Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Día a día del sector
Semana del 29 de diciembre al 5 de enero

Bruselas reduce el presupuesto de la PAC

Para la Unión de Uniones y para nosotros también, tras comprobar en la Comunicación de la Comisión Europea sobre el Green Deal o Acuerdo Verde Europeo que, la Comisión ha estimado en 260.000 millones de euros la inversión adicional necesaria para alcanzar los objetivos del Acuerdo Verde establecidos para 2030 .

Actualizado 9 enero 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Ademas,  el marco financiero plurianual propuesto por la Comisión para el periodo 2021-2027 se sitúa en 1,13 billones de euros, lo “verde” representaría un cuarto del presupuesto de la UE-27 por lo que, las propuestas realizadas para la PAC para el periodo 2021-2027, representarán una disminución de su presupuesto, en términos constantes, respecto al periodo 2014-2020.
Comentarios
La propuesta de la Comisión llevaría a reducir un 15,3% el presupuesto PAC. Esperemos comprobar cuando esto ocurra lo que tiene que decir el flamante y “felón” Presidente del nuevo gobierno español.
 ¿Seguirá Planas presidiendo el Ministerio o le considerarán amortizado tras su ardorosa gestión en defensa de lo agrario? Lo más normal y bien que lo sentimos, al menos nosotros, es que al mundo rural nos manden algún “idealista comunista sin duda” al uso, para intentar convencernos a todos de que, lo “progresista”, lo ideal, es volver al “par de mulas“ y la tracción animal, porque eso, llenará los espacios vacíos que hoy, al parecer, son la maldición de nuestro mundo rural.
Olimerca vuelve a mostrarnos la sinrazón de las medidas adoptadas, por la UE y por el MAPA, para resolver el, problema del aceite de oliva.  Toca negociar con total urgencia y en este contexto, la Asociación Española de la Industria y el Comercio Exportador del Aceite de Oliva (ASOLIVA) ha hecho un llamamiento a la Unión Europea para abrir sin más demora una negociación bilateral con Estados Unidos a fin de consensuar una armonización legislativa en materia agrícola que desemboque en la plasmación de un marco normativo común para la comercialización del aceite de oliva entre ambas orillas del Atlántico. La visita a Washington el próximo 8 de enero de 2020 del comisario europeo de Comercio, el irlandés Phil Hogan, ofrece una oportunidad estratégica para reabrir con la Administración norteamericana las negociaciones en torno a una más que necesaria armonización de las legislaciones entre la UE y los EEUU en materia agrícola y, especialmente, en un sector capital para la industria agroalimentaria española como el del aceite de oliva.
Estas negociaciones son “claves” para desbloquear los aranceles adicionales al aceite de oliva, un sector afectado asimismo por la desaceleración de la demanda y los bajos precios y por “la falta de una norma internacional coherente en cuanto a la regulación de pesticidas”.
Para nosotros, tras comprobar lo poco que ya importamos como país en la UE, no hay nada que hacer por la vía de la UE. Nosotros exigimos una bilateralidad en nuestras relaciones con los EE.UU a la manera de ingleses, italianos y franceses o es que los españoles somos incapaces de hacer valer nuestra posición atlantista  y el mantenimiento de las bases militares conjuntas en nuestro territorio nacional.
Para el Instituto Agrícola San Isidro, el sector agroalimentario mejorará su posición tras el “actual Brexit con acuerdo”, analizados los resultados de los últimos años. Teniendo en cuenta que la incertidumbre de años anteriores repercutió negativamente sobre los productos españoles con una merma de las exportaciones -y un empeoramiento de las condiciones de las mismas como precios y tiempos de cobro- que se ha traslucido también en los primeros nueve meses de 2019, una proyección para 2020 permite augurar la mejora del sector en general. Tomando el dato base como la del aumento exportador en el último periodo, un Brexit con acuerdo mejorará sustancialmente las exportaciones en productos cárnicos, lácteos y huevos; productos pesqueros; azúcar, café y cacao; y grasas y aceites, mientras que sectores como bebidas y frutas, hortalizas y legumbres registran un cierto descenso.
Con todo, el año 2020 comportará un aumento del 1,02% de las exportaciones del sector, que consolida su crecimiento y se recupera de las incertidumbres del pasado. ¡Ojalá sea así!

