Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Historia > Historia
La mejor zona de fincas palaciegas de Madrid

Carabanchel: algunos palacios y una cárcel.

Después de la Guerra Civil se construyó la cárcel de Carabanchel, y ese nombre pasó a ser sinónimo de lugar conflictivo. Sin embargo desde 1400 a 1936, en "los Carabancheles" estaban las mejores fincas de recreo palaciegas de Madrid. Afortunadamente algunos palacios y quintas subsisten, la mayoría ocultos tras altos muros.

Actualizado 24 julio 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Gonzalo Fernández.de.Navarrete y González.Valerio
  

La ciudad que hoy denominamos “Madrid” es la suma de los edificios que se han  construido, en algunos casos destruido, y de nuevo edificado a lo largo de los siglos…
En muchas ocasiones, lo que hoy observamos no es la mejor versión de lo que existió en el pasado.
 
Sin embargo subsisten excepciones que han desafiado a la presión urbanística por la cercanía de una gran ciudad como Madrid. La imagen sobre estas líneas es la fachada principal del palacio de Godoy o Larrinaga, sito en Carabanchel Alto, también conocido como Quinta del Conde de Campo Alange. En la actualidad acoge el colegio Marianista “Hermano Amorós”, que ha salvado de la destrucción este reseñable lugar.
 
“Madrid” también es la suma de territorios que hoy componen su término municipal.
El término municipal de Madrid se incrementó de forma muy pronunciada entre 1948 y 1954 con la anexión de todos los pueblos que circundaban a la capital:
 
- Carabanchel Alto (1948)
- Carabanchel Bajo (1948)
- Chamartín (1948)
- Barajas (1950)
- Canillas (1950)
- Canillejas (1950)
- Hortaleza (1950)
- Vallecas (1950)
- Vicálvaro (1951)
- El Pardo (1951)
- Fuencarral (1951)
- Aravaca (1951)
- Villaverde (1954)
 
 
Los dos primeros municipios de esa lista, y que primero fueron anexionados a la capital, fueron Carabanchel Bajo y Carabanchel Alto en el año 1948.
 
Y es que eran “dos” los pueblos llamados “Carabanchel”. Por ese motivo se denominaba popularmente “los Carabancheles” a esa zona cercana a Madrid.
 
En la actualidad si el visitante se lo propone, puede ubicar cada uno de los dos históricos municipios:
 
En primer lugar Carabanchel Bajo– muy próximo a Madrid, localizado entre el imponente Puente de Toledo sobre el rio Manzanares. Continúa por la calle General Ricardos, pasando por la enorme Quinta de Vista Alegre donde se adivinan algunos de sus palacios, hasta llegar a la Colonia de la Prensa.  
 
Por otra parte está Carabanchel Alto – más lejano a Madrid, en la actualidad situado entre las actuales Avenida de los Poblados, pasando por el Palacio de Larrinaga o de Godoy, hasta la autovía de Circunvalación M-40 .
 
La anexión de esos 13 municipios a Madrid entre 1948 y 1954 hizo que perdieran sus características originarias de pueblos donde se mezclaban las casas señoriales con viviendas populares. Es cierto que muchas de las viviendas que subsistían en el primer tercio del siglo XX en esos municipios circundantes a  Madrid eran casas de pueblo con una construcción muy básica, dónde las comodidades eran pocas.
 
La mayoría de esos municipios acabaron siendo barrios “dormitorio” y sus casas se vieron sustituidas por viviendas de construcción masiva y rápida dónde se apiñaban los residentes que se acercaban a residir a la capital desde 1950 a 1970.
 
Este fenómeno de desnaturalización, y también de mutación de sus características se debió a varias causas:
 
 
- La Guerra Civil de 1936 a 1939 supuso una gran destrucción de la ciudad de Madrid y sus alrededores: el frente estuvo entre la ciudad Universitaria y Carabanchel entre Noviembre de 1936 y Marzo de 1939, con constantes bombardeos de las posiciones tanto a un lado del Rio manzanares como al otro. Madrid fue sin duda la gran ciudad  española más destruida por la guerra, pues era línea de frente y sufrió bombardeos diarios. En Carabanchel Bajo la “Colonia de la Prensa” quedó muy dañada.
 
 
- Aunque después de la Guerra Civil se pretendió reconstruir lo destruido, el aislamiento y posterior autarquía económica desde 1940 supuso una falta de recursos económicos que dificultó reconstruir con calidad. Además, la sensación de interinidad de un régimen atacado mayoritariamente por la ONU desde el final de la segunda Guerra Mundial  en 1945 impidió planificar el urbanismo más allá de una subsistencia a corto plazo. Se construyeron viviendas de baja calidad en los barrios periféricos en esos primeros años 1940 y 1950.  Había poco lugar para planificar urbanismo de estéticas urbanas y normas de protección del patrimonio.
 
 
- Posteriormente llegó el desarrollismo desenfrenado de los años 1960 y 1970 coincidió con un éxodo rural pronunciado. Con una falta de normativa de protección del patrimonio, y una presión urbanística sobre los solares donde se levantaban casas unifamiliares.   Coincidió además con lo que quizás es el peor momento estético de la arquitectura contemporánea.
Todos esos elementos sumados permitieron que se edificaran casas en su mayoría carentes de valía estética, muchas sin ascensor y con materiales que envejecieron –y envejecen-  muy mal. No todas las casas que se demolieron tenían valor patrimonial,  muchas de las casas de propias de un ”pueblo”, pero si tenían una armonía que daba unidad al paisaje urbano, y eso se perdió con la expansión urbanística.
 
 
- Por último, desde 1980 han existido unos equipos de varios partidos – PSOE, CDS, PP, Ahora Madrid- que secuencialmente han gobernado el Ayuntamiento de Madrid. Han ido construyendo parques, mejorando equipamientos,  y protegiendo parcialmente el patrimonio no destruido.
Sin embargo en los últimos 40 años todavía no se han corregido los desmanes urbanísticos y estéticos.
Las construcciones y cerramientos de terrazas, y la instalación de elementos como aires acondicionados siguen produciendo de forma incontrolada.  Esto es quizá el mayor problema en todos los distritos de Madrid, especialmente los anexionados entre 1948 y 1954, que son los que tienen el mayor número construcciones  realizadas entre 1940 y 1980, que están envejeciendo mal.
 
 
En el caso de los “Carabancheles” la construcción de la macro-cárcel de Madrid desde 1940 aceleró la mutación de la otrora zona de las mejores fincas de recreo palaciegas de Madrid.
 
 
Carabanchel: zona de fincas de recreo y palacios.
Aunque ya  estaba construido el Sanatorio Psiquiátrico del Doctor Esquerdo, hasta 1940 decir “Carabanchel” era decir una palabra asociada con varias de las mejores propiedades de Madrid, como hoy pueden serlo en la actualidad palabras como “El Escorial”, o “La Granja” u otras equivalentes.
 
En Carabanchel Bajo, la Quinta de Vista Alegre con sus 45 hectáreas – equivalente a la superficie del actual parque del Retiro- albergaba los antiguos palacios de Isabel II, y uno de los que mandó edificar el Marqués de Salamanca. Aunque desde 1887 había sido donada por la regente María Cristina a la administración para que lo usara como lugar para la caridad, su impresionante terreno y parque y sus fuentes eran una referencia para los dueños de fincas de recreo de palaciegas en Madrid.  También en Carabanchel Bajo, en el camino desde el Puente de Segovia a la quinta de Vista Alegre se encontraban varios palacetes entre el llamado de “Goicoechea” (que hoy subsiste aunque muy deteriorado), menor en tamaño pero con mucho encanto.
 
A su vez, en Carabanchel  Alto, estaban entre otros:
- el palacio de la emperatriz Eugenia de Montijo, antigua Quinta de Miranda,  Había sido donada en 1421 por el rey Juan II de Castilla. Los reyes católicos autorizaron en 1504 la construcción de un palacio. Tras múltiples propietarios la zona de sus jardines fue recalificada,  y el antiguo edificio quedó arrinconado por la construcción de pisos de pisos denominada “Colonia Eugenia de Montijo”. A pesar del rimbombante nombre era la típica muestra de arquitectura en altura de barrio dormitorio de la época de los años 1960.
Coincidiendo con el desarrollismo, y mientras  se destruían alegremente los palacios urbanos del paseo del Prado, de Recoletos y de la Castellana, también la piqueta acabó con el histórico Palacio en Carabanchel.
El diario “Hoja del lunes” del 7 de Abril de 1969 – reproducida por el interesante sitio “Carabanchel. una página de nuestro barrio”-  mostraba la impresionante foto antigua del palacio en su época de esplendor y titulaba.
Réquiem por un palacio romántico.
Será derribado el que fue residencia de Eugenia de Guzmán, luego emperatriz de los franceses.
 
