Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

El "Fracking" un camino a recorrer de forma urgente.

En octubre del 2014 los ecologetas de Green Peace, en su faceta más profética, intentaban catequizarnos afirmando que: "tras agotar los yacimientos en los EEUU, la industria del fracking está tratando de vender su técnica y las falsas esperanzas de independencia energética al viejo continente."

Actualizado 18 agosto 2016  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Sin embargo, la fuerte oposición social que está teniendo en toda Europa está haciendo que la industria tenga que replantear su estrategia. Usando a políticos y Gobiernos intentan asentarse en Europa con escaso éxito: Francia y Bulgaria lo han prohibido ya, y otros como Alemania, Suiza o Austria tienen moratorias mientras logran quitarse de encima la presión de la industria. Sin embargo el Gobierno de España, siempre a contracorriente, ha hecho una apuesta por el fracking.
De momento solo Reino Unido y Polonia han comenzado a realizar sondeos. Pero a la luz del poco éxito del "canto de sirenas" de la industria del fracking, el gobierno de los EEUU ha tenido que echar una mano. Actualmente está intentando cerrar un acuerdo comercial con la Unión Europea mediante la Asociación Transatlántica de Comercio e Inversión (TTIP, en inglés) para favorer el comercio entre los dos continentes, pero a costa de reducir la protección y los derechos de los ciudadanos. Así se produciría una pérdida de legislación ambiental yendo en contra del principio de precaución y siempre en beneficio de la economía y la industria. Claramente lo que necesitan y piden los defensores del fracking.
En definitiva el "Global frackdown" deberá servir para poner sobre aviso a toda la ciudadanía europea y mundial sobre el peligro que supone seguir en manos del oligopolio energético basado en fuente sucias y contaminantes.
Es la hora decir "Fracking NO". Ni aquí ni en ningún lugar"… …

En Enero de este mismo año, el periódico Expansión, nos trasladaba la noticia de que el Parlamento británico había aprobado una regulación para el ‘fracking’, extracción de hidrocarburos por fracturación hidráulica, en los terrenos calificados como parques nacionales. La propuesta recibió 298 votos a favor y 261 en contra entre los diputados de la Cámara de los Comunes.
La legislación británica permitía ya el ‘fracking’ en el subsuelo de zonas naturales, por debajo de 1.200 metros de profundidad, siempre que la perforación se realizase desde el exterior del área protegida, zonas de especial belleza natural, como áreas de lagos, canales y emplazamientos de relevancia histórica.
No se olvide  nos decían que el “Reino Unido mantiene uno de los mejores registros de protección del medio ambiente a la vez que desarrolla su industria y que con lo legislado, con la  nueva regulación se contribuirá al avance de la industria y se protegerá nuestro medio ambiente".
Para el gobierno del Reino Unido, y eso mismo pensamos nosotros, el ‘fracking’ se puede desarrollar con total seguridad”.
El gobierno del Reino Unido ya anunció en verano de 2015 que se agilizarían todos los permisos de “fracking” en el caso de que los ayuntamientos tardasen en dar contestación a las solicitudes de las petroleras para extraer gas natural y petróleo.
 
En marzo pasado desde  la "Garbancita ecológica", grupo ecologeta y por lo tanto absolutamente contrario a toda nueva técnica energética,  se denunciaba que:
" la desmedida demanda energética, junto a la escasez de recursos para darle respuesta, hace que Europa Occidental sea cada vez más dependiente de países como Rusia, Noruega o Qatar. Tras el levantamiento de la prohibición de exportar hidrocarburos por parte del Senado norteamericano, EE.UU. ha entrado en la carrera para hacerse con el jugoso mercado energético europeo. Para ello ha emprendido una campaña de presión contra su principal competidor, Rusia."
 