La organización agraria COAG impulsará, a partir de este mes de enero de 2020, un proceso de movilización general agraria en unidad de acción ante la brutal crisis que padecen la mayoría de los sectores agrícolas y ganaderos de nuestro país. Además, desde esta organización se estudiará con el conjunto del sector la convocatoria un paro general en el campo. Este proceso se desarrollará una vez constituido el Gobierno con plenas funciones para tener un destinatario claro y directo de las reivindicaciones. La caída generalizada de los precios en origen, y en consecuencias de las rentas de los agricultores, el permanente incremento de los costes de producción, la desregulación de los mercados y eliminación de la preferencia comunitaria, así como la “uberización” progresiva del modelo social y profesional de agricultura, son razones fundamentales para la movilización, según COAG. En 2019, según los datos publicados por Eurostat, la renta agraria en España se ha desplomado un 8,6%, por la caída de valor de la producción de un 3% y el aumento de los costes de producción en un 3,6%. Estas cifras reflejan la presión a la que está sometidos los profesionales agrarios por ambos lados de la cadena. Por un lado, vía costes, unos fabricantes de insumos (fitosanitarios, fertilizantes, semillas, energía, etc..) que tienden a la composición de monopolios.
¡Menuda nos espera!
Terminemos reseñando que, al parecer, “Luis Planas sigue siendo el mejor candidato al Ministerio… si finalmente hay Ministerio de Agricultura. Y es que la posible creación de un Ministerio para el Reto Demográfico y la Despoblación, una promesa electoral pero que entra dentro de las negociaciones con Teruel Existe, puede provocar que se conforme una gran área que aglutine tanto este concepto como el agrícola y la pesca.
Y aquí es donde entran nuevos nombres como los de la actual Alta Comisionada para el reto demográfico, Isaura Leal, o la que en la actualidad es Directora General de Desarrollo Rural y Política Forestal, Isabel Bombal. Un nuevo Ministerio en el que podría tener un peso específico la Agricultura, donde sigue sonando el nombre de Fernando Miranda, aunque sin rango de ministro.
En cualquier caso, lo que sí espera el sector es que quien se haga cargo sea una persona con experiencia, conocedora de la realidad del campo -en especial con una negociación de la PAC en plena ebullición- y con personalidad para imponerse ante otros compañeros de Gabinete para defender los intereses del sector y, por extensión, de toda la sociedad”.
 
Noticias.
-Una PAC suficientemente dotada, la compra pública de alimentos de proximidad o la puesta en marcha de la anunciada estrategia frente al “reto demográfico” figuran entre los puntos marcados en el acuerdo para un gobierno de coalición que este lunes han dado a conocer los líderes del PSOE, Pedro Sánchez, y de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, que sin embargo también incluye otras medidas que siembran sombras sobre el campo. Así, ambas formaciones han pactado derogar la reforma laboral del PP, subir los impuestos a las rentas más altas, impulsar “la vía política a través del diálogo” en Cataluña, así como una ley de eutanasia y muerte digna.
Medidas que de cumplirse pueden ser positivas para el sector agrario, pero que también preocupan seriamente por las sombras que proyectan.
En el primer apartado, la defensa de un Presupuesto amplio para la PAC (aunque la decisión final será de Europa y no del propio Gobierno); la compra pública de alimentos de proximidad, que debe dar un alivio a muchos sectores; o la anunciada estrategia frente al “reto demográfico”, aunque no se ha concretado si habrá o no un Ministerio específico para la despoblación como se prometió en campaña.
En el lado de la sombras, al margen de la opinión de cada uno, la subida de los impuestos puede afectar a las grandes explotaciones, cuando no hace nada se les pedía que se unieran para crecer; o la subida del salario mínimo interprofesional, que tantas sombras y quebraderos de cabeza ha dado este año en muchas CCAA.

Al margen de estas luces y sombras en el campo, estos son los principales puntos del acuerdo:
– Una Política Agraria Común (PAC) suficientemente dotada para garantizar la triple sostenibilidad económica, social y medioambiental de las explotaciones y un Plan Estratégico Nacional para la PAC post 2020 que tenga en consideración todas las necesidades de la agricultura, la ganadería, la selvicultura y el medio rural y el apoyo a la agricultura familiar y profesional.
– Favorecer la compra pública de alimentos de proximidad y con criterios ecológicos para potenciar la agricultura como un puntal de desarrollo rural.
– Derogación de la reforma laboral aprobada por el PP en 2012.
– Aumento de los impuestos en dos puntos a las rentas de más de 130.000 euros y de cuatro puntos a las que superen los 300.000.
– Subida del salario mínimo hasta el 60% del salario medio.
– Recuperar el papel de los convenios colectivos y derogar los posibles despidos por absentismo causado por bajas por enfermedad.
– Actualizar las pensiones conforme al IPC real mediante una ley y de forma permanente.
– Limitar las subidas abusivas de los alquileres; un plan de vivienda sostenible y simplificación de los trámites para el autoconsumo energético.
– Impulsar en Cataluña “la vía política a través del diálogo, la negociación y el acuerdo” para buscar una salida al “conflicto”.
– Traspasar a Cataluña las competencias pendientes ya reconocidas en materias como becas universitarias, formación sanitaria especializada, salvamento marítimo o legislación laboral.
– Promover “una España fuerte y cohesionada, estructurada a partir de la Constitución y de los Estatutos de autonomía”.
– Una nueva ley de Seguridad Ciudadana.
– Llegar al 5 % del PIB en inversión educativa en 2025.
– La asignatura de religión será de carácter voluntario sin que haya otra alternativa y la nota no computará a efectos académicos.
– Una ley de muerte digna y otra de eutanasia, e incluir ambas en la cartera común de servicios del Sistema Nacional de Salud.
– Eliminación progresiva de los copagos sanitarios y derogación de la reforma sanitaria del PP para garantizar el acceso universal al Sistema Nacional de Salud.
– Incrementar los recursos del SNS hasta el 7 % del PIB en 2023.
– Garantizar los tratamientos de reproducción asistida a todas las mujeres en la sanidad pública.
– Se aprobará una estrategia que aborde el problema del sinhogarismo de forma integral.
– Suspensión del régimen de visitas de los padres maltratadores que cumplan condena o sobre los que pesen medidas cautelares por delitos graves de violencia machista.
– Aprobación de una ley integral contra la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual.
– Regulación urgente de los juegos de azar, incluida su publicidad y las apuestas en línea, de forma similar a la del tabaco.
– Una ley sobre Libertad de Conciencia que garantice la laicidad del Estado y su neutralidad ante todas las confesiones religiosas.
– Una estrategia nacional frente al reto demográfico.
– Una ley de cambio climático y transición energética para alcanzar una generación de electricidad 100% renovable en 2050.
– Una ley de movilidad sostenible, ayudas económicas para el vehículo eléctrico y revisión del modelo de peajes de la red viaria de alta capacidad.
– Flexibilizar el calendario de retorno de la deuda de los parques científicos de las universidades de todo el Estado para permitir su sostenibilidad financiera.
Agroinformación.
 
