Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
El Pradal

Probablemente, la mejor parrilla de Madrid

La apuesta es de lograr que el título sea realidad

Más de 25 años de experiencia en el sector avalan el profundo conocimiento en la calidad y el tratamiento del producto que ha llevado a Eugercios, propietario e ideólogo del proyecto, a iniciarse en el mundo de la restauración.

Actualizado 24 mayo 2014  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  

Y es que, antes de hostelero, José ha sido y es el proveedor en exclusiva de las mejores firmas agroalimentarias nacionales e internacionales a los más conocidos restaurantes de alta gama de la capital. Comenzó con 17 años limpiando y envasando anchoas y poco después de cumplir la mayoría de edad ya contaba con su propia distribuidora; hoy, sus contactos y su know how le han animado a abrir El Pradal, un comedor en el que pretende ofrecer al público gourmet la mejor materia prima en frescura, origen y singularidad, elaborada como corresponde al producto de categoría: de la manera más sencilla posible y, la mayoría de las piezas, a la parrilla de carbón.

Como base del proyecto Eugercios cuenta con una privilegiada cartera de proveedores, como El Rey de Oros (de las pocas conserveras gaditanas con barcos propios) o Aguirreoa (la única que sirve la ventresca de bonito fresca, sin congelar), que nutren al comedor de pescados salvajes, muchos de ellos de de roca y algunos poco habituales en la restauración marinera de Madrid. Para el tratamiento de las carnes dispone también de su propia sala de despiece en la que cortan y maduran las piezas que llegan al restaurante, todas con un mínimo de entre 21 y 30 días de curación, mientras que para la elaboración de la carta se ha rodeado de un excelente equipo de profesionales, entre ellos un experto parrillero que ha pasado antes por El Pelotari, casa Juan o Asador Guetaria y una repostera que elabora de manera artesanal todos los postres y piezas de bollería. Éstos liderados por el chef Óscar Ureña, con experiencia en la taberna Gaztelupe y en Goizeko durante más de diez años (los cinco últimos como jefe de cocina).

Aunque la gran protagonista del elenco de El Pradal es, sin duda, la parrilla que preside la sala a la vista del comensal y de la que salen la mayoría de los platos del restaurante. Se trata de una parrilla única en la Comunidad de Madrid, fabricada por la famosa herrería de Juantxo Garmendia al más puro estilo de las que hay en la entrada de los asadores del País Vasco y diseñada en cinco alturas para adaptarse a las diferentes cocciones. Una parrilla de carbón de encina española (que mantiene mejor el calor, permitiendo asados más lentos y proporcionado a las piezas una riqueza aromática muy especial) y de madera de canutillo, más ecológica ya que procede no de la tala del tronco sino de la poda de las ramas.

En ella se elaboran, en función de la temporada, la ventresca de bonito del Norte, el besugo de Tarifa, la lubina y el cogote de merluza del Cantábrico, el rape negro, el rodaballo (de excepcional tersura y jugosidad), el bacalao o el San Pedro, y algunos mariscos como almejas finas o las gambas de Huelva, elaboradas a una sola vuelta.

También todas las verduras de la carta (desde los pimientos del piquillo navarros que sirven de guarnición hasta las verduras del romesco y del pisto) y las carnes: chuletón de buey, lomo alto, centro de solomillo o entrecôte, que salen al plato en su punto óptimo de textura (tostadas por fuera y jugosas por dentro), de sabor (mostrando las notas lácteas de su maduración), de hidratación (la justa para que no quede líquido en el plato al terminar) y de temperatura, incluso en el corazón ya que todas se atemperan cada día desde por la mañana.

La oferta se completa con otras propuestas de base tradicional y concepción actual como alubias de Tolosa, zortziko de merluza con almejas y cocochas, ostras gallegas con pilé de gin tonic (inspiradas en las de Goizeko), steak tartar fresco hecho con lomo curado, lasaña de bogavante en crujiente de algas o platos de temporada fuera de carta como los perrechicos con huevo de corral.

La carta de vinos de El Pradal engloba en torno a 140 referencias de todas las regiones productoras del país y algunas internacionales (con especial atención a Champagne) y, entre ellas, se incluyen tanto los buques insignia y vinos de tendencia para cuando no se quiere arriesgar como etiquetas muy curiosas, modernas y difíciles de encontrar en otros restaurantes para el que busca descubrir e innovar. También la carta after lunch ha sido diseñada con mimo con una buena selección de espirituosos y digestivos, una decena de mezclas caseras de té y café 100% arábica recién molido en el restaurante. Y es que, “diseñado desde el punto de vista del cliente más exigente y experimentado”, El Pradal es un restaurante hecho a base de infinitos detalles. Las copas y cristalería son de Schott Zwiesel, los manteles de lino, la vajilla de Schönwald y los cuchillos carniceros de Laguiole. Cuchillos que, en su afán por mimar al máximo al comensal, personalizan con su nombre y guardan para su uso personal e intransferible, a su clientela más fiel.

Con una decoración de inspiración campestre El Pradal se estructura en dos plantas de ambientes y oferta diferenciados: la de arriba acoge el comedor en el que, estéticamente, destaca la cocina y parrilla vista y unos biombos de telas naturales hechos a mano a modo de antiguo telar, que permiten privatizar sin aislar y que pase la luz natural desde sus amplios ventanales. La planta baja está concebida a modo de tapería, con una gran barra de pinchos y mesas desnudas, y en ella funciona una carta más informal de raciones, desayunos (con bollería 100% casera) y un menú de mediodía por 15 €.

Además, cuenta con dos terrazas a pie de calle, una de ellas semicubierta, en las que se pueden disfrutar tanto de la carta de pinchos como de la del restaurante.

El  Pradal
Lanzarote, 26. San Sebastián de los Reyes, Madrid.
Teléfono: 91 663 95 32 / 91 663 95 40
Precio medio: 45 €.
Horario: cierra domingos noche.
Servicio de aparcacoches.
Web
: www.elpradal.com

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

Lettera una trattoria moderna que acaba de abrir sus puertas

Llego el frio, es el momento del "cocido madrileño"

Sushita, convierte su nueva propusta en un apartamento

Un "ovillo" muy personal

ROOSTIQ donde Carmen Acero lo es casi todo

Baroz, un bar de arroces

Mediodías ´nikkei´ de la mano de Arevalo

Monogáfico de setas silvestres en Apicius

Llega diciembre con un menú de altura

Los sabores de temporada en la carta de Sandó

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.