Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Día a día del sector
Semana del 26 de mayo al 2 de junio de 2019.

La sostenibilidad como elemento de manipulación politica

Seguimos erre que erre, intentando convencer a la opinión pública europea de que, sin dirigir el futuro de la agricultura hacia una, más que discutible, sostenibilidad climática, lo que muchos seguimos denostando, no hay ningún futuro para el sector agrario. Y ello es absolutamente falso

Actualizado 6 junio 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Así la Comisión Europea publicó, el pasado 27 de mayo, un estudio externo para analizar la relevancia, la eficacia, la eficiencia, la coherencia y el valor agregado de la acción climática de ciertas medidas clave de la PAC derivándose, no podía ser de otra manera al tratarse, como siempre, de análisis y estudios de encargo absolutamente dirigidos al fin que se proponen, la necesidad de insistir en que el sector agrario futuro gire entorno, a lo medioambiental.
Comentarios
Según Phil Hogan: “El sector agrícola y las zonas rurales se encuentran entre los más vulnerables a los efectos del cambio climático. Es nuestro deber asegurar que nuestros agricultores sean recompensados por el trabajo que realizan y ofrecerles las herramientas adecuadas para enfrentar los efectos del cambio climático. Como se destaca en este estudio, se necesita hacer más y rápido. Esta es la razón por la que nuestras propuestas para la Política Agrícola Común posterior a 2020 establecen mayores ambiciones ambientales y climáticas, necesarias para responder a este desafío”.
Si simplemente leen las palabras del Comisario comprobarán la estafa que se nos intenta dar a los agricultores y ganaderos, que ni somos los más vulnerables a los efectos del cambio climático, qué efectos, ni queremos que justifiquen las ayudas directas de la PAC, en base al incremento de costes que necesariamente padeceremos en la ya decidida, por el gobierno de la UE, lucha contra el cambio climático. Insistimos una vez más en que ya nunca se habla del calentamiento global, porque esta es una de las muchas falacias que se han demostrado absolutamente falsas.

La Comisión acoge con satisfacción todos los esfuerzos realizados por los agricultores, ¡qué esfuerzos! seamos serios, pero, como ven siempre hay un pero, reconoce que se necesita una transición hacia una agricultura más verde y es por esto que, entre otras cosas, las propuestas de la PAC posteriores a 2020:
• establecerán mayores ambiciones ambientales y climáticas con una nueva arquitectura verde para facilitar y fomentar el cuidado ambiental y la acción climática en las prácticas agrícolas
• introducirán una 'nueva forma de trabajar' para permitir que los Estados miembros diseñen su Plan Estratégico de la PAC para lograr los objetivos comunes de la UE sobre el medio ambiente y el cambio climático, estableciendo objetivos cuantificados y teniendo en cuenta las necesidades y condiciones locales específicas
• exigirán a los Estados miembros que demuestren cómo sus planes estratégicos de la PAC contribuirán a los objetivos de la lucha contra el cambio climático y
• Aumentar el presupuesto para investigación e innovación (I + D) en alimentos, agricultura, desarrollo rural y bioeconomía. Esto desempeñará un papel clave en la reducción de las emisiones agrícolas y mejorará la atención ambiental.
Y, nos preguntamos nosotros y les preguntamos a ustedes, quién pondrá la cama, ¿de donde se sacará la financiación que estas acciones requieren?
Intentando justificaciones que nadie ha pedido, recordemos aquello de “excusatio non petita, accusatio manifesta”, la UE nos habla de que, según el estudio seguido, con las políticas adoptadas:
. las medidas de ecologización bajo el apoyo a los ingresos han contribuido particularmente a una reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) gracias al mantenimiento de pastizales permanentes y áreas beneficiosas para la biodiversidad (superficies de interés ecológico). Al utilizar un modelo de simulación, el estudio concluyó que estas medidas reducían las emisiones agrícolas en un 2% anual.
. los programas de desarrollo rural también han demostrado contribuir a la reducción de emisiones para medidas cuantificables. El estudio concluyó que han reducido las emisiones en un 1,5% sobre una base anual. Además, la agricultura orgánica, apoyada por la PAC , también ha ayudado a reducir las emisiones agrícolas según el estudio.
. se encontró que, para el sector ganadero, este esquema conduce a un aumento neto en las emisiones de GEI, mientras que no es capaz de cuantificarlo. Para los cultivos de proteínas, el soporte VCS reduce las emisiones, pero por el momento solo se utiliza a pequeña escala.
. y, además, cómo el efecto de todas las medidas de la PAC sobre el clima y las emisiones de GEI son cuantificables, el estudio también destacó las influencias indirectas. Por ejemplo, el apoyo a los ingresos para los agricultores contribuye a mantener una diversidad de granjas en toda Europa, lo que genera beneficios para el medio ambiente, (¡menuda parida!).
. finalmente, el estudio también reconoció el valor añadido de la PAC en la UE, que ha elevado el nivel de ambición climática en los Estados miembros. ¡Qué caraduras!, en fin “así es si así os parece”.
Y mientras otros sí que están en la labor de recrearnos un sector económicamente viable. Las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) al sector agrario representan el 30% de la renta agraria media de España y, ante la reforma de este paquete de ayudas en proceso de discusión en la Unión Europea, el Instituto Agrícola de San Isidro “propone un cambio de paradigma en la PAC sustituyendo las ayudas directas por pagos condicionados a la productividad”. Así sí.
 