Según estos "garbancitos", el territorio ucraniano es una pieza clave por lo que el objetivo de la operación militar en el este de Ucrania consiste en controlar las regiones de Do¬netsk y Lugansk  logrando así “una limpieza total” del territorio para extraer gas de esquisto sin obstáculos.
"La industria del fracking utiliza Ucrania para expandir su mer¬cado global. Las multinacionales del sector, en connivencia con las potencias europeas y esta¬dounidense, prevén instalar en el territorio entre 80.000 a 140.000 pozos que puedan satisfacer la voraz demanda de los países oc¬cidentales.
Al mismo tiempo, y a espaldas de la ciudadanía europea, se negocia el “Tra¬tado Integral de Comercio” (Comprehen- sive Economic Trade Agreement, CETA) bilateralmente entre la Unión Europea y Canadá. Uno de los contenidos principales de este Tratado es la instalación de tribu¬nales “secretos” que anulan la jurisdicción de los países europeos en materia de co¬mercio. De esta manera, si una empresa canadiense viera sus ganancias perjudica¬das por las políticas nacionales de un país europeo, podría demandarle para recupe¬rar sus pérdidas, siendo las decisiones de estos tribunales prevalentes sobre las de¬cisiones de la justicia de cada nación.
Si CETA entra en vigor, las empresas que han solicitado permisos de fractura hidráulica en Europa, podrían demandar a los estados que aprobasen leyes restricti¬vas para la práctica de fracking.
En la Unión Europea, la postura de los estados miembros en relación a la fractu¬ra hidráulica es muy dispar. Por un lado, Francia prohíbe no solo la explotación, sino también la investigación en el sub¬suelo para valorar las reservas disponi¬bles; Italia y Bulgaria lo rechazan o demoran por ahora; Bélgica, República Checa, Austria y Alemania se mantienen inde¬cisos; mientras Reino Unido lo impulsa, pese a la oposición de la opinión pública; y Rumanía, Hungría, Polonia, Ucrania y Lituania ansían librarse de la dependencia del grifo ruso mediante el autoabasteci¬miento de hidrocarburos con la técnica de fracking, dando para ello todas las facili¬dades posibles a los inversores interesa¬dos en explorar.
Reino Unido y Polonia, erigidos como sus más fervientes defensores, presio¬nan a la Comisión Europea para que no imponga normas medioambientales res¬trictivas a la fractura hidráulica. Ante esta situación, Bruselas, en su Estrategia del Clima y la Energía para los próximos 30 años, renuncia a fijar objetivos vinculan¬tes que obliguen a los países a legislar en esta materia, desoyendo al Parlamento europeo que reclamó, en otoño de 2013, estudios de impacto ambiental obligato¬rios para los proyectos de fracking.
En sus recomendaciones, la Comi¬sión se limita a recordar a los Gobiernos unos principios tan genéricos como “planear los desarrollos y evaluar los posibles efectos antes de conceder las licencias”, “evaluar cuidadosamente el impacto medioambiental y los riesgos” o “compro¬bar la calidad del agua, el aire y el suelo antes de empezar las operaciones”, am¬parándose en que no tiene competencias en materia energética. Junto a este ca¬tálogo de buenas intenciones, daba a los países miembros de plazo hasta el pasado verano para acomodar sus recomenda¬ciones, posponiéndose la evaluación de dicha trasposición un año más.

La situación en España no dista mucho de lo que acontece en Europa. La polémica está servida.
Nuestro país alberga unas reservas de gas de esquisto, en volumen, similares al consumo previsto para los próximos 70 años. A la vista de estas expectativas son múltiples las empresas extranjeras que se interesan en nuestro territorio (BNK, HeycoEnergy, Spectrum Geo y CairnEner¬gy o San Leon). Hasta el momento el Mi¬nisterio de Industria les ha concedido más de 70 permisos de exploración situándo¬nos en el tercer puesto mundial en cuanto al número de permisos concedidos.
Los Gobiernos del País Vasco y Castilla y León son los más fervientes defensores de la fractura hidráulica, seducidos por la expectativa de crear miles de empleos de¬rivados de esta actividad, reducir su factu¬ra petrolera e incrementar los ingresos de las administraciones locales a través de la venta de terrenos y el cobro de licencias.
Más prudentes a la hora de permitir una práctica de dudoso beneficio econó¬mico y comprobado el impacto ambiental adverso, han sido Cantabria, La Rioja, Na¬varra y Cataluña, que han aprobado leyes autonómicas prohibiendo el fracking o es¬tán en trámites de hacerlo.
Sin embargo, su impulso de protección y conservación del territorio ha sido acota¬do en aras de la defensa del interés general que el gobierno central salvaguarda.
En ju¬nio de este año, el Tribunal Constitucional declaró inconstitucional la ley de Cantabria que prohíbe el uso de la técnica de fractura hidráulica, aprobada el 8 de abril de 2013, al considerar que ha invadido las compe¬tencias del Estado para regular la orde-nación del sector energético y, dentro de éste, el subsector gasístico. Tiene también suspendida, por el momento, la aplicación de una ley similar en La Rioja.
La Ley 17/2013, de 29 de octubre, para la garantía del suministro e incre¬mento de la competencia en los sistemas eléctricos insulares y extrapeninsulares autoriza el empleo de la fractura hidráu¬lica en el “desarrollo de los trabajos de exploración, investigación y explotación de hidrocarburos” (carácter básico). La ley cántabra contradice de manera radi¬cal e insalvable lo dispuesto en la estatal, ya que ha intentado dar respuesta a las preocupaciones medioambientales que suscita el empleo de esta técnica, esta-bleciendo la exigencia de una previa de¬claración de impacto ambiental favora¬ble para autorizar los proyectos.