-  la imponente Quinta de Campo Alange, que luego heredó una descendiente del Valido Manuel Godoy, que luego fue llamado Palacio Larrinaga desde 1870. Se conserva  con sus terrenos de jardines aledaños. Milagrosamente se mantiene en pie, conservado y ampliado.
- el palacio y quinta de las Delicias Cubanas, construido por Francisco de Asís Antonio Narváez Borghese, ennoblecido con el cubano título de Conde del Yumurí tras su paso por la isla. Narváez quiso replicar en “los Carabancheles”  la riqueza y frondosidad de las propiedades cubanas.
Muchas otras Quintas y casonas de Carabanchel  como el palacio del marqués de la Remisa también desaparecieron entre 1940 y 1980.
Y es que tras la Guerra Civil, decir “Carabanchel” cambió de función. Sus casas,  jardines de antiguas Quintas palaciegas, y los campos circundantes se vieron cómo zona de expansión de la ciudad de Madrid.
La vinculación de Carabanchel con la macro-cárcel que se consistiría a partir de 1940 aceleraría su cambio de imagen dejando de ser percibido como un lugar de recreo..
 
La construcción de la cárcel de Carabanchel en 1940.
La Cárcel de Carabanchel estaba destinada a sustituir a la Cárcel Modelo de Moncloa, que había quedado muy dañada tras los bombardeos de la Guerra civil, al estar en primera línea de la línea del frente. En el solar de la antigua Cárcel destruida entre 1936 y 1939 se erigiría entre 1939 y 1947 el enorme Cuartel General del Aire diseñado por Luis Gutiérrez Soto en estilo escurialense-.
 
En 1940 el Duque de Tamames recibió una oferta de alrededor de 700.000 pesetas por un terreno de 20 hectáreas en Carabanchel, en la que hasta ese momento había la mejor zona de fincas de Madrid.
 
Ese terreno era colindante con el bonito cementerio de Carabanchel, que está ubicado junto a la Iglesia de Santa María de la Antigua, del siglo XIII, una de las mejores y más antiguas muestras del románico mudéjar en la provincia de Madrid.
 
En valor actualizado -sumando el Índice de Precio al consumo estimado entre 1940 y 2019- , esas 700.000 pesetas no llegan a ser un millón de Euros –alrededor de 900.000 euros de 2019 – un precio bajo para una propiedad tan extensa cercana a la capital de España.
 
Sin embargo en la postguerra son múltiples los ejemplos de personas que vendieron terrenos a precios reducidos –o incluso los donaron a la administración para hacer obra pública- para no enemistarse con los nuevos gobernantes del país surgidos de la Guerra Civil de 1936-1939.
 
En cualquier caso, Carabanchel cambiaría totalmente su fisionomía en esa segunda mitad del siglo XX, como lo haría el eje Prado-Recoletos-Castellana en el centro de Madrid, dónde tampoco se protegió el patrimonio histórico.
De poco sirve la actitud romántica y fatalista de solamente lamentar lo que se hizo mal en el pasado.
Lo importante es que los edificios y jardines relevantes que han subsistido en el siglo XXI se identifiquen, se vuelvan visibles al público los de titularidad pública,  y no sigan destruyéndose más edificios ni parques de este tipo en el futuro.
Sorprendentemente, aunque la mayoría aún están ocultos tras altos muros, siguen conservándose elementos patrimoniales de interés de ese pasado palaciego de Carabanchel.
 
 
Carabanchel en 2019: el “milagro” de la subsistencia de palacios y jardines.
Muchos de los nacidos en Madrid desconocen la ciudad más allá de la llamada “almendra” central.
Sin embargo darse un paseo por los “Carabancheles” en 2019 con un plano de la ubicación de las antiguas fincas es interesante y recomendable.
 
En primer lugar porque la Quinta de Vista Alegre –está siendo recuperada parcialmente en sus jardines con el objetivo de abrir próximamente para uso público 11 de las 45 hectáreas que tiene el parque de la quinta de Vista Alegre.
Esa zona de jardines que se abrirá al público circunda los palacios de Isabel II y uno de los palacios que fue propiedad del Marqués de Salamanca.
La placa que adorna la puerta de los osos es indicativa de porqué se ha ,mantenido esa propiedad aislada
 
“Este Parque  de Vista Alegre fue donado a la Beneficencia en 1887.
Reinando D. Alfonso XIII y  siendo Reina Regente Dª María Cristina.”
 
