Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

ERA PREVISIBLE (Acuerdo UE- Marruecos )

Hagamos memoria. En nuestro artículo "Comienzan los Problemas" del pasado 26 de Enero, ya anunciábamos que "... ahora ya, a finales de este mes, vendría el primer "mihura", que se abriría el portón de los sustos, y aparecería el negro "bragao" de nombre Acuerdo de la UE con Marruecos…",

Actualizado 23 febrero 2012  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
¿La entrevista con Ciolos fue farsa o realidad?

y , en relación con el tema, definíamos nuestra posición señalando que, “...creemos decididamente en la libertad del comercio, en que hay que favorecer todos los intercambios, que el comercio internacional nunca es un juego de suma cero, que todos ganan y que fundamentalmente los consumidores y consumidores  somos todos, tenemos el derecho de comprar lo mejor a los mejores precios del mercado. Pero dicho lo anterior somos muy conscientes del juego sucio al que se ha sometido a los productores españoles de frutas y hortalizas en los últimos años y a eso no nos sumaremos nunca.” y concluíamos afirmando que “
suponemos que el Ministro habrá tomado buena nota de las necesidades que le han presentado y sabrá responder de forma adecuada a este primer envite serio que le presenta su nuevo cargo. Ya se acabó el tiempo de las palabras, los hortofruticultores españoles esperan soluciones ante la que se avecina. Recordemos que todo tiene un coste y que la UE si finalmente accede, por múltiples razones, a la ratificación del Acuerdo con Marruecos debe estar decidida a complementar y compensar las carencias que sufrirán los agricultores españoles”.

Tal como todos preveíamos, el pasado jueves  16 de febrero de 2012, el Parlamento Europeo aprobó el  “Acuerdo entre la UE y Marruecos sobre medidas recíprocas de liberalización del comercio de productos agrícolas y productos de la pesca” ,por 369 votos a favor, 225 en contra y 31 abstenciones, estableciendo la liberalización del comercio de todos los productos agroalimentarios, salvo los que la Unión Europea considera sensibles para el mantenimiento de la economía agrícola dentro del territorio comunitario. El Parlamento Europeo no ha tenido en cuenta las graves consecuencias que el actual acuerdo ya tiene en las zonas de producción españolas ni que las diferencias productivas, medioambientales y asistenciales fundamentalmente en los costes salariales existentes entre Marruecos y la UE impiden a los productores españoles cualquier tipo de competencia.

Nuestro actual Ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, D.Miguel Arias Cañete, nos ha recordado a todos que fue el gobierno socialista, el 14 de diciembre de 2010, el que dio el visto bueno y votó a favor del acuerdo con Marruecos y que en el procedimiento comunitario tiene dos fases, la fase de los acuerdos en el Consejo y la fase de los acuerdos en el Parlamento Europeo. “En el Consejo está presente y habla el Gobierno y el Gobierno español habló en el año 2010 para decir sí al acuerdo; y no sólo el Gobierno sino que también el grupo parlamentario socialista en el Parlamento Europeo, en la Comisión de Agricultura en el año 2011, dio su visto bueno y votó favorablemente al acuerdo, mientras que el PP votó en contra”.

Está bien que todos sepamos quienes son los responsables españoles de lo ocurrido pero, créanos Ministro, lo que hoy procede es mirar hacia delante, ver cómo se pueden sustanciar y resolver los problemas, fundamentalmente económicos y de competitividad, que el indeseado Acuerdo nos va a proporcionar porque, nadie duda que “comparado éste con el acuerdo anterior, vigente desde enero de 2004, el nuevo texto liberalizará con efecto inmediato el 55 % de los aranceles de productos agrícolas y de la pesca de Marruecos (antes era un 33 %) y el 70 % de los aranceles de productos agrícolas y de la pesca de la UE en un plazo de diez años  que hasta ahora era del 1%.La balanza comercial resultará positiva para la UE en su conjunto, aunque el tipo de productos europeos que Marruecos consume se corresponden más con los producidos en el centro y norte de Europa (cereales, leche), mientras que los productos marroquíes consumidos por los europeos (tomates, pepino, calabacín, fresas... ...) suponen producciones típicas de los países del Sur de Europa, España fundamentalmente. De nuevo los productores españoles serán, en principio, los principales  perjudicados con este Acuerdo.