Y ríanse si pueden porque la Secretaría de Cambio Climático de la ONU (UNFCCC), el think tank Docotomy y Mastercard van a sacar al mercado una tarjeta de crédito que se bloqueará cuando se supere la cuota de carbono anual que deberíamos emitir.
La tarjeta llevará por nombre DO Black y será una realidad en los próximos meses. Una de las impulsoras de la iniciativa, Paula DiPerna, asegura que la tarjeta "une la ciencia con las finanzas para que empecemos a convertir nuestro dinero en una fuerza para hacer el bien". Según los creadores de DO Black, la tarjeta permite rastrear la huella ecológica de cada uno de nosotros, ya que el 60% de las emisiones están vinculadas al consumo. "Podremos ser conscientes del verdadero impacto que tiene nuestro consumo", afirman desde el think tank impulsor. Para que el consumidor no se quede sin poder sacar dinero de un día para otro, la tarjeta podrá ir calculando el impacto de carbono que tiene cada transacción que realiza. Por eso, cuando se eche gasolina, el impacto se incrementará. El límite de gasto no se conoce por el momento, pero se definirá por la estimación de las emisiones que cada ciudadano tendría que causar para llegar al objetivo del 2030.
Dicha tarjeta podría comenzar a estar disponible desde este próximo verano y habría sido bien recibida por parte de la Unión Europea.
Esto señores, no tiene límite, habrá que cuidar hasta vuestras deyecciones o se nos sancionará. ¡Hasta cuándo vamos a seguir permitiendo estas barbaridades!
Y mientras los grandes problemas que nos afectan siguen exactamente igual, siguen en el baúl de los recuerdos.
Los cítricos, el aceite de oliva, las aceitunas negras, el agua para riego… … sometidos a la tiranía de lo medioambiental.
Bienvenidos, una vez más y van… … al mandato de un nuevo "gobierno del progreso".
El nuevo gobierno que , si nadie lo impide, pertenecerá a la misma ideología que permitió que Google rechazara España como país de acogida para un centro de innovación que iba a emplear a unas 1.300 personas; el mismo que ha permitido que Uber y Cabify salgan de Barcelona; el mismo que está convencido de sacar adelante la tasa Google y la tasa Tobin, a pesar de ser rechazadas a nivel internacional por sus sonoros fracasos; el mismo que ya está viendo cómo su Plan de Estabilidad se hace añicos ante los datos de recaudación tributaria de los primeros meses del año; el mismo que es capaz de volver a los errores que nos llevaron a una de las peores crisis de nuestra historia reciente y nos intenta hacer creer (como hizo entonces) que es por nuestro bien...
La economía española entra en alerta naranja. Ya no estamos hablando de indicadores de sentimiento económico o de encuestas hechas por organismos reconocidos a nivel internacional…
 
Noticias.
-La Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Andalucía, APROA, como miembro de Frutas y Hortalizas Europa, EUCOFEL, organización constituida por asociaciones de productores y exportadores de distintos Estados miembros, acordó en Bruselas, junto con distintas asociaciones del sector agrícola comunitario la constitución de una Alianza para la Defensa de la Agricultura Europea, con el fin de defender el modelo productivo europeo y que dicho modelo sea más tenido en cuenta en la política comercial de la UE.
El objetivo principal de la Alianza para la Defensa de la Agricultura Europea es defender y promover el modelo productivo comunitario, tanto en frutas y hortalizas, como en otros sectores agrícolas, caracterizados por tener los más altos niveles de calidad y seguridad alimentaria. Para ello, solicitará el apoyo del nuevo Parlamento Europeo para que la política comercial de la UE se adapte más a las necesidades de los productores comunitarios y se garantice la igualdad de condiciones en los acuerdos comerciales que se firmen con terceros países.
La Alianza para la Defensa de la Agricultura Europea demanda lo siguiente:
. Que la agricultura europea no sea una moneda de cambio en los acuerdos comerciales con terceros países.
. Que los productos importados respeten los mismos estándares de producción que los impuestos a los productores europeos, tanto en la agricultura convencional como en la ecológica.
. Que los consumidores europeos tengan acceso a información transparente sobre las diferencias entre los modelos de producción de la UE y los de terceros países.
. Que los consumidores europeos entiendan y apoyen los aspectos sociales y culturales de la agricultura de la UE.
La Alianza está abierta a todos los sectores dispuestos a defender la agricultura de la UE.
Agroinformación.
-Convocados por el presidente del Consejo Sectorial de Aceite de Oliva de Cooperativas Agro-alimentarias de Andalucía, Cristóbal Gallego Martínez, este martes 28 se han dado cita más de 200 oleicultores de toda España en el Museo Terra Oleum de Geolit, en Mengíbar (Jaén). Han participado representantes de cooperativas de toda Andalucía, Castilla-La Mancha y Extremadura, así como todas las entidades asociativas prioritarias, a nivel regional y nacional, en un acto que ha concluido con un acuerdo de unidad y acción conjunta del sector oleícola nacional ante la situación insostenible por la que atraviesa el sector.
Esta gran convocatoria se produce en vísperas de la gran concentración que tendrá lugar mañana en Jaén, convocada por Cooperativas Agro-alimentarias, las organizaciones agrarias (ASAJA, COAG y UPA) e Infoliva, a fin de urgir a las administraciones medidas que garanticen la viabilidad del sector, las cuales pasan, fundamentalmente, por lograr estabilidad en los precios.
Según han acordado todas las cooperativas y grupos presentes, la protesta de este miércoles(después de la celebrada este martes por los regantes en Úbeda) será la primera en un calendario que prevé llevar las reivindicaciones a Madrid y a Bruselas, al objeto de hacer escuchar el clamor de los olivareros españoles en un momento clave como es el de la reforma de la Política Agraria Común (PAC).
SE BARAJA LA POSIBILIDAD DE RELANZAR LA COMPAÑÍA ESPAÑOLA DE COMERCIALIZACIÓN DE ACEITE (CECASA)
Para el sector oleícola nacional, resulta vital que se permita la autorregulación, a fin de poder acomodar la oferta a la demanda entre campañas, así como actualizar los precios para la activación del almacenamiento privado del aceite de oliva, los cuales datan de hace más de veinte años, siendo valores de auténtica ruina.
Asimismo, los asistentes al encuentro en Mengíbar han valorado la posibilidad de relanzar la Compañía Española de Comercialización de Aceite (CECASA), creada en el año 2000 por cooperativas y almazaras, con el objetivo de operar en el mercado mediante acciones de compraventa.
Por otra parte, desde el sector oleícola nacional se ha planteado la necesidad de establecer un plan estratégico para incrementar el consumo de aceite, tanto a nivel nacional como internacional, con el apoyo de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español y el Ministerio de Agricultura, al tiempo que se ha reafirmado la unidad de acción del conjunto del sector para abordar esta crisis y superarla mediante la consecución de medidas perdurables en el tiempo.
En el marco de la reunión y en otro orden de cosas, se ha analizado el desarrollo fenológico de los olivos de cara a la campaña 2019-2020, habiéndose puesto de manifiesto que las escasas e irregulares precipitaciones en determinadas zonas han provocado que mucho fruto no haya cuajado. Todavía es pronto para sacar conclusiones, pero parece que la sequía afectará de forma importante al olivar de secano, así como al de riego deficitario.
Agroinformación.

-El secretario general de Agricultura y Alimentación, Fernando Miranda, junto con la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de la Junta de Extremadura, Begoña García, inaugurarán el Congreso sobre “La arquitectura verde de la PAC post 2020. Profundizando en eco-esquemas” que, organizado por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, se celebrará del 29 a 31 de mayo en el Teatro de Zafra (Badajoz), dónde se congregarán más de 170 participantes de 16 Estados miembros.
Un foro cuya celebración en España ya anunció el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, en el Consejo de Ministros de la UE del pasado mes de abril, con el objetivo de “compartir experiencias y contribuciones en el proceso ya iniciado de elaboración del Plan Estratégico”.
En las sesiones de trabajo previstas se profundizará en la arquitectura verde de la PAC, entendida como el conjunto de medidas relacionadas con el clima y el medio ambiente, analizando las importantes oportunidades que esa arquitectura verde aporta a la agricultura y ganadería, así como los retos que plantean los distintos elementos que la conforman como la condicionalidad, los eco-esquemas o las intervenciones agroambientales y climáticas.
En un momento en el que los distintos Estados miembros dan los primeros pasos para abordar la elaboración de sus planes estratégicos, este Congreso plantea el debate entre socios e instituciones comunitarias sobre cuestiones climáticas y medioambientales.
Para ello contará con la participación de la Comisión Europea, tanto de la Dirección General de Agricultura como de la Dirección General de Medio Ambiente; de los Ministerios de Agricultura y Desarrollo Rural de diversos Estados miembros, así como con las aportaciones de universidades y centros de investigación tanto nacionales como europeos, y representantes de la organizaciones profesionales agrarias y organizaciones conservacionistas.
En las Jornadas también se incidirá en el análisis de los “eco-esquemas”, ya que constituyen un nuevo instrumento que permitirá retribuir un mayor esfuerzo medioambiental por parte de agricultores, ganaderos y silvicultores. A este respecto, se espera contar con la representación de más de 17 Estados Miembros interesados en el desarrollo de los futuros eco-esquemas y de su impacto en la agricultura europea y mediterránea. 
BLOQUES TEMÁTICOS
A lo largo de los dos días de duración del Congreso se abordarán diferentes cuestiones relativas a la temática agrícola y medioambiental, agrupadas en dos grandes bloques.
En el primer bloque temático se tratará el reto medioambiental y visión general de la nueva “arquitectura verde” en la PAC desde la óptica de las instituciones europeas, con la participación de la Comisión Europea, de la Presidencia del Consejo de la UE (tanto la Presidencia rumana, que finaliza en el mes de junio su mandato, como la Presidencia finlandesa entrante), así como la visión desde el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación español.
Posteriormente se profundizará en la realidad ambiental mediterránea, exponiendo las particularidades de nuestra agricultura mediante la visión de los principales exponentes de la agricultura mediterránea, región especialmente afectada por las consecuencias del cambio climático..
En el segundo bloque se presentarán las experiencias y casos de éxito en los sistemas mediterráneos, con la participación de varios centros de investigación nacionales e internacionales centrados en el estudio de los cultivos mediterráneos, y otros organismos vinculados al sector agrario, los cuales, a lo largo de charlas temáticas, expondrán experiencias desarrolladas con éxito para mejorar la adaptación de la agricultura a los cambios medioambientales, la mejora del uso de recursos o la potenciación de la biodiversidad en las explotaciones.
También se contará con una parte práctica, a través de la visita a explotaciones ubicadas en la zona, que reflejan la realidad de las producciones mediterráneas, dónde se podrá comprobar, sobre el terreno, distintas iniciativas en marcha que pueden servir de base para el diseño de los futuros eco-esquemas.
Los medios de comunicación que estén interesados en realizar alguna entrevista a los participantes del Congreso, deberán comunicarlo al Gabinete de Prensa del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación al correo gprensa@mapama.es .
MAPA.

- Bienvenidos al mandato del "gobierno del progreso". El mismo que permitió que Google rechazara España como país de acogida para un centro de innovación que iba a emplear a unas 1.300 personas; el mismo que ha permitido que Uber y Cabify salgan de Barcelona; el mismo que está convencido de sacar adelante la tasa Google y la tasa Tobin, a pesar de ser rechazadas a nivel internacional por sus sonoros fracasos; el mismo que ya está viendo cómo su Plan de Estabilidad se hace añicos ante los datos de recaudación tributaria de los primeros meses del año; el mismo que es capaz de volver a los errores que nos llevaron a una de las peores crisis de nuestra historia reciente y nos intenta hacer creer (como hizo entonces) que es por nuestro bien...
La economía española entra en alerta naranja. Ya no estamos hablando de indicadores de sentimiento económico o de encuestas hechas por organismos reconocidos a nivel internacional……...
Ningún derecho, por fundamental que sea, puede ser garantizado si no es financiado. Permítanme que les adelante que, vista la evolución reciente, el estado de bienestar está en peligro. Que haya líderes de opinión liberticidas comenzando a destapar la desaceleración y clamando por el New Deal Verde, tal y como lo hizo el señor Moisés Martín en el diario El País, debería ser motivo de alarma nacional. Vean su propuesta: un "keynesianismo verde, en el que el sector público impulse las inversiones necesarias para transformar el modelo económico hacia un crecimiento más sostenible, basado en energías renovables". O, lo que es lo mismo, un peligro para España y, por consiguiente, para la Unión Europea.
El plan socialista se vuelve a cumplir a rajatabla. Primero, esconden el problema; cuando ya es evidente, lo blanquean y comienzan a persuadirle de que más intervencionismo es positivo (eso sí, bajo nuevos disfraces que esconden mantras tradicionales); después, roban parcelas de su libertad para continuar empobreciendo; y, por último, lo saquean a impuestos y esperan a que otro arregle los desaguisados.
La última vez que oí clamar por un programa de inversiones con cargo a las cuentas públicas en un entorno de desaceleración fue al entorno mediático de José Luis Rodríguez Zapatero en el año 2008. Sólo unos meses después vino el famoso Plan E, un invento que logró un déficit de casi el 10% del PIB en 2011, un agujero de 7.800 millones de euros de pérdidas directamente generadas por esta inyección de inversiones públicas, y el 70% de las obras realizadas en municipios sin acreditación de interés público. …….
En definitiva, un listado de logros que pretende rememorar Sánchez. Mismo perro con distinta correa, esta vez bajo la máscara "verde". Como Barack Obama en 2008, que prometió 150.000 millones de dólares en 10 años destinados a inversión "verde" para crear 5 millones de empleos… con un impacto real inferior a los 29.000, según Bloomberg. Ante una economía hiperintervenida como la nuestra, más intervención solamente lleva a un sonoro fracaso. Deberíamos haberlo aprendido, aunque, a tenor de las elecciones generales, no parece habernos quedado claro. Quizás a la segunda vaya la vencida.
D. Rodriguez Asensio. Libertad Digital.