 
-El año 2019 se va a cerrar para los exportadores españoles de aceite de oliva con nuevos nubarrones en el cielo del mercado de Estados Unidos. Al problema de los aranceles a los aceites envasados procedentes de España, y que en el 2020 podrían verse ampliados en importe, incluso a otros países del arco mediterráneo, ahora se le une nuevas cuestiones que, sin duda, dará lugar en el corto plazo a potenciales nuevos enfrentamientos y problemas que en el fondo buscan dificultar la presencia de los aceites de oliva de Europa en el mercado americano.
Hace falta una norma internacional coherente en cuanto a la regulación de pesticidas entre EE.UU y Europa
Toca negociar
En este contexto, la Asociación Española de la Industria y el Comercio Exportador del Aceite de Oliva (ASOLIVA) ha hecho un llamamiento a la Unión Europea para abrir sin más demora una negociación bilateral con Estados Unidos a fin de consensuar una armonización legislativa en materia agrícola que desemboque en la plasmación de un marco normativo común para la comercialización del aceite de oliva entre ambas orillas del Atlántico.
Asoliva considera que la visita a Washington el próximo 8 de enero de 2020 del comisario europeo de Comercio, el irlandés Phil Hogan, ofrece una oportunidad estratégica para reabrir con la Administración norteamericana las negociaciones en torno a una más que necesaria armonización de las legislaciones entre la UE y los EEUU en materia agrícola y, especialmente, en un sector capital para la industria agroalimentaria española como el del aceite de oliva.
A juicio de la asociación empresarial española, estas negociaciones son “claves” para desbloquear los aranceles adicionales al aceite de oliva, un sector afectado asimismo por la desaceleración de la demanda y los bajos precios y por “la falta de una norma internacional coherente en cuanto a la regulación de pesticidas”, según subraya el director gerente de esta asociación profesional, Rafael Pico. La visita a Washington el próximo 8 de enero de 2020 del comisario europeo de Comercio, el irlandés Phil Hogan, ofrece una oportunidad estratégica
Armonización del marco jurídico
La armonización del marco jurídico entre Washington y Bruselas favorecería una mayor cooperación regulatoria en cuestiones de interés y preocupación comunes, lo que sin duda tendría un impacto económico positivo en la comercialización del aceite de oliva.  Además, esta reclamación venía avalada ya desde 2015 por las dos principales organizaciones internacionales representativas de la industria del aceite de oliva en la UE y los EEUU -la americana North American Olive Oil Association (NAOOA) y la Federación de la Industria del Aceite de Oliva en la Unión Europea (FEDOLIVE)- cuando, con ocasión de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio (TTIP) entre Bruselas y Washington, ambas organizaciones defendieron de forma conjunta que la armonización regulatoria constituye una “prioridad” para el sector del aceite de oliva.
En la actualidad siguen existiendo significativas discrepancias entre las normas y requisitos legales que crean limitaciones al movimiento del aceite de oliva y conducen a numerosas dificultades en las relaciones comerciales entre la UE y los EEUU, con un impacto económico negativo en las empresas exportadoras e importadoras y, en última instancia, sobre los consumidores.
“Aunque la misión comercial del comisario Hogan a Washington tendrá como ejes los subsidios europeos al Airbus y los aranceles americanos en represalia, la UE debería aprovechar esta visita para reabrir las negociaciones con EEUU en torno a la armonización internacional de legislaciones en el capítulo agrícola, un asunto clave para el sector del aceite de oliva”, indica el director gerente de Asoliva, Rafael Pico.
El director gerente de ASOLIVA asegura que “Necesitamos ser proactivos y presionar para que la armonización de legislaciones en el capítulo agrícola y las regulaciones de los pesticidas empiece a reducir la fricción de esta área del comercio internacional”. En la actualidad siguen existiendo significativas discrepancias entre las normas y requisitos legales que crean limitaciones al movimiento del aceite de oliva.
Pico manifiesta que “hace cuatro años, cuando Bruselas y Washington se reunieron por última vez para discutir este tema, la postura rígida e inflexible especialmente de la UE terminó dando al traste con los planes de la tan deseada armonización. Europa hizo entonces un flaco favor al sector del aceite de oliva”.
Por todo ello, Asoliva cree que ha llegado el momento de reabrir nuevas conversaciones en torno a esta área crítica del comercio. “España ha sido injustamente penalizada por las ayudas comunitarias al Airbus y los efectos en la industria han sido catastróficos. Es hora de reaccionar”, concluye Rafael Pico.
Olimerca.
 

-El sector agroalimentario mejorará su posición tras el Brexit con acuerdo, analizados los resultados de los últimos años. Teniendo en cuenta que la incertidumbre de años anteriores repercutió negativamente sobre los productos españoles con una merma de las exportaciones -y un empeoramiento de las condiciones de las mismas como precios y tiempos de cobro- que se ha traslucido también en los primeros nueve meses de 2019, una proyección para 2020 permite augurar la mejora del sector en general.
Tomando el dato base como la del aumento exportador en el último periodo, un Brexit con acuerdo mejorará sustancialmente las exportaciones en productos cárnicos, lácteos y huevos; productos pesqueros; azúcar, café y cacao; y grasas y aceites, mientras que sectores como bebidas y frutas, hortalizas y legumbres registran un cierto descenso. Con todo, el año 2020 comportará un aumento del 1,02% de las exportaciones del sector, que consolida su crecimiento y se recupera de las incertidumbres del pasado.
Cabe recordar que un Brexit sin acuerdo llevaba a una situación preocupante a las exportaciones agroalimentarias españolas que podían caer en un 5,4% que implicaba la pérdida de miles de puestos de trabajo y que incidiría directamente en entornos económicos territoriales.
Tabla resumen de impactos Agricultura España
                                                DATO BASE                BREXIT CON ACUERDO
PRODUCTOS CÁRNICOS         3,52%                                16,96%
LACTEOS Y HUEVOS              -15,50%                              17,43%
PRODUCTOS PESQUEROS -   11,06%                               9,71%
FRUTAS, HORTALIZAS Y LEGUMBRES -0,70% -               2,06%
AZUCAR, CAFE Y CACAO        -8,10%                                5,99%
BEBIDAS -                                   2,41%                              - 7,19%
GRASAS Y ACEITES                  -6,55%                               23,49%
TOTAL                                         -0,88%                                1,02%
Fuente: Elaboración propia del Institut Agrícola.