A lo largo y ancho de nuestro territorio se levantan voces en contra de la impuni¬dad de las multinacionales del fracking:
No al fracking en los Valles Pasiegos, Fractura Hidráulica en Burgos No, Kuartango con¬tra el fracking, Plataforma ciudadana anti¬fracking de Jódar (Jaén), Plataforma contra el Fracking Porcuna (Jaén), ShaleGasEspa¬ña, Proyecto Urraca, No FrackingBages, Plataforma Aturem el Fracking, Riudaura-Junts contra el fracking, Plataforma Navarra Anti-Fracking, Pancorbo contra el Fracking, Canarias Dice No a Repsol, No Oil Canarias, Fracking No (Burgos), Plataforma Fracking No de La Rioja, Teruel sin fractura, Campo de Montiel y La Mancha contra el Fracking, Amigos de la tierra La Rioja contrael Fracking. Mi más sincero reconocimiento a su lucha
¡¡¡FRACKING NO!!!
Pero de nuevo hace solo unos días, el pasado 13 de julio, el Gobierno de Cameron considera que "la fractura hidráulica" es una magnífica forma de ganar autonomía energética y no dudará en autorizar los permisos necesarios  si los ayuntamientos se siguen demorando en sus autorizaciones.
El Gobierno inglés tendrá facultades para autorizar una petición si los ayuntamientos o administraciones locales se demoran más de 16 semanas, que es el límite que les marca ya la ley para dar una respuesta. El Ejecutivo británico reconoce que la fractura hidráulica es una "prioridad nacional" que contribuirá a que la economía británica sea mucho menos dependiente del carbón.En la práctica, los ayuntamientos se demoran mucho más allá de los cuatro meses que les marca la normativa, lo que en algunos casos hace perder la paciencia a las compañías que buscan gas o petróleo mediante el fracking. El Gobierno de Londres intervendrá si un consistorio se retrasa constantemente en la toma de estas decisiones.
"Necesitamos incrementar el suministro energético de origen nacional, y aquí el Shale gas tiene una función importante", ha asegurado la ministra británica de Energía, Amber Rudd, quien se ha quejado de que "las solicitudes se alargan durante meses e incluso meses". Los analistas creen que esta decisión es la respuesta a lo que sucedió recientemente en Blackpool, al oeste de Inglaterra, donde la solicitud de la empresa Cuadrilla para realizar dos perforaciones fue denegada tras un año de estudio. Los responsables locales justifican esta tardanza en que otorgar estos permisos es una tarea compleja.
 
Aunque las mismas autoridades reconocen que es imposible saber cuáles son las reservas de gas y petróleo que habría bajo el suelo de Reino Unido, científicos del Instituto Geológico Británico (BGS, por sus siglas en inglés) cifran en 36,8 billones de metros cúbicos el volumen solo en el Norte de Inglaterra, que es la zona más cercana a los pozos de petróleo del Mar del Norte.
Además del posible aumento de las reservas de hidrocarburos propios -algo que está todavía por demostrar- y de la probable creación de riqueza, el Gobierno británico ve en el desarrollo de esta industria una vía alternativa para incrementar sus recursos. En los últimos tres años, la recaudación de impuestos por la extracción de petróleo y gas del Mar del Norte ha bajado en 6.000 millones de libras (8.400 millones de euros) y las previsiones oficiales son que a largo plazo los ingresos impositivos por esta vía caigan un 94%.
 
