Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

EL NUEVO MINISTERIO DE AGRICULTURA, ALIMENTACIÓN Y MEDIO AMBIENTE

El mundo agrario estaba expectante, se les había prometido un Ministerio y tras largos años de espera, por fin, el nuevo Ministerio ha visto la luz. Al neófito se le ha bautizado con el nombre de Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, nombre que, como casi siempre ocurre, ha dejado muchos insatisfechos. Para muchos, le falta el sobrenombre de Pesca y le sobra el apellido de Medio Ambiente pero, ¡qué le vamos a hacer!

Actualizado 5 enero 2012  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
El rotulo en la cartera, era solo casualidad o una sugerencia

 No podrá quejarse tampoco el nuevo Ministro sobre su aceptación inicial,  rara vez ha existido una mejor acogida por parte de todos los profesionales del sector a un nuevo responsable.
Desde ASAJA, organización próxima a sus intereses e ideario, hasta Upa y Cooperativas... ... todos han aplaudido, en principio, su nombramiento. ASAJA “celebra y acoge con satisfacción el nombramiento de Miguel Arias Cañete como ministro del nuevo Ministerio”, recuerda “sus actuaciones en su etapa anterior como Ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación en las crisis de la EEB, la PPC, del aceite de orujo y sus buenas actuaciones ante el encarecimiento del gasóleo y del algodón”, señalando además “sus magníficas dotes negociadoras, su cintura política y sus grandes conocimientos”. COAG pide al nuevo ministro que “convoque de forma urgente al Comité Asesor Agrario para abordar, con urgencia, la crisis del sector” y recuerda “la necesidad de que el nuevo ministerio no sea solo un Ministerio de Agricultura sino un ministerio para los agricultores y ganaderos”. UPA  se le ha ofrecido “para colaborar y trabajar sin demora para unir fuerzas y fijar posiciones comunes para la obtención de los mejores resultados, ante los graves problemas pendientes”. Cooperativas Agro  Alimentarias han valorado muy positivamente la elección de Miguel Arias, considerando que, “con el nuevo ministro, el sector agroalimentario gana peso político, al ser una de las personas de más confianza del nuevo gobierno Rajoy”.  FENACORE asegura que “el nuevo Ministro es una garantía para el sector, por su larga experiencia como titular de la cartera entre 2000 y 2004”. HORTYFRUTA felicita a Arias Cañete por “su nombramiento y reconoce en el nuevo ministro su capacidad técnica, conocimiento de los temas y fundamentalmente su experiencia europea.” Solamente Ecologistas en Acción han mostrado su desacuerdo con el nombramiento alegando la poca relevancia que el medio ambiente va a tener con el nuevo ministro, no caracterizado además en el pasado por su sensibilidad medioambiental.

Pero pasadas las primeras impresiones, todas muy favorables, han empezado las primeras dudas con los primeros nombramientos y los dos reales decretos aparecidos hasta el día de hoy sobre la nueva estructura ministerial.

Sobre el primer Real Decreto  el  1823/2011 de 21 de diciembre  ya decíamos la semana pasada que “se limitaba a suprimir dos de las tres Secretarías de Estado existentes en el ministerio anterior, que dejaba vigente exclusivamente la correspondiente al Medio Ambiente y que quizás esta Secretaria de Estado fuera la que no debería haber permanecido en el nuevo Ministerio”. Transcurrido menos de una semana  desde el Real Decreto inicial ya tenemos hoy, 31 de diciembre, los primeros  nombramientos de altos cargos, Reales Decretos 2023 al 2025 de 30 de diciembre y sobre todo el segundo Real Decreto sobre la nueva  estructura Ministerial, el  Real Decreto 1887/2011, de 30 de diciembre, “ por el que se establece, en forma muy esquemática, la estructura orgánica básica de los departamentos ministeriales”.