RETOS PARA EL SECTOR AGROALIMENTARIO QUE DEJA EL BREXIT
Tras el resultado electoral del 13 de diciembre en Reino Unido, el escenario de “Brexit con acuerdo” será una realidad, aunque todavía quedan arduas negociaciones. Sin embargo, la salida que se materializará el próximo 31 de enero de 2020, deja varios retos para el sector agroalimentario. Con base a los escenarios que diseñábamos en el informe “Consecuencias para la agricultura española y catalana del Brexit” de febrero de 2019, y los últimos datos publicados por la Secretaría de Estado de Comercio, correspondientes a los nueve primeros meses de 2019, creemos que existen estos ejes de discusión:
. ¿Seguirá siendo Reino Unido un socio preferencial en materia agroalimentaria? Es el quinto país destino de las exportaciones agroalimentarias españolas con una cuota del 8% sobre el total y del 6% del total de importaciones.
. ¿Qué papel tiene que jugar España en la seguridad alimentaria británica?
Tiene un alto grado de dependencia de los productos españoles. En este sentido, las autoridades británicas han puesto prioridad en el control del abastecimiento de alimentos básicos procedentes de España porque sólo produce en la actualidad el 60% de su consumo agroalimentario. Sin embargo, los productos agroalimentarios británicos apenas se consumen en el interior, dado que exporta a la Unión Europea el 70% de su producción. Con lo cual, su grado de dependencia de las importaciones españolas y de otros países europeos es mayor aún más si cabe, especialmente ante la preocupación de que la tasa de inflación suba más.
. Redefinir la apuesta de las empresas agroalimentarias españolas en Reino Unido, mercado donde las preferencias de sus ciudadanos han evolucionado hacia productos de mayor calidad a precios competitivos.
En el período 1995-2017, el tamaño del mercado británico para el agro español ha crecido a un ritmo del 6,5% medio anual superando los 4.000 millones de euros. España ha pasado de ser un país importador de productos agroalimentarios de Reino Unido (especialmente productos preparados y bebidas), a ser un exportador neto gracias al sector de frutas y hortalizas, grasas y aceites y el sector pesquero (en menor medida también la producción tabaquera) y reduciendo el déficit comercial en bebidas, carne y preparados.
. Medidas para estimular la fortaleza del comercio agroalimentario entre España y Reino Unido en grasas-aceites y de frutas¬-hortalizas.
En este sentido, entre 1995 y 2017, las exportaciones de grasas y aceites han crecido a un promedio anual del 11,12% mientras que las exportaciones de frutas y hortalizas han crecido a un ritmo medio acumulado anual del 5,47%.
. En términos globales, un “Brexit con acuerdo” amortigua los efectos negativos sobre el sector agroalimentario español, reduciendo el crecimiento de las exportaciones hasta el entorno del 1% interanual (resultados similares a los de 2017 con respecto a 2016, primer año de incertidumbre después de la votación del 23 de junio de 2016).
. ¿Se debe sustituir la aportación de Reino Unido a la PAC por más aportación de los países o debe acometerse un recorte de presupuesto?
Siendo el segundo mayor contribuyente neto (11.566 millones de euros al cambio actual), es necesario fijar posición sobre si aportar un porcentaje mayor de Producto Nacional Bruto (PNB) al presupuesto común o recortar la partida de agricultura. Sin embargo, dado el peso que tiene la política agrícola en el presupuesto comunitario (en torno al 38% del gasto total no financiero de la UE) y las prioridades de gasto establecidas en las negociaciones de los últimos años, será necesario o bien recortar gasto de otras partidas para cubrir estos 11.566 millones o recortar la partida destinada a PAC, sobre todo del capítulo de pagos directos.
. Debe descartarse una auto-financiación de los países: Supondría en la práctica la ruptura del mercado común dado que los países que poseen mayor capacidad financiera, podrían subvencionar más y mejor a sus agricultores (el caso de los mayores contribuyentes netos al presupuesto como son Alemania, Francia y Reino Unido) mientras que países con mayores restricciones financieras tendrían más dificultades para ayudar a su sector agrícola nacional. Este punto se aclarará pronto porque la unidad de mercado y las cláusulas de “trato nacional” forman parte de la columna vertebral de la Unión aduanera.
. Políticas no arancelarias: La salida de Reino Unido tampoco aclara algunos de los compromisos que Europa tiene todavía que cumplir en materia de barreras no arancelarias (regulaciones sanitarias, medioambientales y fiscales, entre otras) y en materia de control y vigilancia de la distorsión de precios de origen ocasionada por las subvenciones agrarias. En este punto, sí existe una postura común entre la Unión Europea y Reino Unido que comparten la visión de que la PAC debe evolucionar desde el primer pilar (pagos directos) al segundo pilar (desarrollo rural condicionado), incluso planteándose un mecanismo de transferencia de fondos del primer al segundo pilar.
Instituto Agrícola San Isidro.
 
