Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Económico > Mercados y Divisas

Las materias primas se suman a la senda alcista del value

Tanto los bonos como las acciones han estado en alza ´en duración histórica´, durante 40 años con interrupciones ocasionales para los bonos y durante 11 años para los valores. Pero lo que podríamos llamar la tercera clase de activos más importante, las materias primas, no se ha sumado a la diversión, al menos no en la última década. 

Actualizado 10 junio 2021  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Cobas Asset Management
  
No obstante, desde que tocaron fondo en las primeras etapas de la pandemia, los productos básicos (energía, materiales, alimentos) han aumentado de manera constante. 

Hay muchas señales de que la recuperación económica global, combinada con un estímulo monetario y fiscal masivo, podría conducir al aumento de la inflación a medida que el dinero recién creado se abre paso en la economía real en lugar de solo en activos financieros. Como medida de protección y refugio, el aumento de las perspectivas de los inversores sobre la inflación futura es uno de los factores del alza del precio de las materias primas.

Desde el punto de vista fundamental, la década de bajos precios de las materias primas refleja la falta de inversión en capacidad por parte de los productores, lo que limita la oferta. Ante la mejora de las perspectivas de la demanda, las existencias de productos básicos que se han dejado disminuir, deberán reconstruirse. Un aspecto clave a tener en cuenta es que la oferta no se adapta rápidamente a las necesidades de la demanda, pues normalmente hacen falta años de inversión, extracción o de perforación para poder adquirir el incremento necesario para disminuir el déficit de oferta. 

En lo referente al gas natural licuado, consideramos que ofrece una gran oportunidad de inversión al estar considerado de alguna forma como la energía de transición hacia energías renovables. La demanda desde Asia ha venido creciendo a una tasa del 9% anual compuesto desde el año 2015 y se estima que su crecimiento durante la presente década rondará el 4% anual compuesto. El grueso de nuestra inversión se centra en activos de infraestructuras y contratos a largo plazo, que nos ofrecen cierta visibilidad de flujos de caja futuros y que, a pesar de que su comportamiento hasta la fecha no lo haya demostrado, creemos que deberían de comportarse de una forma más defensiva dada la naturaleza de los negocios.

El cobre es un metal esencial en la transformación energética, fundamental para la fabricación del coche eléctrico, que contiene 5 veces más cobre que los vehículos de combustión tradicional. Todos los planes de estímulo fiscal a través de programas de infraestructuras que están implementando los gobiernos incrementarán la demanda, pues es uno de los principales metales de uso industrial. Por estos motivos se espera que la demanda de cobre crezca más del doble de aquí a 2050. A día de hoy, hay pocas nuevas grandes minas de cobre que entren en producción durante las próximas décadas que puedan absorber ese incremento de demanda.

En cuanto al petróleo, nuestra inversión se basa principalmente en el ciclo de Capex y no tanto en el precio de la materia prima, al desconocer su evolución futura. Hay que tener en cuenta que la demanda de petróleo no es discrecional y es relativamente poco elástica, al ser el petróleo un bien absolutamente necesario para el día a día de nuestra sociedad. A esto habría que añadirle la tasa de declino propia de las explotaciones petrolíferas. Esta tasa se debe a la salida a presión inicial del crudo que se reduce con el tiempo minimizando el flujo de petróleo, lo que obliga a realizar más inversiones o Capex para poder seguir extrayéndolo o para mantener los volúmenes de extracción.
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Mercados y Divisas

Signo negativo en las bolsas europeas: el IBEX 35 pierde los 9.000 pb

BIS recomendaciones sobre criptomonedas 

El crudo acelera sus  subidas: el Brent en 76 $/b

Autorizada  la OPA de MásMóvil sobre Euskaltel

Estabilidad en las bolsas europeas: el IBEX 35 se mantiene en 9.053 pb

El Tesoro coloca 8.000 M€

El banco central chino contra las criptomonedas 

Los metales, como alivio y refugio

Proxima emision sindicada del Tesoro

Ligera revalorización del IBEX 35 en una jornada alcista generalizada 

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2021 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.