Esta antigua propiedad real fue donada a la Administración del Estado por la Reina Regente,  y afortunadamente se ha mantenido en propiedad pública hasta hoy.
 En el proceso de descentralización y de constitución de regiones autónomas de los años 80 del siglo XX, la Quinta fue transferida. En la actualidad es propiedad en un 80% de la Comunidad de Madrid y un 20% del Ayuntamiento de Madrid.
Contiene  Vista Alegre no solamente los dos palacios mencionados, sino una colección de edificios usados como Residencias de ancianos, Conservatorios de Música y de Danza, Institutos de Enseñanza Secundaria y un Centro de formación Policial , todos con estilos arquitectónicos diversos. Este último es el ejemplo más grande de un conjunto de edificios dotacionales de arquitectura racionalista Bauhaus en Madrid.
 
La restauración de los palacios de Isabel II y Marqués de Salamanca no está aún contemplada en esta primera actuación, pero es cuestión de tiempo que las reiteradas solicitudes de arquitectos y de asociaciones protectoras del patrimonio,  se restauren el imponente salón árabe y varias dependencias de ambos palacios.
 
Por otra parte  es deseable la modificación del muro exterior para transformarlo en cerca y hacer “visible” para los viandantes la Quinta de Vista Alegre en todo el perímetro de las 45 hectáreas. Ya existe una referencia de su resultado en el tramo de General Ricardos, realizada en 1987 en época del alcalde Juan Barranco.
 
Es una necesidad para integrar la Quinta en el barrio, tal y cómo lo está en su entorno el ya mítico parque del Retiro. La Quinta de Vista Alegre dejaría de parecer una muralla que aísla visualmente su terreno de los vecinos.
 
Por otra parte en Carabanchel Alto, es sorprendente observar lo bien mantenida que está la Quinta de Campo Alange, también conocida como Palacio de Godoy o palacio Larrinaga.
Adquirida la propiedad en 1961por los padres Marianistas junto con su parcela y jardín, fue ampliado el edificio principal para ser colegio por el prestigioso arquitecto Luis Moya en un proyecto arquitectónico digno de reseñar. El arquitecto Luis Moya  (Madrid 1904-1990) fue autor -entre otras obras de relumbrón de los años 1950 y 1960-  de la Iglesia de San Agustín en Madrid , que será declarada Bien de Interés Cultural en breve, de la Universidad Laboral de Gijón, o del Museo de América en Madrid. Su estilo historicista no se limita sin embargo a replicar formas del pasado.
 
Actualmente  la Quinta de Campo Alange, o Palacio de Godoy es el Colegio Hermanos Amorós de los Padres Marianistas. Es un “milagro” digno de reseñar  que ese edificio se haya mantenido y ampliado en estos decenios, tras todas las vicisitudes urbanísticas e históricas de la zona de los “Carabancheles”. Algo que agradecer a esta Institución, que hubiera podido demoler el edificio para hacer uno más funcional y barato,  pero no fue así.
 
No solo se ha mantenido el Palacio original sino que lo ampliaron con un proyecto de realizado gran calidad arquitectónica, complementario de la historia del edificio original.
 
Igualmente subsisten restos del Palacio  la “Quinta de las Delicias Cubanas” de Francisco de Narváez, actualmente denominado “Villa San Pablo”,  se encuentra dentro del Colegio de las Escolapias de Carabanchel. El edificio está bastante modificado tras la destrucción que sufrió en la Guerra, pero guarda su prestancia y se adivina fácilmente lo que pudo ser en su época.
 
 
La demolición de la cárcel en 2008 y el futuro los barrios periféricos de Madrid.
En 2008, tras llevar abandonada varios años, la cárcel se había convertido en un lugar de vandalismo. Hubo distintos proyectos: unos proponían conservar la cúpula central del edificio, otros el pequeño edificio de la dirección del penal.
 
Finalmente se demolió y en el terreno de 20 hectáreas actualmente baldío se ha anunciado la construcción de  viviendas y de un hospital en los últimos 10 años. Ninguno de ellos está confirmado en la actualidad
 
El cercano parque de las Cruces, de unas 15 hectáreas de extensión,  ha mejorado sustancialmente el conjunto.  Carabanchel tiene elementos que podrían hacer de esta zona un polo de atractivo para  que se acaben de edificar los solares baldíos y casa abandonadas que aún permanecen en varias partes del distrito.
 
