Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Seguros > Seguros

El sector analizado por Mapfre

mapfre

En 2020, la economía mundial sufrió la mayor caída registrada desde la Segunda Guerra Mundial, con un retroceso del PIB global en torno al -3,3% (frente al crecimiento del 2,9% en 2019), a consecuencia de la crisis provocada por la pandemia del Covid-19. 

Actualizado 20 julio 2021  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción
  
En el caso de la Eurozona, el retroceso estimado del PIB en 2020 fue del -6,7% y en España del -10,8%, uno de los mayores del mundo en virtud de la estructura productiva de la economía española especialmente golpeada por los efectos de las restricciones a la movilidad sobre el consumo, el comercio, la hostelería y los negocios relacionados con el turismo.
La rápida intervención de los bancos centrales con la aplicación de políticas monetarias ultra acomodaticias, así como los extensos paquetes fiscales de ayuda sin precedentes continúan dando un apoyo a los mercados financieros, gobiernos, hogares y empresas del que no dispusieron en anteriores crisis económicas, especialmente en los países desarrollados. La recuperación en 2021 dependerá, en buena medida, de la capacidad para el mantenimiento de estos apoyos y del ritmo de las vacunaciones, por lo que se muestra ya desigual, dado que los mercados emergentes van más lentos en el proceso de vacunación y han agotado prácticamente su capacidad fiscal y monetaria, lo que les está obligando, en algunos casos, incluso a revertir una parte de las medidas adoptadas.

El sector asegurador mundial se ha beneficiado de los amplios paquetes de ayudas y los mercados aseguradores se han mostrado solventes y resistentes, con caídas de negocio menores que en anteriores crisis globales. No obstante, se ha producido una disminución en los ingresos por primas en muchos de los mercados más avanzados y también en algunos emergen- tes, si exceptuamos el buen desempeño del mercado asegurador chino. De esta forma, el volumen global de primas ascendió a 6,3 billones de dólares, lo que representa un decrecimiento real del -1,3%, frente al crecimiento del 3,0% registrado en 2019.
Cabe señalar que la fuerte contracción económica provocada por la pandemia y por la aplicación de políticas monetarias ultra acomodaticias, con bajadas generalizadas de tipos de interés tanto en los mercados emergentes como en los desarrollados (que ya se encontraban en un entorno de bajos tipos de interés antes de la pandemia), provocaron un retroceso de la industria aseguradora mundial, especialmente en el segmento de Vida. Esta línea del negocio asegurador se ha visto afectada en mayor medida por la crisis, principalmente en los productos de ahorro, mostrando un descenso real del -4,4% en la emisión de primas. Los productos tipo unitlinked se vieron influidos por la volatilidad de los mercados a principios de año, pero se recuperaron a partir del segundo semestre. El descenso se produjo tanto en los mercados avanzados como en los emergentes si se excluye China, país que obtuvo un crecimiento real del 2,8% medido en dólares. En sentido contrario, la región de América Latina y el Caribe experimentó un decrecimiento real en primas del negocio de Vida del -4,9%, y los mercados aseguradores de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) sufrieron la mayor caída (-9,1%).
El volumen global de primas del segmento de No Vida (que representa en torno al 56% de las primas totales) ascendió a 3,5 billones de dólares, lo que supuso un crecimiento del 1,5%, en términos reales (3,9% en 2019). Los seguros de No Vida se mostraron resistentes a la crisis y la suscripción no se vio paralizada gracias a la aceleración de los procesos de digitalización. El ramo de Salud ha sido la línea de negocio que ha crecido de forma más generalizada en los mercados aseguradores impulsada por la aversión de los consumidores al riesgo sanitario, en tanto que el ramo de Automóviles ha sido uno de los ramos más afectados por los efectos de la crisis, con descensos en los ingresos por primas, aunque también con una menor siniestralidad. Los mercados de Asia- Pacífico tuvieron el mejor desempeño, impulsados por el crecimiento del mercado chino.

El sector asegurador español en 2020
En España, el volumen de primas a nivel agregado en 2020 ascendió a 58.889 millones de euros. El retroceso en el volumen de primas totales fue del -8,2%, profundizando en la caída de negocio de 2019 que fue del -0,4%. El sector asegurador español sufrió una fuerte caída de negocio en el año 2020 a consecuencia del abrupto retroceso económico provocado por la pandemia. Los efectos de las medidas de confinamiento y distanciamiento social sobre el empleo, los negocios, hogares y empresas, repercutió en la actividad aseguradora, aunque de forma desigual por segmentos de negocio. El negocio de Vida sufrió un retroceso en primas del -20,7% (-5,1% en 2019), motivado principalmente por la caída en el negocio de los seguros de Vida ahorro del -25% (-6,7% en 2019). Las provisiones técnicas (ahorro gestionado) del seguro de Vida alcanzaron los 194.110 millones de euros en 2020, con un leve decrecimiento del -0,3 % respecto a 2019. Las primas de Vida Riesgo decrecieron un -0,4%, lo que supone un notable retroceso respecto al crecimiento del año anterior (3,1% en 2019), influido por la crisis económica y por la fuerte caída en la actividad del mercado inmobiliario en 2020, también a consecuencia de la pandemia.