-COAG IMPULSARÁ EN ENERO DE 2020 UN PROCESO DE MOVILIZACIÓN GENERAL AGRARIA EN UNIDAD DE ACCIÓN ANTE LA BRUTAL CRISIS QUE AFECTA AL CAMPO ESPAÑOL
La organización agraria COAG impulsará, a partir de este mes de enero de 2020, un proceso de movilización general agraria en unidad de acción ante la brutal crisis que padecen la mayoría de los sectores agrícolas y ganaderos de nuestro país. Además, desde esta organización se estudiará con el conjunto del sector la convocatoria un paro general en el campo. Este proceso se desarrollará una vez constituido el Gobierno con plenas funciones para tener un destinatario claro y directo de las reivindicaciones.
La caída generalizada de los precios en origen, y en consecuencias de las rentas de los agricultores, el permanente incremento de los costes de producción, la desregulación de los mercados y eliminación de la preferencia comunitaria, así como la “uberización” progresiva del modelo social y profesional de agricultura, son razones fundamentales para la movilización, según COAG.
En 2019, según los datos publicados por Eurostat, la renta agraria en España se ha desplomado un 8,6%, por la caída de valor de la producción de un 3% y el aumento de los costes de producción en un 3,6%. Estas cifras reflejan la presión a la que está sometidos los profesionales agrarios por ambos lados de la cadena. Por un lado, vía costes, unos fabricantes de insumos (fitosanitarios, fertilizantes, semillas, energía, etc..) que tienden a la composición de monopolios. Cada vez menos empresas, más grandes y poderosas. Por el otro extremo, una distribución fuertemente concentrada: las seis primeras cadenas distribución concentran el 55% de la cuota de mercado en España, según cifras de Kantar Worldpanel para junio de 2019.
Según ha argumentado Miguel Blanco, Secretario General de COAG, “la cadena alimentaria sigue absolutamente desequilibrada y el valor que genera no llega a los agricultores. El elevado poder de mercado de ambos extremos deja claro quién impone los costes y precios, situando a las pequeñas y medianas explotaciones por debajo del umbral de rentabilidad".
Al mismo tiempo, este proceso de concentración también se está dando en la producción. El último informe sobre la caracterización del sector agrario en el Estado español, publicado recientemente por el MAPA revela que en España hay 1 millón de explotaciones agrarias. El 93,4% con titular físico y el 6,6% empresas. Ese 6,6% de las explotaciones, que son personas jurídicas, obtienen ya el 42% del valor de la producción. Todo ello amplificado con el aterrizaje de los fondos de inversión y las grandes multinacionales agroalimentarias.
A todo ello habría que sumar las múltiples amenazas que se ciernen sobre el sector, caso del Brexit, el pleno desarrollo de acuerdos de libre comercio de la UE con terceros países, las importaciones masivas sin control de estándares de calidad, seguridad alimentaria, sostenibilidad ambiental y condiciones laborales y sociales; la salvaje política arancelaria de la administración Trump o el desmantelamiento de los sistemas de regulación de mercados y del principio básico de preferencia comunitaria en el seno de la UE.
Coag defiende que, “a nivel social, el sector agrario debe ser reconocido por su carácter estratégico como productor de alimentos de calidad, saludables y suficientes, vertebrador del territorio, garante de un medio natural sostenible frente la cambio climático y freno más eficaz contra el acelerado proceso de despoblamiento de la España vaciada".
RTVLos Palacios.
 
