Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

El Sector Agrario también está en crisis,,,,,,,,,

Todos somos conscientes de estar viviendo los años más difíciles de las últimas décadas, incluso mas complicados que los pasados durante los últimos tiempos de la gobernación de Felipe González, años 92-95.

Actualizado 22 enero 2009  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  

No vamos a entrar hoy en ningún tipo de acusación hacia los responsables, que los hay, de lo ocurrido, pero sí es necesario arrancar en todos nosotros, la necesidad de enfrentar lo que nos queda por venir.
Es difícil creer en que el sistema político, en el momento actual totalmente envilecido, sea capaz “per se”, de sacarnos del atolladero en el que nos encontramos. Solamente se toman medidas y se piensa en clave de votos, la política está encanallada y cualquier salida se mide en función de la mayor o menor incidencia que esta, pueda tener en la próxima elección. Creer en la Nación, en sus ciudadanos y sus familias, pensar en la unidad de todos, en el esfuerzo común, en el mercado único, en la desaparición de las prebendas, en el mérito y sacrificios personales, es cosa de…¡los americanos!, aquí somos más progresistas, aquí somos mas políticos, ¡vamos! intentamos vivir del cuento, y muchos lo consiguen, desde que se tiene uso de razón.
Hay que cambiar, nuestro estado autonómico, está catatónico, ha llegado el momento de su sustitución, no responde a nada para lo que fue creado, es un fiasco. Sufrimos un exceso de gasto público, en 1978 el gasto público representaba el 25% del P.I.B y hoy alcanza el 50% del P.I.B con las erróneas políticas keynesianas adoptadas por el gobierno,¿no nos decían que el desastre actual se debía a la liberalización? y ¡hemos duplicado la participación del Estado!. Tenemos un exceso de función pública, no a nivel Central, que sigue en sus 600.000 funcionarios, para el mantenimiento de las únicas funciones que junto con Exteriores, Fomento, Educación y Sanidad básicas, deberían ser objeto estatal, Justicia, Seguridad y Fuerzas Armadas, sino a niveles Autonómicos que suman mas de 1.500.000 funcionarios y son la causa, uno de los mayores obstáculos para limitar las arbitrariedades del actual Estado. ¿Hemos pensado que sobre cada uno de nosotros pesa, un Ayuntamiento (Administración Local), una Diputación Provincial, una Autonomía (Administración Autonómica, el Estado y la Unión Europea?, y que en época de crisis, como la que atravesamos, ninguno de los componentes de estos colectivos, que viven de nuestros impuestos rebajan un ápice su nivel de vida?.
Hay que cambiar, nuestra fuerza es tremenda si se empieza a pensar en la fuerza del voto, el ahorro o gasto y en el pago o no de impuestos. No se puede seguir tomando medidas al margen de nuestro sentir. El Sector Agrario, necesita financiación, la renta se nos ha caído casi un 10%, los precios de nuestros productos están absolutamente envilecidos, los fertilizantes están repuntando de nuevo en sus precios, los mercados sufren de especulación y fraude (véase como ejemplo el aceite de oliva) y nadie sale al encuentro de estos desafueros. Seguimos planificando sin tener en cuenta los costes derivados de las situaciones que se proponen, la nueva reglamentación sobre fitosanitarios en la agricultura podrá suponer una caída en las producciones de cítricos y olivar de más del 30%, siguen sin autorizarse libremente y con prontitud, con todas las cautelas que se precisen, los nuevos OMG. No queremos tanto intervencionismo, no queremos que nuestras actividades estén reguladas por, a veces, hasta cuatro administraciones, los excesos planificadores conducen siempre a totalitarismos. No se entiende que los banqueros tengan el dinero al 2% y que nosotros, que formamos parte de la economía real, que damos puestos de trabajo, que contribuimos al bienestar general…o no tengamos posibilidad de créditos o si los obtenemos se nos concedan a más del 7%.¡Ya está bien!.

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.