Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

¡Cuidado Ministra con la que se avecina en París 2015!

Kioto siempre fue visto como una ruina por los expertos y ahora los franceses lo van a dejar chiquito

Mientras los agraristas ministeriales, como el propio subsecretario del Ministerio, se dedican por ejemplo, a firmar con el Decano del Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid "un Convenio de colaboración", con el que el Departamento, "brinda su apoyo al inicio de la actividad profesional de jóvenes arquitectos colegiados en obras menores en los edificios administrativos, contando con el asesoramiento del Colegio Oficial, en la selección y planteamiento de su primera actividad profesional.

Actualizado 24 julio 2014  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
eso si en la fase de proyecto y dirección de esas obras" y son el único Ministerio económico ausente en el Real Decreto Ley, "con medidas urgentes para el crecimiento, la competitividad y la eficiencia", aprobado en los primeros días de este mes de julio, los dirigentes medioambientalistas del Ministerio siguen en sus trece.

De nuevo parece que, con la ausencia de Arias Cañete, muy agrarista él en sus comienzos, nuestros actuales dirigentes medioambientalistas agrarios están empeñados en encabezar, de nuevo, la carrera europea hacia la "sostenibilidad universal", hacia  la nueva olimpiada "anti cambio climático", hacia el nuevo freno progresista al desarrollo, la nueva carrera para seguir con lo iniciado en Kioto.

El secretario de Estado de Medio Ambiente que, según Nota Oficial del Magrama ha participado en Madrid, (¡qué honor!) en un seminario sobre cambio climático con los embajadores ante Naciones Unidas, presidido por nuestro  ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación, que según parece no tiene otra cosa que hacer,  ha pontificado que “el nuevo acuerdo sobre cambio climático de París 2015 debe ser flexible, dinámico y con la suficiente robustez que nos mantenga en la senda de alcanzar el objetivo de los 2º C”. “Todos los países, que participen en París 2015, deben determinar sus compromisos de reducción de emisiones con la suficiente antelación, lo que harán la UE y sus Estados miembro”, unos compromisos que han de ser “transparentes, cuantificables, comparables, verificables y ambiciosos”

La UE, en su negociación actualmente en curso, contempla como base cierta un objetivo de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero del 40% en 2030 respecto a los niveles de la década de los 90 y espera tener una decisión final sobre el objetivo, acordada por los Jefes de Estado y de Gobierno, en el Consejo Europeo del próximo mes de octubre. Los objetivos de reducción de emisiones se están elaborando en el marco del debate sobre el  "Paquete de Energía y Cambio Climático 2030"  para presentarlos, "urbi et orbe", en el primer trimestre de 2015 e inscribirlos en el nuevo acuerdo global de cambio climático, el nuevo Kioto. La UE, en su línea creciente de políticas socializantes creen o dicen creer que, estos despilfarros que se nos anuncian, reforzarán la competitividad, el empleo, la seguridad energética y el crecimiento de la UE. ¡Qué les parece!
Como algo hemos aprendido, nos referimos a nuestros ambientalistas españoles, tras el fiasco y la sangría de Kioto, nuestro Secretario de Estado, uno más de los convencidos, se pone "una cierta venda" ante sus ojos y con la cobardía habitual en todos ellos, sin decir claramente a la opinión pública lo que esto representa y sobre todo el coste que hasta ahora ha representado, pide que es necesario que "todos" los países, en referencia a todos los países del mundo fundamentalmente a los máximos emisores de GEI que no suscribieron ni se adhirieron al tratado de Kioto, se sumen ahora sí, al acuerdo de París. No podemos olvidar, nos dice, sin atreverse a levantar la voz y retirarse, cosa absolutamente necesaria para el contribuyente español, de la primera línea de la carrera, que el cambio climático es un desafío que requiere de la actuación y de la unión de todos los países. Para el nuevo acuerdo internacional sobre cambio climático, pide también ayudas y reconsideración de las posiciones iniciales cuando solicita" la implementación de herramientas que favorezcan la adaptación", aplaude "el establecimiento de un Mecanismo Internacional para Pérdidas y Daños que se sumará al trabajo del Comité de Adaptación y destaca “la importancia que va a tener el Fondo Verde para el Clima  en la movilización inicial de recursos”.
Para la aplicación de lo acordado por la a Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC)  adoptada en 1992, se aprobó en 1997 el Protocolo de Kioto que entró en vigor en 2005. En Kioto, aunque no era lo esperable, se fijaron objetivos de reducción o de limitación de las emisiones de gases de efecto invernadero solamente para los países desarrollados y las economías en transición, por lo que tras comprobar el fracaso por la ausencia de los grandes países contaminadores, en  el año 2007 se iniciaron los trabajos para elaborar un nuevo acuerdo sobre el clima para después de 2012 que se aplicaría a todos los emisores de gases de efecto invernadero.
El acuerdo político de Copenhague de 2009, las conferencias de Cancún (2010), de Durban (2011) y de Doha (2012) sentaron las bases de este nuevo régimen internacional, completando los instrumentos existentes en el marco de la CMNUCC y del Protocolo de Kioto. En el año 2011, "todos" los países, afirmaron inicialmente su voluntad  para concluir un nuevo acuerdo sobre el clima en 2015 para que entrara en vigor en 2020.
La Cumbre a celebrar  2015 debe, reglamentariamente, celebrarse en un país de la Europa occidental y fue Francia, la que en septiembre de 2012, presentó su candidatura y será  la anfitriona de esta nueva Conferencia, la 21ª Conferencia de las Partes en la CMNUCC y el undécimo período de sesiones de la Reunión de las Partes en el Protocolo de Kioto.

