Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Historia > Historia
California y España (3)

Fray Junípero Serra y las misiones de California.

En 1769 comenzó la expedición de colonización de la Alta California. Fray Junipero Serra fundará misiones hasta su fallecimiento en 1784 en el municipio californiano de Monterrey

Actualizado 6 marzo 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Gonzalo Fernández de Navarrete González Valerio
  
La realización de la colonización de la Alta California y la fundación de las misiones
 
 
Las motivaciones de política interna y exterior  guían la colonización de la Alta California desde 1769 hasta 1821, las operaciones de realización efectiva de la colonización se emprenden con granrapidez, tanto por vía marítima como por tierra, incluyendo a militares, a religiosos franciscanos y también a colonos.
 
 
Es en 1769 cuando se concreta el proyecto de Colonización de la Alta California. José Luis Anta lo describe así:
 
“ En 1769 el Padre Junípero Serra es llamado por José de Gálvez para que formara parte de la expedición de Expansión hacia la Alta California, con la compañía dirigida por Gaspar de Portolá, que marcharía a pie hacia el encuentro con los paquebotes, encontrándose en San Diego, donde se fundaría la primera misión de la Alta California.[…]
Junípero fue siempre un hombre al servicio de la Corona, de esto deja constancia no solo Palou, sino el propio Serra en todos sus escritos, cartas, órdenes, etc.”
 
 
Como considera José Luis Anta, y demuestra el listado de misiones creadas por los españoles bajo estas líneas, las misiones franciscanas en Alta California fueron la base del desarrollo poblacional posterior del Estado de California:
 
“El rosario de Misiones fundadas por el Padre Junipero Serra fue el duro inicio para que la Alta California se expandiera realmente[…]
 
 
Fueron 21 las misiones que los españoles fundaron en la Alta California, muchas de ellas se ubican en el actual Estado de California, perteneciente a los Estados Unidos de América y son el germen de las más importantes poblaciones y ciudades actuales:
 
“- Misión de San Francisco Solano, (en la actual Sonoma)
- Misión de San Rafael Arcángel, (actual San Rafael)
- Misión de San Francisco de Asís  (actual San Francisco)
- Misión de San José, (actual Fremont)
- Misión de Santa Clara de Asís, (actual Santa Clara)
- Misión de Santa Cruz, (actual Santa Cruz)
- Misión de San Juan Bautista, (actual San Juan Bautista)
- Misión de San Carlos Borromeo de Carmelo, (actual Carmel Valley Village)
- Misión de Nuestra Señora de la Soledad, (actual Soledad)
- Misión de San Antonio de Padua,(actual Jolón)
- Misión de San Miguel Arcángel, (actual San Miguel)
- Misión de San Luis Obispo de Tolosa, (actual San Luis Obispo)
- Misión de La Purísima Concepción, (actual Lompoc)
- Misión de Santa Inés, (actual Solvang)
- Misión de Santa Bárbara, (actual Santa Bárbara)
- Misión de San Buenaventura, (actual Ventura )
- Misión de San Fernando Rey de España, (actual Mission Hills, Los Ángeles)
- Misión de San Gabriel Arcángel, (actual San Gabriel)
- Misión de San Juan Capistrano,  (actual San Juan Capistrano)
- Misión de San Luis Rey de Francia, (actual Oceanside)
- Misión de San Diego de Alcalá (actual San Diego)”
 
Fray Junípero murió en 1784 en Monterrey, California, pero la fundación de misiones continuó hasta 1821 en que la España del Trienio Liberal, más bien poco beligerante con los independentistas, reconoció la independencia de México.
 
De hecho es en cierto modo paradójico que mientras en la costa del pacífico al oeste del continente,  España continúa colonizando la Alta California, en el Este, se firma el Tratado Adams-Onís de 1819  entre España y Estados Unidos, por el que el  gobierno español transmite la propiedad de las Floridas a Estados Unidos. Estados Unidos va apareciendo progresivamente durante el siglo XIX como un poder emergente en la zona, en detrimento de las antiguas potencias coloniales.
 
