Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

COMENTARIOS A MODO DE RESPUESTA

La pasada semana, fijándonos en los problemas que año tras año, por la escasez o abundancia en las cosechas, se dan en todas las campañas de los diversos sectores agrarios, intentamos explicar, tomando como referencia al sector de oleícola, el por qué y la causa de algo tan sencillo como la bajada o subida de sus precios en origen, en los momentos de las recolecciones.

Actualizado 21 noviembre 2013  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Los aceites tratan de encontrar formulas de entrar en nuevos mercados

Conviene recordar que la Ciencia Económica siempre trata de analizar la conducta humana frente al fenómeno de la escasez, la acción del hombre, que siempre trata intuitivamente de alcanzar la mayor felicidad posible para él y los suyos, sin que sea posible entrar en juicios de valor sobre los conceptos individuales de felicidad de todos y de cada uno,  hombre que independientemente de su condición personal siempre es un ser racional, siempre sabe el por qué de sus preferencias.

La Ciencia Económica contiene un conjunto de leyes, ( ley de utilidad marginal, ley de preferencia temporal...), que establecen  relaciones de "causalidad" en el mundo económico, en el mundo de los productos "escasos", descubriendo siempre que, si se da inicialmente la "causa" siempre vendrá después el "efecto" correspondiente por lo que ,si conocemos la ley causal podremos entrar en las predicciones necesarias para resolver los problemas que pudieran plantearse.

Tanto las leyes económicas como las leyes físicas  forman parte de la propia naturaleza, nadie las inventó y lo racional, que debería acompañar siempre  a toda "acción humana" sería que, la política económica, aquella con la que los gobiernos nos dicen lo que debemos hacer, tuvieran base, fuera montada, sobre las eternas e inmutables leyes económicas.
 Si una cosecha es mala, causa, el precio del producto subirá, efecto; si el gobierno aumenta la cantidad de dinero en circulación, causa, se producirá un aumento generalizado de precios, efecto... ... Si los gobiernos ignoran o desconocen estas naturales, eternas e inmutables leyes económicas, los resultados de sus políticas económicas, cómo ocurre a menudo, serán siempre malos y por desgracia, con  resultados desastrosos para los menos favorecidos.

Por supuesto que el fenómeno, la ley económica, explicitada en el artículo de la pasada semana, "bajadas de precios en origen  con las abundantes cosechas de aceite y de aceituna de verdeo" que se esperan",  tiene menos que ver con sus que, sino con su "abundancia" o "escasez", porque al tratarse de  bienes escasos , de bienes "económicos" y no de bienes libres, todo depende de si su "disponibilidad es o no suficiente para satisfacer todas las necesidades de su consumo".

Hablamos entonces, la pasada semana, como "causa" del fenómeno, aunque con cierta impropiedad,  de la "cuantía de las cosechas esperadas" porque, en productos agrarios de consumos elevados y ya muy establecidos, como ocurre en el sector oleícola, las " demandas"  están ya muy asentadas y a corto plazo, suelen ser muy constantes, por lo que casi siempre, el incremento de las "disponibilidades", cosechas abundantes, suele corresponderse con el concepto económico de "abundancia", concepto que sí es "causa" de la bajada de los precios, (efecto).
Un avispado lector nos acusaba, tras la lectura del artículo "La volatilidad de los  precios de nuestras cosechas" de "coger el rábano por las hojas" , de quedarnos con una excesivamente simple contemplación del problema, de no dar solución alguna al problema planteado y de trasladar todas las responsabilidades de las administraciones públicas, en el problema, al productor agrario.
 Cierto es que, este simple prosista, nunca intenta resolver los problemas que plantea ni de dar las soluciones precisas que ahora le son ajenas, siempre no ha sido así,  y se conforma con aflorarlos, intentando llamar la atención generalmente de políticos y organizaciones profesionales responsables de solucionarlos, para que se resuelvan. Pero en esta ocasión, tras la denuncia recibida, vamos a intentar ir un poco más allá e indicar las soluciones que nos da la Ciencia Económica, al margen de las que se puedan acometer, en las próximas semanas por el sector.