En Notas Oficiales las diversas asociaciones del sector han expresado su posición tras la charranada sufrida veamosla:

Para FEPEX “..., hoy es un día triste para el sector hortofrutícola que afronta, ahora, un nuevo marco de competencia. Se producirán cambios sustanciales tanto en los calendarios como en la composición por especies y variedades. Por ello es prioritario facilitar los cambios hacia un modelo productivo que permita afrontar la nueva y difícil situación. En cultivos protegidos la eficiencia energética con la incorporación de la cogeneración a las explotaciones y otras fuentes de energía será determinante del futuro. Es también determinante la plena integración en el régimen de pagos directos del sector de frutas y hortalizas, la aprobación de medidas de gestión de crisis eficaces y la reforma del sistema de precios de entrada”, recordándonos al tiempo que “el valor de la producción de frutas y hortalizas en España en 2011 ha caído un 11% con relación al año anterior, pasando de 15.269 millones de euros a 13.616 millones de euros y que las frutas y hortalizas representan el 60% de la producción agraria española”

Desde HORTYFRUTA “La entrada en vigor del nuevo Acuerdo supondrá para el sector hortofrutícola una pérdida a medio plazo de 12.000 empleos, más de 2.000 agricultores, 4.000 hectáreas y un 15% del volumen de comercialización de frutas y hortalizas y afirma su convicción de que es imposible competir con un país cuyos costes medios de producción son la mitad que los andaluces y los costes totales que incluye la puesta en el mercado (confección, transporte y otros gastos) son un 23% inferiores. Por eso desde HORTYFRUTA exigimos al Gobierno que solicite a UE compensaciones para el sector hortofrutícola español por el impacto económico negativo y la pérdida de empleo que tendrá la entrada en vigor de este acuerdo. Así mismo solicita a la UE que mejore el código aduanero para controlar que se cumplan las cuotas y los precios de entrada establecidos y en caso de incumplimiento imponga las sanciones pertinentes al país que las incumple. La Interprofesional considera que es el momento de que la Unión Europea ofrezca soluciones ante las continuas crisis de mercado y se defina una PAC en la que se establezca una gestión de crisis útil y efectiva para el sector.

COAG recurrirá ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea la ratificación del nuevo Acuerdo. Están ultimando un recurso donde recogen la vulneración de la normativa comunitaria e internacional en materia de derechos fundamentales de los consumidores y ciudadanos europeos. El recurso se fundamentará, entre otras cuestiones, en tres aspectos:

                            1. su argumentación jurídica detalla  que las producciones procedentes de terceros países que no cumplen con las exigentes normativas europeas en materia laboral, social, ambiental, etc…, provocan un desequilibrio evidente en el mercado europeo y una competencia desleal para los productores agrarios comunitarios, ya que las importaciones no juegan con las mismas condiciones de legalidad y lealtad que todos los agentes del mercado

                            2. Asimismo, estima que se está produciendo una clara vulneración y un perjuicio de los derechos de los ciudadanos comunitarios como consumidores, en lo que concierne a la veracidad de la información contenida en el etiquetado de los productos respecto a la procedencia de los mismos. “Por ejemplo, la legislación europea de frutas y hortalizas establece que los productos del sector destinados a ser vendidos frescos al consumidor solo podrán comercializarse si en ellos figura la indicación del país de origen. Ahora bien, la capacidad del consumidor europeo para discernir si un producto etiquetado como originario de Marruecos procede de este Reino, o bien procede del Territorio no autónomo del Sahara Occidental, se encuentra limitada y sus derechos, en este sentido, vulnerados.
                            3. Y en tercer lugar, COAG alegará que la Unión Europea no puede avalar Acuerdos de Asociación en los que una de las partes firmantes está vulnerando constantemente la legalidad y las obligaciones internacionales.