-Las ayudas directas de la Política Agraria Común (PAC) al sector agrario representan el 30% de la renta agraria media de España y, ante la reforma de este paquete de ayudas en proceso de discusión en la Unión Europea, el Instituto Agrícola de San Isidro “propone un cambio de paradigma en la PAC sustituyendo las ayudas directas por pagos condicionados a la productividad”, según destaca un informe elaborado por esta asociación agraria.
Informe del Instituto Agrario sobre la PAC
Estos son los datos más destacados y el posicionamiento del Instituto Agrario ante la reforma de la PAC actualmente en discusión:
. La publicación del proyecto de Marco Financiero Plurianual (nombre real que tiene el Presupuesto de la Unión Europea) para 2021-2027 que se está discutiendo en este momento en el Parlamento Europeo, ha provocado una reacción inmediata de rechazo por parte de las organizaciones agrarias. Mientras el Presupuesto total aumenta en prácticamente 200.000 millones de euros (0,13 puntos de la renta nacional europea), el capítulo de ayudas directas desciende un 7,3% en el conjunto del período a precios de mercado con respecto al vigente Marco 2014-2020.
. En apariencia, se trata de una mala noticia para la agricultura europea. En los próximos seis años, recibirá menos fondos comunitarios en un entorno con tres fuentes de incertidumbre notables: primera, el desafío que supone la salida de Reino Unido de la Unión Europea a partir de marzo de 2019 (incluyendo la pérdida de un contribuyente neto por importe de 5.708 millones de euros en el actual Marco); segunda, la escalada en las amenazas internacionales de “guerra comercial”, focalizada en este momento en el eje Asia-Pacífico; y tercera, la conformación de un texto que permita cumplir con los compromisos de la UE en el seno de la OMC en materia de subsidios a exportación, barreras no arancelarias y el actual trato de favor al sector agrícola a través de la PAC.
. Sin embargo, se trata de un momento adecuado para revertir la “excepción regulatoria” en la que vive desde hace más de medio siglo el sector agrícola, atenazado por un “nudo gordiano” como es la regulación del mercado que hunde los precios en origen, provocando una dependencia continuada de la renta de los agricultores de las subvenciones directas. Una subvención directa sobre un cultivo provoca que el precio descienda en idéntica proporción ya que el agricultor está percibiendo una renta adicional que no proviene del mercado.
. Los compradores de su producto, sabedores de este hecho, reducen los precios de compra hasta equilibrarse con el precio sin subvención. Por tanto, lo que en teoría serviría para apoyar al agricultor como es una subvención, en realidad se convierte en una transferencia de renta del presupuesto público (en torno al 40% del presupuesto de la UE va destinado a agricultura) a los márgenes de los intermediarios y de ahí a incrementar precios de venta al consumidor.
Fondos de la Unión Europea destinados a agricultura (IACSI)
Existe una amplia evidencia empírica que muestra el efecto contraproducente de las subvenciones a la agricultura sobre las rentas agrarias. Un caso paradigmático es el de Nueva Zelanda, en la cual en 1984 un Gobierno laborista decidió eliminar los subsidios a los productos agrícolas, siendo el 40% de los diputados agricultores.
Desde entonces, Nueva Zelanda es una de las economías dependientes de la agricultura más prósperas del planeta, produciendo suficientes alimentos para dar de comer a 40 millones de personas y un 90% de la producción agrícola es exportada.
Si bien éste es el análisis que cabe hacerse desde el punto de vista económico, no es menos cierto que una buena parte de los agricultores y organizaciones agrarias viven ajenos a esta realidad. Por ello, defienden especialmente la permanencia de los pagos directos que forman parte del Primer Pilar de la PAC, creyendo que así es como se apoya a un sector tan importante como el agrícola. Son los principales perjudicados del recorte presupuestario, dado que el 28% de la renta agraria media en la UE corresponde a los pagos directos, según el Departamento de Agricultura y Desarrollo Rural de la Comisión Europea.
En España, la dependencia de las ayudas directas es 6 puntos porcentuales inferior a la media de la UE (22%) en términos de renta total promedio entre 2011 y 2015, mientras que el conjunto de ayudas (la suma de los pilares) supone el 30% de la renta agrícola. Mientras, en Francia asciende al 31%, en Alemania el 37% y Portugal el 29%. Sólo Italia está por detrás de España en la UE-15, con un peso de los pagos directos del 18%.
Ayudas directas de la PAC (MAPAMA)
Focalizando la atención en el caso de España, su menor dependencia se basa en el extraordinario crecimiento que han experimentado los ingresos de los agricultores (homogéneos por fases del ciclo económico) gracias a productos agrarios que o bien no perciben subvenciones directas de la PAC o si perciben alguna, su efecto es escaso o poco representativo en el conjunto del mercado.
Así, el 57,7% del Valor Añadido Bruto del sector agrícola a nivel europeo en 2017 procede de productos más alejados de la PAC como las frutas y hortalizas (19,1%), el porcino (8,9%), el vacuno (8,2%) o la producción genéticamente modificada (5,2%). A estos se suma una aportación creciente y que ha reaccionado de forma muy positiva a la desaparición de las cuotas como es el sector lácteo, el cual representa un 13,9%.
Distribución de la riqueza generada por la agricultura (IACSI / Eurostat)
Descontando el creciente empuje de los servicios agrícolas (4,8%), el restante 25% de la riqueza agraria (106.750 millones de euros de un total de 437.000 millones anuales) es la que se vería afectada por el recorte del presupuesto, con un coste aproximado de 1.245 millones de euros anuales (una caída anual acumulativa del 1,16%). Si bien este es el coste, es necesario señalar que cada año estaría mucho más que compensado tomando en consideración la evolución del PIB agrícola, el cual en términos reales crece de media un 2,8% en el conjunto de la UE y también en media en España, más del doble que el coste de corto plazo de dejar de percibir ayudas directas.
Por tanto, se trata de gestionar en todo caso un coste de corto plazo para que deje paso a los beneficios futuros derivados de la ausencia de distorsiones en los precios causadas por los subsidios. Esta es la distancia para muchos agricultores entre seguir dependiendo de fondos públicos o formar parte de un mercado competitivo e integrado a nivel global. Un caso significativo es el de la aceituna negra, la cual el mercado y las autoridades de comercio de Estados Unidos han fijado como distancia al precio real un 17,13%, importe en el que se ha fijado el arancel. Este es el importe del daño económico silencioso que a largo plazo provoca la PAC.
La supervivencia de la PAC
Recientemente se celebró en la Cámara de Comercio de España en Bruselas un interesante encuentro de diversos representantes sectoriales agrarios con el Comisario de Agricultura Sr. Phil Hogan. Dicho encuentro cobra un especial significado a unos pocos meses de cerrar el borrador definitivo de la Política Agraria Comunitaria (PAC) que entrará en vigor con el nuevo Presupuesto Comunitario de 2020, el cual en este momento afronta tres fuentes de incertidumbre notables: primera, el desafío que supone en términos presupuestarios la pérdida de un contribuyente neto como es Reino Unido que dejará de ser miembro de la Unión Europea en marzo de 2019; segunda, la escalada en las amenazas internacionales de “guerra comercial”, focalizada en este momento en el eje Asia-Pacífico; y tercera, la conformación de un texto que permita cumplir con los compromisos de la UE en el seno de la OMC en materia de subsidios a exportación, barreras no arancelarias y el actual trato de favor al sector agropecuario a través de la PAC.
En este sentido, el Comisario centró su discurso en dos de los tres puntos que se acaban de señalar: supervivencia de la PAC en el contexto del Brexit y “guerra comercial”.
. En primer lugar, con respecto al futuro de la política agraria en medio del Brexit, Hogan se limitó a asegurar que habrá suficiente financiación para cubrir la contribución neta de Reino Unido al presupuesto comunitario (en 2016 aportó en términos netos 5.708,05 millones de euros) y, por tanto, el Brexit no supondrá una pérdida de recursos para la PAC próxima.
Dado el peso que tiene la política agrícola en el presupuesto comunitario (en torno al 40% del gasto total no financiero de la UE) y las prioridades de gasto establecidas en las negociaciones de los últimos años, será necesario o bien recortar gasto de otras partidas para cubrir estos 5.700 millones anuales o buscar financiación fuera del presupuesto acudiendo a fórmulas de mercado, colaboración público-privada o incluso planteándose una cofinanciación con los Estados miembros de la UE.
Sin duda, esta última posibilidad aún no desmentida por la Comisaría de Agricultura, supondría en la práctica la ruptura del mercado común dado que los países que poseen mayor capacidad financiera podrían subvencionar más y mejor a sus agricultores (el caso de los mayores contribuyentes netos al presupuesto como son Alemania, Francia y Reino Unido) mientras que países con mayores restricciones financieras tendrían más dificultades para ayudar a su sector agrícola nacional. Este punto se aclarará pronto porque la unidad de mercado y las cláusulas de “trato nacional” forman parte de la columna vertebral de la Unión aduanera.
. En segundo lugar, Hogan hizo especial hincapié en la competitividad de las exportaciones europeas de productos agrarios y subrayó que una “guerra comercial” es el escenario menos deseable para el mundo y para Europa. Hasta el momento, las amenazas americanas de imponer aranceles a productos europeos han quedado no se han materializado; sin embargo, tanto el Comisario Hogan como su equipo siguen hablando de los beneficios de firmar tratados multilaterales de libre comercio cuando esta estrategia ha quedado en vía muerta en favor de la estrategia de tratados bilaterales impulsada por China y secundada por Estados Unidos.
Este debate en el seno de la OMC y a pesar de años de retraso, Europa tiene todavía que cumplir compromisos en materia de barreras no arancelarias (regulaciones sanitarias, medioambientales y fiscales, entre otras) y distorsión de precios de origen ocasionada por las subvenciones agrarias. En este punto, el Comisario expresó sus dudas acerca de la influencia que tiene un pago directo sobre los precios de origen y la renta de los agricultores. Poco a poco, la PAC va evolucionando desde el primer pilar (pagos directos) al segundo pilar (desarrollo rural condicionado), incluso planteándose un mecanismo de transferencia de fondos del primer al segundo pilar.
Aunque el Comisario no cree que haya influencia en los precios de origen, involuntariamente reconoce distorsiones en los precios a lo largo de la cadena alimentaria imponiendo medidas sobre ventas a pérdidas, competencia desleal en productos y servicios provenientes de terceros países como Brasil o China y un control más estricto de la cadena poniendo el foco en los “márgenes” de la distribución tanto mayorista como minorista.
JEC. La Vanguardia.

