Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
El Jardin de Miguel Angel

Un reconfortante rincón

Estoy convencido que si alguno de los cientos de miles de peregrinos que inundaron Madrid estos días, hubiesen descubierto este rincón en plena Castellana, hubiesen empeñado hasta la ultima camiseta para reponerse en este oasis de frescor, tranquilidad y buen comer en el que se ha convertido el jardín del Miguel Angel.

Actualizado 26 agosto 2011  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  

El dia que nosotros lo disfrutábamos, todavía quedaban algunos de ellos por Madrid y en la Castellana estábamos a  34º y la verdad es que pudios comer con la chaqueta puesta sin notar para nada el calor de las tres de la tarde. Otra cosa fue cuando salimos. La realidad,  es que el restaurante, El jardín, es un amplio espacio de
más de mil metros cuadrados que se ha reconvertido, gracias a su decoración y los pequeños surtidores de vapor de agua  de, probablemente uno de los restaurantes mas refrescante y tranquilo, de Madrid y, todo ello sin aire acondicionado. En definitiva, un refugio perfecto para escapar de la rutina y disfrutar de una cita inolvidable. 
Marcada por los sabores y aromas de la cocina mediterránea obra del chef,  Prats, la carta  cuenta con una abundante oferta que va desde entrantes como una Ensalada de queso de cabra, gulas, canónigos y aroma de olivas hasta una Ensalada tibia de raya confitada, naranja e infusión de remolacha. También hay pescados y carnes tan apetecibles como  Milhojas de bogavante, calabacines salteados y jugo de coral o Solomillo de cebón, alcachofa asada, raviolis de bacon y queso Idiazábal. Y entre los postres, caprichos dulces como el Bizcocho de zanahoria con helado de violeta.  Ante tal cantidad de insinuaciones  hubo  que optar por un menú largo, pero estrecho.  El arranque fue realmente agradable, la gelatina de limón con tinto de verano es, efectivamente una muy buena forma de arrancar una velada.  Pasamos, en seguida a una ensalada de canónigos con gula y queso de cabra, cuyos contraste de sabores la hace muy oportuna en estas fechas; además el tradicional problema de los canónigos con el aceite estaba resuelto, puesto que la medida con la que se había aliñado era, su medida.  A continuación llegaron unos champiñones rellenos de rabo de toro y tuétano, quizá, aun siendo un gran plato habría que esperar a que la época de las setas llegue en su plenitud, porque entonces se puede convertir en un plato excelso.
Sin solución de continuidad llegaron a la  mesa las croquetas de bogavante con témpura . Las croquetas, según mi acompañante de “diez” y la tempura le confiere al plato un adorno rico  y apetitoso. Pasamos a los pescados y degustamos unos fresquísimos  chipirones, magníficamente fritos, cuyo jugo, porque no llevaban salsa, mereció ser  consumido con un pequeño rebañado de los que se recuerdan. Terminamos con una pequeña degustación de los tres tipos de carnes que mas salen: salchicha, cordero y secreto ibérico. Y realmente es que los clientes, los habituales del local saben, perfectamente lo que se debe hacer en cada local.

Evidentemente, no había fuerzas para mucho mas y decidimos optar por el café y las infusiones. Lo agradables es que El Jardin, cuenta con una atractiva carta de tés. Elaborados con hoja entera, proceden de China, Ceilán, Japón y Sri-Lanka y que se almacenan en bolsas infusoras de seda, que preservan su esencia:  pera blanca, té verde con lavanda, naranja y canela, granada y rosas, etc.

El Jardin de Miguel Angel
Miguel Ángel, 29-31.
Madrid.
Tel. 91 442 00 22


El precio medio es de 45 €.
De lunes a viernes y de 12.30 a 15.30 h. y de 19.30 a 23.30 h. y por un precio medio de 20 €, ofrece una divertida carta de picoteo, ideal para hacer una pausa tras una ruta de shopping o después de un largo día de trabajo. Firmada por Manuel Prats, entre sus creaciones, tanto frías como calientes, destacan la Pasta fresca con mozzarella, tomatitos y salmón marinado, las Croquetas melosas de bogavante y verduras en tempura o el Salmorejo con magdalena de pan y mejillones al vapor.

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

La Taberna de la Reina: un guiño a la tradición

Casa Franco o como volver a os orígenes

El chef Vivas Arocha abre restaurante en Madrid con sabor venezolano

Lettera una trattoria moderna que acaba de abrir sus puertas

Llego el frio, es el momento del "cocido madrileño"

Sushita, convierte su nueva propusta en un apartamento

Un "ovillo" muy personal

ROOSTIQ donde Carmen Acero lo es casi todo

Baroz, un bar de arroces

Mediodías ´nikkei´ de la mano de Arevalo

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.