-La consejera de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Carmen Crespo, ha valorado el frente común sellado entre la Junta de Andalucía y el Gobierno de la Región de Murcia en relación al trasvase Tajo-Segura, y ha anunciado que esta unión se plasma ya en el acuerdo alcanzado para solicitar la acumulación de los contenciosos que interpongan ambas comunidades autónomas al respecto. De esta forma, se obtendrá una decisión conjunta por parte de los tribunales. Además, los representantes de ambos ejecutivos autonómicos han invitado al Gobierno valenciano a sumarse a esta iniciativa, ya que este territorio también se ve afectado por las decisiones relativas al Tajo-Segura.
La responsable de Desarrollo Sostenible en Andalucía ha mantenido un encuentro de trabajo con su homólogo murciano, Antonio Luengo, para analizar la situación en la que se encuentra actualmente este trasvase «fundamental para una agricultura que quiere ser cada vez más ecológica». Al respecto, ha apuntado que, si bien existen diversas formas de contar con recursos hídricos, en estas comunidades autónomas se reducen bastante porque «ya hacemos desalación y reutilización de aguas».
El Ejecutivo andaluz recurrirá ante la sala de lo contencioso administrativo de la Audiencia Nacional la orden del trasvase Tajo-Segura por la que se destinan 7,5 hectómetros cúbicos para abastecimiento y desaparece la aportación de agua para regadío porque la considera, como ha explicado Crespo, una decisión «absolutamente arbitraria» de la ministra para la Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, que va «en contra de una agricultura sostenible y de tres comunidades autónomas». Crespo ha afirmado que el Gobierno de España, de forma discrecional, «ha tomado una decisión absolutamente en contra no solamente de los intereses agrarios y del empleo, sino también en contra del Cambio Climático», ya que apostar por los trasvases, «avalados por informes científicos», es una vía de acceso a recursos hídricos que evita «aportaciones adicionales de CO2 a la atmósfera».
Por tanto, la consejera andaluza ha reiterado su petición de una rectificación urgente por parte del Ejecutivo central, a quien reclama también que explique el porqué de esta decisión que no concuerda con el informe técnico presentado por el Centro de Estudios y Experimentación de Obras Públicas (Cedex) el pasado 17 de diciembre durante la Comisión de Explotación del Trasvase Tajo-Segura y en base al cual se acordó elevar a la ministra Ribera un trasvase de 19,6 hm3 para ese mismo mes.
Carmen Crespo ha recalcado que las iniciativas deben basarse «en estudios científicos» y ha explicado que, en estos momentos, el establecimiento de la cantidad de agua que se puede trasvasar se estudia en la citada comisión, «donde están todos los elementos necesarios para tomar decisiones». La consejera andaluza ha valorado el buen funcionamiento del trasvase hasta la fecha, ajustándose a cuestiones técnicas, ha solicitado al Gobierno de España que exponga las posibles razones políticas que podrían encontrarse detrás de esta decisión y ha reclamado una «reunión urgente a primeros de año» con la responsable de Medio Ambiente a nivel nacional.
ABC Sevilla.
 

-Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía ha reunido hoy en Mengíbar (Jaén) a su Consejo Sectorial de Aceite de Oliva, para analizar el desarrollo del mecanismo de almacenamiento privado autorizado por Bruselas, así como la marcha de la campaña oleícola 2019-2020, en lo relativo tanto a la recolección como a la evolución del mercado.
El decepcionante resultado de las dos licitaciones al almacenamiento privado, correspondientes a los meses de noviembre y diciembre, ha centrado la primera parte de la reunión. Los representantes de las cooperativas andaluzas han vuelto a manifestar su malestar porque en la de noviembre solo se autorizará la retirada de poco más del 3% del volumen ofertado, a un precio de 0,83 euros diarios la tonelada, mientras en la de diciembre, la subida de la ayuda hasta 1,1 euros la tonelada de aceite de oliva lampante, permitió almacenar el 18% de la cantidad presentada a subasta.
En total, sumados los dos períodos, Bruselas ha autorizado el almacenamiento de 21.279 toneladas de aceite, del total de 206.000 toneladas ofertadas o, lo que es lo mismo, el 10% del volumen, a pesar de haberse vendido que la medida se aprobaba “sin límite de cantidad y precio de corte”.
Lejos de lograrse el reequilibrio del mercado y la recuperación de las cotizaciones, objeto del mecanismo, lo que se ha conseguido es un efecto completamente contrario, pues las cotizaciones han seguido bajando todavía más en las distintas categorías, hallándose en valores “de ruina”.
Por tanto, y para revertir la crisis y la incertidumbre que vive el sector en estos momentos, las cooperativas volverán a concurrir y claman poder almacenar, al menos, 200.000 toneladas en las dos licitaciones que quedan en enero y febrero, abriéndose la próxima el día 22 de este mes. Piden para ello la implicación del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) al máximo nivel, a fin de que interceda por el sector ante Bruselas para recabar voluntad y presupuesto que garanticen la viabilidad de la herramienta.
Para Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía no se entiende que en los almacenamientos de 2009 y 2011, hace ya más de una década, la ayuda se estableciera en 1,30 euros la tonelada y día, y que ante una problemática como la que sufre el sector en la actualidad, complicada con la imposición de los aranceles a la exportación por parte de Estados Unidos, la Comisión Europea esté siendo “tan cicatera”.
En otro orden de cosas, las almazaras cooperativas de las distintas provincias han puesto en común el desarrollo de la campaña de recolección de aceituna 2019-2020, para la que la Consejería de Agricultura aforó en octubre 983.000 toneladas de aceite de oliva en Andalucía, si bien desde la federación se consideró que no se superarán las 900.000, fundamentalmente por una menor previsión en la provincia de Jaén.
Las cooperativas andaluzas volverán a reunirse el próximo 20 de enero, fecha en la que, más avanzada la recolección, esperan valorar el grado de cumplimiento de estas estimaciones. Además, ese día ya se conocerá si se materializa o no la nueva amenaza estadounidense de elevar los aranceles al 100% y hacerlos extensibles también al granel, así como los movimientos y negociaciones del Gobierno de España en Bruselas.
Finalmente, valoran el consenso y la unidad de acción existente en el sector olivarero de Andalucía y España, y mantienen su propósito de continuar con las protestas y movilizaciones si las administraciones no se sensibilizan y adoptan medidas eficaces, a la mayor brevedad, que den un vuelco a este “desastre”.
Cooperativas Agro Alimentarias.
 