Nuestra posición, la posición mantenida por Agrolibre sobre este tema está desarrollada desde hace años en numerosos artículos que pueden consultarse en la web de Crónica Económica.
En Junio del año 2015 decíamos:
"… … 'Acatech' publicó su informe final en el que reitera las conclusiones alcanzadas en un informe preliminar de septiembre de 2014:"En base a las evidencias científicas y técnicas existentes no es justificable una prohibición de la técnica de fracturación hidráulica o fracking".
El informe se enmarca en el actual debate político en el que Alemania decidirá bajo qué circunstancias apostar por la exploración y potencial producción de gas no convencional. El Parlamento alemán está actualmente organizando sesiones con organismos técnicos y científicos para avanzar en el proyecto de ley centrado en regular las actividades de exploración y producción de hidrocarburos no convencionalespresentado por el ejecutivo el pasado mes de abril.
 
Al otro lado del Atlántico, tras cinco años de estudios y recopilación de datos, la EPA confirma que: "Las actividades de fracturación hidráulica no se han traducido en la generación sistemática de impactos sobre los acuíferos". La agencia estadounidense apunta que en aquellos casos extremadamente raros en los que se ha podido producir alguna contaminación ésta se ha debido a defectos en la construcción de los pozos o en el proceso de tratamiento de las aguas residuales, es decir, malas praxis que no son inherentes a la técnica de la fracturación hidráulica.
El informe de la EPA, realizado en base a la experiencia del principal país con producción comercial de gas natural de esquisto, constituye a día de hoy la recopilación más completa de datos científicos, incluyendo más de 950 fuentes de información, papers, numerosos informes técnicos así como información proveniente de actores sociales e informes científicos revisados de la EPA.
 
Para Alameda, director general de Shale Gas España,  "Los informes de la EPA y Acatech reconfirman que cuando las cosas se hacen bien, la fracturación hidráulica es tan segura como otras de las miles de técnicas industriales que nos rodean. La técnica y la ciencia han hablado y debemos escucharlas. España cuenta con el conocimiento, la legislación y las buenas prácticas para explorar nuestros recursos de gas natural de esquisto de forma segura". Desde diciembre de 2013, España cuenta con una de las legislaciones más exigentes en lo que a exploración de gas no convencional de esquisto se refiere. Los numerosos estudios e informes de organismos e instituciones nacionales e internacionales avalan que es una técnica segura cuyos riesgos son conocidos y gestionables como tantas otras que nos rodean."
 
En agosto del año 2014, tras el Encuentro celebrado, en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, sobre "Evaluación ambiental de los proyectos de fracking, (explotación de gas no convencional por fractura hidráulica), en España", confirmábamos nuestra posición manteniendo que :
 
"… …Las inversiones en el “fracking”  no tienen por qué afectar al desarrollo de las energías renovables porque si se hace el “fracking” es porque, este sistema,  tiene sentido económico para los inversores privados y si las renovables tienen sentido económico, tendrán sus inversores. La magnífica realidad posible es que si se llega a explotar un 80% de los posibles recursos de hidrocarburos del subsuelo español, desde ahora hasta el 2065, se alcanzaría un pico máximo de un 4% de aumento del PIB para el año 2033, se crearían hasta 250.000 empleos directos e indirectos en 2033 y la balanza comercial española podría superar los 40.000 millones de euros". "A partir de 2021 seríamos exportadores de gas porque tendríamos excedente y reduciríamos en un 20% las importaciones de petróleo", los datos de la balanza comercial, el PIB y la creación de empleo "se triplicarían", con lo que el actual dato agregado de hasta un billón de euros del PIB llegaría a ser de tres billones.
 
