Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

¿Cuándo pararemos las sinrazones ecologetas?

Un nuevo documento informativo de la Global Warming Policy Foundation (GWPF), de fecha 7 de este mismo mes, descarta ahora, la idea, muy extendida entre los "renovables, europeos de que el almacenamiento de electricidad a escala de red puede ayudar a provocar la necesaria revolución en la extensión y utilización masiva de las energías renovables.

Actualizado 14 febrero 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Para su autor el profesor Jack Ponton, profesor emérito de ingeniería de la Universidad de Edimburgo, los enfoques actuales, en el Reino Uni8o, son técnicamente inadecuados y comercialmente inviables.
En nuestro país y en general en todo el mundo occidental, dominado por los vividores del “cambio climático” y de todas sus derivadas, muchos ecologetas, han sugerido y en nuestro país tratan de imponerlo como dogma que, la intermitencia en el suministro energético de las turbinas eólicas podría resolverse con toda facilidad con baterías o mediante la utilización masiva de almacenamiento de hidrógeno pero, como bien explica el profesor Ponton, estas soluciones son absolutamente inviables.
“Es necesario demasiado almacenamiento energético para poder compensar los períodos de calma en la generación eólica porque, la intermitencia de esta, al poder durar varios días, requiere que la cantidad a almacenar sea demasiada elevada y por ello, su costo- capital probablemente nunca podría recuperarse”.
El otro potencial salvador sugerido por los calentólogos, para el logro de la revolución de las energías renovables, la solución del almacenamiento de hidrógeno, sería también un fracaso.
“Un problema importante con el hidrógeno es su baja densidad de energía volumétrica. La única forma práctica de almacenar los grandes volúmenes requeridos sería en cavernas subterráneas o campos de gas muy agotados o inexistentes, y ya, al menos en el Reino Unido, estamos cortos de este tipo de almacenamiento para suministros del gas natural en los meses invernales”.

La falta de tecnologías de almacenamiento adecuadas, concluye el documento, significa que las energías renovables intermitentes hoy no pueden reemplazar el carbón, el gas y la energía nuclear, por lo que toda política energética sensata no se puede basar en ellas. “La energía eólica y solar no están disponibles bajo demanda y no hay tecnologías para hacerlas así. Negarse a enfrentar estos inconvenientes es una seria amenaza para nuestra seguridad energética”.
Y no es ninguna novedad porque, hace ya meses, nuestros científicos más importantes en los temas energéticos, reconocidos mundialmente, hablamos del presidente de NGC Partners y expresidente de Red Eléctrica Piedro Mielgo, de Manuel Fernández Ordóñez, director de comunicación de Tecnatom o de María Teresa Estevan Bolea, directora general CEO de Sitesa Ingenieros SA y premio mundial de Ingeniería, afirmaban en Libre Mercado, estas mismas conclusiones.
Leamos detenidamente lo que estos expertos decían a L. F. Quintero:
“Uno de los aspectos fundamentales del plan del Gobierno emanado del Ministerio de Transición Ecológica y Cambio Climático es la subasta anual de 3.000 megavatios de renovable durante los próximos 10 años para alcanzar un sistema energético de generación 100% renovable. Esto es una locura para los expertos que acudieron el pasado viernes a Libertad Digital para debatir los problemas energéticos que atraviesa España.
El presidente de NGC Partners y expresidente de Red Eléctrica Piedro Mielgo destacaba que "si mañana vamos a tener 3.000 megavatios más de renovables y al otro otros 3.000, tendrán que analizar los problemas que han sufrido países como Alemania donde ya se están registrando apagones, porque son de manual de libros de texto. Y tendrán que decir cuál es el riesgo al que nos enfrentamos y hay que publicarlo en los medios para que la gente se entere", decía indignado, porque "de esto no se habla".El caso de Alemania

Para entender el problema el caso de Alemania resulta paradigmático.
Según explicó Pedro Mielgo, en Alemania la sobreinstalación de energía renovable ya está generando problemas serios y apagones. Uno de los cuatro operadores del sistema eléctrico alemán ha informado hace unos días de que el coste de la energía redespachada por las restricciones que ocasiona la variabilidad de la generación renovable les está costando 1.000 millones al año y el número de intervenciones por redespacho han pasado de 2 o 3 al año a más de 1.000, y ya está habiendo apagones. "Y de esto la prensa no habla", se quejaba Mielgo.
Con un sistema 100% renovable "estas muerto".
Manuel Fernández Ordóñez, director de comunicación de Tecnatom reflexionaba que "las energías renovables han venido para quedarse" pero que tienen un gran problema, el del almacenamiento, "que ni está ni se le espera a un precio razonable" y un sistema "100% renovable sin capacidad de almacenamiento o generación de respaldo, estás muerto".
María Teresa Estevan Bolea, directora general CEO de Sitesa Ingenieros SA y premio mundial de Ingeniería, lo resumía en una frase lapidaria: "Lo primero que hay que decir es que no es viable". Además, recordaba que "los consumidores hemos pagado en subsidios a las energías renovables 98.000 millones de euros. Lo carísima que es la tarifa eléctrica se debe a las ayudas a las renovables y los altísimos impuestos".

