Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Crisis en el Sector del Ibérico.

Como ya hemos denunciado en numerosísimas ocasiones sigue, en nuestro país y con toda intensidad, el caos y la más tremenda anarquía en el mundo administrativo y comercial del Ibérico. Y nadie olvide que, cuando hablamos del ibérico, estamos hablando de nuestras producciones más importantes, características y emblemáticas de nuestro mundo agroalimentario.

Actualizado 9 mayo 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Por ello, no es nada baladí, que nuestra tremenda preocupación por lo que está ocurriendo, hace ya más de una década, en el mundo del Ibérico, nos lleve a denunciar el tema que, nadie dude está.
Comercialmente y productivamente en este tema juegan muchísimos intereses y todas las sinrazones que están ocurriendo, vienen posibilitadas al máximo, por la total inacción de nuestros gobernantes agrarios, por la falta de aptitud y la ausencia de actitud del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, que sigue, al perecer, sin enterarse de nada, ignora o tapando con su inacción, lo que realmente importa a nuestros intereses nacionales.
Porque además y así se viene denunciando, podemos estar ante una monumental estafa, ante un fraude generalizado, vendiéndonos lo que no es y especulando, al por mayor, con la ignorancia de los consumidores, que siguen creyendo en la bondad de los controles oficiales, en la bonhomía del papá estado.    
 
El diputado de la Comisión de Agricultura de Ciudadanos, Toni Cantó, sigue, desde hace ya más de tres años, denunciando todas las presuntas prácticas fraudulentas que llevan años celebrándose en el sector, por y con la pasividad de unas administraciones públicas, con la asistencia y colaboración de la patronal sectorial, la Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico y el amén de un buen número numerosas entidades colaboradoras de la administración.
Cantó que denuncia sin tapujos la indefensión y el engaño que sufren los consumidores a la hora de comprar los jamones ibéricos de bellota, la calidad más insigne de todas las que conforman las producciones del ibérico insiste en que, “la conversión de animales híbridos en porcinos de la autóctona raza ibérica, no es el único engaño que tiene que soportar el consumidor, porque, además cada año, cientos de miles de animales cebados con piensos enriquecidos con altas dosis de formulados energéticos (alto oleico), imitando las características de los ácidos grasos de la bellota, son controlados, documentados y vendidos falsamente como pertenecientes a la categoría comercial de la bellota”.
En esta última campaña como en las anteriores, se exhibe con evidencia, un notable descuadre entre los animales que entraron en las dehesas y la suma final de ejemplares calificados con la designación comercial de bellota, según la presidencia de ASICI. Mientras ASICI dice que la cifra total de cochinos de la calidad bellota, sacrificados bajo el paraguas de la norma de calidad del ibérico y con los precintos de colores acreditativos otorgados por la interprofesional a todos los jamones y paletas se aproxima a los 650.000 animales. Estas cantidades se encuentran muy alejadas de los 550.000 animales que hasta el día 15 de diciembre se apunta que ingresaron en las fincas autorizadas para su engorde únicamente con el fruto de las bellotas. Testimonio divulgado también por la Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura, que en una circular fechada en el mes de enero del año en curso (justo dos meses antes de la finalización oficial de la temporada de montanera) advertía a todas las entidades de inspección de la conformidad de la calidad agroalimentaria que operan en el sector del ibérico, “que se están detectando dificultades para realizar el acabado de los cerdos en régimen de montanera en numerosas explotaciones, bien por la falta de recursos de bellota, bien por el tamaño de los animales”.
 