Sin embargo, en 2020 el negocio de No Vida del mercado español solo se desaceleró hasta los 37.052 millones de euros de primas, con un crecimiento del 1,1% (3,5% en 2019), debido principalmente al retroceso del negocio de seguros de Automóviles y de Multirriesgos del comercio. El ratio combinado para el segmento de los seguros de No Vida en 2020 se ubicó en 90,5%, lo que supone -2,4 puntos porcentuales menos que el valor registrado en 2019 (92,9%), debido a una mejora en el ratio de siniestralidad de -3,6 puntos porcentuales, el cual se situó en el 67%. El ratio de gastos de administración (5,3%), por su parte, empeoró 0,3 puntos porcentuales, y el ratio de gastos de adquisición (18,1%) creció 0,9 puntos porcentuales. A la resistencia mostrada por el negocio de No Vida en España en 2020 ha ayudado la aplicación de medidas de política monetaria y fiscal que no tienen precedentes, comparadas con las adoptadas en anteriores crisis económicas. El Banco Central Europeo desplegó amplias medidas de expansión cuantitativa a través de programas de adquisición de bonos (“Pandemic Emergency Purchase Programme”, PEPP) por un importe de hasta 1,85 billones de euros flexible por países, que se sumaron a las que ya venía aplicando, lo que permitió a los gobiernos, hogares y empresas seguir financiándose a costes reducidos. Esta intervención, unida a los paquetes de ayudas fiscales a los trabajadores (a través de los expedientes de regulación de empleo temporales) y a las empresas, ha motivado una caída menos profunda del negocio de No Vida que la sufrida en otras crisis económicas. Con los últimos datos correspondientes al mes de mayo de 2021, el crecimiento de las primas de No Vida se estaría recuperando en términos interanuales en torno al 2,2% a nivel agregado respecto a las primas de los primeros cinco meses de 2020. Por su parte, las primas del negocio de Vida estarían creciendo un 9,9% interanual en los cinco primeros meses del año (frente a la caída del -20,7% en 2020, para el conjunto del año), recuperándose el crecimiento tanto de las primas de los seguros de Vida ahorro, que crecen un 12,4% (-25,0% en 2020), como las de Vida riesgo que lo hacen a un 3,1% (-0,4% en 2020). Esta recuperación observada en los primeros meses del año está en línea con la vuelta al crecimiento de la economía española apoyada en gran medida en el aumento del ritmo de las vacunaciones, que se está acelerando, permitiendo relajar las medidas adoptadas a consecuencia de los rebrotes.

El seguro de Automóviles continúa siendo el ramo que aporta el mayor volumen de primas dentro del segmento de los seguros de No Vida, aunque continúa su tendencia a reducir su peso que en 2020 supuso el 29,9% de las primas de este segmento (30,9% en 2019). El importe de primas emitidas en este ramo descendió un -2,0% en 2020 respecto del año anterior, hasta alcanzar los 11.086 millones de euros. Considerando que la prima media disminuyó un 2,8% (situándose en 346,5 euros), se puede atribuir el descenso a esta bajada de prima, y no necesariamente al número de vehículos asegurados que, con 32,0 millones de vehículos, obtuvo un incremento del 0,8%. Asimismo, el ratio combinado en esta línea de negocio mejoró significativamente, situándose en el 87,8% (94,7% en 2019). Cabe señalar, sin embargo, que se trata de un año atípico marcado por las restricciones de movilidad a causa de la pandemia, que se ha traducido en un descenso del -25% del número de desplazamientos de largo recorrido con la cifra de fallecidos más baja de la historia.
El seguro de Salud, por su parte, es el segundo por volumen dentro de los seguros No Vida, con una cuota del 25,3% (24,4% en 2019). El volumen de primas en 2020 fue de 9.388 millones de euros, con un crecimiento del 5,1% (4,9% en 2019). En 2020, se mantuvo la tendencia de los últimos años hacia la colectivización de estos seguros con un crecimiento del 5,3% en los seguros colectivos, en tanto que los individuales han aumentado un 4,7%. No obstante, el 70,3% de las primas imputadas del ramo se concentra aún en seguros individuales. El ratio combinado del ramo ha mejorado en 2020 respecto al ejercicio anterior gracias al descenso de la siniestralidad, situándose en el 90,2% (93,4% en 2019). No obstante, en los primeros meses de 2021 la evolución del ramo se sigue viendo afectada por la pandemia y se está observando elevación acusada en los gastos sanitarios por parte de los asegurados que retrasaron atenciones sanitarias no urgentes a consecuencia de la pandemia, así como por el incremento en los gastos hospitalarios por el protocolo sanitario en los ingresos, por las pruebas PCR necesarias, así como todo el nuevo material de protección. Por otro lado, se ha acelerado la consolidación de la oferta de servicios digitales a los clientes por parte de todas las principales compañías. Ya es habitual que los asegurados cuenten con la posibilidad de realizar videoconsultas médicas, chat con los profesionales sanitarios, descarga de pruebas e informes médicos, citas on-line en las grandes cadenas hospitalarias, así como la gestión de las pólizas a través de las páginas web de las compañías, o las aplicaciones específicas para este seguro.