Son varios los indicios esperanzadores para esta zona de Madrid:

- La reciente adquisición del palacete de la Fundación Goicoechea en la calle General Ricardos por parte del Ayuntamiento de Madrid para ser utilizado por el Ayuntamiento en alguna de sus concejalías o  Juntas de Distrito.
Esperemos que el nuevo equipo del alcalde José Luis Martínez Almeida no permita que se deteriore ni que lo destruyan, es su responsabilidad y probablemente su interés el contribuir salvar el patrimonio arquitectónico en barrios periféricos de Madrid.
 
- La apertura parcial de la Quinta de Vista Alegre por la Comunidad de Madrid que previsiblemente gobernada por el PP y Ciudadanos bajo  la presidencia de Isabel Díaz Ayuso debería extender a la rehabilitación paulatina de ambos palacios en sus interiores. El de Isabel II  y el del marqués de Salamanca. Esa apertura de un parque de esa categoría histórica podría contribuir a mejorar el vecindario y sus viviendas progresivamente.
 
- La deseable edificación de un proyecto arquitectónico de calidad en el solar de 20 hectáreas de la antigua Cárcel. Ya sean viviendas o equipamientos, o una combinación de ambos.   Debería respetar el entorno de la Iglesia de Santa María de la Antigua, declarada Bien de Interés Cultural (BIC),  y el cementerio, elementos ambos de gran interés histórico.
En cualquier caso, los actuales “Carabancheles”  presentan muchas edificaciones que requieren de actuaciones urgentes para mejorar su aspecto y sus cerramientos. Un plan de las administraciones públicas es indispensable para promoverlo en todo Madrid.
 
Este problema de las fachadas con cerramientos asimétricos, anárquicos, de baja calidad, de aires acondicionados sin orden ni concierto, de fachadas con aspecto ruinoso…
 
Es un problema presente en partes supuestamente mejor conectadas con el centro de Madrid como Chamartín: entre Nuevos Ministerios y el Hospital de la Paz. Basta observar los edificios cercanos al estadio Santiago Bernabéu y su deterioro en las fachadas aledañas es observado todos los días por los miles de turistas que acceden al monumento más visitado de Madrid…
 
No es un problema de fácil solución, ni será rápida, pero desde luego necesita que Ayuntamiento y también Comunidad de Madrid se tomen en serio este problema. Vivir en un entorno digno aumenta la “felicidad” de los ciudadanos.
 
Proyectos de gran éxito como el ajardinamiento de Madrid Río han atraído visitantes y turistas a zonas anteriormente ocultas en sus miserias urbanísticas a la ribera del Manzanares. Los cierres de terrazas y aires acondicionados deben ser mejorados sin demora.
 
Madrid tiene que competir con las grandes capitales del mundo en turismo e imagen corporativa. Sin embargo muchas zonas de la ciudad edificadas fundamentalmente entre 1940 y 1980 podrían ser mejoradas de forma sustancial con un nivel de inversión asumible.
 
Existirá quizás algún equipo municipal  que establezca las bases para un programa de recuperación de las viviendas en su aspecto exterior y zonas comunes de todos los barrios de Madrid. Se ha de constituir un grupo de trabajo compuesto por el Colegio de Arquitectos de Madrid (COAM), los arquitectos municipales, los equipos jurídicos del Ayuntamiento de Madrid…
 
No significa eso cambiar el estilo en que se construyeron, ni habría presupuesto asumible por tan alto importe. Significa dignificar y unificar sus cerramientos de terrazas, cambiar barandillas, eliminar aires acondicionados de las fachadas, y mejorar las zonas comunes.  
 
A un ritmo de 50 o 60 inmuebles por año, en proyecto dirigido y co-financiado por las autoridades públicas, consensuado con la mayoría de fuerzas políticas de todo signo ideológico,  la ciudad de Madrid y sus antiguos municipios anexionados se irán dignificando a pasos agigantados, mejorando la calidad de vida de sus residentes.
 
Otras ciudades del mundo ya lo están haciendo y Madrid no tiene porqué ser menos, debería ser “más”.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Historia

El acceso de la mujer a la Universidad en los siglo XIX y XX

De "Espanna" a "España"

Fray Junípero Serra y las misiones de California.

1769: La colonización de la Alta California

California, tierra española

El eterno fantasma de la España "federal"

Los apellidos de las mujeres en España

El apellido patronímico: el nombre del padre

El origen de los apellidos en España

Domingo Fernández de Navarrete, primer arzobispo de China

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.