de definición de las necesidades de apoyo, después de haber examinado la situación del sector agrícola y ganadero en el país, y analizado las debilidades, amenazas, fortalezas y oportunidades que presenta todo el proceso.
Como explica el ministro, se trata de «un trabajo de carácter técnico, pero que concluye en una fase política» en la que el Gobierno y las autonomías deberán ponerse de acuerdo sobre qué sectores apoyar y de qué manera hacerlo, partiendo de las normas europeas.
Finalmente se diseñarán las medidas concretas del plan, en un ejercicio de trasladar a la realidad española los objetivos cuantitativos que recogen las estrategias europeas.
DEBATE CON BRUSELAS Y CC.AA.
«Tengo intención de someterlo a la Comisión Europea probablemente en abril del año que viene para la discusión del borrador y registrarlo oficialmente a mitad de 2021. De esa forma, quedaría aprobado a finales de 2021 o principios de 2022, y lo podríamos aplicar para 2023», asegura Planas ante el calendario que aún queda.
Aparte del diálogo con Bruselas, en España el debate sobre la nueva PAC gira en torno a varios ejes: la definición de «agricultor genuino» o profesional como beneficiario, un régimen de pequeños agricultores que los favorezca, los límites a las ayudas y su distribución, los ecoesquemas (incentivos para el desarrollo de prácticas sostenibles) y el fomento de la agricultura ecológica.
Tras reunirse en julio con los consejeros autonómicos, Planas avanza que en otoño mantendrá con ellos otra cita para hablar de los programas específicos de las frutas y hortalizas, el vino y el olivar, las tres grandes producciones mediterráneas. Después habrá un tercer y último encuentro, durante el primer trimestre de 2021, a modo de conclusión y en función del calendario europeo.
Agroinformación.

-La Unión Europea (UE) y Estados Unidos anunciaron este viernes, 21 de Agosto, que han acordado un paquete de reducciones arancelarias en áreas como las langostas estadounidenses o los mecheros y alimentos preparados europeos, un pacto que permitirá eliminar gravámenes a cientos de millones de euros en exportaciones.
La Comisión Europea (CE) y el Departamento de Comercio estadounidense informaron en un comunicado conjunto de que estas reducciones arancelarias son las primeras negociadas entre Estados Unidos y la UE en más de dos décadas.
Bajo los términos del acuerdo, la UE eliminará los aranceles a las importaciones de langosta viva y congelada procedente de Estados Unidos, un producto del que se exportaron 94,3 millones de euros (111 millones de dólares) a territorio comunitario en 2017.
La UE aplicará estos aranceles desde el 1 de agosto de forma retroactiva y durante cinco años, e iniciará trabajos para intentar hacer estos cambios permanentes tras ese periodo.
Washington, por su parte, reducirá un 50 % sus tasas arancelarias a una serie de productos europeos entre los que se incluyen comidas preparadas, vajillas de cristal, productos de tratamiento de superficies, cargas propulsoras, mecheros y partes de mecheros.
Las exportaciones comunitarias a Estados Unidos de estos productos suponen una media anual de 136 millones de euros (160 millones de dólares).
EEUU también aplicará las restricciones arancelarias de forma retroactiva, desde el 1 de agosto.
El comisario europeo de Comercio, Phil Hogan, y el representante de Comercio Exterior de EEUU, Robert Lighthizer, dijeron en un comunicado conjunto que el paquete de reducciones arancelarias "traerá resultados positivos" a las economías de ambos bloques.
"Esperamos que esto marque el inicio de un proceso que lleve a nuevos acuerdos para crear un comercio transatlántico más libre, justo y recíproco", afirmaron.
Expansión.

