Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

D. ALFREDO, EL BIOETANOL Y LA CERVEZA

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno-¡qué bochorno Sra. Valenciano!-, se ha comprometido a subir el 10% de los impuestos especiales del tabaco y del alcohol, excepto la "cerveza y el vino", para garantizar la financiación del sistema público de salud. Lo del vino es una solemne tontería matemática pues el 10% de cero es cero y es de suponer que el "ilustre" candidato nunca ha pensado en imponer un tipo positivo al impuesto especial sobre el vino, pero lo de la cerveza,....

Actualizado 13 octubre 2011  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
No termina de aclararse con algunps temas

... lo de la cerveza, efectivamente, merece que nos explique el porqué de su excepción.
 

Según cálculos del PSOE, con el aumento propuesto, el Estado recaudará unos 1.000 millones de euros; el Sr. Rubalcaba ha subrayado que “es razonable pedir un esfuerzo a los que fuman y a los que beben”, ¿queda bien verdad? pero... ... D. Alfredo, respóndanos por favor, ¿es que la cerveza no se bebe?

Con relación a los motivos recaudatorios y sanitarios que avalan la propuesta  del candidato  socialista es oportuno recordarle que, en el año 2010:

• La recaudación por el impuesto especial sobre el alcohol fue de 810 millones de euros, de los que el 71% correspondieron al ámbito alcohol “excepto cerveza y vino” y por lo tanto, en el mejor de los casos, el aumento propuesto supondría unos 57 millones de euros en el conjunto de los 1.000 millones pretendidos.
• El alcohol consumido en las bebidas “excepto cerveza y vino” fue el 28 % del total, la cerveza el 36,2 % y el vino el 33,6 %. La Federación Española de Bebidas Espirituosas, únicas “paganas” del esfuerzo propuesto por el Sr. Rubalcaba, califica la medida como “injustificada, discriminatoria y electoralista”.

Nosotros nos quedamos con que, al menos, es “discriminatoria” y  lo mantendremos hasta que alguien nos explique y convenza de los motivos que han llevado a excluir del esfuerzo recaudatorio a la rubia cerveza. D. Alfredo... ...no será que alguien le ha convencido de que la cerveza es competitiva con el vino y como hoy,  aplicar un tipo positivo al vino en España sería un auténtico suicidio político, ha sido necesario también y en forma paralela, excluir del tema recaudatorio a la cerveza. Sin embargo nos permitimos recordarle, aunque usted tan listo debería saberlo, que la pretendida “liason” competitiva entre el vino y la cerveza es, en España, una obscenidad, se trata siempre de un matrimonio mediático de conveniencia para la “rubia” con daños colaterales para el vino.

A los solos efectos de justificar una necesaria separación intelectual fiscal entre ambos, nos parece oportuno hacer una pequeña historia que le permita y le ayude a comprender  el tema.
 
1- ANTECEDENTES
Corría el mes de Mayo de 2004 cuando teniendo en cuenta las obligaciones jurídicas establecidas en el art. 8 de la Directiva 92/84/CEE, de 19 de octubre, del Consejo, relativa a la aproximación de los tipos del impuesto especial sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas, la Comisión, una vez más en Mayo/2004, elaboró un informe que en SEP./06 dio lugar a una Propuesta de modificación de la citada Directiva. La propuesta sólo contemplaba la recuperación del valor real de los tipos mínimos, deteriorados al 31/XII/06 por la inflación en un 31%, ya que permanecían invariables desde su aprobación en 1992 y entrada en vigor el 01/01/93.
La aplicación matemática del 31% afectaba al tipo mínimo de todas las bebidas alcohólicas excepto al del vino ya que su tipo aprobado en 1992 fue 0 €/Hl. Algunos “países cerveceros”, liderados por Chequia, bloquearon la Propuesta, cuya aprobación exige la unanimidad, según lo dispuesto en el art. 93 del Tratado y reprocharon que el tipo 0 es una habilitación permanente para posibilitar eximir al vino del impuesto especial. Promovieron y obtuvieron del ECOFIN de 28/Nov./06, que encargara a la Comisión un estudio sobre el impacto que tendría en la producción, comercialización y consumo del vino la introducción de un tipo mínimo.

2.- CONSIDERACIONES:
1ª.- Las Directivas 92/83/CEE y 92/84/CEE del Consejo, de 19 de octubre, normativa básica comunitaria en materia del impuesto especial sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas, fueron adoptadas en el año 1992 para hacer posible la supresión el 01/01/93 de los controles fiscales en las fronteras interiores en la entonces UE-12. Las Directivas, tras intensos debates, fueron fruto de complejos compromisos políticos, que necesitan acuerdo unánime, en la medida en que una armonización era necesaria para garantizar el establecimiento y el funcionamiento del Mercado Interior.

2ª.- Es una realidad contrastada, respaldada por los informes de la Comisión, que existen algunos problemas relacionados con el correcto funcionamiento del Mercado Interior, pero las que existen se deben fundamentalmente a las importantes cargas fiscales, y consecuentes divergencias entre países, que aplican algunos Estados miembros por sus enfoques nacionales, en especial fiscal y sanitario, y que no tienen porqué ser compartidos por todos los EEMM. La existencia de tipos mínimos ni ha condicionado ni ha conducido en sus muchos  años de vigencia a un acercamiento de los tipos vigentes entre los países.
 Un tipo mínimo positivo para el vino no contribuiría a resolver problemas importantes. Por otra parte los EEMM, respetando los tipos mínimos, son libres de fijar los niveles que estimen oportuno, y la competencia fiscal, respetando los objetivos básicos del Tratado, es legítima en un Mercado Único.

