Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Ocio > Cultura

Casa Museo del Greco a Museo del Greco, inicia una nueva etapa

Los toledanos cuentan desde hace unos días con un gran museo restaurado y a punto para disfrutar las obras del Greco. La Casa Museo del Greco a Museo del Greco, se lanzó a esta nueva etapa tras un estudio público realizado entre 2002 0 2003, una iniciativa tan excepcional entonces como acertada, con cuyos datos, análisis y conclusiones se han ido conformando los nuevos programas arquitectónico y expositivo ahora materializados.

Actualizado 25 marzo 2011  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
El aspecto externo ha cambiado totalmente

Respecto a la exposición permanente las actuaciones se han centrado en la adecuación de espacios e instalaciones, la realización de nuevos elementos de soporte expositivo, la correcta señalización de itinerarios y servicios, así como de los sistemas de iluminación tanto arquitectónica como expositiva del Museo.  Con el proceso de reforma también se han creado nuevos espacios públicos como el espacio de acogida, la recuperación de las cuevas medievales y del jardín histórico del Museo. También se han incorporado nuevos sistemas que permiten mejor accesibilidad a los visitantes, en especial a los usuarios con movilidad o audición reducida.

Pero hay que saber que la historia del Museo del Greco está estrechamente vinculada a la figura de Don Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer, II marqués de la Vega- Inclán (1858-1942), quien, a comienzos del siglo XX adquirió un conjunto de casas en la judería medieval toledana. El arquitecto Emilio Laredo se encargó de su restauración y el conjunto se convirtió en una particular reconstrucción de la Casa del Greco. Finalizadas las obras de restauración del conjunto se formalizó la donación al Estado por parte del Marqués, a excepción de la casa-vivienda de Vega-Inclán, conservada como propiedad privada hasta su muerte, momento en que pasó a manos del Estado mediante cláusula testamentaria. El 27 de abril de 1910 se constituyó un Patronato formado por personalidades de la cultura, el arte y la política de la época, inaugurándose el Museo para el público en junio de 1911. El marqués, por lo tanto, compró los solares y edificó la casa, pero los cuadros que formaron el núcleo del Museo cuando se inauguró eran todos de propiedad pública: diecisiete procedentes del  Museo Provincial -entre ellos el Apostolado, la Vista y Plano de Toledo y los retratos de los hermanos Covarrubias-, y el San Bernardino que estaba entonces depositado en el Museo del Prado. Por tanto la iniciativa del marqués posibilitó la recuperación de las obras del Greco, que se encontraban dispersas por la ciudad de Toledo, de cuya conservación también se preocupó, ya que fueron restauradas en los talleres del Museo del Prado por el pintor Salvador Martínez Cubells antes de ser expuestas en el Museo.
Posteriormente el museo fue sufriendo diferentes actuaciones: en 1914 se crearon cuatro nuevas salas en las dos plantas del edificio; en 1921, se crea una nueva sala para exponer pintura de las escuelas españolas del siglo XVII con quince cuadros más, cuatro de ellos de su colección particular y el resto, nuevas adquisiciones. Un paso más en el crecimiento del museo se dió entre 1924 y 1925, con la construcción de una capilla absidial donde se instaló un artesonado mudéjar y que albergaría finalmente el retablo de San Bernardino. Tras estas actuaciones se realizaron otras tres más en los años 1950, 1960 y 1980, la última de las cuales
supuso una rehabilitación integral de los dos edificios y la renovación del espacio expositivo.
Entre diciembre de 2002 y febrero de 2003 se llevó a cabo una renovación parcial de algunas salas, presentando obras restauradas en ese momento para tal fin. Finalmente, en el año 2004 se desarrollaron un nuevo programa y proyecto expositivo, impulsado por la Subdirección General de Museos Estatales y enmarcado dentro de un plan general de renovación de la institución, que culmina con la actual reapertura del Museo.

El Museo del Greco reúne un importante conjunto de obras del pintor cretense, todas ellas de excelente calidad dentro de su producción y pertenecientes a su último periodo de actividad artística, entre 1600 y 1614. Entre ellas destacan la Vista y Plano de Toledo, la serie del Apostolado, los retratos de los hermanos Covarrubias y el Retablo de San Bernardino. Las Lágrimas de San Pedro, fechada en los años 80 del siglo XVI, es también un lienzo con una maestría insuperable. Junto a las pinturas del Greco el museo ofrece a sus visitantes obras de Luis Tristán, su mejor continuador, de su hijo Jorge Manuel y de autores toledanos de la misma época, además de pintura de escuela madrileña y sevillana del siglo XVII, y piezas de mobiliario y cerámicas que tienen su origen en el coleccionismo del marqués de la Vega Inclán.
El origen de las colecciones se sitúa a inicios del siglo XX cuando el II marqués de la Vega-
Inclán fundó el museo con obras dispersas del artista cretense. Sin embargo la idea del marqués no fue crear un museo monográfico dedicado al Greco, sino también reunir otras pinturas de escuela española para crear un auténtico Museo de Arte español (así queda especificado en la Real Orden de 27 de abril de 1910 de creación del museo) que llegara hasta el reinado de Isabel II con su pintor de Cámara Vicente López (1772-1850). Con esta finalidad, Vega-Inclán y el Patronato del Museo del Greco reunieron una importante colección de pintura en la que predominan las obras pertenecientes a la escuelas toledana, madrileña y sevillana de los siglos XVI y XVII.
A lo largo de los años la colección continuó incrementándose mediante la adquisición de
otras obras del pintor y de artistas manieristas y barrocos, así como notables piezas de artes
decorativas. Las últimas adquisiciones realizadas por la Dirección General de Bellas Artes con destino al Museo del Greco han sido:

• En el año 2003 San Jerónimo penitente en su estudio, obra de Luis Tristán.
• En el año 2008 una Sagrada Familia, obra de Raimundo de Madrazo.

La selección del Museo: los grecos y más.
De todo el conjunto de obras que se muestra en la exposición permanente, el museo propone una selección de las piezas más significativas:

• El Salvador y El Apostolado del Museo del Greco. El Greco
Uno de los conjuntos más interesantes de nuestra colección, El Salvador encabeza la serie de los 12 apóstoles, realzados con maestría en un primer plano y atrapando al espectador con sus rostros desmaterializados y extremadamente expresivos.
Vista y plano de Toledo. El Greco
Una de las obras más emblemáticas del Museo, donde la grandeza de la Ciudad Imperial se hará eterna gracias a la imagen creada por el Greco.
Retrato de Antonio de Covarrubias. El Greco
Un excelente ejemplo de la aportación del Greco a la historia española del retrato, consagrándose como introductor en nuestro país del retrato psicológico, es decir, de aquel que muestra algo tan sutil y difícil de captar como la vida interior de la persona.
• San Bernardino de Siena. El Greco
La representación de San Bernardino es uno de los ejemplos más importantes de las composiciones de santos de la última etapa del Greco en las que acentúa la verticalidad de la imagen, gracias a un punto de vista bajo que da protagonismo al celaje.
• Retrato de doña Mariana de Austria. Juan Bautista Martínez del Mazo
El cuadro hace alusión a la condición de reina viuda y regente de la Monarquía, que ha de llevar los asuntos del gobierno. La cortina y ciertos elementos como el papel que sujeta con su mano derecha, o la posición sedente de la retratada siguen la tradición del retrato cortesano barroco. El pintor Martínez del Mazo, yerno de Velázquez, logra así una imagen de la reina menos amable, pero más eficaz.
• Cristo crucificado. Luís Tristán
Esta obra es un ejemplo magistral del que fue el principal continuador del taller del Greco.
Tanto el alargamiento de las proporciones como la violencia del claroscuro y el modelo del rostro derivan del Greco, aunque Luís Tristán supo dotar a su obra de una personalidad propia que lo consagra como el único pintor salido del taller del cretense cuya producción ha trascendido en la historia de la pintura.
• Retrato del Marqués de la Vega-Inclán. Joaquín Sorolla y Bastida
Otro de los imprescindibles es sin duda el retrato que Joaquín Sorolla regaló a don Benigno de la Vega-Inclán y Flaquer, II marqués de la Vega-Inclán. En la parte superior izquierda del lienzo, puede leerse la siguiente leyenda: “A Benigno Vega para su Museo de Toledo.” J.
Sorolla y Bastida 1910”.
• Las lágrimas de San Pedro. El Greco
El asunto de las lágrimas de San Pedro será utilizado por teólogos y moralistas de la Contrarreforma como elemento de acercamiento al fiel, aproximando las debilidades del santo al hombre mortal mediante la falta cometida. Es una pieza destinada a oratorios privados,
a clientes particulares dentro del marco del “cuadro de devoción” potenciando el acercamiento emocional entre el fiel y la imagen.
• Sagrada Familia. Raimundo de Madrazo
La Sagrada Familia de Madrazo es una de las piezas más bellas de la colección del Museo.
Se trata de una copia del original del Greco que se encuentra hoy en la Hispanic Society of America, destacando por su extrema delicadeza, tanto en el tema, la Virgen amamantando al Niño, como en el cuidado acabado.

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Cultura

Dalí y el surrealismo en la Colección de Arte ABANCA

Faraon en CaixaForum

GALAICOS, Un pueblo entre dos mundos

La Fuente de la Gracia. Una tabla del entorno de Jan van Eyck

Alberto Giacometti. Retrospectiva

Thyssen: concluye con éxito la campaña de micromecenazgo

Fundación MAPFRE rinde homenaje al Mediterráneo

La London Symphony Orchestra inaugura la nueva temporada de Ibermúsica

Lina Bo Bardi: tupi or not tupí.

Exposición Picasso Dionisiaco.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2018 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.