Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Gastronomía > Restaurantes
La cesta

La Cesta de Recoletos, una apuesta por calidad a buen precio

En el número 10 de la calle Recoletos ha abierto sus puertas un local fruto de la experiencia y la búsqueda de nuevas formulas para dar de comer a un público mas joven, con menos recurso, pero al que le gusta comer bien y que además sabe distinguir calidad y exige servicio.

Actualizado 26 noviembre 2010  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  
Un local, que puede ser imitado en poco tiempo

 Y es que La Cesta,  es fruto de la búsqueda de la propiedad y el equipo de Santceloini. En esta ocasión, con Óscar Velasco como asesor de cocina, David Robledo dirigiendo la bodega y Abel Valverde al frente del equipo de sala, tratar de fdar esa respuesta que otros muchos también intentan. Sin abandonar Santceloni, el trío de ases se encarga de coordinar y dirigir un proyecto diferente y rompedor en el que han apostado por una cocina de mercado adaptada a un público más heterogéneo y a las necesidades del día a día y por un espacio multifuncional decorado por Pascua Ortega en el que se puede desde disfrutar de un tapeo informal en barra o tomar las primeras copas de la noche hasta comer o cenar  en mesa, eso sí, por menos de 35 €.

Abel Valverde lo define con  claridad, aunque escribirlo es algo mas complejo, porque con un horario continuado, no es un gastrobar, ni un restaurante ni, obviamente, un bar al uso, pero al mismo tiempo trata de cubrir todos esos aspectos.  Asi que la mejor forma de entenderlo fue probarlo y resulto que su carta de copas, es completa y asequible al bolsillo, que la carta de vinos muy bien pensada, permite la degustación por copa de muchos d ellos caldos seleccionados, que además se agrupan por categorías, incluso divertidas, “vinos tintos, jóvenes y frescos; tintos con mas crianza”, etc..
Pero además, se come bien. Como se trataba de analizar el mayor número posible de platos, pedimos una degustación  de medios platos y desfilaron por nuestra mesa.

• Una conserva de mejillones, fresca y natural, llena de sabor
• Una pequeña tosta de burrata de una suavidad y una mezcla de gustos, especial
• Un pequeño tartar de ternera blanca que no tiene nada que envidiar al tradicional
• Una pequeña tortilla de patatas jugosa y esplendida
• Unos dados de rape, curiosa manera de comer ese pescado  pero que resulta novedosa y deliciosa
• Unos callos que no hay que alabar porque solo el nombre ya es suficiente
• Un plato de queso, con tres tipos de queso que varían según temporada, pero que es un cierre perfecto  para una gran comida

El apartado de los postres lo dejamos para otra ocasión, puesto que ya era suficiente aunque probamos un sugerente mouse de chocolate y todo ello regado con un Melquior Crianza , cuyo precio es de 15€ En definitiva un muy buen balance para ser un local recién abierto y que puede que algo vaya todavía perfeccionándose algo mas.

Para su conocimiento, aunque la entrada no da idea del local, resulta que junto a  un coqueto mostrador rodeado de mesas altas, que invita a tomar el apetitivo, nos encontramos  un espacio contiguo, que,  gracias al juego creado por Pascua Ortega, presenta un comedor de restaurante con todas sus comodidades: mesas bien dispuestas, mobiliario vintage, sillas de diferentes estilos y procedencias y, en las paredes, dos impresionante murales luminosos y amplios ventanales que aportan una cálida y acogedora luminosidad.  Y al fondo, una zona de bar levantado sobre un segundo nivel con mesas altas corridas que ofrecen una perfecta panorámica de todo el local, incluyendo la cocina acristalada. “Para divertirse desde lo alto”, asegura Valverde, con un gin tonic o una copa de vino en la mano.

La Cesta
c/ Recoletos, 10


La Cesta ofrece un horario interrumpido de de 12.30h a 02.00h y, aunque la cocina abre al mediodía y por la noche, 
 

Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Restaurantes

Lettera una trattoria moderna que acaba de abrir sus puertas

Llego el frio, es el momento del "cocido madrileño"

Sushita, convierte su nueva propusta en un apartamento

Un "ovillo" muy personal

ROOSTIQ donde Carmen Acero lo es casi todo

Baroz, un bar de arroces

Mediodías ´nikkei´ de la mano de Arevalo

Monogáfico de setas silvestres en Apicius

Llega diciembre con un menú de altura

Los sabores de temporada en la carta de Sandó

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.