ASAJA exigirá a la UE el establecimiento de compensaciones destinadas a paliar las pérdidas que sufrirán los productores españoles así como el máximo rigor y vigilancia extrema para que las importaciones procedentes de Marruecos cumplan con todas las condiciones fijadas para acceder al mercado comunitario y pone su acento en la falta del preceptivo estudio de impacto económico, en  el incumplimiento sistemático de las cláusulas del Acuerdo en vigor por parte de los exportadores marroquíes y los operados en la UE, en las irregularidades aduaneras, y en la falta absoluta del más mínimo principio de reciprocidad en las condiciones de producción y venta.

UPA pide “garantías para los agricultores españoles para que podamos competir en un mercado justo y transparente; garantías para los consumidores de toda Europa, para que vean asegurada la sanidad, calidad y seguridad de los productos hortícolas que consumen; garantías para la agricultura familiar de Marruecos, para que verdaderamente se vean beneficiados por este acuerdo, y no sólo las 3 empresas de capital franco-marroquí que el propio Parlamento Europeo reconoce que se lleva el 70% de los beneficios de este acuerdo; garantías para los trabajadores de Marruecos, para que vean protegidos sus derechos laborales, evitando la explotación y el trabajo infantil; y garantías para el Sáhara Occidental, territorio donde se ubican varias explotaciones que explota Marruecos en los territorios ocupados”. Asimismo ha exigido compensaciones para los agricultores más afectados por el nuevo acuerdo: “Somos los paganos de esta decisión europea, y es de justicia que seamos compensados por el perjuicio tan grave al que se verán sometidas nuestras explotaciones”.

Cooperativas Agro-alimentarias  afirman que una vez la decisión política adoptada, sólo queda minimizar sus consecuencias negativas sobre el sector FH. Para ello y por coherencia con la mencionada resolución y con los informes de la Oficina Europea de la Lucha contra el Fraude (OLAF),  reclaman ahora, a las autoridades comunitarias que se reforme de forma urgente el régimen de precios de entrada, los cambios de los Reglamentos de aplicación de la Comisión no deben esperar a la reforma de la PAC 2014-2020, para impedir cuanto antes que los operadores eludan –como hasta ahora- pagar las tasas aduaneras. Asimismo, se solicita a la Comisión que se implique inmediatamente en los procedimientos aduaneros para que los controles sobre los productos hortofrutícolas procedente de Marruecos sean rigurosos y eficaces, independientemente de que el puesto de inspección fronteriza se encuentre en uno u otro Estado miembro., y que se aplique el de reciprocidad -en materia fitosanitaria, medioambiental y laboral- en todas las relaciones comerciales, así como que se potencie la competitividad de las exportaciones hortofrutícolas españolas y se apoye su posicionamiento en los mercados.

El Copa-Cogeca ha expresado también  su profunda decepción por la votación por el Parlamento Europeo sobre el proyecto de acuerdo de liberalización del comercio entre la UE y Marruecos, advirtiendo que tendrá un impacto drástico sobre el sector europeo de las frutas y hortalizas, en particular los tomates.  Afirman que la Comisión Europea habría tenido que efectuar una evaluación previa del impacto socioeconómico antes de seguir adelante con este acuerdo, insisten en que, el Acuerdo, amenazará miles de empleos en las zonas rurales de la UE, ya gravemente afectadas por la crisis económica destacando finalmente el hecho de que, las importaciones de Marruecos no deban respetar las elevadas normas de producción de la UE, lo cual constituye una tremenda preocupación. Este acuerdo introducirá contingentes de importación significativamente más elevados en comparación con el acuerdo anterior para seis productos sensibles: tomates, calabacines, pepinos, ajos, cítricos y fresas, favorecerá aún más la balanza comercial ya positiva de Marruecos y tendrá un impacto desastroso sobre el empleo en las zonas rurales de la UE.