Cuando debido a su "escasez" un bien económico  necesita "racionarse", los  responsables sectoriales, a lo largo de la historia, o bien han reservado el bien para los poderosos, o  han utilizado algún sistema de racionamiento, o lo han distribuido entre las familias hasta agotar existencias o han dejado actuar al "mercado", que de forma  natural y espontánea ,ha resuelto el problema asignando el bien escaso a las personas que han podido y han querido adquirirlo. Por supuesto que para nosotros el único procedimiento utilizable por los poderes públicos es el sistema de  "racionamiento" propio de la economía libre descrito, aquel que surge siempre de forma espontánea cuando el gobierno no impone sus criterio de distribución. Los precios subirán a corto y el consumidor o disminuirá su demanda o la sustituirá a corto plazo porque a plazo medio, con la subida de los precios, único semáforo utilizable en una economía libre, se aumentará la producción y se corregirá el problema. ¡Sí, así de simple suelen ser las cosas!
A sensu contrario, el problema que hoy nos ocupa, el problema de la superproducción  por mucho que nos duela a los componentes del sector agrario, dadas las penalidades que podamos sufrir "a corto plazo", tiene la misma solución, hay que dejar actuar al mercado. Ante la "abundancia" de un producto, cuando su  demanda total es inferior a su oferta, su precio, a corto plazo, tiene que bajar y más cuando ocurre, como en este caso, que no se ha previsto nada, en tiempo y forma, en relación con la ocurrencia del fenómeno.

Con tiempo suficiente cabría que el propio sector para evitar la caída de los precios, en ningún caso con las ayudas económicas de las administraciones que se deben al conjunto de los ciudadanos y no a un grupo determinado de ellos, disminuyera la oferta del producto retirando del mercado los excesos de la producción,  ampliara su demanda o bien, como sería lo normal, disminuyera la oferta  y ampliara la demanda simultáneamente.
Las limitaciones de oferta son moneda corriente hoy día para mantener por ejemplo las producciones vínicas en D.O tan universales como Rioja y recordemos que en el propio sector ,desde hace ya más de 50 años, la retirada de aceite del mercado en cosechas largas de aceituna ha sido un procedimiento normal para evitar la caída de los precios. El Patrimonio Comunal Olivarero, el primer almacenista mundial de aceite con casi 400.000 toneladas  de capacidad de almacenamiento distribuidas en las ocho principales provincias productoras, actuaba y podrá actuar regulando las campañas olivareras a la manera que el  Servicio Nacional del Trigo, S.E.N.P.A después, lo había hecho tradicionalmente con el sector cerealista.

En el campo del aumento de la demanda, tanto interna como externa, en un intento de consumir el excedente previsible de más de 400.000 toneladas el sector con el propio Ministerio, sí , todos han  empezado a actuar. Así por ejemplo la Interprofesional del Aceite de Oliva Español, a través de su marca Aceites de Oliva de España, con el apoyo de la Unión Europea y del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, ha puesto en marcha ya el pasado día 17,  la campaña “Aceites de Oliva, toda una experiencia”. Se trata de un proyecto de comunicación de tres años de duración que tiene como objetivo aumentar el conocimiento de los distintos Aceites de Oliva y enseñar al público que aprendiendo a distinguir y a utilizar las distintas variedades de Aceites de Oliva, sus comidas se convertirán en una experiencia de color, de texturas, de sabor…¡toda una experiencia!.¡ Pero cuidado!, no todo es válido... ...porque concretamente la aprobación hace unos día por el  Consejo de Ministros, a propuesta de nuestro Ministerio, de un Real Decreto Ley, estableciendo que, "los aceites que se pongan a disposición del consumidor en los establecimientos de hostelería, restauración y en los servicios de catering deberán presentarse en envases etiquetados, estar provistos de un sistema de apertura que pierda su integridad tras su primera utilización y disponer de un sistema de protección que impida su rellenado una vez agotado su contenido original", es una medida que al encarecer el producto, es medida diametralmente opuesta, al incremento del consumo  de aceite, que todos deberíamos perseguir.

 Aunque a muchos les parezca aberrante, tanto para el interior como para  el exterior es la hora de las grandes promociones con base en el  aceite de oliva, la hora de ensalzar sus virtudes y de penetrar a tope en mercados emergentes aún a costa de que las promociones se lleven una parte importante de la producción. Aquí debería jugar a tope la Interprofesión... veremos que ocurre.
Nadie "banaliza" el aceite de oliva, como ha llegado a decir nuestro Ministro y las propias Organizaciones Profesionales,  cuando se entrega a los consumidores, como "regalo" en sus compras diarias en las grandes cadenas de distribución alimentaria, al revés, quizás con la botella "regalo", muchos ciudadanos se inicien en el consumo del aceite de oliva.

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Sobre la uberización del campo español.

Planas ha vuelto… …hasta cuándo.

El corrupto mundo de las nuevas energías renovables.

Un interesante análisis de la "Unión de Uniones" sobre la futura PAC

Al fin España ha logrado ser la cabeza del pelotón europeo.

Sobre el nuevo Presidente de Gobierno.

Sobre el Golden Rice.

Las perlas agro-ambientalistas de la Amazonía.

Las cotorras argentinas de Madrid.

La deuda pública alcanza el 98 % del PIB

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.