Según Cantó “los incrementos de sacrificios de esta clase de animales, (en muchas campañas de montanera se llegan a duplicar las cifras de cochinos cebados realmente en la dehesa con bellotas) tienen su origen en la adulteración de los informes del control de la alimentación, y en ocasiones también los de los índices de pureza racial de los animales contabilizados, que realizan algunas de las sociedades de inspección que operan en el sector”,  “estas compañías independientes de control, -que ejercen como entidades colaboradoras de la Administración y están homologadas y reconocidas por la Entidad Nacional de Acreditaciones (ENAC), estarían convirtiendo a los cochinos de pienso en animales de bellota, a través de un simple papel timbrado”.
Al parecer esto es una verdad catedralicia y ocurre con el conocimiento de todos porque, incluso, desde ACERTA, entidad que ha venido trabajando, desde el año 2009, como entidad de inspección en el ámbito de la norma del cerdo ibérico, colaboradora con el MAPAMA, (denominación anterior del MAPA), se nos afirma en Nota Oficial que:
“A lo largo de este período hemos visto cómo la norma y las necesidades del mercado se han ido distanciando, y también cómo determinadas actuaciones de ciertos operadores del sector han puesto en tela de juicio la fiabilidad de las entidades de inspección. Tanto es así que hoy por hoy se presuponen cómplices de un fraude generalizado.
¿Hay fraude en el sector? Sí. Basta ver que no paran de aparecer casos en prensa.
¿Las entidades de inspección son conniventes con el fraude? Queremos creer que en general no, pero conocemos casos que sí.
El problema tiene difícil solución. Algunas entidades más laxas aglutinan cada día más clientes y, en consecuencia, cada vez es más difícil sacarlas del juego, desautorizarlas, quitarles la acreditación, pues miles de productores se quedarían sin poder calificar su producto y el mercado quedaría desabastecido. El MAPAMA y las comunidades autónomas son conscientes de esto. Cuando ENAC, (Entidad Nacional de Acreditación), ha puesto en problemas a alguna de las entidades, rápidamente se ha encontrado una solución de compromiso, un parche por fuera de las reglas para amortiguar los daños que ello pudiera provocar en el mercado.
A esta controversia se ha unido recientemente la entrada en acción de ASICI, añadiendo un grado más de dificultad a la ya de por sí compleja tarea de gestionar el trabajo.
En ACERTA queremos hacer las cosas bien. En la mayoría de los casos lo conseguimos a un gran nivel, en otros no tanto; la autocrítica nos sirve para aprender. Pero, en cualquier caso, nuestros valores siempre están por encima de las oportunidades económicas.