-La Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA) lamenta que las importaciones masivas de almendra californiana estén hundiendo el precio de un producto autóctono de excelentes características organolépticas y pide a la industria agroalimentaria valenciana que prime la almendra valenciana. California constituye el principal productor de almendras del mundo y este año cuenta con una producción récord que, según USDA (United States Department of Agriculture) es un 18% superior al ejercicio anterior, lo que está provocando caídas acusadas del precio de la almendra en España que se sitúa en estos momentos entre los 3 y 3,10 euros el kilo de grano, a excepción de la ecológica que recibe cotizaciones que rondan los 7 u 8 euros por kilo de grano.
El envío masivo de almendra californiana, una práctica habitual que provoca el hundimiento de precios, se produce precisamente en una época en la que debido a la crisis sanitaria del Covid-19, países como India, que eran importantes compradores de almendra de EE.UU., han cerrado sus fronteras a las importaciones. Además, la cosecha en la Comunitat Valenciana ha sufrido mermas de producción de hasta el 50% en algunas zonas de la Serranía. Este descenso es consecuencia del exceso de lluvias que provocaron la proliferación de hongos que alteraron la floración.
Ante esta situación, AVA-ASAJA recuerda que los productores de almendra valencianos cumplen con todas las garantías de seguridad alimentaria que marca la Unión Europea y que los costes de producción de California no son equiparables a los de la Comunitat Valenciana, puesto que cuentan con grandes extensiones de terreno muy mecanizadas que contrastan con la estructura minifundista que predomina en el territorio valenciano. A ello se suma la falta de relevo generacional, el abandono de los campos por la falta de rentabilidad y la proliferación de plagas y enfermedades como son la avispilla del almendro o la Xylella fastidiosa. Asimismo, cabe recordar que los agricultores españoles no cuentan con las mismas armas para poder combatirlas, ya que en EE.UU. se utilizan materias activas que en la UE están prohibidas.
El presidente de AVA-ASAJA, Cristóbal Aguado, subraya que “las alteraciones del funcionamiento del mercado a nivel global por la crisis de Covid-19 han derivado en que EE.UU. busque el camino más fácil y envíe su exceso de almendras a Europa. A ello se suman los problemas colaterales que tiene la agricultura valenciana, pero la almendra valenciana cuenta con una mayor calidad que la estadounidense y debe tener un precio digno acorde a sus características. Por este motivo, desde nuestra organización reclamamos a la gran distribución y a todos los miembros de la cadena alimentaria que prioricen la almendra autóctona frente a la foránea”.
AVA-Asaja.

-El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, el presidente de la Comunidad Autónoma de Extremadura, Guillermo Fernández-Vara, y el presidente de la Sociedad Mercantil Estatal de Infraestructuras Agrarias (SEIASA), Alejandro Alonso, han firmado hoy en Mérida el convenio entre el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, la Junta de Extremadura y SEIASA para la realización de obras de modernización de determinados regadíos en esta comunidad autónoma. 
Durante la firma, Planas se ha mostrado convencido de que este convenio va a permitir, aprovechando fondos europeos, mantener el impulso sostenido en las obras de modernización de regadíos que Extremadura necesita. Ha asegurado que modernizar regadíos supone un paso fundamental para aumentar la competitividad del sector agrícola, aportar más valor añadido y, de esta forma, incrementar la renta de los agricultores y mejorar la calidad de vida de un medio rural vivo y poblado. También es una oportunidad para la incorporación de jóvenes y mujeres a la actividad agraria. 
En este sentido, ha señalado que el objetivo principal es contar con un regadío inteligente, de la máxima eficacia, que permita producir más alimentos con un menor consumo de agua y energía, y contribuir así a la triple sostenibilidad ambiental, económica y social. 
Dos cifras lo constatan: en los últimos 20 años el regadío ha aumentado su superficie en España un 9 % mientras consumía un 14 % menos de agua. 
El ministro, que considera el regadío como “la joya de la corona” de la agricultura y la ganadería españolas, ha indicado que es fundamental para la economía, ya que aporta, en condiciones equivalentes, seis veces el valor del secano y tres veces más de empleo. 
OBRAS DE REGADÍO
En la misma línea, Planas ha asegurado que el regadío es la punta de lanza de la agricultura española. De hecho, España es el país que más superficie de regadío tiene en la Unión Europea, con más de 3,8 millones de hectáreas (22% de la superficie cultivada). En este ámbito, en los últimos 20 años se han realizado importantes inversiones en transformación y modernización de regadíos. Actualmente, el riego localizado abarca más de la mitad de la superficie de regadío (52%).
 
Planas ha recalcado que alcanzar esta situación ha sido posible gracias a una inversión pública de más de 3.000 millones de euros, para modernizar 1,5 millones de hectáreas y transformar otras 200.000 hectáreas, siempre en colaboración con las comunidades autónomas y los regantes.
 
