Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Agrolibre > Aire Libre

Las Renovables y China.

La historia de las renovables chinas son como las sombras chinecas, efimeras

Los chinos no hace tanto tiempo, en la Conferencia de París, eran los campeones mundiales en la defensa de la lucha contra el "cambio climático". Y, según nos dijeron gracias a ellos es pudo salvar la Conferencia y todo el mundo asistió, con estupefacción, a los saltos de alegría de la secretaria general de la ONU cuando se aprobaron los acuerdos.

Actualizado 21 febrero 2019  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Agrolibre
  
Todos contentos porque además se distribuían, así al menos lo aprobaron, más de 100 mil millones de euros anualmente entre los países en desarrollo, incluyendo China.
Pero tras el paso de tres años por la efeméride parisina, ya nada es igual. “Del dicho al hecho va demasiado trecho” y en este caso, ante la cruda realidad, el milenario país ha vuelto de todos sus acuerdos.
Antes de nada, recordemos que Patricia Adams, economista y directora ejecutiva de Probe International, ONG involucrada en el movimiento ambientalista chino desde su inicio a mediados de la década de 1980, ya publicó en diciembre de 2015, en la COP21 en París, un informe titulado "La verdad sobre China", con abundantes documentos sobre las políticas de clima y energía de China analizando las estrategias de negociación internacional de China desde la década de 1990 hasta el, tan aplaudido entre nosotros, Acuerdo de París, dándonos cuenta exacta de la realidad china..
En aquella época, el presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, y el presidente de China, Xi Jinping, fueron aclamados, por todos, como los salvadores del planeta por respaldar el Acuerdo de París destinado a "enfrentar el cambio climático e intensificar las acciones" y las inversiones necesarias para un futuro sostenible, bajo en carbono” China, en concreto, fue aclamada por todos los participantes en París porque, con independencia de que el acuerdo de París no era vinculante y no vinculaba a China, sin China, afirmaban todos, el acuerdo no se habría firmado. China salvó el acuerdo.
 
Pero un año después, en el 2016, fue elegido un nuevo presidente en los Estados Unidos y este nuevo personaje, el presidente TRUMP, de forma absolutamente inmediata retiró a los Estados Unidos del Acuerdo de París.
Uno de los salvadores de los acuerdos parisinos, para la lucha contra el “cambio climático”, anteriormente aclamado por todos, el que ponía fundamentalmente los más de 100.000 millones de dólares anuales de la “bromita”, dijo “NO” a la malversación y dilapidación organizada a nivel mundial. Las agencias chinas, al igual que otros medios de comunicación de todo el mundo, fundamentalmente los europeos con los españoles a la cabeza, condenaron la decisión de los EE.UU calificándola despectivamente como "un gran revés" en la batalla mundial por el cambio climático.
China quedó así, como único referente mundial de importancia en la lucha climática, y ocupó de forma inmediata el liderazgo mundial de los Acuerdos de París.
Pero hoy, tres años más o menos después de la decisión americana, China ya no es líder de nada, ya no es el salvador del clima, porque, como era previsible el aparato de cambio climático montado en Naciones Unidas se ha debilitado y ya no sirve a los objetivos previstos y ya nadie asegura los más de 100 mil millones de dólares previstos para el Fondo Verde de compensación.
Vamos que, como los USA han desaparecido dejando, en parte, de subvencionar el programa, los demás países, más pronto que tarde se están retirando de sus promesas y acuerdos.
Hoy la realidad china, para poder cubrir sus enormes necesidades energéticas, ha dejado todas sus veleidades y está centrada en:
. asegurarse el suministro de gas natural y petróleo con ingentes importaciones a través de oleoductos desde Myanmar y Turkmenistán, importaciones programadas a través del proyecto ruso " Power of Siberia " y el proyecto del oleoducto " Power of Siberia 2 " Oriente Medio a través de tuberías que unen Gwadar en Pakistán con Kashgar en China.
. obtener suministros de GNL, gas natural licuado, desde lugares tan lejanos como Guinea Ecuatorial, Angola, Perú, Trinidad y Tobago, Australia, Indonesia, Nueva Guinea Papua, Malasia, Qatar, Estados Unidos y Canadá, así como el proyecto ruso Yamal a lo largo de una ruta de seda polar y en
. la obtención de suministros de petróleo de Omán, Rusia, Irán, Arabia Saudita, Angola, Irak, Emiratos Árabes Unidos, Kuwait, Colombia, Kazajstán, Congo, Sudán del Sur, Brasil, Venezuela y Canadá.
En otras palabras, China hoy utiliza y moviliza todos los medios posibles a su disposición, sean o no renovables, con la excepción y esto es lo más significativo de todo, del posible desarrollo de las energías verdes. Han abandonado todas las famosas renovables ¡Que les parece!

