Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
Casa Adriano

Un restaurante para hacer amigos

¿Alguna vez ha pensado como sería volver a comer en aquel restaurante gallego cuando su familia veraneaba por aquellas tierras o su trabajo le hacia desplazarse con cierta frecuencia a esa región española?. Pues si todavía recuerda con cierta "saudade" aquellas extraordinarias comidas, no tiene mas remedio que acercarse a este restaurante, que como su proprio nombre indica es la casa de un gallego que da de comer a los amigos.

Actualizado 18 mayo 2013  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  

Porque esa es una de las características mas llamativas de Casa Adriano: todo aquel que entra por su puerta, cuando sale es uno mas de la familia, como si hubiese comido cientos de veces alli. La realidad es que se trata de un restaurante gallego cien por cien, de apariencia discreta, pero con unos productos genuinos, un comedor amplio y un servicio atento y esmerado. Evidentemente a la cabeza de todo ello se encuentra Adriano Otero, obviamente gallego de origen, pero lleva en la restauración madrileña nada menos que unos cuarenta años, cuando siendo joven trabajaba en Combarro. Con aquella escuela no era difícil que su propio restaurante sea lo que es hoy: un compendio del buen hacer culinario en el que parte del éxito está en que Adriano Otero está al pié del cañón, pero también en que David, su hijo, se ocupa de viajar a Galicia para conseguir productos de primera, como el marisco que llega directamente desde Bueu . Si a ello le unimos un servicio amable y correcto que sabe servir sin molestar tendremos un retrato de este. mas que recomendable local, desconocido para algunos, pero que merece no una, sino varias visitas, porque su carta es amplia y los productos abundantes.

Y eso es lo que hicimos nosotros, ir a conocer el local por recomendaciones de amigos y volver unos días después para completar la experiencia, porque de otra manera hubiese sido imposible comentar el amplio abanico de oportunidades que la carta de Casa Adriano ofrece, y que, ademas, resultan difíciles de rechazar. Por ello también este comentario es distinto a los que habitualmente publica Cronica.

Por lo que respecta a los entrantes aqui va una amplia representación:
Vigaros: En su punto. Sabor oceánico total. Bien cocidos y fáciles de extraer
Empanada de bacallao con pasas. Absolutamente gallega. Masa, recién hecha, muy frágil y delgada; es el sobre para contecer un bacalao muy fino y la pasa en su justa proporción. Excelente entrante
Empanada de bacon y pasas. Una recetya familiar de reciente creación que resulta suave al paladar, pero con la fuerza necesaria para que se recuerde como uno de los platos a repetir

Pero hay que dar paso a los mariscos y en ese terreno preparense
Camarón. Hervido del día. Textura excelente. Mucha hueva. Prieto y muy jugoso
Navajas. Muy frescas y de buen tamaño. Sabor dulzón muy marino, natural y suave. Muy bien limpiadas y sin pizca de arena.
Nécora. Textura consistente. Carro muy lleno, intenso. Carne mantequilla pura. Tamaño adecuado y bien preparadas.
Percebe. Auténtico gallego, pequeño, regordete, muy fresco. Se muerde y paladea. Bien cocido y al punto de sal.
Centollo, preparado sin aditamentos alcoholices; simplemente con el contenido del marisco, cuando este es bueno, es mas que suficiente. Su sabor a mar era extraordinario
Zamburiñas a la plancha, ni que decir tiene son un entrante mas que delicioso y difícil de encontrar en locales que no sean cuidadosos al máximo en la búsqueda de materia prima.