En el caso de Extremadura, desde 2000 a 2020 se han finalizado obras de transformación en regadío de 17.116 hectáreas, con una inversión del MAPA de 31,8 millones de euros. Y en cuanto a la modernización, en este mismo periodo se han ejecutado obras por valor de 129,14 millones de euros para modernizar 132.624 hectáreas, lo que beneficia a unos 23.900 regantes.
 
En este contexto, la firma del presente convenio va a permitir una prospección de nuevas actuaciones para impulsar conjuntamente entre ambas administraciones y las comunidades de regantes, organizaciones estas últimas que son clave en el buen uso y la gestión del agua para garantizar su uso equitativo.
 
Asimismo, el ministro ha hecho referencia a las negociaciones para la reforma de la Política Agraria Común (PAC), donde España defiende que las inversiones en regadío puedan continuar ejecutándose con el fondo FEADER. También ha indicado que el Gobierno de España trabaja ya para poder destinar parte de los fondos del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia a las inversiones en regadíos. 
EXPORTACIONES AGROALIMENTARIAS
Luis Planas ha facilitado también algunas cifras recientes sobre el sector exportador agroalimentario, que, contrariamente a la contracción que ha tenido lugar en otros casos como consecuencia de la pandemia, ha seguido creciendo en el último año. 
Así, con datos de finales de junio, las exportaciones alcanzaron los 4470 millones de euros, un 5,9 % más que en el mismo mes de 2019. 
Por su parte, el valor interanual de las exportaciones llegó a los 54.304 millones de euros, con un incremento del 5,6 %. 
La balanza comercial en este caso arrojó un saldo positivo de 15.732 millones, lo que supuso un alza del 18,2 %. 
El sector, ha recalcado, no solo ha sido capaz de producir para abastecer a los ciudadanos en unas condiciones muy difíciles, sino que ha sabido mejorar incluso su perfil exportador. 
Dos tercios de estas ventas exteriores tuvieron como destino la Unión Europea. Fuera de esta, China y EE. UU. son los principales compradores. 
VISITA A IBERCOM Y VIÑAOLIVA
Durante su estancia en Mérida, Planas, junto con Fernández-Vara, visitará las instalaciones de Ibercom, cooperativa de primer grado dedicada principalmente a la comercialización de porcino ibérico y suministro de piensos. Junto con COVAP, son las dos únicas cooperativas reconocidas por el MAPA como Entidades Asociativas Prioritarias (EAP) para el porcino ibérico. 
Gracias a su condición de EAP, Ibercom se ha beneficiado de más de 462.000 euros de ayudas del Ministerio para un total de 5 proyectos en inversiones y en materia de formación e información y demostración. 
De igual forma, también acudirá a la cooperativa de 2º grado Viñaoliva, con sede en Almendralejo (Badajoz), que elabora y comercializa vino, vinagre, aceite de oliva y aceituna de mesa. Formada por 26 cooperativas, Viñaoliva es la principal entidad cooperativa por volumen de negocio en la región. 
En el periodo 2014-2018, Viñaoliva ha recibido más de 345.000 euros de ayuda en el marco del Programa de Apoyo al Sector Vitivinícola Español (PASVE).
MAPA.

-Las exportaciones de aceituna española a Estados Unidos han caído un 30% de enero a junio de 2020 en volumen, al pasar de 41,2 millones de kilos a 29,1 millones, según los datos dados a conocer este jueves 27 por Asemesa. En el caso de Norteamérica, que incluye Estados Unidos, Canadá, Puerto Rico y México, se han exportado 36,7 millones de kilos (-25,32%), con un valor de 92,4 millones de euros (-9,73).
La Asociación de Exportadores de Aceitunas de Mesa (Asemesa) ha subrayado que el impacto de los aranceles de EE.UU. al producto español también se ha dejado sentir en las cifras totales de ventas al exterior en el primer semestre, que se ha reducido en un 10,75 %, hasta los 150,4 millones de kilos (frente a los 168,5 millones del mismo periodo anterior). En valor, las exportaciones de aceituna española, de enero a junio, ha sido de 361,4 millones de euros, un -1,56 %.
EN PORTUGAL EL COSTE ES DE 10 CÉNTIMOS POR KILO, MIENTRAS QUE EN ESPAÑA ES DE 30 CÉNTIMOS E INCLUSO DE HASTA 90 SI LA RECOGIDA ES MANUAL
En declaraciones a Efeagro, el secretario general de Asemesa, Antonio Mora, ha hecho hincapié en las consecuencias de los aranceles de EEUU para el sector y ha reclamado que el Gobierno negocie directamente con Estados Unidos.
Para Mora, los aranceles han roto además la libre competencia europea, al no afectar por ejemplo a otros importantes emisores de aceituna comunitarios como Grecia y Portugal, que tienen además menores costes de producción respecto a España.
Y pone como ejemplo que en Portugal el coste es de 10 céntimos por kilo, mientras que en España es de 30 céntimos e incluso de hasta 90 si la recogida es manual.
Por áreas geográficas, en este primer semestre se ha producido además un descenso del 30,21 % en Centro y Sudamérica, que de acuerdo al secretario general de Asemesa se debe a que en Brasil productores como Egipto están sacando a España del mercado con variedades más competitivas en precio.
En el caso de la Unión Europea, las ventas de producto español fueron de 70,4 millones de kilos (-2,20 %), pero con un valor que aumentó un 3,85 %, hasta los 164 millones de euros

