Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Historia > Historia
Vindiciae contra Tyrannos

El eterno retorno de las "tiranías".

La lectura de textos antiguos originados en la época griega, el Imperio Romano, en la Edad Media, en el Renacimiento, en la Ilustración… y hasta nuestros tiempos nos demuestra como el ser humano vive en un bucle.Ya sean leyes, tratados políticos o simples relatos costumbristas, desde hace tres mil años se repiten hechos, con la particularidad de que las nuevas generaciones que acceden al poder venden su ideología como algo absolutamente nuevo, como un avance, como una superación de las tiranías.

Actualizado 17 noviembre 2017  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Gonzalo Fernández de  Navarrete G.V.
  
El elemento común de todos esos movimientos que triunfan en un momento dado en algún lugar o área de influencia del planeta tierra –ya sea un dominio territorial más o menos extenso y o más o menos duradero- se basa en su inicio en una denuncia del atraso del sistema anteriormente utilizado por el gobernante de ese espacio en cuestión.
 
Es lo que algunos autores han denominado el “zeitgeist” o espíritu delos tiempos que se impone en un territorio concreto durante algún tiempo. Es cuestión de tiempo que esa ideología aparezca como desfasada para una parte de la población.
 
Por múltiples factores –ya sean internos o promovidos por los enemigos del poder establecido en ese espacio- se propaga entre líderes de opinión y llega a partes de la población una sensación de que el sistema está agotado, se ha transformado en una “tiranía” donde el interés del “pueblo” ha sido postergado en beneficio de unos pocos.
 
Muchas veces es cierto que era mejorable el gobierno, muchas otras el nuevo gobierno es un retroceso tanto en las libertados políticas como económicas de ese territorio en que se produce le cambio de forma de gobierno.
 
Un texto publicado en el año 1579, y que ha sido utilizado por movimientos políticos de toda condición e ideología – algo parecido a los textos de Rousseau, que han sido utilizado por los movimientos totalitarios como los liberales- es la obra “Vindiciae contra Tyrannos” .
 
 Aunque la atribución de su autoría es polémica –se publicó originalmente en latín bajo el pseudónimo de “Stephano Iunio Bruto Celta“- lo más relevante de este texto es su contenido, que abarca la relación entre el individuo y el poder.
 
No es el primer tratado que aborda la legitimidad del gobernante de un territorio, que en aquella época se realizaba en la Europa renacentista por “príncipes” en su mayoría, pero si contiene una visión que es muy trasladable a nuestros días.
 
El significado de la palabra “príncipe” se correspondería hoy en día más a la palabra gobernante que a la de un Jefe de Estado, pues en muchos países europeos en la actualidad el Jefe del Estado, ya sea un Presidente de una República como en Alemania o en Italia, o un Rey hereditario como en Reino Unido o en España, no tiene potestades de Gobierno.   
 
He aquí algunas de las propuestas de este libro, publicado hace 450 años:
 
Cuando se nombra y se recibe a un príncipe [a un gobernante diríamos hoy en día] hay convenios y contratos entre este y el pueblo, que son tácitos y que son expresados natural y civilmente; es decir, obedecerle fielmente, mientras ordene con justicia, pues sirviendo a la comunidad todos los hombres le servirán a él, y mientras gobierne según la ley, todo quedará sometido a su gobierno.”
 
“Los funcionarios del reino son los guardianes y protectores de dichos convenios y contratos. Aquel que maliciosa o voluntariamente viole dichas condiciones, es incuestionablemente un tirano en la práctica. Y por consiguiente, los funcionarios del Estado pueden juzgarle según las leyes. Y si mantiene su tiranía con mano dura, su deber les obliga, cuando no por otros medios con la fuerza de las armas, a eliminarlo.”
 
Este texto sirve para todos. Por ejemplo cada uno hace su interpretación de la tiranía... Para los anarquistas la tiranía es el liberalismo que concede derechos de propiedad y de crear empresas a los individuos, el  capitalismo, el dinero, el turismo consumista que compra en las tiendas de la Rambla….
 
En mi consideración hay ejemplos actuales muchos más certeros del espíritu del texto de 1579: Hoy en día la “eliminación” del “tirano” que quiere establecer un régimen totalitario en una  región de España contra el derecho y contra la libertad de pensamiento puede hacerse por la vía de un artículo 155 de la Constitución –por ejemplo- . A pesar de haber contado con funcionarios dentro de la policía regional y de la administración que presuntamente –respetemos la presunción de inocencia hasta que haya un juicio aunque los indicios son muchos- han apoyado a ese disminuido pseudo príncipe regional, la ley ha podido con el tirano.   
 
Y es que en las ideologías occidentales vivimos siempre con la cosmovisión de que el tiempo es una línea de progreso, de que la generación en que cada uno vive es mejor que la anterior.
 