Por fin parece y ello es absolutamente fundamental que, por primera vez en más de 20 años de negociaciones de la ONU, todos los países, y entre ellos los mayores emisores de gas con efecto invernadero –países desarrollados y países en desarrollo- estarán vinculados por un acuerdo universal sobre el clima.

Francia, se nos quiere vender ahora, eligió que esta conferencia se celebrara en París para dar ejemplo del respeto que tiene ante lo  medioambiental, publicitando además que aplicará un programa de acción "para reducir al máximo el impacto de la reunión en el plan de consumo de recursos naturales (agua, residuos, energías) y de emisiones de gases de efecto invernadero". ¡Qué estupidez!

Las emisiones francesas, nos dicen, de gases con efecto invernadero por habitante son ya de las más bajas en los países desarrollados, ¡que patochada!, ¿alguien desconoce que lo nuclear cubre más del 80% de sus necesidades energéticas?.

Francia, proclaman los medioambientalistas vecinos,  seguirá trabajando con sus socios y, en particular, con los países en desarrollo, a través de su cooperación al desarrollo y con las presidencias de las COP pasadas y futuras. Junto a sus socios de la Unión Europea, hará todo lo posible para que la Unión conserve su puesto puntero en la lucha contra el cambio climático. Francia defenderá una posición ambiciosa, centrada en el objetivo de reducir en 40% las emisiones de gases con efecto invernadero en 2030 y 60% en 2040 (respecto a 1990), en el marco de las próximas discusiones europeas. ¡Vaya caradura!. ¿Es que no conocemos ya la ventajosísima posición de partida de los franceses, debida exclusivamente a sus energías nucleares?, ¿es que ignoramos que Francia ha estado cobrando, desde el inicio de Kioto, vendiendo cuotas de GEI al resto de socios comunitarios?, ¡por favor no nos hagan comulgar con ruedas de molino!

Nosotros simples espectadores de la realidad, pedimos que en estos temas, no encabecemos con dinero público el pelotón de cabeza, seamos conscientes de nuestra realidad económica que es la que es...y dejemos que los batacazos iniciales se los den otros. ¿Es que no hemos tenido ya suficientes talegazos económicos en la última década, por la infame y siniestra manía de encabezar posturas que ningún gran país, económicamente hablando, (EE.UU, China, India, Brasil, Rusia, Reino Unido, Alemania.....), ha querido encabezar?

¡Cuidado Ministra con la que se avecina en París 2015! Hay que ver, analizar, proponer y aprovecharse de las posibilidades que se creen....pero nada de encabezar caminos inexplorados.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.