Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Firmas > Agricultura

El agroetanol de 2ª generación: el etanol II

Tras haber pasado ya por la agrofuelmanía, característica típica de la primera generación de agrocarburantes, y desenmascarados sus pestilentes y fraudulentos balances españoles sobre, la seguridad en el suministro energético en cantidad y calidad, la protección del medio ambiente y desarrollo sostenible, y la eficiencia económica así como graves daños colaterales de todo tipo, se está dando paso a nuevas acciones y representaciones que pueden ser tan fraudulentos como las anteriores.

Actualizado 25 mayo 2007  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Isidro García
  
Tras haber pasado ya por la agrofuelmanía, característica típica de la primera generación de agrocarburantes, y desenmascarados sus pestilentes y fraudulentos balances españoles sobre, la seguridad en el suministro energético en cantidad y calidad, la protección del medio ambiente y desarrollo sostenible, y la eficiencia económica así como graves daños colaterales de todo tipo, se está dando paso a nuevas acciones y representaciones que pueden ser tan fraudulentos como las anteriores. Nos referimos concretamente a la representación denominada de segunda generación, el Etanol II, que concita en su entorno a actores tan jóvenes que, según afirman ellos mismos, no estarán en condiciones de participar comercialmente en el gran circo mundial de los agrocarburantes líquidos hasta al menos dentro de diez años. Los exóticos, Pawlonia Tormentosa, Sorgo Sacarino, Hierba Elefante y otros jóvenes artistas lignocelulósicos, domados por enzimas especializadas, van a necesitar todo tipo de ayudas para intentar sustituir en la arena circense a los viejos y nobles actores alimentarios, -maíz, trigo, cebada, remolacha- bien conocidos durante siglos por las tierras y hombres del campo español. Algunos, economistas, y no economistas, ya comenzamos a preguntarnos si, al menos en este período transitorio de diez años que se nos anuncia, y dado el nivel de precios de las materias primas alimentarias, no sería coherente que las Sociedades nacional y comunitaria revisasen sus ayudas públicas, ya que estas, se arbitraron en momentos, circunstancias y previsiones muy diferentes a las actuales. Los precios de los cereales Mayo/06-Mayo/07 han sufrido una subida media del 40%. ¡Tanta especulación subsidiada por la propia Sociedad va a acabar desmantelando la tradicional P.A.C. antes del año 2013!. La primera pregunta a hacer a nivel general sería la de si no es un nuevo lujo, ?incluso más caro que el anterior-, utilizar superficies forestales, suelos, dicen no alimentarios, recursos hídricos, inputs, ecosistemas, biodiversidad etc etc para acabar obteniendo Etanol II. Un principio básico de una agricultura española sostenible subvencionada es afanarse en cerrar el ciclo orgánico integrando la materia prima orgánica obtenida en los suelos erosionados. En todo caso pensamos que sería prioritario intentar disminuir sólo un poquito la insaciable demanda de gasolina barata por los países desarrollados -por ejemplo U.S.A.- que trastocar irreversiblemente la faz del planeta Tierra. No es todavía momento de profundizar en los irrenunciables principios básicos de, garantía en el suministro energético cuantitativo y cualitativo, de la protección del medio ambiente y desarrollo sostenible, y de la eficiencia económica, también para el Etanol II, en particular en el caso español. Los numerosos protoestudios tampoco son favorables. Por nuestra parte terminamos este artículo con dos párrafos del documento de la F.A.O., ?pleno de ambiguas consideraciones y muy escaso en precisiones y en recopilaciones técnicas y económicas-, ?Energía sostenible. Un marco para la toma de decisiones?: - ?Es necesario estudiar detenidamente el impacto económico, social y medioambiental de la bioenergía ante la decisión de decidir como se quiere desarrollar de rápido y que tecnologías, políticas y estrategias de inversión seguir? - ?Para estar en disposición de desarrollar acciones sobre bioenergía y programas, es crítico conocer el potencial de biomasa energética en un país o región?. España, como en el caso del Etanol I, es fuertemente deficitaria en biomasa energética alcoholígena -¿competencia del Ministerio de Agricultura o del Ministerio de Medio Ambiente?- para producir Etanol II, y no es honesto, como ya se pretende, poner sobre la mesa el multifuncional discurso de la siempre necesaria limpia de los bosques, o de los residuos de la vid y el olivo, idóneos para producir calor y electricidad pero no agrocarburantes líquidos. Tampoco sabemos si en el diseño de una política sobre el Etanol II, España es una nación, una región, o una parte de la muy diversa EU-27, con promisorios países del Este en biomasa energética. Lo que si estimamos es que en esta segunda ocasión es demasiado importante evitar desarrollarla con la misma ligereza con que se ha venido considerando el Etanol I, con eslóganes como el de, ?desde el campo hasta el surtidor?. Ya no es de recibo aprobar y/o aceptar medidas nacionales o comunitarias que respondan a la ignorancia de quienes diseñan las políticas de los agrocarburantes líquidos de segunda generación. Estas medidas ya no podrían derivarse de ignorancia, y podría interpretarse que son respuesta de supervivencia de los grupos económicos o políticos que contraponen sus intereses al bienestar general de los ciudadanos españoles.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Agricultura

Oportunidades en el sector agroalimentario

La Deuda Pública necesita reducirse

Los Bosques en la FAO

Exportar a China, asignatura pendiente

LA HORA DEL PLANETA

ALGO ESTÁ CAMBIANDO

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (y 5)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (4)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (3)

DESIGUALDAD, POBREZA Y HAMBRE (2)

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.