El panorama es muy desalentador, todos los profesionales relacionados con el tema están muy preocupados ante el futuro y no solamente por lo acaecido sino por que tienen asumida la inanidad culpable de la Comisión cuando, se trata, de controlar el comercio con Marruecos. Intereses de algunos estados de la UE han impedido, en múltiples ocasiones cumplir con lo establecido en los Acuerdos y eso es, en sí, mucho más grave que las ampliaciones acordadas. Tras ignorar, en los últimos años, las permanentes denuncias españolas sobre los incumplimientos marroquíes, en el desarrollo de los Acuerdos existentes, parece ser que por fin, el Comisario Ciolos, presionado por el propio Parlamento, se ha comprometido a estudiar las quejas españolas sobre las importaciones de frutas y hortalizas marroquíes. ¡Qué caradura!

Resumamos en siete notas nuestra posición:

• La firma del Acuerdo UE-Marruecos era, desde hace años,  previsible y prácticamente inevitable
• Las ampliaciones comerciales son siempre y en todos los casos, beneficiosas para todos los concurrentes.
• Resulta inconcebible que la UE, permita que el Reino de Marruecos con la colaboración de algunos países miembros, nos pisotee permanente y haga caso omiso de todo lo acordado. Todo, desde el sistema de cuotas hasta  los precios de entrada, debe ser controlado y en caso de incumplimientos el nuevo Acuerdo debe ser automáticamente paralizado en sus ejecuciones.
• Todos los operadores españoles, como podemos comprobar a través de sus Notas Oficiales dictadas tras el Acuerdo, son conscientes de lo ocurrido y conocen las formas de obviarlo. Cierto es, como siempre ocurre,  que se exageren las consecuencias negativas de los problemas, pero jamás ningún responsable político debe minorizarlas hasta contrastar, tras sus desarrollos, las cuantías ocurridas.
• No es lícito en el conjunto del mercado de la UE que, los necesarios e imprescindibles costes derivados de las ampliaciones comerciales de los Acuerdos firmados, recaigan exclusivamente sobre algunas regiones europeas, mientras que, el resto de la UE goza de sus indudables ventajas. Dentro de la Unión, son necesarias compensaciones económicas que permitan el equilibrio de los diversos actores productivos. No es lícito lograr ventajas, para todos, a costa de unos pocos perfectamente identificables.
• Si además se pretende, por múltiples razones, seguir en progresión con la producción de materias primas y alimentos europeos, se precisa ,ante todo, ser competitivos y para ello, (como no podemos imponer a nadie, a ningún otro país que comercie con nosotros,  las, a veces idiotas y casi siempre ineficaces medidas de todo orden que se nos imponen sin compensación económica alguna, ni son trasladables fuera de la UE las exigencias técnicas y costes de mano de obra  que hoy pesan sobre  nuestras  producciones), la Comisión debe ser consciente y el ciudadano europeo debe comprender  que siempre, (salvo que se eliminen las diferencias existentes con el resto de los productores mundiales y/o desaparezcan las inútiles exigencias hoy existentes, derivadas las más de las veces del falso medioambientalismo reinante),  procederá la correspondiente compensación económica al productor.  Y que  
• El Ministro actual, que ciertamente no tiene ninguna responsabilidad sobre lo ocurrido porque, todo lo acaecido es fruto, fundamentalmente, de las simplezas Zapateriles, de sus alianzas civilizatorias y sus idiocias  y que además conoce perfectamente la forma de paliar las consecuencias de lo ocurrido, tiene la obligación de solucionar económica y socialmente el problema planteado y así se lo exigiremos desde aquí.

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.