Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Recursos Energéticos y Agua

EL "CÉNTIMO SANITARIO" DEL MINISTRO MONTORO

Cristóbal Ricardo Montoro Romero, actual Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, nacido el 26 de julio de 1950 en Cambil (Jaén), fue también Ministro de Hacienda, aunque en estos días él prefiera no recordarlo, con el segundo gobierno de Aznar durante el periodo del 2000 al 2004.

Actualizado 13 marzo 2014  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Un céntimo que pasará la historia de los fiascos

 Los documentos del céntimo sanitario

Ahora, el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, en Sentencia de 27/02/2014, sobre el denominado "céntimo sanitario", ha calificado su gestión, durante su primera época al frente de la Hacienda española, años 2000 al 2004, como "falta de buena fe", y la propia Comisión, a finales del mes pasado, abundando en la descalificación comentada, le ha calificado como poco respetuoso con la verdad.¡ Qué barbaridad!
En estas fechas ha sido noticia la Sentencia  de 27/02/2014, de la Sala Tercera del Tribunal de Justicia de la U.E sobre el Asunto C-82/12, por la que se concluye que el impuesto indirecto sobre el consumo de determinados hidrocarburos, el IVMDH, vulgarmente conocido como "céntimo sanitario",-que no era ni céntimo ni sanitario-, era incompatible con el Derecho de la Unión, en concreto con el art.3 apartado2 de la Directiva 92/12/CEE del Consejo, de 25 de febrero de 1992, relativa al "régimen general, tenencia, circulación y controles de los productos sujetos a impuestos especiales", entre los que están los hidrocarburos.

Por supuesto que, en estas líneas, nosotros no pretendemos analizar  la Sentencia desde el punto de vista jurídico, ni cuantas alegaciones y conclusiones se han vertido a lo largo del procedimiento y en su resultado final, pero por ser, así lo creemos, de sumo interés el desarrollo de lo acontecido, acompañamos hoy como Documentos Semanales, la "Petición de decisión prejudicial presentada por el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (España) el 16 de febrero de 2012 — Transportes Jordi Besora, S.L./Tribunal Económico Administrativo Regional de Cataluña (TEARC) y Generalitat de Catalunya . (Asunto C-82/12) (2012/C 138/03)",  el "Documento de Conclusiones del Abogado General del Tribunal de Justicia", y el texto íntegro de la Sentencia.
Hoy nuestra reflexión se circunscribe a las dos calificaciones que las Instituciones Europeas, la de "actuaciones faltas de buena fe" y la de poco respetuosas con la verdad, han hecho sobre las actuaciones de nuestro ministro Montoro.

Es oportuno recordar que , ya en el trámite de la aprobación de la Directiva 92/12/CEE la redacción del art.3 apartado.2  no fue un tema menor. Los sujetos pasivos de esa fiscalidad especial ,que había que armonizar antes de desaparecer las Aduanas intracomunitarias, tuvimos especial cuidado en que, el citado apartado, exigido por los Estados miembros, debería interpretarse en forma clara, estricta y restrictiva, para limitar la voracidad recaudatoria de los diferentes gobiernos sobre unos productos, tabaco, alcohol, bebidas alcohólicas e hidrocarburos, sujetos ya a una elevadísima "fiscalidad especial" basada en que su consumo genera unos costes sociales que van más allá del simple coste privado. Como se denunció en su momento, y ahora se sentencia, de nada sirvió tanta "cautela" al Sr. Montoro.
El grado de "negligencia" incurrido por España, unido a una más que frívola asunción de riesgos, con graves perjuicios para el consumidor español, ha sido el verdadero marco en el que se ha encuadrado la Sentencia del Tribunal de Justicia , y la base de las "descalificaciones" a la actuación española y a sus gestores.

En las alegaciones en defensa de la legalidad de su "céntimo sanitario", la parte española ha mantenido que, habida cuenta de la conducta de la Comisión Europea, adquirió de "buena fe" ¡¡la convicción!! de que dicho nuevo impuesto era conforme al Derecho de la Unión, sosteniendo que, en el Dictamen de los Servicios Jurídicos de 14/06/2001, la Comisión no se oponía a la posible creación de un tributo sobre hidrocarburos con la finalidad de financiar competencias transferidas a las CCAA, en materia de sanidad y medioambiente.¡¡Falso de toda falsedad!!
No se atendieron las observaciones formuladas por los Servicios Jurídicos y el BOE de 31 de diciembre publicó la Ley 24/2001, de "acompañamiento" a los Presupuestos Generales del Estado para 2002, -127 páginas- y, en ella, en su artículo 9, " en el marco del modelo de la financiación de las CCAA", se estableció, con entrada en vigor el 1 de enero del 2002, el IVMDH, con un tipo estatal y una parte autonómica variable, cedida a la Comunidad Autónoma y aprobada por esta.