Terminemos estas reflexiones asegurando que “los valores de las magnitudes de los seísmos inducidos por la fracturación hidráulica en horizontal —"en paralelo al techo y al suelo de los reservorios" donde están el gas y el petróleo—, "son menores que los provocados en otras actividades humanas".
De hecho, se precisó en el Encuentro, la magnitud habitual de estos seísmos "están en la escala de microsismos", es decir, "entre -3 y -1", según la escala sismológica elaborada por Gerhard Richter. En este sentido, añadió que, cuando en Blackpool (Reino Unido) se produjo en 2011 una inyección en las fallas "o muy cerca de ellas”, se provocaron microsismos de 2,3 y 1,5 grados" en la escala de Richter. "La rotura del reservorio de pizarra produce microsismos, pero después de millares de operaciones a 3.000 ó 5.000 metros —2.000 por debajo de los acuíferos más cercanos a la superficie— no se sentirán nunca, en la actualidad los promotores españoles están pidiendo las licencias de exploración y "no habrá 'fracking' en sí hasta dentro de diez años", "los procesos están maduros" y son "tecnológica, social y económicamente viables".
 
Alegrémonos y exijamos a nuestro gobierno que no ceda a “veleidades populistas” para la consecución del voto ciudadano que, año tras año, le impide desarrollar las necesarias políticas que se precisan. El “fracking” ya es una realidad mundial, que ha conseguido resultados espectaculares en los países en los que se está desarrollando y que, para mayor providencia se relaciona con la máxima necesidad del Estado Español, la deficiencia energética de nuestro país.
 
Gobierno, ministros..., una vez más lo reiteramos, vía libre al “fracking…".
 
¿Está suficientemente clara nuestra posición?
 
En estos últimos días, razonando sobre las posibles causas desencadenantes del Brexit del Reino Unido, hemos llegado a la misma conclusión de muchos analistas que coinciden en que, la causa principal hay que buscarla en el permanente enfrentamiento entre un cierto liberalismo inglés, muy ajeno al cada vez más prioritario socialismo europeo.
En la UE "todo" está  más que regulado por lo que los países que quieren experimentar y desarrollar sus propias ideas, se encuentran en un, cada vez más, callejón de difícil salida.
Es inconcebible, por citar solo alguno de los casos más recientes, que la UE siga por el camino, cada vez más decidido de una socialización acelerada, siga sin haber abandonado, por ejemplo, totalmente y de forma tajante sus políticas energéticas referidas, en este caso de forma concreta, a las dichas "renovables" y al fracking , siga décadas "mareando la perdiz", por razones egoístas de franceses y alemanes, en el desarrollo de los OGM´s, siga creando el monstruo de una "eurocracia" bruselense que anula y entorpece cualquier desarrollo comunitario, (la última PAC en su primer año de vigencia ya está obsoleta y requiere de cambios urgentes), siga… …

Y España, sin saber bien el por qué, (nosotros nos tememos que por un complejo democrático de difícil cura),  siempre se sitúa en cabeza, a veces de forma muy onerosa para nuestros intereses, del pelotón de los "sin cabeza", corriendo hacia la nada, caso biocombustibles, organismos genéticamente modificados, Kioto, Conferencia de París, movimientos ecologetas y sostenibilidades de todo orden…
Una vez más  hacemos una llamada al ahora gobierno en funciones exigiendo que ser repasen las conclusiones del Encuentro de julio del año 2014 y que actúen en consecuencia porque para España el "fracking" podría suponer
" solo si se llega a explotar un 80% de los posibles recursos de hidrocarburos del subsuelo español, desde ahora hasta el 2065, se alcanzaría un pico máximo de un 4% de aumento del PIB para el año 2033, se crearían hasta 250.000 empleos directos e indirectos en 2033 y la balanza comercial española podría superar los 40.000 millones de euros". "A partir de 2021 seríamos exportadores de gas porque tendríamos excedente y reduciríamos en un 20% las importaciones de petróleo", los datos de la balanza comercial, el PIB y la creación de empleo "se triplicarían", con lo que el actual dato agregado de hasta un billón de euros del PIB llegaría a ser de tres billones"...
¿No les parece, señores del gobierno,  que "el fracking" es un camino que debe recorrerse de forma urgente para el bienestar de todos los ciudadanos españoles?. Nos tememos que, una vez más, se harán oídos sordos a nuestras pretensiones y se buscarán razonamientos, fundamentalmente de falsas seguridades, para favorecer a todos los "Green Peace" del mundo.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

De nuevo lío en el sector del aceite de oliva español.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.