Este website utiliza cookies propias y de terceros. Alguna de estas cookies sirven para realizar analíticas de visitas, otras para gestionar la publicidad y otras son necesarias para el correcto funcionamiento del sitio. Si continúa navegando o pulsa en aceptar, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies?

Suscríbete a nuetro boletín gratuito
Está usted en: Ocio > Libros

Leones muertos

Mick Herron (Newcstle upon Tyne, Reino Unido, 1963) se dio a conocer con Caballos lentos en 2018 y después del éxito que obtuvo llega Leones muertos, que es en parte continuación de la anterior, ya que los personajes son los mismos, todos ellos espías que al cometer algún error en su trabajo han sido enviados desde Regent´s Park, sede del Servicio Secreto, a la llamada Casa de la Ciénaga, donde apartados de cualquier asunto importante se ocupan de hacer nada relevante. 

Actualizado 14 noviembre 2020  
Compartir:  Comparte esta noticia en Twitter 
 Añadir a del.icio.us Buscar en Technorati Añadir a Yahoo Enviar a Meneamé  |   Imprimir  |   Enviar  |  
Comentarios 0
Redacción Ocio
  

Estos singulares personajes son presentados al principio del libro de una manera original por medio de un gato, que va subiendo los pisos y va descubriendo a cada uno de ellos: Moody, Ho, Standish, Harper, Guy, White y River Cartwright que es nieto de un brillante espía. Hasta llegar al último piso donde está el despacho del jefe, Jackson Lamb. A lo largo de la novela van a ir desfilando y mostrando sus caracteres, sus fallos, sus errores, sus vicios, sus defectos, pero también la buena pasta de la que están hechos, su capacidad de reacción ante los imprevistos y su lealtad al servicio a pesar de estar relegados a tareas mínimas.

Jackson Lamb es un personaje singular. Espía de los tiempos duros de la guerra fría, intuitivo, con mirada profunda para detectar las personas y las tramas, es un jefe en el sentido más obvio del término, con autoridad, que se hace respetar, a pesar de su falta de educación, de su grosería y de su manera de tratar humillando a los que le rodean. Conoce a todos y en Regent´s Park también le respetan. Para completar su imagen, tiene un aspecto físico poco atractivo: gordo, fumando constantemente y vestido descuidadamente, de cualquier manera y sobre todo maleducado.

A partir de la muerte de un espía de segunda mano que las autoridades certifican como de muerte natural, Lamb comienza una investigación propia ya que no cree que haya sido así y piensa que ha sido asesinado y va a poner en marcha a todos sus hombres para intentar descubrir que es lo que se esconde detrás de esa muerte. Por otra parte, un jefe de Regent´s Park, Webb, encarga a dos miembros de la Ciénaga que protejan a un millonario ruso que en viaje a Inglaterra puede ser un posible activo para la inteligencia inglesa. Las dos historias van a correr en paralelo y en las dos hay un in crescendo de la acción. La historia del espia muerto va a abrir toda una investigación de espias durmientes, leones muertos, que llevan tiempo ya en Inglaterra actuando como ciudadanos normales y todos viviendo en un pueblo cercano a Londres don, en su tiempo, hubo una base americana. Todo va a desembocar en dos historias, muy distintas de las que tanto los miembros de la Ciénaga, como el mismo lector piensan y que van a mantener la intriga hasta el final.

La historia se va alternando y a través de la acción se va conociendo más de los personajes, de su inadaptación, de sus vidas complicadas y de como los errores siempre pasan factura. En ningún momento la novela es escabrosa ni se detiene en ningún asunto desagradable. Su lectura a veces es lenta, con altibajos, pero retoma el ritmo, y también se ve dificultada por la entrada de muchos personajes. Un detalle a resaltar, es la ironía y el humor constante con que el autor da color a una novela de espionaje de las que ya no se ve mucho.

Leones muertos
Mick Herron
Salamandra Black, Barcelona, 2020, Págs 396 págs, TO. Dead Lions, Trad. Enrique de Hériz.

 
Comentario (máx. 1500 caracteres - no utilizar etiquetas HTML)


Título (obligatorio)


Nombre (obligatorio)


E-mail (obligatorio)


Por favor rellene el siguiente campo con las letras y números que aparecen en la imagen superior
     
NOTA: Los comentarios son revisados por la redacción a diario, entre las 9:00 y las 21:00. Los que se remitan fuera de este horario, serán aprobados al día siguiente.
CLÁUSULA DE EXENCIÓN DE RESPONSABILIDAD
Todos los comentarios publicados pueden ser revisados por el equipo de redacción de cronicaeconomica.com y podrán ser modificados, entre otros, errores gramaticales y ortográficos. Todos los comentarios inapropiados, obscenos o insultantes serán eliminados.
cronicaeconomica.com declina toda responsabilidad respecto a los comentarios publicados.
Esta noticia aún no tiene comentarios publicados.

Puedes ser el primero en darnos tu opinión. ¿Te ha gustado? ¿Qué destacarías? ¿Qué opinión te merece si lo comparas con otros similares?

Recuerda que las sugerencias pueden ser importantes para otros lectores.
 Otros artículos de Libros

Línea de fuego, así debió de ser la guerra 

La Madrina

Los chicos de la Nicke

La guerra de los pobres

La corrupción de la carne

El ángel de Múnich

Como leones

Asesinato en Concarneau

La ciudad del alma dormida

El mal de Corcira

© Copyright CRÓNICA ECONÓMICA, S.L. 2020 | Suscríbete al boletín | Mapa web | Contacto | Publicidad | Política de cookies | Política de privacidad | Estadísticas | RSS
Celindas, 25. 28016 Madrid.