Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

ERA PREVISIBLE…….

Comenzó lo esperado, el Gobierno se ha visto en la necesidad de aumentar los impuestos, empezando por la imposición indirecta, la que tiene más a mano, la más fácil de aplicar.

Actualizado 18 junio 2009  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  

Por descontado y de ello, todos ustedes deben ser conscientes, lo anunciado es nada más que un primer paso, la deuda exterior  parece ascender ya a más de  90.000 millones de euros, por lo que la recaudación supuesta, con las medidas impositivas sobre el tabaco y los carburantes de 2.600 millones, es absolutamente irrisoria. Sin  que el gobierno haya tomado en los últimos cinco años y más en los últimos doce meses, por miedo fundamentalmente a las reacciones sindicales y  la pérdida subsiguiente de votos, ninguna medida de las consideradas como necesarias para corregir un rumbo económico, la situación de las cuentas del Estado ha empezado a demostrar  lo caótico de la situación. Nada conduce hoy a la sociedad  española por el camino de aumentar el ahorro, reducir el consumo, aumentar las exportaciones por las vías de la competitividad, incrementar la productividad y reducir las importaciones, se camina por el sendero contrario, por el sendero de mantener los consumos a base de incrementar y acumular deuda.  Hoy ya se ha alcanzado el límite de la expansión de la deuda y la situación sigue sin desatascarse.  La crisis financiera generalizada  ha reducido la posibilidad de endeudamiento y la situación real del sistema financiero español se degrada de forma continua. Algún periódico nos habla ya de Estado de Excepción financiera.
Pero lo realmente preocupante es el empecinamiento del Sistema en el error, en procurar que “los contribuyentes gasten el dinero” aceptando la idea keynesiana de que las recesiones son debidas a una repentina aprensión por el consumo. Es ridículo y contrario a la realidad intentar arreglar la economía manipulando el consumo. El Estado, aunque quiera de buena fe, conducir la conducta del consumidor y decirnos a todos hacia donde debemos dirigirnos, es absolutamente incapaz de llevarnos a buen puerto, el socialismo es un imposible intelectual, racionalmente se producirá la quiebra, con el inconveniente de que, cuando se produzca no existirán responsables. La función de un sistema económico no es dar empleos, sino proveer los bienes que los consumidores desean y esos deseos son exigencias individuales. Si la gente, el ciudadano, el que paga y debería mandar, quiere cortar la compra de ciertos artículos, si el ciudadano español, por ejemplo, no compra coches a los precios actuales,  el sistema económico, el estado debería respetar el cambio y no forzar esta decisión. No es obligatorio tener de todo. A consumir por consumir ¡no!, a gastar con la cabeza, en aquello que a cada uno interesa ¡sí! , esos deseos son las señales que los empresarios deben intuir y satisfacer. Hay que aspirar a una ciudadanía responsable ajena a que el Estado resuelva los problemas en los que cada uno se haya metido.
La función de un sistema económico no es dar empleos, sino proveer los bienes que los consumidores desean. Si la gente quiere cortar las compras de ciertos artículos, el sistema económico debería responder a ese cambio de preferencias. Lo principal y más delicado de una economía es, pues, producir cosas. Después de que el producto está disponible viene el consumirlo. Los consumidores hoy  no queremos ni podemos gastar en artículos que no son estrictamente necesarios. Para demostrar que nuestra recesión no se debe a la falta de consumo “per se”,  basta imaginarnos qué ocurriría si los concesionarios de coches anunciaran su venta en, por ejemplo 100 euros la unidad, o que aquellos que están buscando vender sus casas y no encuentran compradores decidieran venderlas a 1.000 euros cada una. ¿Alguien duda de que así se descargaría el exceso de inventarios en solo unas horas? En una economía de mercado, el sistema de pérdidas y ganancias regula el uso de los recursos escasos. En una economía de mercado, el cliente siempre tiene la razón. Si los consumidores no están dispuestos a adquirir los bienes y servicios que están siendo proporcionados por las empresas, entonces éstas son responsables de no haberse anticipado a los deseos de los clientes. Pero si actúa el Estado, intentando decir lo que se debe producir y consumir, vamos a la irresponsabilidad plena, a las colas, la falta de suministro, las cartillas de racionamiento, la escasez, la desaparición de la empresa y con ello la desaparición de la libertad. La recesión nunca es causada por  repentinas e irracionales actuaciones de los consumidores. Por el contrario, la actual situación económica mundial es culpa directa de la decisión mantenida en los últimos 10- 15 años por los Gobiernos Centrales, de rebajar los tipos de interés, conduciendo a los inversores a caminos dirigidos las más de las veces sin salida.
Es mucho mejor camino disminuir impuestos y rebajar gastos que el emprendido y seguramente será mantenido de subir impuestos y mantener gastos. El dinero es de los ciudadanos, por ello el sacarles menos de la cartera, el detraerles menos, es un argumento mejor que lo contrario, es una forma de actuar moralmente, forma que el Estado debería asumir y más si esa detracción la emplea en gastos no necesarios, en quehaceres impropios a su justificación existencial, nadie, por ejemplo, concibe pagar a un Estado para que invada en su privacidad, ni nos adoctrine en nada. Prepárese el Sector Primario, nadie habla ya del sector Agrario ni de la Agricultura y Ganadería, oiremos cantos de sirena sobre las bondades de las asistencias estatales, pero tomemos nota, la primera en la frente, la subida de los carburantes nos toca de lleno. Ahora vendrán de nuevo las negociaciones para hacer comprender por enésima vez, -toca al menos hacerlo dos veces al año-, al Gobierno empleados nuestros a los que pagamos con nuestro dinero, que el Sector Primario debe estar eximido de todas estas veleidades, de todas estas sinrazones.
Si se necesita más dinero y se necesita para pagar lo absolutamente imprescindible, gástese menos, seamos todos más pobres, disminúyase en la proporción que corresponda, desde la asignación a la Casa Real, pasando por todas las transferencias a las Autonomías, fomentos de toda condición,  asignaciones Sindicales hasta cualquiera otra sinecura presupuestaria , no hay otro camino. No vayamos por la autopista del incremento de los impuestos, es camino que nos llevará al desastre.

 

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.