Finalmente tampoco duraría mucho Alta California en manos del  mexicanas, puesto que en 1846 comienza la guerra entre México y Estados Unidos y la parte norte de la proclamada la “República de California” fue anexionada a los Estados Unidos de América en 1850. Buena parte de tierras de las colonias otrora españolas como Texas, Nuevo México, Arizona, Colorado y luego California fueron perdidas por México ante Estados unidos en esos primeros años de independencia.
 
 
Ese nuevo mundo que se adivinaba durante el siglo de las Luces,  acabaría afectando a las posesiones españoles en América después de la independencia de los Estados Unidos en 1783. Sin embargo esto no hizo desfallecer a los militares y Franciscanos españoles en su labor de colonización.
 
 
 
La combinación de los objetivos misionales y políticos en la colonización tardía de la Alta California (1769-1821)
 
El relato del Padre Francisco Palou, discípulo de Fray Junípero Serra que le acompañó por California, en su relato “Relación histórica de la vida y apostólicas tareas del venerable padre Fray Junípero Serra”, titulado de Forma abreviada “Junípero Serra y las misiones de California” detalla las vicisitudes que tuvieron que pasar en su periplo Californiano. Su lectura nos transporta a una nueva visión de la colonización del siglo XVIII, lejos de los estereotipos que los enemigos internos y externos de España hicieron de la historia del Imperio más longevo y extenso de la época moderna.
 
La colonización de la “Alta California” no es más que una muestra tardía de la imbricación histórica entre la iglesia y el Estado –la Monarquía Hispánica o Española.
Los misioneros Franciscanos acompañaron a los destacamentos militares comandados por el catalán Gaspar de Portolá, y el mallorquín  Fray Junípero Serra -y sus sucesores- fundaron misiones en diferentes lugares del territorio Californiano entre 1769 y 1821.
 
Mientras tanto la Monarquía Hispánica desarrollaba el puerto de San Diego y de otros lugares de Costa como San Francisco, asegurando sus objetivos estratégicos para asegurar la navegación española por el Pacífico
 
Los Franciscanos fueron parte de la Estructura del Estado, leales servidores del gobierno de España y su Monarquía  hasta el momento en que terminó el dominio español en el continente americano
No en vano considera Anta Félez:
 
“ En cierta medida los Padres franciscanos fueron los más unidos a la Corona, los más politizados, aunque en todo momento supieron compaginar política y religión, tanto por lo político de las misiones, como por el fin de Cristiandad que tenía la Monarquía [Hispánica].”  
 
Es ciertamente la colonización de la Alta California una muestra tardía de la imbricación de la Monarquía y de la Iglesia en la historia occidental, pues se produce cuando ya circulaban y se expandían las ideologías de separación de la Iglesia y el Estado en la Ilustrada Europa –que desafortunadamente pocos decenios después derivarían en ideologías claramente antirreligiosas, especialmente en España con las “herejías” liberal exaltada, y posteriormente la marxista y la anarquista – que perduran en nuestros días. 
 
 
 
La deformación de la historia de España como modo de destrucción de la unidad política nacional.
 
“La historia no es una ciencia exacta”, ni todos los hechos admiten una única interpretación. Sin embargo si hay una honestidad mínima en el relato basado en hechos y documentos procedentes de fuentes primarias.
 
Sin embargo en nuestros días, y con la aquiescencia de un gobierno central de España paralizado,  la huella de España en el mundo es reiteradamente atacada sin que tenga suficiente respuesta por las autoridades públicas españolas. Es cierto que el “Espíritu de los tiempos” actual está guiado a nivel planetario por un pensamiento simplista, desconocedor de los hechos de la historia, y no parece que vaya a mejorar el entorno ideológico en el futuro.
 
En cualquier caso, en España este problema se ve agravado por la existencia de nacionalismos periféricos que hacen suyo ese movimiento que crítica cualquier exploración y colonización pasada.
 