La reacción de la Comisión, al "ninguneo" español, no se hizo esperar, y en el año 2002 inició un "procedimiento de infracción", y en año 2003 siguió contra el Reino de España con un "Procedimiento de Incumplimiento del Derecho de la Unión". La obstinación del gobierno popular, Aznar-Montoro, mantenida posteriormente por el gobierno socialista, Zapatero-Solbes-....,ha conducido, no solo a una Sentencia desfavorable al IVMDH, sino también, suceso para nosotros aun más grave, al expreso rechazo de las alegaciones españolas al considerar que se había actuado de "mala fe". Precisamente esa "falta de buena fe" ha sido uno de los motivos por los que el Tribunal de Justicia no ha atendido, como sí lo ha hecho en casos paralelos, la solicitud española de limitar en el tiempo los efectos económicos de la Sentencia.
Publicada la Sentencia,  y ante tan profundos reproches éticos, al ministro Montoro no se le ocurrió otra cosa que acudir a los medios de comunicación expresando su "acatamiento", pero añadiendo que el fallo no desautoriza al Ejecutivo español sino a la Comisión Europea, porque, afirma, se había consultado con ese Organismo: " Quiero recordar, nos dice, que la implantación del impuesto se hizo tras consultar con la Comisión". ¡Vaya desfachatez  Don Cristobal!.

Este empecinamiento en la ausencia de buena fe, ha provocado una reacción inmediata y contundente por parte de la Comisión. ¡La verdad es que la Comisión lo tenía muy fácil! 
Según Emer Traynor, portavoz de fiscalidad de la Comisión:"la Comisión europea nunca autorizó este gravamen sobre los carburantes contra el que se ha pronunciado el Tribunal de Justicia. Al contrario, la Comisión expresó sus reservas desde el principio y lanzó, un procedimiento de infracción en el año 2002, y los argumentos del Tribunal de Justicia sobre este gravamen están completamente en línea con el punto de vista de la Comisión en el procedimiento de infracción".
¡ No hemos vuelto a oír al ministro Montoro!

Como ciudadanos del Reino de España nos duele que, de forma ilegal, nos hayan colado 13.000 millones de euros en concepto del "céntimo sanitario", pero nos duele de forma especial que el Tribunal de Justicia de la UE tenga suficientes razones para calificar a nuestras más altas Instituciones, Parlamento y Senado incluidos, como carentes del principio de "buena fe", principio general de la mayor importancia en todo ordenamiento jurídico que impone el deber de ,obrar correctamente, como lo haría todo "ciudadano honorable y diligente".
También nos duele, pero menos porque es tema que tenemos ya asumido, que la Comisión califique al ministro Montoro de  poco respetuoso con la verdad.
Una última reflexión sobre el tema.

El "céntimo sanitario" y la actuación de los sucesivos gobiernos, y Parlamentos español y autonómicos, es un ejemplo más  de la chapuza de la España de las Autonomías. Es una chapuza asimétrica, en una financiación asimétrica, basada en una fiscalidad asimétrica y variable, con el fin de dar cobertura a unas transferencias asimétricas en materia de servicios básicos, como el sanitario...., basados en una solidaridad ¡¡simétrica!!
En el año 2002 se inició un recorrido ilegal cuando, "por imposición de Bruselas", se podía haber incrementado el tipo del impuesto especial de hidrocarburos con carácter nacional, bajo el universal criterio de que, esos productos, estén sujetos a una fiscalidad especial pues, "su consumo genera costes sociales, como el sanitario y el medio ambiental, que van más allá del simple coste privado". Se optó por la chapuza política.
 No se hizo entonces, y se ha tenido que hacer el 1 de enero del 2013, pero la sensación que nos deja el episodio es de una amargura insuperable, pues hay principios que no tienen precio, y la "buena fe" y la "verdad" son dos de ellos ,en especial para todos aquellos que han hecho de la función pública la razón de su existencia.

Y... como no podía ser de otra manera, en un artículo nuestro que trata sobre la fiscalidad de los hidrocarburos, no podía faltar una reflexión a la fiscalidad sobre los biocarburantes. Mientras el ciudadano español sufría el ilegal "céntimo sanitario", los biocarburantes consumidos en el transporte gozaban de la multimillonaria bonificación fiscal del 100% del Impuesto Especial sobre Hidrocarburos con grave quebranto al Tesoro Público ¡¡Otra chapuza¡¡
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Recursos Energéticos y Agua

SIGRE o como reducir el consumo de materias primas 

Green Cycles obtiene el Certificado de Biodegradabilidad Marina

La bioindustria de la celulosa y el papel reporta resultados

La introducción de gases renovables reduciría las emisiones de gases

Fábulas y verdades en torno al medio ambiente

Los gastos en protección medioambiental crecen

Estas Navidades reciclaremos un 4% más de papel y cartón

La gestión de residuos crece

Un millón de personas viven en zonas de inundación recurrente

50 años del embalse de Iznájar, el más grande de Andalucía

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.