Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Finanzas > Finanzas

El oro como alternativa a la volatilidad de las Bolsas

Los inversores se enfrentan a uno de los escenarios más complejos de los últimos años. Las medidas para combatir la crisis sanitaria han desembocado en la mayor crisis económica del último siglo a nivel global, y todavía desconocemos la profundidad y duración del problema que tenemos entre manos. 

Actualizado 29 septiembre 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Pablo Gil  Jefe de Estrategia de XTB
  
Miramos hacia el futuro con optimismo porque damos por hecho que, en algún momento de 2021, habrá una vacuna efectiva contra el Covid-19 que nos permita recuperar nuestro antiguo modo de vida. Sin embargo, yo soy de los que creen que hay cosas que han cambiado para siempre, porque si algo caracteriza al ser humano es su capacidad de adaptación ante la adversidad. Y esa adaptación conlleva implícitos cambios estructurales en nuestras pautas o conductas. 

Basta con observar cómo algunos ciudadanos que no compraban nunca por internet ahora lo hacen, y para su sorpresa, no hay problemas de seguridad, el producto llega a tiempo y de forma cómoda a la puerta de su casa, no tienen que perder el tiempo desplazándose a una tienda física y hacer la cola pertinente ante la caja. Lo cual implica un cambio en su hábito de consumo, que afecta al modo en que las tiendas ofrecen sus productos, al número de empleados necesarios, al espacio que ocupan dichas tiendas, etc. 
Algunos empresarios están descubriendo que el teletrabajo es una opción razonable para una parte de su plantilla, lo que redefine sus partidas de coste de alquiler de oficinas e indirectamente impacta en el mercado inmobiliario. Muchos de nosotros nos hemos dado cuenta de que podemos vivir con mucho menos y ser igual de felices. 
Esa “epifanía” choca frontalmente con nuestros hábitos de consumo y afecta directamente a la inversión y el tejido empresarial tradicional. El mundo está siempre en continuo cambio, pero las grandes crisis, como el Covid-19, aumentan dichos cambios a un ritmo vertiginoso. 

Si hace un año alguien me hubiese preguntado donde debería estar cotizando el índice de bolsa a nivel mundial con la crisis económica que estamos experimentando, habría dicho que un cincuenta por ciento por debajo del nivel previo al covid-19. Sin embargo, y para sorpresa de muchos, el índice global de renta variable que publica Morgan Stanley ha marcado nuevos máximos históricos a finales de agosto de este año. No hay que ser un lince para saber que la cotización bursátil a nivel global no refleja, ni por asomo, la realidad económica que atraviesa el mundo. 
En términos más coloquiales podríamos decir que hay una burbuja de proporciones épicas. ¿Pero cómo hemos llegado aquí? Gracias a la implementación de políticas monetarias y fiscales expansivas sin precedentes. Es decir, que los Bancos Centrales han abierto el grifo de la liquidez hasta cotas nunca vistas, y con todo ese dinero creado de la nada, están comprando activos que en otras circunstancias estarían en caída libre, como por ejemplo la deuda de mala calidad que provocó el colapso financiero en el año 2008. 

Por otro lado, los Gobiernos no se han quedado atrás, y han subvencionado a sectores, profesionales y ciudadanos víctimas de la crisis desatada por el coronavirus. Para un mundo donde el endeudamiento se ha convertido en la única forma de seguir adelante, la inflación es nuestro talón de Aquiles. Porque lo peor que podría ocurrir durante los próximos años es que la salida de esta crisis desate presiones de precios al alza. Y hay buenos argumentos para que esto pueda ocurrir: por un lado, la disponibilidad de cantidades ingentes de dinero nuevo que los Bancos Centrales y los Gobiernos han puesto en manos del sistema, y, por otro lado, una tendencia hacia un mayor proteccionismo que se apoya en la guerra comercial entre EE. UU. y China y en la necesidad de ser más autosuficientes en el caso de otra crisis sanitaria como la actual. 

Por ello, si ese potencial escenario inflacionista acaba siendo una realidad, veremos fuertes subidas de tasas de interés, retirada de estímulos monetarios y con ello muy probablemente fuertes caídas en las bolsas. Por otro lado, si hay un activo que históricamente ha demostrado beneficiarse de la pérdida de valor del dinero tradicional es el oro, que surgiría como un sustituto natural al riesgo de la inflación y a las inversiones en renta variable.



 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Finanzas

Fusión CaixaBank y Bankia, cómo afecta al mercado y resto de entidades

¿Habrá movimientos en el IBEX en los próximos días?

Situación de España y el Fondo de Reconstrucción

Oportunidades de inversión en bonos emergentes

El miedo al rebrote del coronavirus ¿afecta a los mercados?

Panorámica macroeconómica EUROZONA - ¿HA TOCADO FONDO LA ECONOMIA?

La Fed lanza una alerta sobre la recuperación de EE.UU.

Qué esperar de la reunión del FOMC

Los bonos convertibles ofrecen protección en mercados bajistas

La pandemia traerá una división norte-sur

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.