El citado Real Decreto 1887/2011 de 30 de diciembre, establece en su artículo 10 las líneas básicas de la nueva estructura Ministerial, fijando que:

1. El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente se estructura en los siguientes órganos superiores y directivos:

A) La Secretaría de Estado de Medio Ambiente de la que dependen los siguientes órganos directivos:
1. º  La Oficina Española del Cambio Climático, con rango de dirección general.
2. º  La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental y Medio Natural.
3. º La Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar.
4. º  La Dirección General del Agua.

B) La Subsecretaría de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de la que dependen los siguientes órganos directivos:
1. º  La Secretaría General Técnica.
2. º  La Dirección General de Servicios.

C) La Secretaría General de Agricultura y Alimentación de la que dependen los siguientes órganos directivos:
1. º  La Dirección General de Producciones y Mercados Agrarios.
2. º  La Dirección General de Sanidad de la Producción Agraria.
3. º  La Dirección General de la Industria Alimentaria.
4. º  La Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal. y

D) La Secretaría General de Pesca de la que dependen los siguientes órganos directivos:
1. º  La Dirección General de Ordenación Pesquera.
2. º  La Dirección General de Recursos Pesqueros y Acuicultura.

2. Quedan suprimidos los siguientes órganos directivos:
a) La Secretaría General de Medio Rural.
b) La Secretaría General del Mar.
c) La Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental.
d) La Dirección General de Medio Natural y Política Forestal.
e) La Dirección General de Recursos Agrícolas y Ganaderos.
f) La Dirección General de Desarrollo Sostenible del Medio Rural.
g) La Dirección General de Industrias y Mercados Alimentarios.

Dejando para más adelante cuando se desarrollen en profundidad, las subdirecciones generales y los cometidos específicos de cada unidad hoy aparecida, una crítica detallada de la nueva estructura que se nos propone, hoy vamos a señalar algunas de las deficiencias que surgen, de inmediato, de la simple lectura de lo publicado.

Lo medioambiental tiene un peso absolutamente desproporcionado en la nueva estructura, se le da categoría de Secretaría de Estado sin razón técnica alguna, salvo la compensación política que se le ha querido reconocer. Soporta cuatro Direcciones Generales, exactamente igual que  la Secretaría General de Agricultura y Alimentación, que además comprende el título del nuevo Ministerio y aporta más del 12 % del PIB por lo que o a una le sobra o a otra le falta categoría administrativa. Eso sí, para mayor escarnio, a la antigua Secretaría de Estado de Medio Rural y Agua, configurada ahora como una simple Dirección General, le quitamos todo lo relativo al agua incluyendo las Confederaciones Hidrográficas y se lo pasamos a la Secretaría General de Medio Ambiente.

Al sector de la Pesca le compensamos, ¡como si le hubiera tocado la lotería del niño!, dada su inexistencia en el título del nuevo Ministerio, con una Secretaría General, es decir que la Pesca, subsector que aporta menos del 2% del PIB, le equiparamos estructuralmente a la Agricultura y Alimentación, subsectores económicos, que como ya hemos reiterado producen más  del 12% del PIB.

Se sigue con el “banco pintado” en  los temas relativos al sector Forestal. Antes hablábamos de la Dirección General de Medio Natural y Política Forestal y ahora diremos Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal. El separar la política forestal del medio Natural y adscribirla al Desarrollo Rural es una decisión absolutamente lógica pues, lo forestal, es algo más que un tema medioambiental, por fin, se le vuelve a tratar como un sector económico. Sin embargo no entendemos por qué la Dirección General de Desarrollo Rural y Política Forestal no se denomina simplemente  como Dirección General de Desarrollo Rural y Foresta y dejamos caer, de una vez, la palabreja “Política”.

Señalemos finalmente, ya tendremos ocasión, más adelante,  de profundizar en estos temas estructurales, lo escueto que ha quedado todo lo Alimentario. Por suprimirse se ha suprimido hasta la mención específica, en los nuevos órganos directivos, a los mercados alimentarios.

Aunque es verdad que “el hábito no hace al monje” y que con cualquier estructura se pueden hacer grandes cosas, los comienzos no parecen muy esperanzadores. Nos seguimos ratificando en que el nuevo Ministerio, salvo en lo medioambiental, parece el fruto de “una noche de verano”.

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.