-Aunque todo parece indicar que sí, no será hasta este lunes 6 cuando se sepa oficialmente si España se regala un Gobierno que no esté en funciones o si se inicia otro periodo de interinidad como el que llevamos sufriendo desde hace demasiados meses. Pero en el caso de que finalmente haya Ejecutivo, no parece que esté tan claro quiénes van a ser las personas que se encarguen de hacerse cargo del sector agrario, a excepción de Teresa Ribero, que tiene todas las papeletas para repartir como titular del Ministerio para la Transición Ecológica.
Y como siempre suele pasar, con todo lo que se ha hablado en estas negociaciones a mil bandas, el tema de la agricultura no ha sido precisamente uno de los ejes del futuro pacto. Como ya pasara en la composición del actual Gobierno, no fue hasta última hora cuando se anunció que iba a haber un Ministerio de Agricultura y que su titular sería Luis Planas.
Un ministro que sigue siendo ministrable, pero de demasiadas cosas, al sonar como posible sustituto de Josep Borrell al frente de Exteriores. En el propio MAPA se reconoce que no saben nada de lo que pueda pasar y más de uno hasta actualiza el currículum.
Sin embargo, Luis Planas sigue siendo el mejor candidato al Ministerio… si finalmente hay Ministerio de Agricultura. Y es que la posible creación de un Ministerio para el Reto Demográfico y la Despoblación, una promesa electoral pero que entra dentro de las negociaciones con Teruel Existe, puede provocar que se conforme una gran área que aglutine tanto este concepto como el agrícola y la pesca.
Y aquí es donde entran nuevos nombres como los de la actual Alta Comisionada para el reto demográfico, Isaura Leal, o la que en la actualidad es Directora General de Desarrollo Rural y Política Forestal, Isabel Bombal.
Un nuevo Ministerio en el que podría tener un peso específico la Agricultura, donde sigue sonando el nombre de Fernando Miranda, aunque sin rango de ministro.
Este escenario, donde puede pesar la política de cuotas para mantener un 50% de mujeres en el Gobierno, se daría solo en el caso de que Luis Planas optara a otro cargo, ya que su nombre se da casi como seguro dentro del futuro Gobierno. De hecho, en los ataques del PP contra Sánchez en el primer debate fallido se ha dejado oír su nombre en varias ocasiones.
Se inicia, por tanto, un nuevo periodo de incertidumbre y mucha tensión hasta saber quién será el encargado de hacerse cargo del sector agrario y cómo va a reaccionar el propio sector, ya que inicialmente no está gustando nada esa posibilidad de que Agricultura pudiera quedar un tanto diluida.
En cualquier caso, lo que sí espera el sector es que quien se haga cargo sea una persona con experiencia, conocedora de la realidad del campo -en especial con una negociación de la PAC en plena ebullición- y con personalidad para imponerse ante otros compañeros de Gabinete para defender los intereses del sector y, por extensión, de toda la sociedad.
Agroinformación.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Día a día del sector

La clave es tener agua

Seguimos soportando el camelo de la lucha por el clima

Lo de Bruselas ya huele mal

El tormento dela COP25 llego a su fin

El consenso energético roto en el Parlamento Europeo

¿Una agricultura, sin agricultores?

Si los jóvenes no tienen alicientes, la agricultura morirá

Solo la "pasta" import

En el fondo somos bastante idiotas

Todos contra los aranceles o el perfecto "bluuff"

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.