Por lo que se refiere a los seguros Multirriesgos, incrementaron ligeramente su peso en el negocio de No Vida con una cuota del 20,9% (20,5% en 2019), lo que les sitúa en el  tercer lugar con un volumen de primas de 7.753 mi- llones de euros, un 3,1% más que el año anterior, a pesar del retroceso económico provoca- do por la pandemia. La modalidad de Hogar es la de mayor cuota, representando el 60% de las primas de esta línea de negocio. Las modalidades que acumulan el mayor volumen de primas, Hogar e Industriales, tuvieron un buen comportamiento, con incrementos del 2,7% y 5,6%, respectivamente, en tanto que las pri- mas de Comunidades y Comercio también aumentaron, con crecimientos respectivos del 2,8% y 0,3%. El ratio combinado conjunto, sin embargo, empeoró, situándose en el 94,5% (93,8% en 2019). El fenómeno meteorológico “Gloria” tuvo un impacto notable en la siniestralidad, aunque fue absorbido en gran medida por el Consorcio de Compensación de Seguros.
En cuanto a los indicadores de rentabilidad, es de destacar que el resultado del sector asegurador español alcanzó los 5.797 millones de euros en 2020, lo que supone un incremento del 16,6% respecto al ejercicio anterior. En términos relativos, la rentabilidad del sector tuvo igualmente un comportamiento positivo, con un cambio en la tendencia a la baja de los dos años anteriores, y registró un retorno sobre fondos propios (ROE) del 11,99%, 1,1 pp más que en 2019. De igual forma, la rentabilidad del sector, medida como la relación entre los resultados del ejercicio y los activos totales (ROA), muestra un ligero ascenso (0,17 pp), con un 1,60% en 2020, frente al 1,42% de 2019.

En 2020, el volumen total de inversiones de las entidades aseguradoras españolas alcanzó los 335.607 millones de euros, lo que representa un incremento del 1,9% respecto a 2019. Del análisis de la estructura de las inversiones se desprende que la principal categoría de activos sigue siendo la de renta fija, predominan- do la renta fija soberana, la cual representa el 55% de la cartera de inversiones. El porcentaje correspondiente a la renta fija corporativa, por su parte, supuso el 18,7% de la cartera (después de la deducción del efecto de la valoración de productos derivados y estructura- dos). La mayor parte de la calificación crediticia de las inversiones del sector se sitúa en el escalón segundo del mapa de ratings emplea- do en Solvencia II (equivalente a A), en línea con la calificación del riesgo soberano español al cierre de 2020. La intervención de los ban- cos centrales y de las autoridades fiscales, tanto a nivel nacional como de la Unión Euro- pea, devolvió la estabilidad a los mercados financieros, que sufrieron durante los meses de febrero y marzo de 2020 una de las caídas más rápidas de la historia. En parte, esta caí- da estuvo motivada por el rápido movimiento de los inversores hacia la liquidez (dash for cash). No obstante, la prolongación del en- torno de bajos tipos de interés por más tiempo y las posibles insolvencias seguirán suponien- do un reto para el negocio y la rentabilidad del sector asegurador, especialmente para las compañías aseguradoras de Vida.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Seguros

Línea Directa lanza "Vivaz Safe & Go", un seguro de pago por uso 

Mapfre, sexta  compañía del ranking Mercó

Allianz promocionara a jóvenes diseñadores

REASEGURADORAS: Munich Re lidera la clasificación

Lo seguros de deceso "proporcionan tranquilidad"

1S2021: El seguro mantiene el ahorro bajo gestión 

FESBAL distribuirá 3,6 millones de kilos de alimentos 

LA DGAL DE SEGUROS IMPONE mas multas 

La operación retorno se salda con 5 muertes en carretera

Mapfre se alía con un auto club en EE UU

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2021 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.