3ª.- La finalidad del legislador al adoptar ambas Directivas no fue aproximar la tributación especial del vino y la de la cerveza. En ejercicio de las competencias que en materia fiscal tiene atribuidas, en desarrollo del Art. 93 del Tratado, el Consejo sólo pretendió, por una parte, aproximar las legislaciones nacionales relativas al impuesto especial sobre el vino y, por otra parte, las relativas al impuesto especial sobre la cerveza. Las Directivas se limitan a obligar a los EEMM a aplicar un tipo mínimo positivo del impuesto especial sobre la cerveza, conservando los EEMM un margen de apreciación suficiente para establecer entre la tributación del vino y la cerveza cualquier relación siempre que excluya toda protección de la producción nacional en el sentido del art. 90 del Tratado.

4ª.- El art. 90, párrafo 2, del Tratado, establece: “Asimismo, ningún Estado miembro gravará los productos de los demás Estados miembros con tributos internos que puedan proteger indirectamente otras producciones”. Aceptando que todas las bebidas alcohólicas pudieran estar mas o menos en concurrencia directa o cruzada, tema que ha sido semillero de numerosos recursos ante el T.J.C.E., existe la obligación de proporcionalidad en la fiscalidad, que afectaría en particular a la base y tipo del impuesto, no pudiéndose gravar con más rigor una bebida importada que una nacional competitiva. En el caso del vino sólo se acepta una pequeña concurrencia derivada de la fiscalidad  entre el vino de consumo corriente y la cerveza. Ahora bien, de acuerdo con la Jurisprudencia del T.J.C.E., las Directivas no violan el Tratado cuando reservan a las autoridades nacionales competentes un margen de apreciación suficientemente amplio que les permita aplicar dicha normativa en un sentido acorde con las exigencias del Tratado, es decir que los EEMM conservan un margen de apreciación suficiente para establecer entre la tributación del vino y la de la cerveza una relación de acuerdo con su enfoque nacional, naturalmente excluyendo toda protección de la producción nacional en el sentido del art. 90 del Tratado.

5ª.- El respeto a los objetivos y obligaciones del Tratado, no fueron justificación en el año 1992, y menos lo son en 2011, para introducir un tipo mínimo positivo, para el vino. Sólo 5 EEMM, los da mayor presión fiscal, consideran que los aspectos sanitarios y sociales son determinantes para establecer los tipos. Es importante recordar que en la actualidad, precisamente en la mayoría -16- de los países de la UE-27, con el 85% del consumo comunitario de vino, en los que se aplica el tipo 0 €/Hl., la fiscalidad no ha contribuido a cristalizar los hábitos tradicionales y el consumo de vino disminuye fuertemente, en particular en los vinos corrientes, situación que no vive la cerveza en España. Las ampliaciones de la UE no han variado básicamente los principios que inspiraron la armonización de 1992.

En resumen:
1.- Los acuerdos de 1992 fueron el fruto de un complejo compromiso político, adoptado por unanimidad válidamente en el marco de las competencias que el Tratado concede al Consejo, según Sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea
2.- Una revisión de la Directiva 92/84/CEE, del 19 de octubre, del Consejo, relativa a la aproximación de los tipos del impuesto especial sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas no exige la introducción de un tipo mínimo positivo sobre el vino.
3.- Los argumentos que condujeron a los acuerdos del año 1992 en una UE-12 siguen siendo, más si cabe, perfectamente válidos en el año 2011 en la UE-27.
4.- En ningún supuesto, España, conjuntamente con los grandes países comunitarios vitivinícolas, puede admitir, y por tanto debe vetar, un tipo positivo comunitario, ni español, para el vino del impuesto sobre el alcohol y las bebidas alcohólicas. Esta muy importante modificación intelectual sería origen de un largo y tortuoso camino administrativo y fiscal, con indeseadas consecuencias, a niveles nacional y comunitario.
5.-   En definitiva, nada debe relacionar la fiscalidad del vino, en España, con la cerveza.

Reflexión Final:

Sr. Rubalcaba, queremos suponer que su propuesta de incrementar en un 10% el tipo del impuesto especial sobre el alcohol, eximiendo de eses incremento a la cerveza, lo del vino es una tontería electoralista, es fruto de un profundo análisis y que, en ningún caso se ha inspirado en aquel refrán que afirma que “quien nísperos come y bebe cerveza, espárragos chupa y besa a una vieja... ...ni come, ni bebe, ni chupa, ni besa”

D. Alfredo, la cerveza se bebe, contiene alcohol, algunas veces bastante y ya está sujeta a un tipo positivo en la fiscalidad especial; la exención contenida en su propuesta merece alguna explicación añadida a la “manoseada” por recurrente explicación de su competitividad con el vino.
Es posible que de acuerdo con el refranero, el problema para dar alguna explicación coherente sea, también en esta ocasión, aquello de “mucho arroz para tan poco pollo”.

Sr. Rubalcaba, hablando del alcohol y de su fiscalidad especial le recordamos que, si usted quiere recaudar, recuperar cientos de millones de euros al año, no tiene más que aplicar el sentido común y la legislación vigente y “anular la bonificación fiscal del 100% del impuesto especial sobre hidrocarburos de la que disfruta todo alcohol que es bebido por los motores de nuestros coches en sustitución de la gasolina”. Con esta simple medida  el sistema Público de Salud y todos nosotros los ciudadanos  le estaríamos muy agradecidos.


* Las referencias al Tratado son a su versión consolidada.

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

SIGRE o como reducir el consumo de materias primas 

Green Cycles obtiene el Certificado de Biodegradabilidad Marina

La bioindustria de la celulosa y el papel reporta resultados

La introducción de gases renovables reduciría las emisiones de gases

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

Un millón de personas viven en zonas de inundación recurrente

50 años del embalse de Iznájar, el más grande de Andalucía

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.