Desgraciadamente, para nosotros la inspección de cerdo ibérico ha acabado siendo una actividad desmotivadora. En marzo de 2017 nos planteamos terminar, pero dejábamos sin su medio de vida a unas cuantas personas para las que esto era su principal, y a veces única, fuente de ingresos. Por ello, con la idea presente, continuamos una campaña más. Durante este tiempo parte de nuestros inspectores se han reconvertido en auditores de otras normas y otros han encontrado otras vías profesionales. Algunos incluso han optado por seguir por su cuenta con la misma actividad.
Pero, como ACERTA, hemos terminado. El pasado 20 de febrero decidimos poner fecha final a nuestra actividad de inspección del R.D. 4/2014. Informamos de ello a ENAC, explicando que queríamos dar un mes a nuestros clientes para que buscasen otra entidad, y el 22 de marzo formalizamos por escrito la solicitud de retirada voluntaria de la acreditación.
Agradecemos a nuestros clientes la confianza que han depositado en ACERTA durante estos casi diez años. Esperamos poderlos atender en otros ámbitos donde nuestro trabajo tenga sentido y aporte valor, y donde podamos ser realmente un eslabón de la cadena de generación de confianza para el consumidor. Matías Romero. Director general”
 “El problema de fondo para Cantó, “viene determinado por la posterior actuación del Ministerio de Agricultura, que mediante una simple resolución administrativa se posiciona no solo en contra del texto legal de la normativa sectorial, encuadrado en el art. 15 del R. D. 4/2014, (la suspensión o retirada de la acreditación a una entidad de inspección implicará el cese automático de toda actividad, relacionada con esta norma, en tanto en cuanto no se reinstaure la acreditación) sino que además con su intervención neutraliza la autoridad de la propia Entidad Nacional de Acreditación”.
El diputado apunta directamente a las ininteligibles e incomprensibles estratagemas administrativas que Agricultura dibuja para proteger y favorecer a las entidades de inspección de la conformidad de la calidad agroalimentaria, a las que la Entidad Nacional de Acreditación decide suspender por malas praxis. El antídoto administrativo que aplica Agricultura, contra las resoluciones adoptadas por ENAC y la legislación reinante, pasa por prorrogar de manera excepcional y durante un periodo máximo de 30 días siguientes a la fecha en la que se produjo la suspensión temporal de la entidad de inspección, (extramuros de toda la legalidad vigente) el permiso para seguir emitiendo los informes de raza, edad y alimentación.
Este irracional procedimiento ministerial lleva al diputado naranja a preguntar al Ejecutivo de Pedro Sánchez, ¿si tiene previsto el Gobierno derogar, -con carácter de urgencia-, los acuerdos administrativos promulgados por el Ministerio de Agricultura en contra de la prevalente normativa sectorial? Y de igual modo, si el Gobierno piensa implantar alguna medida que restituya a la Entidad Nacional de Acreditación, -ENAC-, la independencia que, debe presidir el correcto funcionamiento de sus auditorías, decisiones y competencias.
A la vista del pernicioso y funesto resultado alcanzado tras dejar las actividades de inspección del ibérico en manos de sociedades privadas a las que pagan los propios operadores por los obligados informes, Cantó ha preguntado al Ejecutivo de Pedro Sánchez, ¿si tiene previsto el Gobierno modificar la Norma de Calidad del Ibérico para poner dichas diligencias bajo el control y la ejecución de la Administración?, insistiendo ante la gravedad creada por el pernicioso modelo dominante, en “que durante los últimos veinticuatro meses, los medios de comunicación no han dejado de publicar multitud de artículos que denuncian el descomunal fraude de calidad alimentaria que se está ocasionando a todos los grupos de consumo, con los elaborados cárnicos provenientes de la canal de cerdos híbridos, disfrazados de cochinos de la raza ibérica por la intercesión del Ministerio de Agricultura”. Y a tal fin pregunta en último término al Ejecutivo socialista ¿qué medidas medita implantar el Gobierno para conseguir que Agricultura actúe con arreglo a lo delimitado por la legalidad comunitaria vigente?
 
Y como era absolutamente esperable el lío está, por la falta de claridad y respuesta de nuestra administración central, trasladado también a niveles productivos y así la UPA ha analizado la situación del sector porcino y dado que actualmente se cuenta con precios estabilizados y un crecimiento sostenible, ha planteado simplemente la mejora de la norma de calidad del ibérico para lograr la fidelidad del consumidor a unos productos de calidad. UPA sostiene que la aplicación de la Norma de Calidad del Ibérico ha sido “uno de los aspectos fundamentales que ha condicionado al sector a esta tendencia positiva, aportando transparencia en los productos y mayor trazabilidad y conocimiento para el consumidor”. También han propuesto mejorar varios aspectos que se recogen en la norma como la convivencia tanto del macho “Duroc” de prototipo como de libro genealógico, una reivindicación básica del sector, dado que los productos que se obtienen cuentan con “una calidad contrastada y son valorados por la industria”.
Y la búsqueda de un sistema objetivo que proporcione el aforo real de cada explotación y que, además, éste sea modulable. Desde UPA “seguiremos demandando a las administraciones una mayor implicación en el desarrollo de la norma, en sus mejoras y en los controles que son necesarios para que el consumidor se fidelice a unos productos de alta calidad por ello, es necesario modificar los controles para que no supongan una carga burocrática y económica”.
Sin embargo, no todo el sector piensa igual y así desde el Valle de los Pedroches se han manifestado opiniones radicalmente diferentes, opinando que las normas actuales deben mantenerse.
¿En qué quedamos?
Pues en que, el lío, está armado y el MAPA, como siempre, dedicado a temas y problemas absolutamente prescindibles, aunque, eso sí, sostenibles, circulares y ecológicos… …¡Qué cuadrilla Miquelarena!
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Pedro, ¡cómo te prestas a este teatro!

Una vez más y van…

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.