De hecho el nacionalismo totalitario pancatalanista dentro de su estrategia del “Anschluss” para la anexión de Mallorca y para la desestabilización del reino de Valencia-  busca deslegitimar cualquier huella gloriosa de los mallorquines  y catalanes que hicieron grande a España, como los que colonizaron la Alta California.
 
Estos movimientos  desde el punto de vista ideológico son una amalgama de socialismo marxista –desafortunadamente reaparecido en el PSOE del siglo XXI- , de comunismo, de anarquismo y también de nacional-socialismo pancatalanista.
 
Buscan todos ellos de un modo u otro deslegitimar a los mallorquines y catalanes históricos que hicieron grande el nombre de España –y de Mallorca y Cataluña por ser parte de España-  en el mundo, Entre ellos los citador Fray Junípero Serra, el Padre Francisco Palou, o el catalán nacido en el Valle de Arán Gaspar de Portolá.
 
Hay otros que participaron en la colonización de la Alta California menos conocidos, como los también mallorquines  Fr. Joan Crespí Fiol,  Fr. Rafael Verger Suau,  o los catalanes Fray Pedro Font, Fray Magín Catalá y el también catalán Pedro Fages que fue el Gobernador de la Alta California de 1770 a 1774 y de las dos californias de 1782 a 1791.
 
También buscan deslegitimar los movimientos anarquistas y pancatalanistas al General  Capitán general de Cuba , el mallorquín Valeriano Weyler Nicolau (1838-1930), gran militar y hombre de honor, acercándose a un falsario “indigenismo” y “anticolonialismo” de salón que realmente  lo que busca insultar la huella de una España colonial para generar desapego en ciertas regiones a su historia.
 
Una España colonial –la monarquía Hispánica- que a nivel de sus extensos territorios era coordinada por el Consejo de Indias, y auditada por los Visitadores Generales de las colonias, por lo que se puede afirmar sin miedo que fueron sus colonias mejor gestionadas por Virreyes y Capitanes Generales que los gobiernos de la España del siglo XXI, dispersa, cada vez más desordenada, en la que están accediendo a la política una amalgama de políticos  poco preparados, extremadamente incultos en la historia y superficiales en lo académico. A ello se unen grandes dosis de dogmatismo, especialmente en gobiernos regionales y municipales de Cataluña y Baleares.
 
No es la incultura de los gobernantes un fenómeno exclusivo de España –basta con mirar lo mal que están gobernados Reino Unido, Francia o Italia en esta Europa decadente- , pero en España la desestructuración nacional que ha supuesto un irreflexivo desarrollo del régimen autonómico de los últimos 40 años carente de un mínimo relato histórico central, hace que la situación de incultura sea aún más perceptible en los gobernantes del siglo XXI.
 
 
Mientras España olvida un pasado glorioso –mucho más glorioso, más extenso territorialmente y más plagado de ecuanimidad y de misericordia en sus actos de gobierno que cualquier otros país de Europa y del mundo-,  la España del siglo XXI, permite que muchos poderes municipales y regionales sigan deformando y  construyendo su historieta inventada, con el dinero común de todos los españoles.
 
Mientras tanto los otrora partidos mayoritarios de la “Restauración de 1975”, el PP y PSOE continúan con su proceso de descomposición, a modo de lo que ocurrió con el Partido Conservador y el Partido Liberal hace 100 años.
 
La historia nunca se repite de modo exacto, pero el pasado nos enseña lecciones: esto no puede terminar bien. Todavía hay tiempo para corregir negligencias y omisiones.
 
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Historia

1868: Demoliciones en Madrid

Carabanchel: algunos palacios y una cárcel.

El acceso de la mujer a la Universidad en los siglo XIX y XX

De "Espanna" a "España"

1769: La colonización de la Alta California

California, tierra española

El eterno fantasma de la España "federal"

Los apellidos de las mujeres en España

El apellido patronímico: el nombre del padre

El origen de los apellidos en España

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.