Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

La caquexia como solución.

Se acabó. Hace unos días se cerró la última mina de carbón en el Reino Unido, la mina de Kellingley Colliery. Desde que en los años 80, por la falta extrema de rentabilidad de las extracciones inglesas del carbón , la primera ministra Margaret Thatcher,-(posteriormente llamada por su lucha la "Dama de Hierro")-, se enfrento a los hasta entonces poderosísimos e invencibles sindicatos mineros.

Actualizado 24 diciembre 2015  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
La vida de las centrales de carbon debiera de tener fecha de caducidad
Y logró terminar con sus prebendas hasta hace unos días la historia de la minería del carbón en el Reino Unido ha sido una sucesión de cierres y abandonos de la actividad minera.
Recordemos que, tras la segunda guerra mundial, el Estado inglés, absolutamente socializado, nacionalizó cerca del 20 % de la economía británica, las minas pasaron a ser propiedad del Estado junto con el Banco de Inglaterra, la red ferroviaria, las carreteras, los canales, la telefonía, el gas, los astilleros y la industria del acero, entre otros muchos activos. Después, como siempre ocurre, la técnica, el desarrollo humano, hizo que, por ejemplo, los trenes se impulsasen por electricidad o combustibles diesel, que el gas del Mar del Norte le ganara todo el terreno al carbón y que las importaciones de carbón, con más riqueza y menor precio que el nacional, se impusieran a todo localismo, provocando así la necesidad de empezar a retroceder en las ventajosas concesiones y prebendas existentes.

Hoy con nuevos avances y desarrollos, un nuevo desplome de los precios de las materias primas en los últimos meses, ha dado la puntilla definitiva a unas explotaciones que han marcado toda la historia del Reino Unido desde la revolución industrial, cuando entonces, recordemos, existían cerca de mil minas de extracción de carbón, que producían 187.000 toneladas de carbón al año y daban empleo a más de 1 millón de obreros.

El Reino Unido siguió el pasado año 2014 importando más de 42 millones de toneladas de carbón, pero parece ser que su gobierno, quiere acabar de una vez por todas, con las plantas energéticas que utilizan carbón como materia prima y sustituirlas por centrales nucleares y centrales de gas para reducir emisiones de gases GEI sin que ello suponga incrementar los costes de los consumidores británicos. La industria del carbón, se afirma ya sin rubor alguno, ha sido superada por el shale gas y parece ser que el fin de la era del carbón está cada día más próximo.

Y a nosotros.. ¡todo esto que nos suena a conocido!…, nosotros antes de nada insistimos en que, no es de recibo,¡no puede ser!, que todo un gobierno, tan importante a nivel mundial, como el del Reino Unido esté en la línea anteriormente descrita en relación a la utilización del carbón y que,nuestro gobierno, el gobierno de España, donde se produce quizás el peor carbón del mundo, siga empeñado en defender o al menos en mantener, en relación con el carbón, absurdas políticas defensoras de prebendas ya absolutamente inasumibles…

El pasado 12 de noviembre desde nuestro rincón de Crónica Económica decíamos, en el artículo titulado ¡París bien vale una mina!, que :

"desde nuestra modestia y hasta que la tecnología de captura de CO2 madure y ¡sea asequible a los poderosos países productores de petróleo de la OPEP! ,(qué cara tienen), abogamos por una tecnología más sencilla y más madura y por supuesto de bajo coste, basada en "dejar secuestrado al CO2 en el sitio donde se encuentra que no es otro que en la mina de carbón". Se trata sencillamente, como indican algunas compañías con intereses gasistas, de sustituir en las Centrales térmicas, el carbón por el gas natural, cosa absolutamente necesaria y quizás , en el caso de nuestro país, suficiente para cumplir muchos de los objetivos fijados"……"." Y … …pues que a pesar de todas estas evidencias, "nuestro método de dejar en la mina el carbón, sin nuevos métodos para enterrar un CO2 que así seguiría enterrado", no parece ser del agrado de nuestros dirigentes medioambientalistas, seguro que ni lo tienen en cuenta para la confección del próximo "mix". Sin embargo nosotros no podemos hacer más, "damos parte de lo que tenemos, parte de nuestro sentido común aplicado para evitar la emisión de CO2 que parece aterrar a cientos de países y muchos miles de congresistas que con un presupuesto cifrado en más de seis números, se van a dar en menos de un mes un gran homenaje en París con cargo al CO2. ¡París bien vale una mina!, aunque nadie nos tenga en cuenta o sí. "

algo parecido a la decisión inglesa o no…

En el reportaje del periódico el País " El carbón lastra la lucha contra el cambio climático", "la quema de carbón para producir electricidad —la fuente que más emisiones de gases de efecto invernadero expulsa a la atmósfera— es un lastre para la lucha contra el cambio climático. El pasado ejercicio, tras seis años de reducciones, las emisiones globales volvieron a crecer en España; en concreto, un 1,1% respecto a 2013. La Agencia Europea del Medio Ambiente, en su reciente informe sobre los inventarios de emisiones de los 28 miembros de la UE, apunta como una de las principales razones de este incremento al aumento de la "quema de combustibles fósiles". En España, según Eurostat, este capítulo creció en 2014 un 7,5%. El principal combustible fósil usado aquí para generar electricidad es el carbón".

¿Y, alguien, entre nuestros políticos, ante todas las evidencias descritas y decisiones tomadas por gobiernos tan capaces como el del Reino Unido, toma o piensa tomar alguna medida para terminar con la sinrazón del carbón nacional?.
Nos tememos que no porque la forma Marianil de gobernar impuesta desde hace tiempo por el pánfilo de Rajoy es dejar que el "tiempo", en lugar del "viento" como decía su antecesor y maestro en el puesto de Presidente, el innombrable Zapatero, resuelva los problemas.

¡La caquexia, la momificación, la consunción, como solución!.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Seis razones para llevar la energía del sol a las explotaciones

Huelga Mundial por el Clima.

Ustedes mismos.

Sí, pero no. (Sobre un artículo del periodista agrario Vidal Maté)

MERCOSUR

Transición Energética Española. ¡Así no!

Hay que rectificar lo antes posible.

En defensa de la Energía Nuclear.

Siete años después.

No estamos solos.

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.