-Malasia dice no: “no debemos dejar que los países desarrollados abusen de nosotros”. Es la afirmación tajante de la ministra de Medio Ambiente, Yeo Bee Yin, que ha afirmado que devolverá varios contenedores con miles de toneladas de plástico contaminante a países como Estados Unidos, China, Australia, Canadá o España. Concretamente nosotros recibiremos cinco de estos contenedores con 3.000 toneladas.
Es sólo el primer paso: con el tiempo irá aumentando su retirada del mercado de compra de basura, un negocio que le estaba proporcionando cientos de millones de euros pero que a cambio lo convertía en uno de los principales vertederos del mundo, metiendo 830.000 toneladas de desechos plásticos al año.
China ya no compra los residuos de Europa, así que el viejo continente se ahoga en su basura
Primero vino China: fue la noticia del año pasado. Como China está empezando a apostar por mejorar sus condiciones medioambientales, también decidió prohibir la compra de basura a otros países (precisamente para empezar a dar salida a otras regiones de sus propios desechos). China era el principal contenedor del mundo antes de su veto, y como ya se predijo, los países asiáticos que fuesen supliendo esa demanda irían desvinculándose del negocio: esta semana ha sido Malasia, pero la anterior fue Filipinas y Vietnam se lo está pensando.
Convenio de Basilea: es el acuerdo de los años 80 de Naciones Unidas para ordenar el control de los movimientos transfronterizos de los desechos peligrosos y su eliminación. Según la ministra malasia, los desperdicios enviados por España violaban esa normativa, que prohibía la exportación de materiales de tan baja calidad y que luego, además, según las mediciones internas españolas cuentan como material reciclado, incurriendo así en un doble agravio. Lo que ocurría hasta ahora es que esos países compradores, que sabían que compraban basura mala, lo quemaban o lo enterraban, contaminando sus propios países.
España, por cierto, está a la cola de tasa de reciclaje con respecto a nuestros vecinos. Sólo lo hacemos un poco mejor que Grecia o Rumanía.
¿Y qué soluciones hay? Europa necesita crear plantas de reciclaje en el continente y hacerse cargo de su basura. Según Eurostat la UE recicla el 55% de sus desechos, pero sabemos que es una cifra lejana a la realidad por la técnica de externalización que hemos comentado. Modelos a seguir podrían ser países como Suecia o Países Bajos, que lo están haciendo tan bien que están empezando a comprar basura ajena, pero siguen sin ser reciclajes óptimos: lo que hacen es eliminar todos los desechos, pero no de forma eficiente, pues mucha de esta basura acaba incinerada provocando emisiones.
E.M.Trule.

-La Secretaría de Cambio Climático de la ONU (UNFCCC), el think tank Docotomy y Mastercard van a sacar al mercado una tarjeta de crédito que se bloqueará cuando se supere la cuota de carbono anual que deberíamos emitir. La tarjeta llevará por nombre DO Black y será una realidad en los próximos meses. Una de las impulsoras de la iniciativa, Paula DiPerna, asegura que la tarjeta "une la ciencia con las finanzas para que empecemos a convertir nuestro dinero en una fuerza para hacer el bien". La idea es reducir las emisiones de carbono en un 50% de aquí a 2030, por eso esta tarjeta servirá como alerta.
Según los creadores de DO Black, la tarjeta permite rastrear la huella ecológica de cada uno de nosotros, ya que el 60% de las emisiones están vinculadas al consumo. "Podremos ser conscientes del verdadero impacto que tiene nuestro consumo", afirman desde el think tank impulsor. Solamente en Suecia, cada consumidor produce 10 toneladas de emisiones, según denuncian sus promotores.
Para que el consumidor no se quede sin poder sacar dinero de un día para otro, la tarjeta podrá ir calculando el impacto de carbono que tiene cada transacción que realiza. Do Black toma en cuenta los datos ambientales, sociales y fiscales de cada país, además del tipo de tienda donde se realiza el pago. Por eso, cuando se eche gasolina, el impacto se incrementará. El límite de gasto no se conoce por el momento, pero se definirá por la estimación de las emisiones que cada ciudadano tendría que causar para llegar al objetivo del 2030.
Dicha tarjeta podría comenzar a estar disponible desde este próximo verano y habría sido bien recibida por parte de la Unión Europea, otra cosa es el éxito y aceptación que tenga la Do Black entre los usuarios. Por el momento, no será obligatoria, pero se pretende que sea uno de los métodos de pago más usados del futuro. Es decir, al menos por ahora, será el consumidor el que elija si utilizar la Do Black o no.
Es una iniciativa que se integra bien en los planes financieros de la Unión Europea. Desde el organismo supranacional se está valorando la posibilidad de obligar a las gestoras de inversión a lanzar o invertir cierta parte de su capital con criterios ASG -ambientales, sociales y de gobernanza-.
Patricia Malagón. Libertad Digital.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Día a día del sector

Los acuerdos de Paris son inasumibles

Siempre terminamos hablando de lo mismo, la PAC

Las elecciones europeas son vitales para la agricultura

Y luego dicen que tienen razon

El riego: un problema sin resolver

De momento, todo sigue igual

Semana claramente electoral a todos los niveles

La eterna PAC vista desde otra perspectiva

El ecologismo sigue saliendo escaldado

Su Eminencia ha perdido los papeles

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.