China se ha convertido en el mayor importador mundial de petróleo crudo y, según la Agencia Internacional de Energía (AIE), se convertirá en el mayor importador mundial de gas en los próximos tres años.
China se ha comprometido decididamente con la expansión de su flota nuclear, que ahora cuenta con 45 reactores en operación y 15 en construcción
El carbón sigue siendo el pilar del sistema energético de China. La demanda ha sido impulsada por los efectos combinados del crecimiento económico, el aumento del consumo de energía, la escasez de gas natural y la reducción de la energía hidroeléctrica. Así, a pesar de París a pesar de su objetivo a largo plazo de reducir su dependencia del carbón en su combinación energética, el consumo aumentó el año pasado por primera vez desde 2013.
China, que ya es el mayor productor y usuario de combustible del mundo, planea producir aún más. Es posible que su capacidad neta aumente anualmente en 400 millones de toneladas para 2020, o aproximadamente el 10% de su capacidad actual.
En total, las centrales eléctricas de carbón (nuevas o reiniciadas) con una capacidad de 46,7 gigavatios (GW) ya están produciendo electricidad o pronto estarán en funcionamiento. Si se completan todas las plantas, solo ellas aumentarán la capacidad de generación de energía de carbón de China en un 4%.
Por el contrario, el parque de energía eólica y solar verde, el parque renovable de China, aunque es el más grande del mundo, satisface (respectivamente) el 2,7% y el 0,5% de las necesidades eléctricas de China. La participación de las energías renovables en la producción total de electricidad (incluida la hidroeléctrica) aumentó solo un 0,7% en 2017.
China con toda urgencia ha olvidado la promesa utópica de pasar a la energía verde porque las nuevas renovables son “intermitentes” y sus plantas, las plantas de energía renovable existentes en China deben cortarse con frecuencia.  Los parques eólicos chinos producían electricidad en un 37-45% de su potencial técnico anual entre 2006 y 2013, en comparación con un 54-61% en los Estados Unidos.
Cuando los países occidentales abandonaron los subsidios a la energía solar y eólica en su propio país e introdujeron políticas antidumping en los equipos chinos, Pekín respondió con una serie de programas de subsidios que llevaron a una explosión en el número de instalaciones nacionales. Los subsidios fueron tan generosos y el "mercado" tan indisciplinado que el Departamento de Finanzas ahora se encuentra con una acumulación de subsidios (dinero adeudado a la industria) de 18.71 mil millones de dólares estadounidenses. 
 
Aunque China ha prometido, como parte de su compromiso en virtud del Acuerdo de París, alcanzar sus "emisiones máximas" para 2030 y reducir sus emisiones de dióxido de carbono por unidad de producción económica y energía, utilizando más energía verde, las emisiones de gases de efecto invernadero de China aumentaron un 1,7% en 2017 y se espera que aumenten un 4,7% en 2018. (¡Bueno o en 20% porque China no permite ningún control!).
Sin los 100 mil millones de dólares anuales para el Fondo Verde, para la lucha contra el cambio climático, China ha perdido toda motivación para salvar apariencias y mantener el poder “sostenible” sobre el resto de países y la razón de ser de todo el negocio que se había imaginado. El fondo ahora se está agotando, sus recursos son cada vez más escasos y por ello cada vez se están produciendo más conflictos entre los países que los recibían.
El colapso del compromiso de los Estados Unidos y ya también de la UE, para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y el fracaso de la movilización de 100 mil millones de dólares están permitiendo que China encuentre una salida digna a sus abandonos, está permitiéndole eliminar la mayoría de sus razones para permanecer en los tratados climáticos. China ya viene argumentando que, al igual que las naciones del tercer mundo que dice representar, no debe mantenerse en los mismos estándares de reducción y divulgación de emisiones que los países desarrollados. ¿Qué vergüenza no?… ¡ver a China poniendo el cazo!
Al fin estamos advirtiendo que el mundo está tomando direcciones muy diferentes a las acordadas en el Acuerdo de París.

¡Nadie cree ya en las promesas y propaganda chinas!
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Aire Libre

Sobre la uberización del campo español.

Planas ha vuelto… …hasta cuándo.

El corrupto mundo de las nuevas energías renovables.

Un interesante análisis de la "Unión de Uniones" sobre la futura PAC

Al fin España ha logrado ser la cabeza del pelotón europeo.

Sobre el nuevo Presidente de Gobierno.

Sobre el Golden Rice.

Las perlas agro-ambientalistas de la Amazonía.

Las cotorras argentinas de Madrid.

La deuda pública alcanza el 98 % del PIB

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2019 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.