Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

COLABORADOR NECESARIO O PARTÍCIPE A TÍTULO LUCRATIVO

Desde hace ya dos meses, al menos, estamos asistiendo de nuevo a los desastres derivados de la infame política hidraúlica que nos preside desde que, por razones estrictamente partidarias el siniestro Zapatero decidió acabar con el Plan Hidrológico Nacional alumbrado en el 2001 tras más de cinco años de concierto y elaboración.

Actualizado 5 marzo 2015  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Otra vez y ¿cuantas veces mas harán falta para que alguien haga algo en serio?
Año tras año los ciudadanos españoles presenciamos, al menos una vez al año, los desbordamientos del Ebro, arrasando campos de cultivo, destrozando ganaderías enteras, demoliendo construcciones, máquinas y enseres  de todo tipo, desalojando poblaciones y a veces, lamentándonos con alguna tragedia humana como ha ocurrido este mismo año en Navarra.
¡Y! Pues nada porque, con su reiteración anual, parece que la tragedia es inevitable, debe ser así. Para todos nuestros políticos, sean del signo que sean, lo que anualmente ocurre parece irremediable, ellos a lo suyo, a intentar seguir ganando elecciones lo demás… qué importa.
 El actual político español no ve más allá de sus próximas elecciones por lo que cualquier política hidraúlica, cuya realización necesariamente trasciende del periodo electoral, le es absolutamente ajena. Vean por ejemplo cómo, desde hace más de 40 años de nuestra democracia, nada se ha hecho para regular ninguno de los afluentes que procedentes de los Pirineos llenan y desbordan periódicamente al padre Ebro, para limpiar cauces, para canalizar tránsitos urbanos, para evitar que los accesos a las poblaciones constituyan auténticos  diques  en las inundaciones, para…

Y en el vértice de la sinrazón hidraúlica que nos preside están los partidos nacionalistas dedicados a ensanchar sus fantasías y sueños independentistas que, no solo en este campo, han impedido e impiden con sus exigencias toda vertebración territorial en nuestro país.
Desde el P.A.R aragonés, que continúa con sus ensoñaciones "Costistas", pensando incluso en inundar y producir arroz en sus territorios más desérticos y salitrosos y que con acuerdos políticos con el PP actual, hace ahora un año, han llegado a afirmar que el Ebro "nunca tiene excedentes de agua", hasta los nacionalistas catalanes, de CIU fundamentalmente, que con sus tradicionales egoísmos, exigiendo por ejemplo "caudales ecológicos" en Amposta,  diez veces superior al necesario según la CHE, han colaborado en el  desatino actual, todos los políticos han ignorado e ignoran cualquier vía que nos lleve a la necesaria y deseada vertebración territorial. ¿Desconocen que en España es imprescindible una política de trasvases porque nuestro territorio, a diferencia del francés por ejemplo, son valles separados por montañas que hay que comunicar?, creemos que no, lo que les ocurre es  que la ciudadanía sólo sirve en época electoral, después…

Hoy inundados en toda la cuenca del Ebro estamos sufriendo quizás la mayor sequía padecida en los últimos 40 años, según nos dicen, a 300 kilómetros al sur en todo el Sureste español.  Se han perdido ya, según ASAJA Alicante, más de 4 millones de almendros de secano y las cosechas de hortalizas en todo el Levante, al margen de tener que pagar poco agua existente a precios desorbitados, están desapareciendo.
Anualmente, desde tiempo inmemorial, vertemos anualmente al mar Mediterráneo por el Delta del Ebro, por encima de todas las necesidades ecológicas de la cuenca, más de 60.000 hectómetros cúbicos, más de 60 veces las necesidades hídricas del Levante español,- (este año serán más de 80.000 hectómetros cúbicos)-, y sin embargo insistimos el PP actual  sigue afirmando que el Ebro "no tiene excedentes de agua" descartando cualquier política de trasvases. ¿Ustedes lo entienden salvo explicaciones en clave política?   