Y cuando uno navega en las legislaciones del derecho Romano hace más de 2000 años, en las compilaciones de indias que realzaron los españoles con sus Leyes hace 500 años, entre ellas las Leyes aprobadas en  Valladolid en pleno siglo XVI contra esclavitud  de los indígenas, y cuando vemos que hoy en día hay países donde la mayoría de la población vive mucho peor de lo que lo hacían hace 100 años nos damos cuenta de que no es cierta esa línea del tiempo como línea de progreso.
 
Algunos definen al tiempo como un diente de sierra, con avances y retrocesos permanentes. Otro como con una visión más Confucianista lo creen un circulo en perpetuo movimiento con subidas y bajadas, avances y retrocesos que se alternan recurrentemente…
 
Para el que pretende deponer al anterior gobernante, cambiando todo el sistema político, el anterior gobernante era un “Tirano”, ya fuera Felipe II o Felipe III para los Orange en los Países Bajos del siglo XVI que se escindieron del Flandes español,  Luis XVI lo era para los revolucionarios burgueses franceses,  el Zar para los minoritarios bolcheviques y así sin fin hasta nuestros días…
 
Todos los que pretenden alcanzar el poder invocan la supuesta tiranía del gobernante a deponer…. Siempre habrá porciones de la población dispuestas a comprar ese relato y apoyar en parte a los denunciantes. Muchos serán defraudados. En la historia hay múltiples ejemplos de personajes o gobiernos depuestos que fueron sucedidos por otros que implicaron una disminución de los derechos, tanto en lo político como en lo económico, de esos ciudadanos que los apoyaban y pasaron a vivir peor, tiranizados…
 
Incluso hoy en día es imposible ponerse de acuerdo sobre el gobierno colonial español, realizado fundamentalmente por funcionarios de fuera del territorio administrado a través de la rotación de Virreyes, Capitanes Generales, presidentes de las Audiencias –los tribunales- coloniales que se producía cada pocos años para evitar  las corrupciones. ¿ Fue  una postergación “tiránica” de los habitantes locales?, o bien al contrario ¿Fue una medida que redujo la corrupción de esas colonias durante los múltiples siglos que duró ese imperio colonial?
 
Visto lo ocurrido después de las independencias de las antiguas colonias españolas, con guerras y dictaduras en casi todas ellas, parece más cierto que la rotación de los gobernantes coloniales fue un elemento avanzado a su tiempo, a modo de lo que luego realizaran las empresas internacionales en todo el mundo durante el siglo XX. Sin embargo todos los que llegaban anunciaban el fin de la “tiranía”, la “liberación”….
 
Es una cuestión de percepción,  de comunicación,  de propaganda que muchas veces aleja la respuesta de los verdaderos hechos acaecidos. Y así recurrentemente ciertas partes del planeta para defender la “libertad” caen en las peores tiranías y solamente a posteriori se dan cuenta de que el modo de vida anterior era mejor, pero el que llegó invocaba siempre un avance para el “pueblo”… el progreso…..
 
Es esa cosmovisión occidental de “progreso”, tan ligada al concepto Cristiano de llegada al “paraíso” al final de los tiempos –y que ha sido retomada o mejor dicho deformada por las llamadas religiones sin Dios- la que guía la percepción de muchos ciudadanos de que no puede haber vuelta atrás en el tiempo.
 
A esta circunstancia se suma la interferencia por el progreso tecnológico y médico que si es más continuo que el político –que en el último siglo se ha acelerado de modo exponencial- y que puede contribuir a hacer creer al ser humano de cada nueva generación es mejor que la de los seres humanos de anteriores generaciones. Implícitamente les puede hacer creer que también han progresado con los modos de gobierno y organización política.
 
En muchos lugares que vuelven a sistemas fallidos de forma recurrente a pesar de las advertencias recibidas de sus mayores o de otros territorios que ya lo experimentaron. 
 
En cualquier caso el contenido de “Vindiciae Contra Tyrannos” seguirá estando vigente en el mundo gobierne quien gobierne,  puesto que el ser humano vive en esa ficción perpetua de que quien llegue va a gobernar mejor que el anterior gobernante…
 
A veces lo consigue…. Muchas veces no es así.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Historia

A- 1933 "Alemania despierta", 2017 "Europa despierta"

La toma de Granada vista por los musulmanes

¿Es España una "Democracia" desde 1978?

La lucha de Madrid contra la monumentalidad

Una historia catalana inventada sin respuesta

Una región enferma vista desde Italia

Ortega y Gasset y España

La Ciudad Universitaria de Madrid

El congreso del PSOE de 2017: un retroceso de 80 años

Tarradellas y la "dictadura blanca" de Pujol

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L.2004 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS