Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Mundo Rural

La infección, labor de todos; la crisis económica labor del Gobierno

Más allá de la incertidumbre que está generando la situación de alarma sanitaria sobre el desarrollo ordinario de la actividad en el sector agrario – y de todos los sectores económicos en general - , empieza a extenderse la preocupación por los efectos que, una vez prorrogado el estado de alarma, esto tendrá en el flujo de intercambios comerciales internacionales agroalimentarios, en el presupuesto de la PAC y sus consecuencias para el propio sector.

Actualizado 26 marzo 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Jose Manuel de las Heras Coordinador Estatal de Unión de Uniones de Agricultores y Ganaderos
  
¿Pudiera ser que quizás lo urgente no nos esté permitiendo ver lo importante en el sector? Agricultores y Ganaderos andamos como locos estos días intentando con éxito dudoso que alguien nos explique qué pasa con los plazos administrativos de nuestros expedientes o cosas tan de diario como las normas para trasladar los trabajadores a las fincas con seguridad y sin miedo a ser sancionados, o si vamos a poder comprar suministros o reparar nuestros tractores con una cierta normalidad.
Pese a todo, no hemos dejado de trabajar ni un solo segundo, poniendo todos nuestros recursos para poder librar la batalla contra el virus, regando las calles de los pueblos con desinfectantes cuando hace falta y en lo ordinario trabajando de sol a sol para que las tiendas de alimentación nunca estén desabastecidas.
Vamos obteniendo la información que necesitamos con cuentagotas, un poco a base de ser preguntones a veces y de enfadarnos otras. No debería ser así. Tener instrucciones claras sobre estos asuntos de la gestión de un sector estratégico como la agricultura y la ganadería es fundamental y debería ser una prioridad más para el Gobierno.
Para que no haya una psicosis que nos lance a acumular alimentos no basta con decir que el suministro está garantizado, hay que garantizarlo de verdad,  estableciendo las medidas y mecanismos que eviten alteraciones e interrupciones en la actividad productiva. Por eso hemos pedido al Ministerio un Observatorio de la crisis que nos permita resolver dudas sin que nos mareen o nos den "recomendaciones" poco concretas, que son incluso contradictorias, en función de a quién preguntes. Urgente es. Veremos qué responden y cuándo.
Pero más allá de todo esto, insistimos en que además de lo muy urgente, está lo importante. Y lo importante para nosotros, además, obviamente, de la salud de todas las familias, es cómo nuestro sector agrario se va a ver afectado. Un sector muy vulnerable que, no lo olvidemos, hasta hace cuatro días evidenciaba con total contundencia problemas, entre ellos el de precios insostenibles, que lleva arrastrando desde hace mucho tiempo.
Hoy hemos aparcado, por responsabilidad, esas reivindicaciones haciéndonos uno con todos los ciudadanos, con los que juntos hemos de salir adelante de esta crisis con el menor coste posible, sobre todo en vidas humanas.
Sin embargo, el siete que va a dejar el coronavirus en el conjunto de la economía y, también en el sector agrario, va a ser grande y en aquello que podamos prevenir no debe pillarnos por sorpresa.
Países como Francia (¿no da rabia que tan a menudo tengamos que fijarnos en Francia?) ya han mostrado su preocupación por el “contagio económico” de la enfermedad a la agricultura y la ganadería y consideramos que este es el primer paso para empezar a estudiar medidas.
Según el diagnóstico preliminar del que nos informa el propio Ministerio de Agricultura español en su boletín de información exterior, inquietan fundamentalmente las consecuencias que la pandemia  pueda tener sobre sectores como el porcino, el lácteo o el de vacuno de carne.
En los dos primeros casos China es un gran importador y las compras en febrero han caído de forma importante. Una evolución similar se espera para las salidas de vacuno hacia el principal cliente francés, Italia. Lo que se teme desde Francia no es tanto una restricción al comercio de mercancías, como un bloqueo logístico por la falta de personal en los puertos y los medios de transporte. También se ha observado una ralentización de la actividad en los mercados de cereales y frutas y hortalizas.
Del veto ruso aún sufrimos consecuencias y vamos, en la recuperación  renqueantes. Si no queremos que esto se convierta en su versión 2.0, corregida y aumentada preparémonos antes.
Por otra parte, igualmente existe preocupación ante el hecho de que una buena parte de las materias activas fitosanitarias vienen de China y por el cierre de fábricas y la paralización de la producción que pueden, a su vez, interrumpir el flujo en la fabricación de productos fito en Europa, que ya se está frenando y que de prolongarse la situación podría plantear problemas.
Que no vamos a salir indemnes de esto, es algo que todos tenemos claro y cada Ministerio (junto con las Consejería correspondientes) en el ámbito de sus competencias  tendrá que empezar a analizar impactos, prever medidas y proveer fondos para paliar los efectos sobre trabajadores, autónomos y empresas. Y en esto estamos incluidos la gente del campo, que no queremos ser los primeros, pero que tampoco aceptaremos, como ha venido ocurriendo, que nos dejen en la cola de las prioridades.
Ahora, parar la infección es una labor de todos. Preparar las medidas para parar la crisis económica es una labor que debe impulsarse, sobre todo, desde el Gobierno.
 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Mundo Rural

IBERAICE solicita medidas de ayuda urgentes para el sector

"El valor de la agricultura europea"

Mercadona acumula el 40% de las ventas durante el confinamiento

COVID 19: El precio de los alimentos apenas ha subido

La industria del cerdo iberico al borde del cierre

El sector del jamón curado exportó 48.077 toneladas en 2019

CAVA: Una sentencia anula la limitación de viñas y la DO se molesta

Ahora se demuestra la importancia del sectot

El Consorcio del Jamón Serrano sella su pieza número 16.000.000

Las exportaciones de frutas y hortalizas alcanzan un nuevo máximo

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.