Recordemos el comienzo de nuestras desdichas actuales.
El 21 de abril del 2004, 4 días después de prometer su cargo ante el Jefe del estado y 1 mes y una semana después de ganar las elecciones generales, el  Pleno del Congreso de los Diputados aprobó el proyecto de Ley de modificación de la Ley del Plan Hidrológico Nacional (PHN) de 2001, y la subsiguiente  derogación del trasvase del Ebro, y su remisión al Senado. El texto contó con 188 votos a favor, 135 en contra del PP y tres abstenciones de diputados de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC). Tras el debate la  ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, señaló que "es un primer paso importante para la reorientación de la política del agua" y que con lo acordado se "elimina una obra, como el trasvase del Ebro, conflictiva, e inviable económica, ambiental y técnicamente".
Tras la tramitación parlamentaria, el mayor atentado cometido nunca contra el sector agrario español se perpetró cuando, en el Consejo de Ministros del 18 de junio, se  aprobó el Real Decreto-Ley por el que se modifica la Ley 10/2001, de 5 de junio, del Plan Hidrológico Nacional, y se derogaban los artículos que preveían transferencias de agua entre el Bajo Ebro y las cuencas hidrográficas de Cataluña, Júcar, Segura y Sur. El Ministerio de Medio Ambiente incluyó también en dicho Real Decreto-Ley un plan de medidas alternativas, muchas de ellas de carácter urgente para paliar los efector de la derogación. En concreto se trató de más de un centenar de actuaciones, de las que unas 20 serán nuevas desaladoras y el resto están destinadas al ahorro, mejora de la gestión y reutilización de agua. A través de estas medidas se conseguirá, decían, una aportación de agua de 1.063 hectómetros cúbicos frente a los 620 hectómetros cúbicos reales que se obtendrían con el trasvase se invertirán 3.798 millones de euros y se proporcionará a Cataluña, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía más agua y más barata que la que obtendrían estas comunidades autónomas del trasvase del Ebro. ¡Y!

En Junio del 2007, Mariano Rajoy, aún se le tuteaba, Secretario general del PP, calificó de "injusticia" la derogación del trasvase del Ebro sobre todo porque el Gobierno dijo, no plantea "una alternativa seria" y deja a los ciudadanos de la cuenca mediterránea sumidos en una "profunda tristeza y desánimo", lamentando también "que el Ejecutivo socialista haya utilizado la vía del decreto porque, con ello, se impide el debate en el Congreso y se muestra el talante real del presidente, José Luis Rodríguez Zapatero".
El líder de la oposición parlamentaria, Mariano, se esforzaba en destacar el gran esfuerzo que el anterior Gobierno del Partido Popular invirtió en la aprobación del Plan Hidrológico Nacional (PHN), que, aseguró, daba solución a un problema centenario en España, es decir, el abastecimiento de agua al Levante español. Recordó que el PHN cosechó un apoyo del 80% en el Consejo Nacional del Agua y el respaldo de comunidades autónomas gobernadas por el partido socialista.

Sin embargo años después el mismo Rajoy, ya Don Mariano, -(¡cómo cambian los tiempos)-no dudó en avalar expresamente, el 11 de julio de 2011,  el pacto con el PAR que permitió a Luisa Fernanda Rudi ser investida presidenta de Aragón., y al nuevo PP, ocupar otro gobierno autonómico más en plena carrera hacia La Moncloa. En aquel pacto, firmado con el visto bueno expreso de Don Mariano Rajoy y rubricado públicamente con él delante, se indicaba expresamente que el PP se comprometía, allí donde esté y tenga responsabilidades en la materia -en este caso en el Gobierno central-, «a la defensa y cumplimiento del artículo 19.3 del vigente Estatuto de Autonomía de Aragón». El Pacto reproducía fielmente el artículo citado, asumido como obligación por el PP nacional y obligaba  a " evitar transferencia de aguas de las cuencas hidrográficas de las que forma parte Aragón, que afecten a intereses de sostenibilidad". Para evitar falsas dudas la Presidenta Rudi ha insistido siempre por activa y por pasiva en que no es admisible, en ningún caso, el trasvase del Ebro al Levante.
En esta sinrazón el propio Arias ministro de Agricultura del PP afirmó no hace aún un año, la boutade de que, "en el Ebro no sobra agua".

Así , con las formas de actuar del nuevo PP, es claro que, desde el 2011 sobre el trasvase pesa una doble acta de defunción, la que firmó Zapatero cuando lo derogó de la Ley del Plan Hidrológico Nacional y la que, implícitamente, rubricó Rajoy en vísperas de tomar posesión como presidente del Gobierno. El necesario e imprescindible trasvase del Ebro ha acabado evaporándose incluso del programa del PP nacional, ha desaparecido expresamente de sus programas electorales desde hace años y aunque, el nuevo presidente de Murcia lo ha vuelto a reivindicar,  el pacto que avaló Rajoy con el PAR hace tres años es un muro, hoy por hoy infranqueable, como se recuerda permanentemente desde la Presidencia de Aragón cuando se plantea el problema.

Nosotros que desde el primer momento hemos condenado las actuaciones seguidas en las políticas del agua, que siempre nos han parecido absolutamente infames y ajenas a las necesidades de nuestra población, sólo vamos a recordar, por sus extensiones,  una parte de los más de veinte artículos publicados sobre el tema desde 2006 en que, con el seudónimo de Isidro García, comenzó la andadura agraria de Crónica Económica.

El 29 de Enero del 2009 en el artículo titulado "Y del agua qué" decíamos:
….." Hemos vuelto a tener un otoño metido en agua y ver, de nuevo, al Ebro llenar el Mediterráneo… es algo que daña a cualquiera que tenga un mínimo de sensibilidad para el tema más importante de cualquier sociedad, el tema del agua. Las desaladoras se nos decía (Cristina Narbona dixit), sustituirían al “anticuado, contaminante y desvertebrador  Plan Hidrológico Nacional”, ¡qué desfachatez!; cinco años después, de lo prometido nada, el famoso Plan Agua está sin cumplir. De los 730 km cúbicos de agua desalada prometidos están puestos en servicio 270, es decir menos del 30%. Además y ello es lo más significativo, la política del PSOE, gobierno actual, en materia de Agua parece haber girado 180%.
 Desde el nuevo Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, se reconoce ya que la desalación no puede ser la solución para la agricultura, cosa que afirmábamos muchos, sino, en casos muy determinados un apoyo puntual. ¿Cómo utilizar agua desalada en nuestros campos si su precio la hace inviable? se preguntan ahora. No es posible utilizar agua desalada si la trasvasada o la subterránea tienen un precio muy inferior. Y además con las nuevas tarifas eléctricas, su precio puede aumentar en más del 40% y sin perspectivas de bajar.
Se nos afirmaba la existencia de un Plan para rebajar los costes de la desalación, problema prácticamente insoluble si no entramos decididamente en el otro gran problema que tiene la sociedad española, la rebaja energética. Se nos decía que para el año 2007, los costes de las grandes plantas de desalación, mas de 50 hectómetros cúbicos por año, serían de 0,36 euros por metro cúbico, hoy alcanzan prácticamente el euro, es decir tres veces más; se nos decía que los consumos energéticos serían de 3 kilovatios hora por metro cúbico, hoy son de  más de 3,5, es decir un 20% más; se nos decía que habría que conseguir que el impacto medioambiental el ecosistema marino sería nulo y hoy de ello ni se habla…¿quién debe responder del masivo engaño en que se nos metió?, por desgracia los políticos pasan y ahora nadie responde de los disparates de la Sra. Narbona, por cierto, ministra de la cosa en el primer gobierno Zapatero y este señor sigue de Presidente sin que nadie le pida cuentas de nada. Debemos exigirnos todos un poco mas de memoria, los disparates, fundamentalmente económicos cometidos, son causa directa del estado comatoso en que hoy nos encontramos. 

Parece ser que asistimos al posible cambio de las políticas relativas al agua. En este caso toca volver, dicen, a  los trasvases. Bienvenidas sean las rectificaciones que sean necesarias, recordemos que por la irresponsabilidad de Zapatero, se perdieron más de 6.000 millones de euros, concedidos por la U.E para la realización del trasvase del Ebro. Hay que volver al camino de lo racional, cueste lo que cueste y no pensar más en  términos de pérdida o ganancia de votos, los ciudadanos estamos ya muy hartos de ser siempre moneda de cambio.  Debemos  replantearnos, otra vez, todo el marco institucional, planificar las políticas del agua, volver a revisar los planes de cuenca y sus obras, contabilizar adecuadamente las demandas, resolver los problemas a niveles locales, completar los ciclos, entrar decididamente en la, gestión, revisar y adecuar todos los problemas medioambientales …..en resumen volver a lo que ya estaba prácticamente resuelto,  consensuado y decidido por todos. Terminamos con la pregunta inicial,  ¿y del agua qué?, no olvidemos que en el nuevo Ministerio existe una Secretaría General de Medio Rural y Agua, una Dirección General del Agua, 5 Subdirecciones Generales,  9 Confederaciones Hidrográficas y una Mancomunidad de los Canales del Taibilla, sin contar en cada Comunidad Autónoma las múltiples Unidades dedicadas al tema, ¿serán capaces entre todos de volver de nuevo a una cierta racionalidad, o es tema ya irremediablemente perdido?....." 

Terminemos preguntándonos si, tras lo expuesto, el nuevo PP, del que muchos ciudadanos dicen haber huido, es o ha sido, para llegar a la situación actual "colaborador necesario" o simplemente como ahora se dice "partícipe a título lucrativo" en el "aguaicidio" cometido contra la población española, fundamentalmente contra el mundo agrario. No sabemos lo que ustedes opinarán pero para nosotros, el nuevo PP es absolutamente responsable de la actual situación, es "el colaborador necesario" que en estas como en otras políticas ha seguido la senda iniciada por el socialismo de Zapatero.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.