Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

DEBE RECTIFICARSE CON TODA URGENCIA

Hace unos días fue noticia de alcance que la Comisión Nacional de Competencia (CNC), con su preceptivo Informe sobre el Anteproyecto de Ley de Medidas de Mejora del Funcionamiento de la Cadena Alimentaria, , presentado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, había "tumbado" la Ley "estrella" del Ministro Cañete

Actualizado 17 enero 2013  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 1
Redacción Agrolibre
  
Su dictamen, pàrece echar abajo las tesis de Arias Cañete

La CNC, en su reunión del 19 de diciembre de 2012, aprobó el informe relativo al Anteproyecto de Ley (Informe que, por su importancia, se adjunta como Documento semanal), señalando entre otras muchas cuestiones que:

• Como Norma General cualquier iniciativa destinada a disciplinar las relaciones comerciales entre los miembros de la cadena agroalimentaria, debería resultar compatible con la eficiencia dinámica, consustancial al buen funcionamiento del sector y en general de la economía, por lo que se debería reconsiderar parte del contenido del Anteproyecto, en atención de razones de necesidad y proporcionalidad de la Norma. Para que todos nos entendamos, la CNC nos viene a decir que en un mercado libre, las cosas, las relaciones entre los operadores no pueden fijarse por Ley.
• Asegura la CNC  que “  el Anteproyecto generará inseguridad jurídica y una burocratización no necesaria y desproporcionada de las relaciones comerciales entre agentes de la cadena, en particular teniendo en cuenta los umbrales utilizados para definir el ámbito de aplicación, de las obligaciones  que se imponen a las partes,  de la relación del régimen sancionador al que se someten determinadas prácticas comerciales”
•  Confirma que se tipifican como infracciones administrativas determinadas prácticas comerciales que, de hecho, resultan eficientes y fomentan el dinamismo a lo largo de la cadena alimentaria, es decir se condenan formas de actuar, absolutamente eficaces para todos.
• Denuncia por inútil, complejo y capaz de romper la unidad de mercado, el sistema de infracciones administrativas y el régimen sancionador propuesto……….

Nos confirman una vez más que, ¡cuántas veces en los últimos meses hemos denunciado  la manía de “estar siempre en todo”!, que “con su interés por mediar en todos los procesos de la cadena alimentaria, lo único que puede conseguir el Ministerio de Agricultura con su propuesta es generar inseguridad jurídica con “problemas prácticos de duplicidad de actuaciones”, establecer en cierta medida “una burocratización de las relaciones comerciales” e introducir más costes en recursos públicos, humanos y materiales. Esta nueva estructura administrativa propicia un elevado riesgo de ruptura de la unidad de mercado al posibilitar la aplicación incoherente del régimen dependiendo del ámbito territorial. Por todo sería “más aconsejable esperar a conocer el posible marco normativo comunitario que se está configurando”.

Ya, el pasado 25 de Octubre de 2012, en nuestro artículo semanal titulado ¿SOMOS INTRANSIGENTES?, analizando la futura “Ley de medidas para mejorar el funcionamiento de la cadena alimentaria”, afirmábamos que:
 
“Si lo que se pretende, es “implantar”, decretar, un modelo mixto de regulación y autorregulación de las relaciones comerciales entre los agentes de la cadena alimentaria, la fórmula nos parece una auténtica marcha atrás. ¿Cómo puede pensarse, desde la libertad, en organizar un mercado desde el Estado?, lo anunciamos desde ya, un sistema así establecido,” durará mientras la subvención disfrazada de “colaboración” ,o ¡vaya usted a saber de qué!,  no se agote, cuando el grifo estatal se cierre ¡adiós Madrid que te quedas sin gente!

Establecer la obligación de formalizar por escrito los contratos... ..., prohibir prácticas comerciales... ...implantar nuevos controles administrativos... ...ampliar las facultades sancionadoras de las administraciones... ...impulsar prácticas comerciales desde la Administración ... ..., es decir obligar, prohibir, sancionar, decidir formas de actuar, hacer omnipresente a la Administración en todas las relaciones contractuales es la forma más directa de fracasar en el empeño que parece perseguirse. El deseo de “aumentar la  eficacia y competitividad del sector agroalimentario español y la reducción del desequilibrio en las relaciones comerciales entre los diferentes operadores de la cadena de valor,  en el marco de una competencia justa que redunde en beneficio del sector y los consumidores”, es  una pura entelequia, una cantinela periódicamente reiterada.

¡Qué cúmulo de insensateces¡ y de verdad créannos no queremos ser sectarios ni pertinaces en nuestra crítica. Sin embargo  cómo  puede seguirse hablando ¡de “competencia justa”!. ¿Qué nuevo concepto económico agrario es ese?; volvemos a las indefiniciones que tanto daño hacen a todo y a todos, al mundo justificativo de las mayores aberraciones económicas, al mundo meta real de lo justo o injusto.
¿Cómo puede ningún Acuerdo que haga subir los precios en origen, que es de lo que se trata desde el Ministerio de Agricultura, beneficiar al consumidor?, ¿estamos todos idiotizados?  El sector, ¡vamos! todo productor agrario, con una subida de precios artificialmente  sostenida por el Estado, perderá siempre competitividad a plazo medio .Se encarecerá el producto en el mercado y con la falsa señal del precio fijado al margen de las fuerzas del mercado,  entrarán  más productores en el sistema, se producirá más producto provocándose excedentes  con lo que,  seguidamente,  se generará una nueva bajada de precios y vuelta a empezar. Volverán a quedar fuera del sistema los menos eficientes que  tornarán a plantear, una vez más, la “injusticia” de su situación y... ...como siempre ha ocurrido y siempre ocurrirá, con estos modos, “vuelta el burro a la noria”. “

Y días antes, el 11 del mismo mes, octubre de 2012 (ver “De nuevo… … el Absolutismo Gubernamental”), frotándonos los ojos  ante  las pretensiones de nuestros nuevos dirigentes agrarios, nos decíamos que “ no es posible, no puede ser verdad que, los actuales políticos agrarios, hijos de un partido que se proclama liberal conservador y contrario al socialismo, generen leyes o al menos se proclamen como caminos a seguir y soluciones idóneas, formas y modos de entender las relaciones contractuales, absolutamente socializantes”, cuando nos anunciaron la Ley hoy comentada para evitar “los actuales abusos en las relaciones comerciales que ocurren en la cadena alimentaria, entre los productores, industriales y comerciantes o distribuidores”.
 