Y todo ello sin olvidarse del pescado
Xoubas con cachelos y pimientos de padrón. La patata de Xinzo de Limia, el lugar mítico de la patata gallega con el pimentón gallego en la cantidad oportuna, dando color y el sabor justo, homogeneas, se deshacen en la boca. Exquisitos. Las Xoubas, más bien xoubiñas, es la sardina antes de llegar a adulta. Perfectamente asadas y con un sabor inconfundible. Los pimientos eran de invernadero, como nos advirtieron, pero de tamaño justo, aunque sin sustos de picar. Fritos en su punto.
Xoubas a la plancha. No requieren mas comentarios que el anterior, con la ventaja que al ser a la plancha se comen con los dedos, lo cual es una delicia
Merluza a la gallega. Lo primero que llama la atención es la famosa ajada, típica de este plato gallego y que tiene sus secreto para que cree ese sabor tan especial de esta merluza. ni que decir tiene que el acompañamiento son esas patatas con las que habitualmente se sueña y que solo se encuentran en Galicia. Y de la merluza, pues solo alabanzas, porque su textura y su punto de cocina eran brillantes.
Lamprea. La última de la temporada. De Arbo. Hecho al más puro gallego, guisada en su sangre, con arroz blanco y tostada frita, acompañada por la manzana cocida en vino, costumbre tradicional que se va recuperando. Inmejorable. Con un sabor único inesperado, como dijo uno de los asistentes que nunca la había probado.
Ternera gallega
Pocas cosas se pueden añadir de un plato que en compañía de unas patatas fritas y unos pimientos verdes, y pequeños, como no, fue un cierre de almuerzo lleno de pequeños recuerdos gastronómicos ya casi olvidados y que merecen la pena revivir con mas frecuencia.

Y si pueden y les gustan, por favor pidan unas filloas. Algunos serían capaces de volver por repetir el postre, porque su elaboración es perfecta: masa crujiente y tersa, relleno en su textura semidura, y su degustación demasiado rápida.


Por lo que respecta a los vinos, la carta es claramente gallega, lo cual es lógico dado el restaurante en el que nos encontramos, pero también están presentes los clásicos vinos nacionales. Si les gustan los vinos gallegos pueden disfrutar con los tres que nosotros bebimos en los dos almuerzos:
Laxas 2011.
Albariño 100%. ARBO (Pontevedra). DO Rias Baixas.
Gran vino, muy varietal. Buena uva y buena eaboración. Elegancia y fruta, matizados por una acidez muy equilibrada. Mejor tomarlo así, a año y medio de la cosecha, que recién salido al mercado, porque la acidez se afina. Sin dulzor, ni esas notas extrañas tan frecuentes, por desgracia, producidas por las levaduras añadidas: plátano, manzana verde.
Villa del Corpus 2012.
Albariño 100%. PONTEAREAS (Pontevedra). DO Rias Baixas
.
Un albariño gratamente sorprendente y atípico, por su elegancia. Con mucha estructura. Hace guiños a los buenos blancos franceses.Y eso que es de la última cosecha, de 2012. Elegancia pura. ¿El secreto? Primero: Uvas de cepas muy viejas, que proceden de una antigua Rectoral.Segundo: Una muy buena elaboración.
Rectoral de Amandi 2011.
Mencía 100%. SOBER (Lugo). DO Ribeira Sacra.
Un tinto gallego clásico, con esa mezcla de contundencia, acidez y fruta tan especiales. Sabroso. Algo terroso. Algo amansado por ser 2011: mejor.

Después de todo ello solo falta que usted, querido lector haga un hueco y pruebe todo este tipo de delicias gallegas.

Casa Adriano
Pamplona 19 (Esquina Otamendi)
91 450 08 85/ 629 12 97 80
Servicio de guardacoches

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

Lettera una trattoria moderna que acaba de abrir sus puertas

Llego el frio, es el momento del "cocido madrileño"

Sushita, convierte su nueva propusta en un apartamento

Un "ovillo" muy personal

ROOSTIQ donde Carmen Acero lo es casi todo

Baroz, un bar de arroces

Mediodías ´nikkei´ de la mano de Arevalo

Monogáfico de setas silvestres en Apicius

Llega diciembre con un menú de altura

Los sabores de temporada en la carta de Sandó

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.