- A falta de dos meses para que finalice la campaña de este año, y con los precios que no remontan, ya se ha importado un 51,2 % más de aceite que el año pasado y se han batido todos los récords en este sentido.
COAG vuelve a pedir al Ministerio de Agricultura que solicite a la UE que suspenda el perfeccionamiento activo y se paralicen los contingentes del aceite y a la Junta de Andalucía que realice una campaña exhaustiva de revisión de la trazabilidad del aceite de oliva que llega de fuera.
COAG Jaén pregunta al Ministerio de Agricultura si tiene intención de limitar las importaciones de aceite, tras conocer que las entradas de fuera de España no dejan de aumentar mientras continúa la crisis de precios y ante una campaña de recogida que se prevé buena.
Según los últimos datos provisionales de la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) correspondientes al pasado mes de julio, a falta de dos meses para que finalice la campaña de este año, ya se ha importado un 51,2 % más de aceite que el año pasado y se han batido todos los récords de entrada de aceite de fuera de España.
En concreto, durante los diez meses de campaña se han importado 213.400 toneladas de aceite, fundamentalmente de Portugal y de Túnez, un 51,34 % más que todas las importaciones del año pasado; y un 30 % más que en toda la campaña 2017/2018 cuando se registró la cifra más alta de la historia (164.000 toneladas).
Reivindicaciones
Es por ello, por lo que COAG vuelve a pedir al Ministerio de Agricultura que solicite a la UE que suspenda el perfeccionamiento activo y se paralicen los contingentes del aceite y a la Junta de Andalucía que realice una campaña exhaustiva de revisión de la trazabilidad del aceite de oliva que llega de fuera.
Una petición que el ministro de Agricultura, Luis Planas, ha oído en diferentes ocasiones por parte de esta organización, ante la que ha asentido, pero sobre la que no hay ninguna respuesta.
Especulación
Según señala Juan Luis Ávila, secretario general de COAG Jaén, “no se trata de pedir una medida estructural sino que en una situación de distorsión del mercado, como en la que nos encontramos, hacer que se cumplan las clausulas establecidas en los contratos de perfeccionamiento activo”.
“Tenemos suficiente aceite para transformar aquí y exportar”. Con la agravante de que ya se ha importado más aceite del que se retiró por el almacenamiento privado. En este sentido, Juan Luis Ávila denuncia que industrias envasadoras están utilizando la importación para forzar aún más los precios a la baja y que no se cumpla la Ley.
Mientras hay sectores y políticos que aducen que la bajada de precios que sufre el sector, y que lo está llevando a una situación de quiebra técnica, se debe a un normal funcionamiento del mercado, por un exceso de producción, parece incomprensible que se siga importando aceite de fuera.
Agroinformación.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Día a día del sector

Planas, el peor valorado, según el CIS

El acuerdo es imposible

.La agricultura si que sufre el cambio climatco

Seguimos centrados en el futuro de la PAC

El futuro del sector, cada vez mas oscuro

Política y agricultura dejadas de la mano 

El aceite sigue siendo uno de nuestros grandes problemas 

Variadas y curiosas versiones de un mismo acuerdo

Los dineros siempre crean problemas

No repetir los errores

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.