¿Es necesario?
Pedro Mielgo destacaba que España ya se encuentra en el rango bajo de emisiones por habitante porque estamos en el rango alto de gasto en renovables, y tenemos cerca de un 40% de generación renovable y un 60% de generación libre de emisiones. No es lógico que se nos obligue a asumir nuevos esfuerzos, decía, "estamos a la cabeza de Europa en generación de energía limpia".
Un grave problema de nuestros políticos
El propio Mielgo daba un paso más y ponía el dedo en una llaga clamorosa: "¡En los últimos 40 años no se ha hecho ningún estudio de prospectiva energética desde las administraciones públicas! ¿Cómo se puede hacer una política energética seria sin apoyarse en un estudio de prospectiva energética?".
El coste de la renovable
Mielgo también ofrecía una cuenta sencilla para calcular el coste que supondría para nuestra economía descarbonizar la generación de energía eléctrica y quitar las nucleares para sustituirla por renovable: "Sustituir 1.000 megavatios nucleares por eólico o fotovoltaico significa tener que instalar entre 4.000 y 5.000 megavatios de eólico o fotovoltaico –dependiendo de la tecnología–.
El coste de inversión con datos de hoy es que para sustituir 1.000 megavatios nucleares hacen falta entre 5.000 y 7.000 millones de inversión. Si queremos sustituir 7.000 megavatios nucleares y otros 7.000 de carbón quiere decir que necesitamos una inversión de entre 80.000 y 100.000 millones de euros".
Pero lo importante, más que el dinero, es para Estevan Bolea que "es absolutamente imposible por ciencia y tecnología tener el 100% renovable, ¡a ver si dejamos de decir tonterías!" exclamaba.
No hay correlación
Otro de los argumentos maestros que dieron nuestros expertos es que no existe correlación alguna entre la instalación de renovables y la disminución de emisiones. "Los seis países europeos que más renovables tienen –si dejamos la hidráulica al lado– y uno coge los 6 países de Europa que menos CO2 emiten, vemos que no hay correlación".
El mix correcto, recordaban, es hidráulica y nuclear para reducir las emisiones de CO2.”
Pero no seamos ingenuos pensando que, la imposibilidad actual del almacenamiento energético en las producciones de las nuevas renovables, va a ser una rémora en los proyectos de los calentólogos españoles, encabezados y dirigidos por la ministra de la cosa con la callada del ministro Planas. El tema, cueste lo que cueste, seguirá adelante
por aquello de que, oponerse a las mareas socialistas, dichas progresistas, es ciertamente difícil.
La última estupidez y hablaremos la semana próxima con detalle sobre otros muchos, como el de la estupidez del liderazgo “Chino” en el tema de los acuerdos de la Conferencia de París, es la de la invasión de los osos polares en el norte de Rusia.
Novaya Zemlya la punta más septentrional de Rusia que está habitado por apenas 2.400 personas, tierra yerma, helada y en muchos sentidos aún salvaje, está sufriendo una invasión de agresivos osos polares. ¿Y? pues que como no podía ser de otra manera el culpable, la razón de todo, es el cambio climático. Según relatan las autoridades locales, numerosos úrsidos se han adentrado en las escasas barriadas habitadas de la isla en busca de alimento. El retroceso del hielo en aguas árticas ha provocado que los osos polares vean reducido su hábitat tradicional. A consecuencia, se han visto empujados a tierra firme, en conflicto con los humanos.
Es decir que como hay menos hielo tienen que venir a comerse los restos alimentarios de los ciudadanos del archipiélago, ¡cómo si los osos polares se alimentaran de hielo! 
Aquí seguimos afirmando que los estudios, (de quién), han demostrado, ¡qué falsedad, que un aumento de un solo grado incrementa los niveles de contaminación del aire, permite que determinadas especies portadoras de enfermedades se expandan a otras áreas, causa la extinción local de especies autóctonas, etc…

Algunos impactos ya se han observado en España con una de las sequías más destructivas de la historia, la desaparición de glaciares, cambios en las especies agrícolas, incremento de frecuencia de tormentas, episodios extremos meteorológicos, aumento del nivel del mar y de riesgo de incendios forestales. Para solucionarlo es evidente que lo primero es emitir menos gases de efecto invernadero a escala mundial, sin embargo, con las últimas estimaciones, ha seguido aumentando. ¿Y?
Las actividades ganaderas, responsables del 66% de las emisiones, aumentaron sus emisiones un +1 7% debido principalmente al aumento de la cabaña de vacuno de carne (+2,7%) y de porcino blanco, (+3,8%). ¡Debemos dejar de comer carne?
Por su parte el resto de actividades agrícolas aumentaron sus emisiones un +5,4% debido fundamentalmente a la subida en el consumo de fertilizantes inorgánicos (+9,2%, respecto al año anterior). Las emisiones derivadas de la maquinaria agrícola, forestal y pesquera (4% del total de las emisiones nacionales) también se vieron incrementadas (+6,2%) en 2017.
El conjunto de los sectores, las empresas, las explotaciones tienen que iniciar la tendencia de la descarbonización. ¡Que Dios nos coja confesados!
¿Cuándo pararemos las sinrazones ecologetas?
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Sobre la uberización del campo español.

Planas ha vuelto… …hasta cuándo.

El corrupto mundo de las nuevas energías renovables.

Un interesante análisis de la "Unión de Uniones" sobre la futura PAC

Al fin España ha logrado ser la cabeza del pelotón europeo.

Sobre el nuevo Presidente de Gobierno.

Sobre el Golden Rice.

Las perlas agro-ambientalistas de la Amazonía.

Las cotorras argentinas de Madrid.

La deuda pública alcanza el 98 % del PIB

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.