En este artículo expresábamos también, de forma clara y contundente,  nuestra total oposición al Anteproyecto de Ley señalando que:

“1. El Ministerio de Agricultura quiere lograr “una mayor seguridad jurídica y equidad en los contratos, obligando a todos los contratantes a que las relaciones contractuales se establezcan siempre por escrito”.  Convendría antes de crear obligaciones nuevas, modificativas de lo establecido en el vigente Código Civil, (Título II De los Contratos), pensar en el jardín en el que nos quieren meter y en las nuevas obligaciones anticompetitivas que se imponen en las relaciones contractuales.

2. La nueva Ley que se diseña, que dice seguir los consejos de la Comisión Nacional de Competencia figurados en su Informe de octubre del año pasado sobre las “relaciones entre fabricantes y distribuidores en el sector alimentario”, intenta mediar en la contratación de la cadena alimentaria e imponer nuevas, dudosas por su legalidad, obligaciones que nos ahogarán a todos creando un ambiente mercantil lleno de suspicacias, recelos, sospechas, malicias y difidencias. Recordemos que la Comisión Nacional de Competencia es un organismo público que debería desaparecer, de forma y manera inmediata, perseguidor de la competencia que dice favorecer. La nueva Ley, nos dicen sus voceros oficiales, tratará de impedir “la ruptura unilateral de los contratos”, exigirá al fabricante, al industrial, “una información sobre el producto que se circunscriba a lo contratado”, requerirá “un plazo máximo entre la información del producto por el fabricante  y el posible lanzamiento de su sustitutivo  por la distribución”, prohibirá que “el fabricante informa al distribuidor sobre sus competidores”, “buscará mecanismos que garanticen el poder acudir a la autoridad competente...¡Es que no nos damos cuenta de que, en el fondo con buena o mala intención, estamos suprimiendo, estamos ahogando la libertad que todo mercado, que toda transacción requiere, para el normal desarrollo de los mercados! Por qué el nuevo equipo agrario no se dedica, de forma cardinal y preferente, a cumplir con las leyes existentes..., que bastantes hay para lo que se quiera,  y se deja de inundar, paralizar y entorpecer con nuevos preceptos, el mundo contractual.

3. Para colmo y como suele ser usual en todas las actuaciones que se diseñan de manera artera y maliciosa, como ocurre con las denuncias ante la Comisión Nacional de Competencia, como siempre ha ocurrido  en Estados represivos, ante todas las Inquisiciones que el  mundo han sido, la Ley garantizará siempre el anonimato del denunciante...  ¡Vergonzoso, sin comentarios! ¿Nos encaminamos de nuevo hacia un Estado policial?”

A pesar de todo, a pesar del “tremendo palo” que la CNC y el propio Ministerio de Economía, han dado al Anteproyecto de Ley, parece ser que en Agricultura, siguen en sus trece, siguen pensando que el Proyecto es muy positivo, que puede mejorarse y que lo presentarán, con ligeros retoques,  a su aprobación por el Gobierno en las próximas semanas.
Se piensa y así se ha manifestado en la pasada reunión del Comité Asesor Agrario que la CNC se ha excedido en sus críticas, que no aporta soluciones válidas a los problemas que expone  y que el Informe, aunque preceptivo, no es vinculante  por lo que, en el fondo, carece de valor real, es simplemente, un conjunto de observaciones que se podrán o no atender.
 Por supuesto que con esta forma de pensar y posiblemente de actuar, coinciden las Organizaciones Agrarias, PROMARCA y la FIAB, todos productores no comerciantes que siguen pensando que” los costes determinan el precio de venta de los productos”, que, en Nota Oficial, reivindican “ la potestad del Gobierno para regular los graves desequilibrios que plantea la cadena agroalimentaria y apoyan sin fisuras el paso adelante dado por el Anteproyecto, urgiendo por ello su trámite parlamentario.”

Nosotros pensamos radicalmente distinto, tal como hemos descrito con anterioridad y creemos que, por una vez y sin que sirva de precedente, la CNC ha prestado un servicio muy eficiente a la causa de la competitividad empresarial y a la libertad del mercado español, negándose a admitir el “bodrio” legal que el Ministerio de Agricultura pretendía colocar.

Esperemos que el Ministro de Economía y el propio Gobierno desatiendan las pretensiones iniciales  del Ministro  Arias, queda mucho por hacer, hay que rectificar de forma urgente el Anteproyecto de Ley, tal como se ha presentado debe ser retirado y anulado  de forma inmediata.

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.


Luis
17/01/2013
Reglas de juego.
La propia CNC llamó la atención sobre los desequilibrios que existen en la cadena de distribución y hasta asociaciones de consumidores, como OCU o la europea Consumers International, se han hecho eco de las consecuencias del poder de compra que tienen los distribuidores, especialmente para el consumidor, último eslabón de la cadena. No se puede obviar que las reglas de juego han cambiado, y que la distribución, ahora competencia de los fabricantes, marca las normas en sus lineales y con los proveedores de sus marcas blancas.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.